Trabajar en Irlanda – Guía definitiva

En esta guía encontrarás toda la información que debes conocer si quieres trabajar en Irlanda. Requisitos, documentación, registros, profesiones más demandadas en Irlanda y muchos consejos más para que puedas abrirte nuevos horizontes laborales en este país. ¡No te pierdas nada!

Irlanda, la isla esmeralda, es el país caracterizado por el verde de sus tierras, el encanto de sus gentes y su gran y profunda historia celta. Hoy día es un país muy elegido como destino para perfeccionar el idioma inglés o para trabajar. De hecho,según el Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero, elaborado por el Instituto Nacional de Estadística, a fecha 1 de Enero de 2017 había en Irlanda 8.064 residentes españoles.

Según nuestro estudio independiente, Irlanda es el quinto país favorito de los españoles para trabajar en el extranjero, pero es un país que reúne buenas condiciones (cercanía a España, miembro de la UE, cultura semejante a la española, posibilidad de aprender inglés, etc) y, por ello, muchos ciudadanos de nuestro país piensan en él como un posible destino definitivo.

Guía para trabajar en Irlanda
Guía para trabajar en Irlanda

A parte de todo esto, su economía ha sufrido un cambio enorme, sobre en cuanto al sector tecnológico se refiere. Irlanda se ha convertido en anfitrión para diversas empresas multinacionales que buscan constantemente trabajadores, haciendo crecer su economía y dando nuevas oportunidades a muchas personas.

Como hay muchas cosas que tienes que saber antes de marcharte a trabajar allí, si estás pensando en emigrar y tienes Irlanda entre tus principales opciones, no te pierdas ningún apartado de esta guía y resuelve todas tus dudas. Empecemos con algunos datos generales para situar al país en su contexto.

Las grandes cifras para entender Irlanda

Las grandes cifras para entender Irlanda Para los amantes de la tranquilidad Irlanda es el país ideal, porque sus ciudades están muy lejos de ser esas grandes metrópolis que tienen otros países europeos. Como veremos a continuación, las principales ciudades disponen de todos los servicios que puedas imaginar pero en ellas no te sentirás agobiado por el tráfico o por el ruido.

Principales ciudades de Irlanda

Cuando hablamos de Irlanda, indudablemente nos viene a la cabeza su capital, Dublín. Sin embargo, otras dos ciudades atraen también la atención en todo el país siendo de referente turístico: Cork, ciudad gastronómica por excelencia; y Galway, la ciudad universitaria. Por otro lado, cabe también mencionar a Limerick que aunque no es tan turística, es la tercera ciudad más poblada.

Hablando en primer lugar de Dublín por ser la capital de la República de Irlanda y además ser la ciudad más poblada del país (con 527.612 habitantes; que son 1.804.156 si se incluye toda su gran área metropolitana), es hoy día una mezcla de grandes tradiciones gaélicas contrastada con su indudable modernidad. Siendo fundada por vikingos a principios del siglo IX y habiendo sido testigo de innumerables guerras y conflictos internos, ha llegado a ser, gracias a su rica historia y adaptación, la flamante ciudad que conocemos hoy día.

Actualmente Dublín es muy conocida por su animado y noctámbulo centro, capitaneado por el barrio “Temple Bar”, por albergar la emblemática universidad Trinity College y su más que reconocida biblioteca, y por contar entre sus atracciones turísticas más famosas, con la Guinness Storehouse, antigua fábrica de esta autóctona cerveza.

Trasladándonos a la zona opuesta de la isla, bañada por la costa oeste y surcada por el río Corrib, nos encontramos con Galway, ciudad juvenil y dinámica. Es conocida por su ambiente bohemio y por sus calles de casas coloridas. Siendo una de las ciudades con más crecimiento económico de la Unión Europea, es sin duda uno de los destinos universitarios más elegidos. Además, cuenta con una estrecha relación histórica con España ya que fue puerto y destino habitual en los siglos XV y XVI. Por otro lado, es uno de los principales destinos turísticos por su perfecta localización para llegar a los Acantilados de Moher y a la natural y apacible región de Connemara.

