¿Es seguro viajar a Australia? – Toda la información que necesitas

Australia es un país demasiado grande y demasiado alejado del nuestro como para no estar suficientemente informado antes de viajar allí. Esta guía te ayudará a conocer todos los riesgos a los que te puedes exponer en este país, así que... ¡no te pierdas ni un solo apartado!

Miles de españoles buscan información cada año sobre las condiciones de los viajes a Australia. Sin embargo, apenas un pequeño porcentaje acaba viajando a este país tan lejano. Según datos oficiales del departamento de fronteras del gobierno australiano, tan solo 6.490 españoles llegaron a este país entre enero y septiembre de 2016. Las cifras son muy inferiores a otros países como Francia (25.960), Alemania (29.300) o Reino Unido (99.100).

A pesar de que no son demasiados, las cifras suben poco a poco cada año. En el mismo periodo de 2015, fueron 5.610 los españoles que viajaron a Australia, tanto turistas como estudiantes y trabajadores con visados específicos.

¿Es seguro viajar a Australia?
¿Es seguro viajar a Australia?

Así que si eres uno de esos aventureros que están pensando en viajar a esta isla gigante debes saber también que en Australia te expones también a algunos riesgos importantes. Los hemos concentrado todos en esta guía para que tengas a mano toda la información necesaria antes de emprender tu viaje, así que no te pierdas ninguno de estos consejos!

Temas que se tratan en esta publicación

Información sobre el clima, terremotos, tormentas y otras catástrofes naturales en Australia

Comencemos por algunos de los riesgos que tienen que ver con el clima. Australia es un país enorme, el sexto más grande del mundo, y por lo tanto tiene diferentes zonas climáticas dentro de su propio territorio. Las explicamos a continuación para que tengas claro cómo es el tiempo atmosférico en cada una de ellas.

Información sobre el clima y temperatura en las diferentes regiones de Australia

Podemos distinguir zonas climáticas diferentes entre el norte y el sur, y también entre el interior y las costas. En el interior (el llamado outback), el clima es semidesértico, con veranos muy calurosos e inviernos fríos, y sin apenas precipitaciones durante todo el año. Pero sobre todo, lo que mejor caracteriza a esta zona son las variaciones extremas de temperatura, que pueden superar los 25ºC en un mismo día.

El corazón desértico de Australia es una zona amplísima que abarca principalmente los estados de Australia meridional, Australia Occidental y el Territorio del Norte, así como la parte suroeste de Queensland. Es una zona de gran aridez en la que se pueden realizar actividades como excursiones o viajes en 4×4 con empresas locales, pero puede resultar peligrosa si no se conoce la previsión meteorológica y la zona por la que se va a transitar.

Debemos pensar que nos adentramos en un auténtico desierto en esta zona, con enormes distancias entre poblaciones, con animales peligrosos y con temperaturas extremas, así que mucho cuidado.

También hay que tener en cuenta que en el hemisferio sur, las estaciones del año son opuestas a las del hemisferio norte. Es decir, que el verano es desde diciembre a febrero, mientras que de junio a agosto es invierno.

Las zonas de costa también presentan diferentes características. La zona sur de la costa este, donde se sitúan ciudades como Sydney, Gold Coast y Melbourne, tiene un clima templado, similar al mediterráneo, con primaveras y veranos muy soleados e inviernos no demasiado fríos. La temperatura es bastante agradable durante todo el año y durante el mes más frío, julio, rara vez se baja de los 5ºC. Sin embargo, debes tener en cuenta que por las noches puede refrescar y que necesitarás algo de ropa de abrigo para no pasarlo mal.

En cuanto a la costa oeste, la zona de Perth es casi un oasis en el extremo sur de Australia Occidental, un estado que en su mayoría es semidesértico. Perth es la ciudad con más días de sol al año de Australia, aunque la brisa marina suaviza bastante la sensación de calor seco durante el verano. Los inviernos son moderados en cuanto a temperatura y bastante húmedos.

Las dos costas que hemos mencionado, este y oeste, se diferencian bastante de la costa norte del país. En esta zona del norte el clima es tropical, por lo que si pensamos visitarla, debemos tener en cuenta si lo hacemos en la estación seca o en la estación de lluvias. Durante el verano australiano (recordemos: entre diciembre y febrero), en esta zona se dan muchas precipitaciones, una humedad a veces muy agobiante y temperaturas muy altas. Por el contrario, entre abril y octubre la temperatura es mucho más moderada y las precipitaciones son mucho más escasas.

Actividad Sísmica – Terremotos y tsunamis en Australia

Hablemos ahora de la actividad sísmica de Australia. Como seguramente ya sepas, los terremotos se producen cuando dos placas tectónicas chocan, produciendo el temblor de la tierra. Cuando estos temblores se producen en zonas marítimas, pueden generar tsunamis, grandes olas con una enorme capacidad destructiva cuando tocan tierra.

