Cáncer de pulmón en los perros

Frente a enfermedades tan agresivas como el cáncer de pulmón en los perros, lo mejor es estar informado y conocer cuáles son los síntomas, los tratamientos y cómo afecta el cáncer a su sistema respiratorio. Descúbrelo todo en este artículo.

En los últimos años se ha disparado el número de casos de cáncer de pulmón en los perros, lo que puede ser debido al aumento en su esperanza de vida y la preocupación de los dueños que hace que se diagnostiquen más casos.

Aunque comparado con otros tumores mucho más comunes en los perros, el cáncer de pulmón no es muy frecuente de forma primaria, sí es una zona muy habitual para el asentamiento de metástasis.

Cáncer de pulmón en los perros
Cáncer de pulmón en los perros

El cáncer de pulmón es una enfermedad difícil de detectar en las primeras etapas y en muchos casos cuando se diagnostica el cuadro está muy evolucionado y el pronóstico no es esperanzador.

Dada la gravedad de esta enfermedad, es preciso que veamos en profundidad todos los aspectos que intervienen tanto en su identificación, como en su tratamiento, incluso dando respuestas a las preguntas más habituales que suele hacerse la gente. Empecemos por ver las causas que pueden provocar el cáncer de pulmón.

Causas del cáncer de pulmón en los perros

No hay un único factor que se haya demostrado causante de la enfermedad. Al igual que en los humanos se trata de una patología multifactorial, es decir, que puede darse por muchas causas o la combinación de estas.

Uno de los factores que parecen intervenir en el desarrollo de un cáncer de pulmón es la exposición a humos, ya sea consecuencia de un consumo pasivo de tabaco o la inhalación involuntaria de los humos del entorno urbano. Así hay una mayor incidencia de casos de cáncer de pulmón en los perros cuyos dueños son fumadores o los que pasan la mayor parte de su vida en una ciudad.

La predisposición genética no está muy clara en este tipo de cáncer, al menos cuando hablamos de un tumor primario. Sí parece haber una relación entre razas o antecedentes familiares y algunos tipos de cáncer. Por ejemplo los perros de raza Bóxer tienen más tendencia a sufrir mastocitomas, melanomas y en general cualquier carcinoma que otras razas. Al contrario en la raza Beagle el cáncer tiene menor incidencia.

Síntomas del cáncer de pulmón en los perros

Muchos de los perros pacientes no muestran síntomas hasta que la enfermedad está muy avanzada, y esto dificulta el diagnóstico temprano. Es habitual en la clínica veterinaria descubrirlos de manera accidental diagnosticando otros procesos.

Hay síntomas que nos pueden alertar sobre la presencia de un cáncer de pulmón en perros:

  • Tos crónica que persiste durante mucho tiempo.
  • Dificultad respiratoria, intolerancia al ejercicio, fatiga. Los pulmones no pueden realizar sus funciones correctamente y esto lo acusa el animal en su vida diaria.
  • Sangre al toser, lo que indicaría que el tejido pulmonar está bastante afectado.
  • Inapetencia, fiebre ligera y crónica, pérdida de peso. Son síntomas inespecíficos que aparecen en muchas patologías pero en cualquier caso nos indican que algo en nuestro animal no va bien y es recomendable llevarlo al veterinario para que lo examine.
  • Alteraciones en el comportamiento. El animal puede mostrar una falta de interés, apatía. Muchos propietarios tienen una empatía suficiente con sus animales para poder detectar pequeños cambios de conducta en ellos.
  • Si se ven afectadas otras estructuras pueden aparecer otro tipo de síntomas como por ejemplo una cojera.

Tipos de cáncer de pulmón en los perros

Podemos definir los tipos de cáncer en función del lugar donde se originan, clasificándolos en primarios y secundarios o metastásicos. Aunque en ambos casos se trate de células cancerosas alojadas en pulmón, el cuadro que van a provocar y la forma de actuar frente a ellos es muy distinta.

Cáncer primario en los perros

Cuando hablamos de un tumor primario nos referimos a aquel que se origina directamente en el pulmón. No son muy frecuentes pero cuando se dan generalmente son carcinomas, tumores malignos con comportamiento agresivo.