Por último destino, ubicada en la costa sur y en el condado del cual recibe su nombre, nos encontramos con la ciudad de Cork. Siendo la segunda más grande de Irlanda, fue nombrada Capital Cultural Europea en 2005. Es afamada por haber sabido preservar la comida tradicional tanto irlandesa como del propio condado, siendo uno de los principales destinos obligatorios el llamado English Market, tradicional mercado datado a finales del siglo XVIII que alberga productos de gran calidad y posibilidad de degustar la cocina típica irlandesa.

Principales recursos económicos de Irlanda

Desde que Irlanda entró en la Unión Europea su economía ha crecido de forma exponencial. Siendo un país basado tradicionalmente en la agricultura, en las dos décadas del periodo 1980-2000, Irlanda pasó de ser un país de pobreza, a uno de los países con el PIB por habitante más alto del mundo. Esto estuvo muy impulsado con la llegada de gran cantidad de multinacionales que establecieron su sede en Irlanda por la reducción del impuesto sobre sociedades, el cual pasó a lo largo de los años de un 50% en 1988 a un 12’5% que se mantiene hoy día.

Sin embargo, la crisis mundial y europea hizo gran mella en su economía. Con la firma en 2010 del Programa de Ayuda Financiero que la UE, el FMI y el BCE pusieron en marcha para reimpulsar la economía irlandesa, tras el estallido de la burbuja inmobiliaria y la vulnerabilidad del sistema financiero que produjo una severa crisis a partir del 2008, Irlanda comenzó a crecer de nuevo con una notable creación de empleo.

Hoy día Irlanda es la economía número 44 del mundo por volumen de PIB, obteniendo en 2016 una cifra de 44.438€, lo que indica un nivel de vida alto, llegando en 2015 a su punto álgido de 55.100€. La agricultura, que fue el principal recurso económico de Irlanda, se ha visto eclipsado por el auge de los servicios y la industria. Irlanda ha llegado a ser uno de los mayores exportadores de bienes y servicios relacionados con el software en el mundo (33º país con mayor economía de exportación).

Los principales socios comerciales de Irlanda son en su orden:

  • Exportaciones: Estados Unidos, Reino Unido, Bélgica, Alemania, Suiza, Francia, Países Bajos, España.
  • Importaciones: Reino Unido, Estados Unidos, Alemania, China, Países Bajos, Francia, Noruega, Japón

Población de Irlanda

Irlanda ha estado habitada durante más de 9.000 años, de los cuales 1.000, fue poblada por vikingos y normandos. De ellos recibieron una fuerte influencia, aunque actualmente el 80% de la población irlandesa es descendiente de habitantes autóctonos de la isla.

La República de Irlanda cuenta con una población actual de 4.710.057 habitantes, la cual se concentra principalmente en las grandes ciudades –Dublín, Cork y Limerick- y la costa este del país. Con una extensión de isla de 70.282 km2, cuenta con una densidad de población de 67 habitantes por km2.

IDH en Irlanda

En cuanto al Índice de Desarrollo Humano llevado a cabo por las Naciones Unidas para medir el progreso de un país, Irlanda se encuentra entre los mejores en calidad de vida ya que ocupa el puesto 8 de 196 países del ranking de PIB per cápita, en el último registro realizado en 2015. Su IDH es de 0.920.

Hay que decir que el IDH tiene en cuenta tres variables diferentes, las cuales las hemos aplicado al caso de Irlanda:

  • Longevidad y salud, en Irlanda la esperanza de vida en la población total es de 81,40 años.
  • Conocimientos educativos, cuya tasa de alfabetización es del 99%.
  • Nivel de vida digno, con una cifra de PIB per cápita hoy día de 44.438€.