Australia está situada sobre una placa gigante denominada placa indoaustraliana, aunque el país como tal no es una zona de gran actividad sísmica. De hecho, los terremotos que han afectado a Australia en los últimos años han tenido que ver con las fallas activas que hay en Nueva Zelanda, Papúa Nueva Guinea e Indonesia. Lo han hecho en forma de alertas de tsunami que no han causado apenas daños en las costas australianas, aunque no es descartable que se produzca un temblor en esta gran falla que une todas estas islas y pueda afectar a la zona de la costa norte australiana.

Algunas de esas alertas se produjeron, por ejemplo, con el seísmo de 2007 en las Islas Solomón, o con el tremendo terremoto y el consiguiente tsunami que afectó a Japón en 2011, y que se dejó sentir también en las costas nortes, aunque con olas de menos de 50 cm.

Actualmente, los servicios de sismología de Australia están muy avanzados, por lo que sí se alerta de un temblor cercano o de un tsunami se deben seguir rigurosamente las indicaciones de las autoridades.

Sequías e incendios en Australia

En las zonas interiores que hemos mencionado más arriba, la sequía es uno de los factores naturales que están presentes prácticamente siempre. Hay enormes zonas semidesérticas en las que las precipitaciones son muy escasas, algo que favorece también los incendios.

En Enero de 2014, una serie de incendios favorecidos por una excepcional ola de calor arrasaron miles de hectáreas en la zona de los montes Grampianos y también en las inmediaciones de Perth. También en diciembre de 2015 los incendios arrasaron la zona turística de Great Ocean Road, en el Estado de Victoria.

Los incendios son, pues, bastante peligrosos en los meses de verano en Australia. Pueden alcanzar enormes dimensiones favorecidos por el viento y por el calor, así que es algo que hay que tener en cuenta tanto como un riesgo como en nuestras acciones para evitarlos (no hacer barbacoas en el monte, no tirar cigarrillos encendidos, etc.)

Como vemos, el clima australiano es bastante bueno en cuanto a días de sol y temperaturas agradables, pero hay que tener en cuenta los inconvenientes que hemos mencionado. A pesar de ello, el clima no es de lo único que debemos preocuparnos. Veamos ahora otros riesgos asociados a la seguridad personal.

Información sobre la seguridad y protección en Australia

Afortunadamente, Australia es uno de los países más seguros del mundo en cuanto a delitos contra las personas se refiere. Las tasas de criminalidad que pueden consultarse en la página web del Australian Bureau of Statistics son sorprendentemente bajas y, por lo tanto, la sensación de seguridad es muy alta.

Pero a pesar de ello, no se pueden descartar los pequeños hurtos o problemas semejantes en las grandes ciudades, como ocurre en cualquier otra metrópolis del mundo.

Los robos, las estafas y el vandalismo en Australia

En cuanto a los robos y delitos contra la propiedad, según las cifras del Australian Institute of Criminology, en 2015 aumentaron respecto a 2014. Las entradas ilegales en domicilios aumentaron un 1%, hasta las 184.529 víctimas, los robos de vehículos subieron un 3%, hasta las 51.614 víctimas, y otros robos aumentaron un 5%, hasta las 508.738 víctimas. Los aumentos tuvieron lugar, principalmente, en los estados de Victoria, Tasmania, Australia Occidental y el Territorio de la Capital.

Como vemos, no son cifras demasiado alarmantes para un país con más de 23 millones de personas, pero hay que tenerlas en cuenta a la hora de proteger nuestra casa y nuestras pertenencias en la calle.

En cuanto a las estafas, hay que tener mucho cuidado especialmente con las agencias de viaje que nos ofrecen asesoramiento con los visados y otros trámites. No son lo mismo los agentes de educación, que no están oficialmente cualificados para ofrecer asesoría migratoria, que los agentes de migración.

Además, los agentes que operan en Australia deben estar registrados en el MARA, el registro oficial del gobierno para agentes migratorios. Los que operan fuera de Australia no están obligados a estar en este registro, así que mucho cuidado con quienes se hacen pasar por experto o pretenden cobrar por un servicio de asesoramiento fraudulento.

Consejo: desconfía de quienes te exigen un pago por adelantado para encontrar un trabajo antes de llegar a Australia o de quienes te obligan a pagar fianzas muy altas para realizar cualquier trámite. También de quienes te ofrecen un trabajo sin haberlo solicitado tú antes.