Cáncer secundario o metastásico en los perros

Los secundarios se dan más habitualmente y son la metástasis de un tumor originado en alguna otra parte del cuerpo. Por ejemplo, un melanoma (cáncer de las células de la piel) puede desarrollarse hasta tal punto que las células malignas migren y se desarrollen en otros lugares como el pulmón.

Si el cáncer es primario sus células serán pulmonares y se desarrollarán del pulmón a otras partes del cuerpo. En cambio si el tumor es secundario empieza en otra localización y evoluciona hacia el pulmón.

Para entrar en más detalles sobre la evolución y el tratamiento del cáncer en los perros, es preciso conocer el funcionamiento del sistema respiratorio de estos animales. Veamos a continuación un sencillo esquema del mismo.

Cómo funciona el sistema respiratorio de los perros

Veamos ahora un pequeño esquema de las partes que componen el sistema respiratorio de los perros.

Sistema respiratorio de los perros
Sistema respiratorio de los perros

En realidad, el aparato respiratorio de los perros es muy similar al de cualquier mamífero. Las partes que lo componen son la nariz, las fosas y los senos nasales, la faringe, la laringe, la tráquea, los bronquios, los bronquiolos y los alveolos pulmonares. Estas tres últimas partes se encuentran dentro de los pulmones.

Es en los alveolos pulmonares donde produce el intercambio entre los gases inspirados por el perro y la sangre. Aquí se atrapa el oxígeno que ha entrado por las vías respiratorias y se expulsa el dióxido de carbono.

Veamos ahora cómo afecta el cáncer a estos tejidos pulmonares y qué tipo de tumores pueden formarse en las vías respiratorias de nuestro perro según el estadio evolutivo en el que se encuentre el cáncer.

Etapas de la evolución del cáncer de pulmón en los perros

La evolución de los tumores es progresiva y más o menos rápida dependiendo de cada tumor. Normalmente se divide en diferentes etapas que llamaremos estadios.

El tumor pulmonar primario suele ser una adenocarcinoma que en estadio 1 es pequeño y localizado. No se ve implicada ninguna otra estructura aparte del pulmón y los síntomas que puede mostrar el perro serán ligeros y principalmente respiratorios (dificultad al respirar, tos seca que dura varias semanas, falta de apetito, etc.).

Si conseguimos descubrirlo en esta etapa el tratamiento consistirá en extirparlo y el pronóstico es moderadamente bueno, en algunos casos se consigue recuperar totalmente.

En el estadio 2 aparecen varios focos en lugar de uno aunque de un tamaño pequeño. Los síntomas respiratorios son más evidentes, e incluso podemos ver toses con sangre. El tratamiento seguiría siendo la extirpación pero habría que acompañarlo con quimioterapia para controlar que las células malignas no se sigan multiplicando.

En el estadio 3 los tumores ya tienen un tamaño de más de 5 cm y por tanto hay mucho tejido pulmonar afectado. Los síntomas son más notorios, y en el tratamiento se descarta la extirpación. La quimioterapia y radioterapia nos sirven para controlar el avance de la enfermedad.

El estadio 4 es el más grave, el tumor se ha extendido a otras estructuras, o lo que es lo mismo, ha metastatizado a vasos sanguíneos, tórax, huesos, etc.

Los síntomas en esta etapa son más marcados y generalizados, entre ellos aparece un dolor que a veces es difícil de controlar incluso con analgésicos. El animal no puede vivir con normalidad y hay que adaptar el ambiente a sus nuevas necesidades. El pronóstico es malo y en muchos casos se recomienda la eutanasia para evitar el sufrimiento del paciente.

Entre el estadio 1 y 4 suelen pasar de unos 2 a 10 meses, dependiendo de la agresividad del tumor, de los tratamientos aplicados y las defensas del propio animal.

En el caso de que el pulmón esté afectado de forma secundaria el tumor estará en otra parte del cuerpo. Sus células vía sanguínea o linfática viajarán para asentarse en el pulmón. Cuando se produce metástasis las células malignas pueden colonizar cualquier parte del cuerpo pero es más frecuente que lo hagan en pulmón y huesos. Estas células tendrán las características de las células del tumor primario.