Ahora que ya conocemos, a grandes rasgos, las principales características de Irlanda, hablemos de sus opciones de trabajo. Veamos, a continuación, los sectores que más empleo generan en Irlanda y cuáles son las profesiones más demandadas por sectores:

Los sectores que más trabajo generan en Irlanda

Si estás pensando en trasladarte a Irlanda en busca de trabajo, debes saber que tendrás a tu disposición un gran número de posibilidades y en diferente ámbito.

A principios de siglo grandes multinacionales instalaron su sede en Irlanda gracias al reducido impuesto de sociedades, muchas de ellas relacionadas con el sector tecnológico. Si estás inmerso en este sector, podrías trabajar para los grandes como Facebook, Google, Microsoft, Oracle, Symantec, Twitter o Intel. En total, hay aproximadamente 4.500 ofertas de empleo sólo en este área. Lo más demandado son desarrolladores de software, marketing online, analistas de mercado, ingenieros, telecomunicaciones e informática.

Un dato interesante es el salario medio en Irlanda el cual se estimó en 2015 en 34.847€ al año, lo que supone de media 2.904€ al mes y un salario mínimo de 1.400€ al mes. Nada mal comparado con el de España que no llega a los 27.000€ anuales. Si quieres hacerte una idea más exacta de los rangos de salario por cada profesión y ciudad puedes descargarte este PDF.

Los sectores con más demanda de empleo en Irlanda son:

  • Ingeniería en general: Aquí podemos abarcar desde diseño y producción, hasta electricidad y electrónica.
  • Telecomunicaciones: bastante demandado.
  • Finanzas: Contables, analistas financieros.
  • Informática: Gran número de ofertas para analistas y programadores, ingenieros de software y de sistemas.
  • Industria Farmacéutica: Ingenieros químicos y técnicos de control de calidad.
  • Sanidad: Sobretodo enfermeras.
  • Hostelería: Un sector con mucha demanda de chefs y camareros.
  • Comercio: Todo lo que se refiera a ventas y atención al cliente.

Puedes consultar la página MakelTinIreland, en la que se ofrece información sobre ofertas de trabajo, de negocio y oportunidades, en el país esmeralda. Además cuenta con un mapa interactivo donde se ubican las principales empresas tecnológicas.

Una posibilidad ventajosa para trabajar en Irlanda, es acceder a través de las empresas españolas con sede allí. Te dejamos el listado preparado por el Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX) de dichas empresas en este documento PDF

Al igual que en España, Irlanda cuenta con portales de búsqueda de empleo que te serán muy útiles para encontrar el trabajo de tus sueños. Te dejamos unas cuantas.

Portales para buscar empleo en Irlanda específicos para cada segmento:

Jobs.ie, nuevas tecnologías
Sales Jobs, ventas y vendedores
Hotel Jobs, hostelería y turismo
Admin Jobs, empleo administrativo
Construction jobs, sector de la Construcción
Dublin city jobs, empleos en la ciudad de Dublín.

Portales para buscar empleo en Irlanda genéricos:

Monster.ie
Irish jobs
Recruit Ireland
Best Jobs
Employ Ireland
My job
Indeed.ie
Europelanguagejobs.com, para empleos cuyo requisito es hablar español u otros idiomas.

Sin embargo se debe seguir una serie de procedimientos previos para conseguir un empleo en Irlanda, además de tener en cuenta cuáles son los acuerdos existentes de trabajo y residencia entre España e Irlanda.

Los acuerdos de trabajo y residencia entre España y Irlanda

Al ser ciudadano de la Unión Europea, tienes todo el derecho de venir a Irlanda, incluso con familia, sin necesidad de ningún permiso de trabajo. Esta premisa es válida durante 3 meses sin ninguna condición bajo la llamada regulación de “Comunidades Europeas (libre circulación de personas) Reglamento de 2015”, que promueve el tránsito de personas y su libre circulación durante este periodo. También hay que tener en cuenta que Irlanda no pertenece al llamado Espacio Schengen, por lo que todavía existen controles de fronteras entre este país y el resto de miembros de la UE.