Si hablamos de vandalismo, podemos referirnos a problemas que se pueden dar en cualquier país desarrollado. Hablamos de peleas callejeras, grupos violentos que atacan el mobiliario urbano o situaciones violentas en concentraciones deportivas entre hooligans de algún equipo. Lo cierto es que estas situaciones se dan con poca frecuencia, ya que la policía es bastante estricta en su control, por lo que no deben preocuparnos demasiado.

El crimen organizado, narcotráfico, asaltos y secuestros en Australia

En cuanto a los delitos de mayor envergadura, Australia también tiene una de las tasas más bajas del mundo. En los últimos años, los secuestros, los homicidios y los robos con violencia han bajado.

En concreto, los secuestros cayeron por cuarto año consecutivo en 2015, con 523 víctimas, un 5% menos que en 2014. En cuanto a las cifras de asesinatos, en 2015 fueron 413 las víctimas de homicidios, un 2% menos que el año anterior.

La mayoría de estas cifras llevan años bajando paulatinamente, excepto una, los asaltos sexuales contra mujeres, que están experimentando un preocupante repunte. En 2015 se produjeron 21.380 asaltos sexuales, un 3% más que en 2014. El 85% de ellos fueron contra mujeres, y los grupos de edad más afectados fueron por orden entre 15 y 19 años y entre 10 y 14 años.

Si hablamos de drogas, Australia tiene una de las tasas más altas del mundo de consumo de marihuana entre la población joven. Ocupa el séptimo puesto mundial según el informe de Drogas de las Naciones Unidas de 2014, lo que significa que aproximadamente un tercio de los australianos mayores de 22 años han probado el cannabis al menos una vez en su vida.

La posesión de pequeñas cantidades de marihuana ha sido despenalizada en algunos estados de Australia (Territorio de la Capital, Australia Meridional) por lo que la tenencia para consumo propio se castiga con una pequeña multa económica. Por el contrario, en estados como Victoria, Queensland, Tasmania o New South Wales la posesión es ilegal, aunque si se descubre a alguien con una pequeña cantidad para consumo propio las autoridades no son tan estrictas.

En cualquier caso, el tráfico y la producción de cualquier tipo de drogas en Australia está penado con castigos de cárcel bastante severos, que pueden llegar a cadena perpetua en el caso de narcotráfico a gran escala.

Por último, no hay que pasar por alto la posibilidad de que se produzcan atentados terroristas. Desde 2014, Australia participa en la coalición internacional que trata de derrotar al Estado Islámico en Irak, un hecho que puede convertirle en objetivo de ataques por parte de este grupo yihadista. Desde entonces, Australia ha llevado a cabo algunas detenciones de pequeñas células terroristas dispuestas a atentar en el país.

No es descartable, por tanto, que en este país que es un tradicional aliado de otras fuerzas occidentales como EEUU o Europa, se produzcan atentados similares a los que se han perpetrado en los últimos años en países como Francia, Bélgica o Alemania.

Veamos ahora otro de los aspectos sobre los que debemos tener muy claras las condiciones de seguridad: el transporte. Como hemos mencionado anteriormente, Australia es un país muy grande, por lo que deberemos tener en cuenta las distancias a recorrer para elegir uno u otro medio de desplazamiento. Hagamos un repaso de todos ellos y de sus riesgos en el siguiente apartado:

Información sobre la seguridad de los transportes en Australia

Las tres opciones de las que hablaremos en primer lugar, el avión, el tren y el autobús, son las más recomendadas para los desplazamientos entre ciudades.

La seguridad en el transporte por avión, tren y autobús en Australia

El avión es la mejor forma de entrar y salir de Australia, pero además es también una gran opción para desplazarse entre ciudades, especialmente entre las que están muy alejadas como Perth. Existen algunas compañías nacionales como Qantas, Jetstar, Virgin Australia o Rex que ofrecen vuelos interiores a las principales ciudades a precios razonables.

Los aviones australianos son rápidos, eficientes y bastante puntuales. Y además de las grandes ciudades, enlazan a otros muchos aeropuertos nacionales cercanos a lugares de interés turístico o con fáciles conexiones con otros medios de transporte. En general, son muy seguros tanto por los aviones como por las medidas de seguridad de los aeropuertos.

En cuanto a los trenes, son una buena alternativa para viajar entre ciudades disfrutando de los paisajes australianos. Tienen diferentes tarifas según la calidad de los servicios, pero incluso la clase turista es bastante aceptable. Los trenes son modernos, con servicios como aire acondicionado o calefacción y también suelen ser bastante puntuales. Además, los accidentes son prácticamente inexistentes, por lo que los trenes son un medio de transporte muy seguro.