La forma de actuar será diferente dependiendo de la evolución del tumor. Detectar la enfermedad en los primeros estadios permite aplicar el tratamiento de forma temprana y mejorar la respuesta a este.

Tratamiento del cáncer de pulmón en los perros

El tratamiento del cáncer es complejo y su efectividad depende en gran medida de que sea instaurado en las primeras etapas de la enfermedad. También influyen en el resultado otros factores como la edad del perro, raza, estado inmunológico y tipo de cáncer.
En general el tratamiento consiste en el control de la propagación de las células cancerosas y la eliminación de estas siempre que sea posible. Para ello se usan diferentes técnicas:

La cirugía en el tratamiento del cáncer de pulmón en perros

La cirugía está indicada en los casos de tumor pulmonar primario, donde hay una masa diferenciada que se puede extirpar. Habrá que valorar el tamaño, la ubicación del tumor y las estructuras próximas a él antes de actuar. En general es una buena opción para los primeros estadios, cuando el tumor es único, localizado y pequeño. Se pueden eliminar en los mejores casos todas las células malignas del organismo. Conforme la enfermedad avanza y los tumores son más grandes o se presentan varios esta técnica deja de ser posible.

La quimioterapia en el tratamiento del cáncer de pulmón en perros

La quimioterapia consiste en la administración de sustancias químicas citotóxicas que destruyan o detengan el crecimiento de las células tumorales. Es una técnica muy usada ya sea como tratamiento único o como coadyuvante a una cirugía.

Es el método de elección cuando el pulmón está afectado por metástasis o tumor primario en estado avanzado. No elimina el problema completamente pero si mantiene controlado el crecimiento y alarga la vida del paciente. Es un tratamiento agresivo y habrá que vigilar las constantes y el estado del perro durante su aplicación.

La radioterapia en el tratamiento del cáncer de pulmón en perros

Otra opción es la radioterapia aunque no es una técnica muy usada en los cánceres de pulmón. La radiación resulta perjudicial para corazón y pulmones, pese a que ha dado buenos resultados no se recomienda para evitar los efectos dañinos en ellos. Su forma de actuar es al igual de la quimioterapia, detener el crecimiento y propagación del tumor. El coste económico del tratamiento también hace que no sea muy usado en la práctica.

Además de estas existen técnicas complementarias que no actúan directamente sobre el tumor sino que se centran en mejorar el sistema inmunológico del animal. Dicho de otra forma que tenga mejores defensas para combatir la enfermedad y sea capaz de soportar tratamientos agresivos como los anteriores. Se trata de suplementos en la dieta y complejos vitamínicos. Es necesario hablar con el veterinario para que nos recomiende el producto más adecuado, la dosis y posibles interacciones con otros tratamientos.

Todas estas vías se utilizan para prolongar la vida del animal en buenas condiciones pero es difícil que la enfermedad se resuelva completamente.

En muchos casos es necesario un tratamiento paliativo enfocado a mejorar los síntomas del animal y controlar el dolor o las molestias que puede sufrir el perro en este proceso.

Preguntas frecuentes sobre el cáncer de pulmón en perros

Ya hemos visto cómo el cáncer puede atacar a nuestra mascota y evolucionar en un plazo relativamente corto de tiempo. El mejor antídoto contra esta enfermedad tan agresiva es estar informado sobre sus síntomas para conseguir atajarla a tiempo. Por eso, aquí van algunas claves en forma de preguntas frecuentes que nos ayudarán a conocer mejor esta patología.

¿Cómo puedo prevenir a mi perro para que no tenga cáncer de pulmón?

Desgraciadamente no hay una forma de prevenirlo completamente eficaz, pero es recomendable mejorar la calidad del ambiente, evitar la exposición continuada a humos y hacer revisiones veterinarias frecuentes, en especial conforme la edad de nuestra mascota aumente. Mantener activo el sistema inmune con una buena alimentación y si fuera necesario añadir algún suplemento.

¿Cómo se diagnostica el cáncer de pulmón en perros?

En un examen rutinario o ante las primeras sospechas, una analítica nos da la primera información. Anemia, desequilibrios electrolíticos y el estado de órganos como riñón o hígado se pueden conocer a través de una muestra de sangre. La radiografía será la forma más habitual de diagnosticar un cáncer de pulmón, ya que podrá verse la presencia de tumores.