Durante esos tres meses, los ciudadanos europeos deben disponer de suficientes recursos y de un seguro de salud para no resultar una carga para los servicios sociales del país de acogida. En el caso de los españoles en Irlanda, las coberturas sanitarias pueden obtenerse, bien por la Seguridad Social, bien por un seguro de salud privado.

Como explicaremos más detalladamente en el siguiente apartado, para poder trabajar en Irlanda deberás tener el pasaporte o DNI en vigor y el PPS Number. Con ello, tendrás todos los derechos y condiciones de un trabajador irlandés. Si eres trabajador por cuenta ajena o autónoma tendrás derecho a un Permiso de Residencia, el cual cuenta con tres meses para ser solicitado en la Comisaría de Policía (Garda Station) más próxima a tu área.

Durante el trámite necesitarás acreditar que trabajas por cuenta ajena, mediante un formulario de registro que rellenará tanto la empresa para la cual trabajas como tú, o de forma autónoma mostrando documentaciones tales como el número de IVA o el certificado de la actividad que realiza. Si quieres acceder al Permiso de Residencia sin tener trabajo, te podrán exigir que demuestres que tienes los suficientes recursos para mantenerte en Irlanda.

Estos permisos de residencia se conceden normalmente durante cinco años, pero pueden ser definidos a un tiempo determinado si se quiere concretar. En el caso de que se decline tu solicitud de permiso, existen diferentes vías para apelar, puesto que la decisión final de residencia la tiene el Ministerio de Justicia.

Te dejamos toda la información pertinente sobre Irlanda desde el Ministerio de Empleo y Seguridad Social

Procedimiento para trabajar en Irlanda

Previamente a viajar a Irlanda para trabajar, te recomendamos una serie de especificaciones previas:

  • En primer lugar, deberás obtener la Tarjeta Sanitaria Europea para acceder a la asistencia sanitaria básica en Irlanda. Hablaremos de ella en el apartado “Sistema Sanitario en Irlanda”.
  • Te recomendamos también que consigas el Formulario U1, con el cual se acreditarán las cotizaciones realizadas en España en caso de que las tengas, para el cálculo por desempleo en Irlanda. Para ello, deberás contactar con el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Este formulario U1, antes denominado E301, también te servirá para acreditar las cotizaciones que has realizado en Irlanda para poder solicitar el desempleo cuando vuelvas a España.
  • Muchas empresas solicitan este documento para acceder al puesto de trabajo, aunque para nosotros pueda resultar un tanto extraño. Se trata del Certificado de antecedentes penales el cual debe ser legalizado para el país destino que lo necesite. Se puede solicitar a través de la página web del Ministerio de Justicia.
  • Tus Títulos académicos y profesionales pueden ser requeridos para acceder a diferentes tipos de empleo, y serán mucho mejor si son traducidos al inglés. Tus títulos académicos españoles, al pertenecer a un Estado miembro de la Unión Europea, serán aceptados en otro Estado miembro a efectos de ejercer una actividad profesional. También será recomendable conseguir algunas cartas de recomendación provenientes de empresas o instituciones.

Tip: Consigue que tus antiguos jefes o excompañeros de trabajo comenten en LinkedIn la experiencia de trabajar contigo en los anteriores trabajos, si puede ser en Inglés.

Una vez que te hayas asentado en tu nueva ciudad y buscado un bonito sitio donde vivir, debes sacarte el número de la seguridad social en Irlanda. Este documento es un requisito indispensable para trabajar, por lo que es preciso obtenerlo. Su nombre es Irish Personal Public Service Number, conocido como PPS number. Para conseguirlo debes dirigirte a alguna de las oficinas más cercanas del Intreo, lo que sería nuestra Oficina del paro. Puedes consultarlo aquí www.welfare.ie.