En Australia todavía no hay trenes que se puedan considerar como de alta velocidad, aunque el gobierno se comprometió el pasado año a estudiar un plan para unir Melbourne, Canberra y Sydney con trenes de estas características. Su implantación lleva ya muchos años de estudio, tanto por los enormes costes económicos como por el crecimiento acelerado de las ciudades cuyos planes urbanísticos están obligados a ser actualizados cada pocos años.

Los autobuses son, por último, otra de las buenas opciones para los viajeros. Las dos principales compañías que operan en el país, Greyhound y Australia Wide Coaches, disponen de infinidad de rutas por todo el país. Los autobuses son también una buena forma de conocer el país por dentro y disfrutar de sus paisajes, pero los viajes se hacen más aburridos y largos. La ventaja es que son bastante seguros, los autobuses son modernos y cumplen todas las normativas sobre seguridad, por lo que si no tenemos prisa y no queremos gastarnos demasiado en un desplazamiento, los autobuses son muy buena opción.

La seguridad en el transporte por coche y taxi en Australia

Las carreteras australianas están, en general, en muy buen estado y con señalizaciones adecuadas. Se observan algunas diferencias entre las carreteras que unen las grandes ciudades y las carreteras del interior, por las que circulan muchos menos vehículos. En estas últimas es más frecuente encontrar problemas como asfaltos en mal estado, acumulaciones de tierra o baches, pero en conjunto la red viaria es de buena calidad.

Lo que hay que tener en cuenta es que siempre que nos ponemos en carretera nos exponemos al riesgo de los accidentes. Las cifras de siniestralidad en carretera en Australia no son bajas: en 2016 hubo 1.300 muertes en accidentes de tráfico. Por establecer una comparación, en España en 2015 hubo 1.689 muertos, pero Australia tiene la mitad de población que nuestro país.

La solución a este riesgo pasa por respetar los límites de velocidad, evitar maniobras peligrosas y evitar las distracciones al volante, especialmente si circulamos por zonas urbanas con gran tránsito de peatones, ciclistas, etc. Hablar por teléfono mientras se conduce está prohibido, igual que no llevar puesto el cinturón de seguridad (incluso en los taxis). Australia controla con abundantes radares los límites de velocidad (110 km/h en autopistas) y también los aparcamientos con amplias zonas de pago y multas bastante cuantiosas en caso de inclumplir la normativa.

Además, un problema añadido, al menos hasta que nos acostumbramos a ello, es el sentido de la circulación. En Australia conducen por la izquierda, al contrario que en España, por lo que habrá que tener especial cuidado si nos ponemos al volante, sobre todo en zonas con intersecciones y rotondas.

En cuanto a los taxis, son un medio bastante seguro para desplazarse en las ciudades, aunque resultan caros si se viaja solo. Son bastante usados por la población local como un método de transporte rápido y eficiente. Existen también aplicaciones móviles como Uber, que facilitan el transporte urbano, aunque son, como en muchos otros países, fuente de enfrentamientos con los taxistas convencionales.

La seguridad en el los transportes públicos en Australia

Se puede decir que los transportes públicos australianos (autobuses urbanos, tranvías, metro en Sydney) son bastante eficientes y seguros. Podrían compararse, tanto en seguridad como en comodidad, a los transportes públicos europeos.

Los accidentes son absolutamente excepcionales y, aunque pueden producirse averías que nos dejen tirados, son también bastante inusuales. Deberemos estar atentos, eso sí, a nuestras pertenencias en momentos en los que el medio de transporte en el que viajemos vaya lleno de gente. Son los momentos que pueden aprovechar los carteristas para realizar sus robos, pero no debemos dejar de usar ningún transporte por este problema que, por otra parte, se da en cualquier gran ciudad del mundo.

Veamos ahora la información relevante sobre el sistema de salud australiano y las medidas que debemos adoptar antes y durante nuestro viaje.

Información sobre el sistema médico y consideraciones sobre la salud en Australia

Australia cuenta con un servicio sanitario similar al español denominado Medicare con el que pretende garantizar la gratuidad de los servicios sanitarios. No existe un convenio entre Australia y España en materia de salud, por lo que los españoles que deseen acogerse a Medicare deberán tener un visado de residencia permanente o tener la nacionalidad australiana además de la española.

Para todos los demás casos, (visados temporales, estudiantes, turistas, etc) los españoles deberán contratar un seguro privado que se haga cargo de los gastos médicos de una eventual enfermedad u hospitalización.

En el caso de las personas que viajen con un visado de estudiante es obligatorio tener un seguro privado de salud denominado OSHC (Overseas Student Health Cover) que ofrece coberturas médicas, farmacéuticas (hasta 300$ al año en medicamentos) y hospitalarias (estancia en hospitales públicos, traslado en ambulancia, etc).

Es necesario contratar este seguro antes de llegar a Australia, incluso aunque ya cuentes con la cobertura de un seguro privado.