Finalmente para clasificar el tumor y saber su grado de malignidad hace falta una biopsia, que consiste en coger una muestra y analizarla.

¿Cuál es la esperanza de vida del perro una vez que es diagnosticado de cáncer de pulmón?

No hay un tiempo fijo, depende del tipo de tumor y de un diagnóstico y tratamiento temprano. En la mayoría de los casos la esperanza de vida suele variar entre 2 meses y 2 años.

Conclusiones sobre el cáncer de pulmón en perros

El cáncer de pulmón es una enfermedad temible para todos los dueños de mascotas por su gravedad, evolución y difícil superación. De hecho, es una enfermedad que afecta especialmente también a los gatos. Para conocer más de cerca esta patología puedes consultar el artículo sobre el Cáncer de pulmón en gatos.

Pese a que se pueden aplicar varios tratamientos estos son agresivos y es muy posible que el animal no se llegue a recuperar. Además el coste suele ser elevado.

Hay que valorar cada caso en particular para determinar la forma de actuar y siempre teniendo en cuenta el bienestar del perro. Además, puede darse el caso de que el perro sufra otros cánceres, por lo que conviene estar prevenido para detectarlos lo antes posible. Para ello, seguro que este artículo sobre los cánceres que más sufren los perros te sirve de ayuda.

Si conoces algún caso de algún perro que lo haya superado, quieres compartir tu experiencia, te ha quedado alguna duda déjanos un comentario. Y si te hemos ayudado a saber más sobre el cáncer de pulmón en perros, no dudes en compartirlo!

6 comentarios sobre “Cáncer de pulmón en los perros

  1. #Sector Asegurador.
    Muchas gracias por está publicación del CÁNCER EN PERROS, mi perrito “BOBI BOST” está enfermo y lo estoy haciendo tratar con el Veterinario, esperó que no sea gravé y confió en la voluntad divina. No aguantó éste dolor que me ha destrozado el corazón y mis lágrimas son constantes en mis ojos por el miedo de perderlo. Al menos vuestros consejos me han servido para conocer sobre esta enfermedad e irme preparando psiquicamente para cualquier desgracia qué pueda ocurrir con mi perrito.
    Gracias por vuestros servicios y que Dios los bendiga.

    1. Hola Alex,

      Ojalá tu perrito se recupere cuanto antes. La enfermedad de una mascota siempre es un golpe muy duro para los dueños.
      ¿El veterinario ya le ha diagnosticado qué tipo de cáncer es? ¿Podrías contarnos un poco del proceso que has seguido hasta ahora con tu mascota o qué síntomas tiene su enfermedad? ¡Quizá tu aportación pueda ayudar a otros dueños de perros en tu misma situación!

      Mucho ánimo para ti y para Bobi Bost!

  2. Hola ayer día 11 de abril el veterinario me dijo k mi perrita tenía metastasis en el pulmón y que no había solución k se Me moriría máximo tres meses. Ella respira fuerte y se cansa le han mandado una pastilla de quimio. Hay solución estoy destrozada porque mi perrita lo es todo para mi. No quiero que se muera

  3. Buenos días, mi experiencia con el cáncer en mi Westy llamada KIllie fue fatal, este cáncer fue secundario a un cáncer de mama, pero el fin de mi peluda fue triste, se le realizo quimioterapia cirugía y estaba tan estable y en 4 días se vino a pique y murió, la placa mostraba una metástasis acelerada en pulmón y créeme que me dolió mucho verla sufrir así, debí de dormirla, porque el ultimo día me dejo muy marcada en tristeza y dolor,,,

  4. hace 15 días perdí a mi gata pelusa de 14 años de edad con cáncer hepático con metástasis a pulmón y créeme que ha sido terrible, dos perdidas en un año con diagnósticos tan terribles, me dicen que pueden influir los concentrados pero lamentablemente uno les da la mejor comida que su bolsillo puede dar y no piensa que pueda hacer estos estragos,, estoy desolada triste y la verdad odio al cáncer, lo odio se ha llevado mis dos mascotas..

Deja un comentario