Te pedirán la siguiente documentación:

  • Pasaporte o DNI.
  • Documento que acredite que resides en Irlanda –Una factura de la luz, de internet, una carta del dueño que atestigüe que vives allí…).

Cuando hayas entregado toda la documentación, te llegará una carta notificando tu número PPS en un plazo de 3 a 5 días laborables. Si necesitas una información en particular, puedes llamar al número de Intreo +353 (0) 1 7043326.

Cuando ya hayas conseguido tu PPS Number con el cual tendrás derecho a trabajar, es hora de empezar a redactar un buen CV. En Irlanda este documento no suele ni debe ocupar más de dos folios, y si es uno mejor. Deberás escribirlo íntegramente en inglés y, al igual que en cualquier CV de España, deberás aportar información personal sobre ti mismo:

  • No se suele poner fotografía ni fecha de nacimiento, a no ser que se pidan previamente.
  • Datos personales como dirección irlandesa y datos de contacto. También una breve descripción de tu formación académica y de las habilidades o conocimientos obtenidos durante tu práctica profesional.
  • Perfil y Objetivo profesional, que no debe ocupar más de 3 o 4 líneas y describirá quién eres, a qué te dedicas y qué puesto quieres desempeñar.
  • Experiencia laboral en orden cronológico de más reciente a menos, y breve descripción.
  • Enumera unas cuantas aficiones, lo que aportará un pequeño perfil psicológico del candidato. Si has realizado voluntariados, añádelo.
  • Por otro lado, idiomas, cursos, seminarios…

Cumplimentado a tu CV deberás aportar lo que se llama una Cover letter, o carta personal en español. Se desarrolla en un folio A4, con una estructura que puede variar, pero normalmente se sigue un orden bastante claro. Tanto tu CV como tu Cover letter no deben ser universales para todas las empresas.

Te dejamos el siguiente link donde podrás ver los pasos a seguir para desarrollar tu Cover letter.

Las empresas suelen contestar a todas las solicitudes que les llegan en un plazo de hasta 4 semanas. Entonces, si eres aceptado, pasarás una entrevista para evaluar personalmente tus aptitudes y comportamiento. Durante esta entrevista, te harán preguntas específicas de tu CV, por lo que se recomienda llevar siempre una copia. Además, te harán cuestiones acerca del trabajo a desempeñar, disponibilidad o localización. Por otro lado, son típicas las preguntas más personales como describir debilidades o puntos fuertes de la persona. En sí, una entrevista en Irlanda es realmente parecida a la que se puede hacer en España.

De media, a la hora de encontrar un trabajo puedes tardar de entre 3-4 semanas hasta rara vez llegar a los 3 meses. Esto dependerá mucho de tu nivel de inglés (se recomienda, al menos, tener un nivel de B1), de tu CV y de tu Cover letter.

Por otro lado, si quieres tener aún más formas para conseguir trabajo, puedes solicitar también empleo en la oficina local del FAS (servicio público de empleo) y acceder a todo el abanico de ofertas, servicios y formación disponibles que te interesen. En su web puedes consultar toda esta información, así como dejarles tu CV para que empresas puedan contactar contigo.

Riesgos de vivir y trabajar en Irlanda

Irlanda presume de una seguridad en sus ciudades admirable, protegida siempre por la llamada Garda (Guardianes de la Paz), lo que sería nuestra policía nacional. Por otro lado, su sanidad privada puede resultarnos realmente un problema si no ponemos en marcha algunos aspectos previos, incluso optar por algún tipo de seguro médico que nos avale.

Enfermedades más frecuentes que puedes contraer en Irlanda

En Irlanda no existe un riesgo importante ni mucho menos elevado de contraer una enfermedad, no más que pueda haber en otro país como en España.