Vacunas y medicamentos que necesitas para viajar a Australia

Para viajar a Australia desde España no es necesaria ninguna vacuna especial ya que no es un país de riesgo. La única vacuna obligatoria es la de la Fiebre Amarilla si se viaja desde un país en el que existe esta enfermedad. Si que es recomendable contar con la vacuna del tétanos.

Todos los medicamentos que el viajero quiera llevar a Australia están sujetos a controles en las fronteras, por lo que se recomienda llevar junto a ellos las recetas médicas o una carta en inglés del médico que describa la situación clínica del paciente y los medicamentos que lleva consigo.

Una vez dentro del país, para conseguir medicamentos con receta, las prescripciones deberá hacerlas un médico australiano.

Enfermedades más habituales que puedes tener en Australia

En Australia existen riesgos específicos de contraer las enfermedades que mencionamos a continuación, aunque puede decirse que es un país muy seguro en el aspecto sanitario, ya que tiene un sistema de salud muy desarrollado y con las últimas tecnologías.

Además de las enfermedades comunes que se pueden contraer en cualquier país, como la gripe, los herpes o una otitis, por ejemplo, en Australia se dan casos de enfermedades contagiosas especialmente por las picaduras de algunos mosquitos.

Son conocidos los llamados virus del río Ross y del bosque Barmah que producen unos síntomas semejantes a la artritis y generan más de 5000 casos por año. Otras enfermedades transmitidas por mosquitos son el Virus de Kunjin, que produce fiebre y dolores de cabeza, y también en el dengue, limitado únicamente a la zona noreste de la isla.

Todas estas enfermedades son frecuentes en zonas rurales y zonas húmedas como ríos, pantanos y alcantarillados. Lo más recomendable es usar habitualmente repelentes de mosquitos y ropa de manga larga si nos adentramos en zonas húmedas. Además, los mosquitos están más activos al amanecer y al atardecer, por lo que es recomendable protegerse especialmente durante estas horas.

Otras enfermedades habituales tienen que ver con el consumo de agua contaminada, como la melioidosis, de la que se detectan decenas de casos cada año especialmente en los Territorios del Norte y durante el periodo de lluvias. Por ello, es siempre recomendable consumir agua embotellada o tratada.

Es destacable el aumento de los cánceres de piel entre los australianos en los últimos años. La potencia del sol hace imprescindible el uso de cremas solares para antes y después de la exposición. En los años ‘80, el gobierno australiano impulsó una llamativa campaña publicitaria bajo el título de Slip! Slop! Slap! para concienciar a la población de la necesidad de cubrirse con sombreros y utilizar protector solar. El motivo de este incremento de la radiación se debe a que Australia tiene el agujero de la capa de ozono justo encima, por lo que el índice de rayos ultravioleta es altísimo. Por esto, se ha popularizado el nombre de protección australiana cuyo factor 50+ protege con mayor eficacia contra los rayos ultravioleta B, que son los que más daños causan en la piel.

La crema solar es un elemento imprescindible, sobre todo en las costas. El sol australiano es muy fuerte y conviene protegerse con crema, gafas y sombreros aunque el día esté nublado. Solo así conseguiremos evitar quemaduras y otras enfermedades en nuestra piel.

Alimentación y bebidas problemáticas en Australia

Los riesgos alimenticios no son demasiado importantes en Australia. No hay comidas o bebidas con las que haya que tener una precaución especial, más allá de los alérgenos que pueden contener los alimentos para determinadas personas.

En las últimas décadas, la cocina australiana se ha internacionalizado, por lo que en las ciudades de este país es fácil encontrar platos típicos de cualquier región del mundo. Deberemos informarnos sobre lo que comemos en todo momento, pero no hay peligros graves en este ámbito.

Veamos ahora un asunto que es el motivo por el que muchas personas viajan a Australia, la práctica de diversos deportes que entrañan también algunos riesgos. Repasemos cuáles son esos deportes más practicados y cuales son los peligros que los rodean.

Riesgos en la práctica de deportes en Australia

Australia es un destino increíble para la práctica de deportes. Además de los grandes campeonatos deportivos como las pruebas del mundial de Moto GP, de Fórmula 1 o el Open de Australia de tenis, esta gran isla recibe cada año miles de turistas en busca de aventuras en sus paisajes.

Listamos a continuación algunas de esas actividades deportivas que se pueden realizar aquí, para analizar también sus riesgos.

El surf: Como veremos en el siguiente apartado, los tiburones son un gran riesgo para la práctica del surf en las costas de Australia. Muchos de los ataques de tiburones que se producen cada año son contra surfistas, por lo que si queremos hacer surf deberemos seguir estrictamente las recomendaciones de las autoridades y los socorristas. También hay que tener en cuenta que los oleajes de las aguas oceánicas que rodean al país pueden ser bastante violentos, por lo que conviene informarse sobre el clima de los días que vayamos a surfear y las condiciones marítimas.