En lo que sí se debe prestar más atención es en la ingesta de agua, la cual se recomienda tomar en agua embotellada o hervida –de hecho, en casi todas las casas irlandesas hay un hervidor de agua- y la ingesta de alimentos sin tratar, sobre todo en las zonas más rurales. Y por último, se recomienda evitar también beber leche no pasteurizada y comer carne de vacuno que no ofrezca un mínimo de garantías higiénicas. Sin estas recomendaciones, podemos sufrir desde la tradicional Diarrea del viajero causada por beber agua en sitios no seguros, hasta contraer Hepatitis A o incluso Fiebre tifoidea.

Por otro lado, hay que tener especial cuidado con las picaduras de garrapatas las cuales pueden transmitir la Enfermedad de Lyme, en concreto las garrapatas Ixodes ricinus, uno de los riesgos más importantes en Irlanda.Y es que aquí, debido a su exuberante vegetación y clima, hacen proliferar bastante a esta especie. Cada año se detectan entre 30 y 40 casos sólo en la región de Arlon.

Sistema Sanitario en Irlanda

El sistema público sanitario irlandés no es universal para todos. Está dividido en servicios públicos y privados los cuales son gestionados por médicos de cabecera, en Irlanda el “GP” General Practitioner, y el Health Service Executive (HSE), encargado de todos los servicios públicos y responsables de la financiación de los centros hospitalarios.

Los recién llegados a Irlanda no tienen ningún derecho a asistencia médica gratuita. Se recomienda en primer lugar, conseguir la Tarjeta Sanitaria Europea con la cual podrás optar a la asistencia sanitaria pública HSE en aquellos centros donde la acepten, que no son todos.

Puede solicitarla online, a través de la página web de la Seguridad Social.

Dicha tarjeta expira pasado un periodo determinado de tiempo, en función de la naturaleza de la estancia pero puede ser renovada gratuitamente de nuevo. Esta sólo cubre el acceso a sanidad pública, pero no da cobertura ni cubre los gastos de repatriación o enfermedades crónicas. Si no dispones de esta Tarjeta serás considerado paciente privado y deberás abonar los gastos pertinentes. La primera vez que vas a ser atendido como paciente privado debes abonar la cantidad de 100€, los cuales no son reembolsables. Después, se cobrará entre 50€ o 60€ la consulta del médico de familia cada vez que vayas. Si es un servicio de urgencias, se deberá pagar 100€.

Si quieres solicitar la asistencia gratuita debes conseguir la Medical Card, la cual está regida a unos requisitos muy estrictos basados en el nivel de ingresos, los cuales deben ser inferiores a 126’97€ a la semana, y en la comprobación de que eres un ordinarilly resident, es decir, que llevas viviendo en Irlanda un mínimo de un año continuado.

Los hospitales en Irlanda suelen ser relativamente nuevos con un equipo bastante decente; sin embargo, también suelen carecer de personal. Por ello, se recomienda ir por la mañana para evitar esperas que pueden alargarse hasta 9 horas.

Por todo esto, se recomienda contratar seguros médicos para poder acceder a consultas particulares o servicios especiales con mucha mayor rapidez.

Los medicamentos son por regla general más caros que en España y, además, muchos de los cuales puedes adquirir aquí sin receta, allí son necesarias para conseguirlos.

A continuación, dejamos información de interés:

  • Número de teléfono de emergencia sanitaria, 999.
  • Para médico de guardia en Irlanda, se debe llamar al South Doc, 1850 335 999.
  • Conocer farmacia o consulta médica más cercana, debes consultar este link: Mapa con los principales hospitales de Irlanda.

Animales peligrosos en Irlanda

La fauna irlandesa se caracteriza por su escasez de mamíferos, y es que solo cuenta con 26 especies diferentes de las cuales el ciervo rojo es el de mayor tamaño. Lo que sí proporciona la isla es un refugio natural para aves y fauna marina, con 415 especies diferentes de peces.

Como curiosidad, el único reptil que habita en los parajes de Irlanda es la lagartija vivípara, ninguna serpiente y sólo 5 especies de tortugas.

No existen animales que sean extremadamente peligrosos en Irlanda.

Veamos ahora otro tipo de información que también es muy importante a la hora de viajar a un nuevo país: su estilo de vida, sus costumbres, el nivel económico de su población y las formas que tienen de divertirse. De todo ello hablamos en el siguiente apartado.

El estilo de vida en Irlanda

Tradicionalmente, es conocida la amabilidad de los irlandeses, un carácter afable que hace de ellos personas fáciles de tratar. El sentido del humor es bien conocido y pueden bromear de casi cualquier cosa.

La comida es un asunto importante en Irlanda siendo pretexto para la reunión familiar. La cena, que es la principal comida del día, se come entre las 18 y las 20 horas. Su menú diario suele consistir en huevos duros, salchichas y patatas para comer y brocoli con zanahoria y pollo para cenar Las familias irlandesas suelen vivir en casas adosadas en pueblos cercanos a las grandes ciudades. Estas suelen estar totalmente enmoquetadas y cuentan con cortinas totalmente opacas para no dejar pasar la luz del sol, puesto que en los meses de verano amanece a las 5 de la mañana y oscurece a las 11 de la noche.

La fiesta más reconocida en Irlanda es San Patricio (Saint Patrick’s Day) que hace reunir a cientos de miles de personas. El verde es el color predominante, símbolo de su cultura y sus tierras.

El coste de la vida en Irlanda

Vivir en Irlanda puede ser relativamente aceptable dado que el salario mínimo es de 9.15€ la hora, lo que sería en jornada de 40 horas semanales, 1440 € al mes.

Debes tener en cuenta, que pese a ese salario medio más alto que en España, el alquiler medio de un apartamento con una habitación sin grandes lujos en Irlanda es de 850-1200€ al mes con contratos que suelen ser de un año. Esto también depende de la ciudad en la que desees vivir, puesto que Dublín posee unas tarifas mayores a comparación que otras como Galway. Algo a tener en cuenta, es que la mayoría de las viviendas no tienen televisión, puesto que para ello se debe pagar un canon por cada casa que tenga una. La factura de gas, calefacción y electricidad para 2 personas en un piso de 85m2, suele ser de entre 140€ a 250€ al mes.

Para encontrar residencia en Irlanda, estas tres páginas web pueden ser de gran ayuda:

Los gastos en alimentación básica oscilan entre 70€ a 100€ semanales, donde el litro de leche cuesta aproximadamente 1.27€, el pan blanco rebanado de 500g. 1.87€, el kilo de pechuga de pollo sale por unos 11€ y el papel higiénico por 4’5€. Otros gastos que te podrían interesar son la pinta de cerveza que suele costar 4’5€ dependiendo del lugar, una caja de tabaco de 20 cigarros alrededor de 8€ y el café que está en torno a 2’5€.

El transporte en autobús dentro de ciudades cuesta 2’10€ de media el billete, y será mejor que lo tengas exacto y en monedas puesto que no devuelven la diferencia ni admiten billetes. Por otro lado, Irlanda posee una red de trenes para comunicar diferentes ciudades que puedes consultar en la página Irish Rail. El precio depende la distancia a recorrer y de la fecha de reserva del billete, ya que cuanto menor sea el margen de tiempo entre el día de reserva y el de viaje, más caro resulta.

Para que te puedas hacer una idea y compares la diferencia entre el coste de vida en Irlanda y el coste en España, te dejamos esta web donde podrás compararlo.

El ocio. ¿Qué hacer con tu tiempo libre en Irlanda?