Buceo: la Gran Barrera de Coral es otro de los grandes atractivos de este país. Por ello, existen muchas empresas dedicadas al buceo como actividad turística. La recomendación es que sigas al dedillo las indicaciones de los monitores para evitar problemas en alta mar.

Actividades de montaña: deportes como el senderismo, el trekking, la escalada o las rutas en bicicleta son muy populares entre los australianos. Mucha gente que vive en grandes ciudades aprovecha los fines de semana para escaparse a zonas de montaña en las que pueden practicar estos deportes. Sin embargo, como podrás imaginar no son actividades exentas de riesgos. Además de los animales peligrosos, puedes perderte o sufrir una caída. En ese caso, podrás llamar a los servicios de emergencia, pero deberás tener contar con un seguro de salud para poder recibir tratamiento médico y evitarte los gastos de traslado a hospital, operaciones, etc.

Además, hay que tener en cuenta las altas temperaturas en verano. Mientras que los inviernos pueden ser llevaderos, no es extraño alcanzar los 40ºC en ciudades costeras durante el verano, o cifras que rondan los 50ºC en el interior del país. Es frecuente, por este motivo, que se produzcan incendios forestales, por lo que conviene minimizar los riesgos e informarse bien sobre las alertas de incendios si vamos a viajar por el interior del país.

Esquí: Hay doce estaciones de esquí en Australia. La mayoría están en el Alpine National Park, al sureste del estado de Victoria, y en torno al monte Kosciuszko, muy cerca del Territorio de la Capital. También hay dos en Tasmania, las llamadas Mt. Mawson y Ben Lomond. La mayoría de estaciones de esquí australianas están en perfecto estado, la calidad de las instalaciones es buena y hay servicios sanitarios que se encargan de atender a posibles lesionados. Si vas a esquiar allí, sigue las mismas normas que seguirías en cualquier estación: respeta a los demás, esquía por zonas adaptadas a tus conocimientos y piensa que si te sales de las pistas lo haces bajo tu responsabilidad.

Rallies y excursiones: el centro de Australia es también una zona perfecta para la realización de excursiones en 4×4 y competiciones de motor. Los riesgos en este caso son similares a los anteriores: accidentes, caídas, golpes de calor, desorientaciones…

Hay muchos otros deportes con una gran tradición en Australia, como el rugby, las carreras de coches o el ciclismo. Todos ellos tienen riesgos relacionados con nuestra salud, por lo que si tu idea es practicar habitualmente alguno de ellos, lo mejor es que contrates un seguro específico que cubra cualquier imprevisto o lesión.

En relación con todo lo anterior, hay que tener en cuenta los peligros de la flora y la fauna australiana. Los repasamos minuciosamente en el siguiente apartado.

Animales peligrosos y plantas tóxicas en Australia

Hay un dicho australiano que dice que “todo lo que te mira en Australia te quiere matar”. Esa frase, que puede sonar a broma, resume todos los peligros de la naturaleza a los que uno puede exponerse. Hay animales muy peligrosos que no existen en España, como tiburones y cocodrilos, añadiendo además especies de serpientes o arañas venenosas.

Estas últimas aparecen prácticamente en cualquier sitio. De hecho, es frecuente que se escondan en tuberías, casetas, depósitos de agua o en los jardines de las casas. También hay que tener cuidado con otros insectos aparentemente inofensivos pero que pueden causarte picaduras dolorosas, como las moscas o las hormigas. Y no podemos olvidarnos de las medusas en las playas.

Australia es también el hogar de decenas de especies de animales que son muy peligrosos para el ser humano. Listamos a continuación algunos de ellos:

  • Tiburones: La mayoría de playas australianas tienen recomendaciones respecto a estos animales y obligan a bañarse solo en las zonas delimitadas con redes para evitar que los tiburones puedan atacar a los bañistas. A pesar de ello, todos los años hay noticias de ataques a humanos de estos feroces animales. En 2016, se contabilizaron un total de 26 ataques de tiburones en Australia, de los que dos acabaron en muerte y 16 con heridas importantes, según el Shark Attack File de Taronga. Ambos casos de muerte se produjeron en las costas de Australia Occidental, muy cerca de Perth, y durante la misma semana de Junio de 2016.Desde 2012, la media de ataques anual es de más de una veintena, y siempre se contabilizan al menos dos víctimas mortales. Se trata de un problema que afecta especialmente a las costas del suroeste (Perth) y a las costas de Sydney en la parte oriental del país. Numerosos estudios tratan de hallar una solución para evitar los ataques, desde las redes que ya se utilizan en zonas como Newcastle, hasta trajes de baño invisibles o que provocan descargas eléctricas para ahuyentar a los animales. En cualquier caso, es imprescindible seguir las recomendaciones de las autoridades y bañarse únicamente en las zonas habilitadas para ello.
  • Serpientes: existe una gran variedad de serpientes en este país. Algunas, a pesar de sus enormes tamaños, pueden ser inofensivas (aunque puedan darte un buen susto), pero otras, como la llamada Víbora de la Muerte, la Taipán de la Costa o la Serpiente marrón oriental son extremadamente agresivas y su veneno puede matar a un ser humano en poco más de media hora.
  • Arañas: Australia posee algunas de las variedades de arañas más venenosas del planeta, como la llamada Araña de Sidney, que a pesar de su pequeño tamaño inyecta un veneno muy tóxico. Otras no resultan mortales pero pueden causar graves daños internos y parálisis musculares.
  • Cocodrilos: como en el caso de los tiburones, cada cierto tiempo muere alguien atacado por este inmenso reptil que también está presente en Australia. Suelen vivir en zonas pantanosas del norte de Queensland y del Territorio del Norte, y atacan por sorpresa, por lo que es obligatorio seguir las recomendaciones de las autoridades y no adentrarse en territorios donde pueden estar presentes. El norte de Australia tiene la mayor proporción de cocodrilos de agua salada del mundo, y desde el año 2004 han protagonizado al menos cuatro ataques al año, de los que, de media, uno ha acabado en muerte.
  • Medusas: En las playas australianas es frecuente encontrar medusas, por lo que hay que bañarse con mucho cuidado. Suelen moverse en grupos, son difíciles de detectar y sus picaduras son muy dolorosas y molestas.

Existen además otros animales que, aunque son peligrosísimos porque pueden causar la muerte instantánea con sus venenos, es difícil verlos y más aún que ataquen. Son los casos, por ejemplo, del caracol cono o del vistoso pulpo de anillos azules.

En cuanto a las plantas peligrosas, existen algunos ejemplares muy venenosos como el llamado gimpi-gimpi, una planta de las selvas tropicales del norte de Australia que está cubierta en su totalidad por pequeñas agujas urticantes que causan picaduras muy dolorosas e incluso casos de parálisis o muerte en caso de una exposición muy elevada a la planta. Otro ejemplar de planta tóxica es la llamada nuez vómica, o árbol de la estricinina, una sustancia que se genera en los frutos de este árbol y que puede matar a una persona si se consume. Provoca la parálisis de los músculos torácicos, desembocando en la muerte por asfixia para los humanos.

También en Australia se pueden encontrar adelfas, una de las plantas más tóxicas del mundo que causa vómitos, diarreas, somnolencia, arritmias y finalmente, la muerte.

En cualquier caso, es muy importante que en cualquier excursión vayamos acompañados por gente que conozca la zona. Debido a la baja densidad de población podemos encontrarnos en situaciones donde la ayuda sanitaria más cercana se encuentre a cientos de kilómetros.

Consideraciones adicionales sobre la seguridad en Australia

Como habrás podido comprobar, Australia no es un país exento de riesgos. Su climatología adversa, su fauna agresiva y otros peligros tan comunes como los hurtos o los accidentes de tráfico son inconvenientes que debes tener en cuenta a la hora de viajar a este país.

Nuestra recomendación es que lo hagas después de haberte informado y tras haber contratado un buen seguro que te cubra las espaldas ante cualquier imprevisto.

Por supuesto, nadie debería plantearse entrar en Australia sin un visado, es decir, como inmigrante ilegal. En los últimos años, las políticas migratorias de Australia se han recrudecido e incluso el ejército ha tomado parte para controlar las costas y la entrada ilegal de inmigrantes. También ha habido, según las encuestas, un crecimiento de los sentimientos xenófobos, con un rechazo cada vez más evidente a los musulmanes, y a otros grupos como la mano de obra procedente de países como India, Pakistán o Thailandia.

Veamos por último algunos aspectos culturales que debemos practicar si queremos viajar a Australia. La ventaja aquí es que los australianos son muy similares a nosotros, tienen un carácter abierto y son, por lo general, bastante educados, así que esperan lo mismo de los turistas o inmigrantes que les visitan.

Aspectos culturales a tener en cuenta si viajas a Australia

Quizá por sus raíces inglesas, los australianos le dan bastante importancia a las normas de cortesía. La puntualidad, por ejemplo, es una virtud muy bien valorada por los australianos. También lo son los gestos de buena educación, como dar las gracias, pedir disculpas o pedir las cosas por favor.

Estrechar la mano cuando conocemos a alguien, ya sea hombre o mujer, es también un gesto de cortesía apreciado por los habitantes del país.

Cuando vamos a comer con alguien, se suele decir “enjoy your meal”, al estilo del “que aproveche” español.

Otro aspecto curioso es la elección del asiento en un taxi. No hay un protocolo establecido, pero muchos australianos eligen sentarse en el asiento delantero de un taxi si van solos para darle conversación al taxista. Consideran que sentarse en la parte trasera es de mala educación y te hace parecer un snob, dejando al taxista como un simple chófer a tu servicio.

Como hemos dicho, los australianos son gente abierta, cordial y bastante llana. Es decir, que si se habla con ellos de tú a tú, sin arrogancia, responderán de la misma forma. Ah, y si tu inglés no es del todo bueno, simplemente házselo saber modestamente a la persona con la que hables. De esta forma, seguro que se esforzará por entenderte!

Ahora que ya has leído sobre los problemas con los que puedes encontrarte en Australia, hagamos un resumen de los riesgos y peligros más importantes para que no pases por alto ninguno de ellos.

Resumen de los riesgos y peligros que sí o sí tienes que saber antes de viajar a Australia

Resumen de los riesgos sobre el clima en Australia

  • Cuidado con las temperaturas extremas en el outback australiano, el centro desértico del país
  • Infórmate sobre las temporadas de lluvias si vas a viajar al norte de Australia
  • Cuidado con los incendios y sigue siempre las normas para evitarlos.
  • Ten en cuenta el cambio de estaciones al estar en el otro hemisferio.

Resumen de los riesgos sobre la seguridad personal en Australia

  • Vigila tus pertenencias en zonas muy concurridas.
  • Evita exponerte a un robo (no camines solo por zonas problemáticas, de noche, o por barrios que no conozcas)
  • No lleves demasiado dinero encima.

Resumen de los riesgos sobre la salud en Australia

  • Valora la contratación de un seguro de salud antes de entrar en el país.
  • Cuidado con los animales peligrosos que puedes encontrar en cualquier parte (arañas, serpientes, insectos, etc.)
  • ¡Mucho cuidado con el sol! Usa siempre protector solar y ropa que te cubra la piel.

Resumen de los riesgos en los Transportes de Australia

  • Conduce con cuidado y respeta las normas de circulación y ten en cuenta de que conducen por la izquierda.
  • No bebas ni consumas drogas antes de conducir.

Listado de recomendaciones y tabla resumen de riesgos por tipo de transporte

Buena: ***
Regular: **
Mala: *

Seguridad Tiempo de trayecto Conexiones entre ciudades Facilidad de uso Comodidad
Avión *** *** *** *** ***
Tren *** ** *** *** ***
Autobús ** * *** *** ***
Taxi (en ciudades) *** *** * *** ***
Coche de alquiler/ coche particular ** ** *** ** ***
  • Aprovecha, si puedes, los descuentos que ofrecen los transportes públicos para jóvenes o jubilados, así como los abonos de transporte para varios días, que son mucho más rentables.
  • Aunque puedas viajar en avión, no descartes hacer un viaje largo en tren para descubrir los paisajes más interesantes de Australia desde un vagón.
  • Si te mueves con tu propio coche, asegúrate de tener los permisos en regla y un seguro que te cubra cualquier incidente.

Conclusiones sobre la seguridad en Australia

Bien, hemos llegado al final. Esperamos que esta guía te haya ayudado a resolver tus dudas respecto a la seguridad en Australia, así que si lo hemos conseguido puedes dejarnos un comentario más abajo para hacérnoslo saber!
Para cerrar este análisis sobre la seguridad, te invitamos a que visites esta guía con las últimas noticias sobre la seguridad en Australia, con las que podrás hacerte una idea de la situación general del país.

Recuerda, Australia es un país muy seguro, pero lo es porque la aplicación de las leyes es bastante estricta en todos los aspectos. No se permite la inmigración ilegal, cualquier tipo de violencia está penada, así como el tráfico de drogas o el incumplimiento de las normas de circulación. Respetándolas, Australia se convierte en un país estupendo para visitar y para vivir en él, como así lo certifican numerosos organismos internacionales.

De hecho, si estás pensando en emigrar a Australia, no puedes perderte estas guías sobre trabajar y estudiar:

Y si tu plan es visitar como turista las principales ciudades del país, échale un vistazo a estas guías de turismo de Sydney, Melbourne y Brisbane:

¿Te ha parecido interesante este contenido? ¿Crees que podría ser útil para esa persona que conoces que está pensando en emigrar a Australia? ¡Pues no te lo pienses dos veces y compártelo!

2 comentarios sobre “¿Es seguro viajar a Australia? – Toda la información que necesitas

Deja un comentario