Irlanda ofrece un sinfín de experiencias y posibilidades de ocio. Puedes empezar explorando las verdes y apacibles tierras irlandesas donde su exuberante vegetación te traslada a escenarios de película. El lugar turístico por excelencia son los acantilados de Moher, pero si no quieres desplazarte hasta la costa oeste, también tienes otros atractivos naturales cerca de las ciudades de Dublín o Cork. Las costas y algunos parques naturales son los lugares ideales para hacer senderismo, rutas en bicicleta o rutas en barco.

Pasear y descubrir las diferentes ciudades de Irlanda, incluso sus pueblos, será una experiencia enriquecedora y muy agradable, ya que con sus casas de colores y su vegetación inmersa en ellas parecerá que paseas por un cuento.
Otro pasatiempo cultural es visitar la gran cantidad de castillos que están esparcidos por Irlanda realizando algún tour bien organizado. Y si eres de los que les gusta el deporte, puedes probar la práctica del hurling, el autóctono deporte irlandés. También hay magníficos campos de golf y gran cantidad de deportes que practicar en el mar, desde vela hasta buceo.

Sin embargo, uno de las principales costumbres de ocio en Irlanda es la de disfrutar de una pinta de cerveza, Guinness u otra de las diferentes marcas que se ofrecen, en algún pub con música en directo mientras te relajas al lado de una chimenea y te sumerges en alguna buena conversación.

El idioma en Irlanda

En Irlanda se hablan dos idiomas, el inglés y el irlandés o gaélico, ambas lenguas oficiales. Sin embargo, en la práctica el gaélico se encuentra en minoría y solo se habla fluidamente en algunas regiones occidentales de Irlanda. En las escuelas se dan asignaturas para enseñar gaélico y el gobierno intenta fomentar actualmente la lengua para no quedar en desuso. Pero la verdad es que se trata de un idioma bastante más complicado que el inglés, lo que hace que al final los propios irlandeses lo abandonen.

También hay que tener en cuenta que el inglés irlandés tiene un acento diferente al inglés británico y al estadounidense. Es normal que las primeras semanas te cueste entender lo que te dicen y te cueste hacerte explicar. No es algo de lo que hay que preocuparse mucho, porque ese problema desaparece con el tiempo, pero hay que contar con ello en algunas situaciones, como por ejemplo, en una entrevista de trabajo.

Un consejo: Sé paciente y no busques enfrentarte a una entrevista de trabajo si no dominas el idioma y el acento irlandés. Quizá pierdas una oportunidad laboral que podrías haber conseguido si hubieras dominado un poco más la lengua.

El clima en Irlanda

El clima de Irlanda suele ser suave, pero con bastantes variaciones. En muchas ocasiones, sobre todo en los meses de marzo, abril y mayo, podemos observar un fenómeno bastante particular, y es que en el mismo día puede salir un sol radiante con cielo despejado, para luego ser eclipsado por nubes que dejan caer gran cantidad de lluvia acompañado de fuerte viento, para después volver a salir el sol y empezar a notar la subida de las temperaturas, y acabar con un gran descenso en forma de granizo. Todo en el mismo día, o incluso en la misma mañana.

La temperatura media es de 10ºC. En primavera (marzo/abril) ronda desde los 8º a los 12º, mientras que en verano (de mayo a julio) se puede llegar hasta los 18º/20º, contando con un total de 18 horas de luz. En invierno se llegan a temperaturas por debajo de los 0º, mientras que en el otoño se registran máximas de entre 8º-14º.

El gobierno Irlandés

La república de Irlanda cuenta con un total de 32 condados. Son los siguientes:

Dublín, Wicklow, Wexford, Carlow, Kildare, Meath, Louth, Monaghan, Cavan, Longford, Westmeath, Offaly, Laois, Kilkenny, Waterford, Cork, Kerry, Limerick, Tipperary, Clare, Galway, Mayo, Roscommon, Sligo, Leitrim y Donegal.

El Gobierno de Irlanda consiste en una República democrática parlamentaria, donde las principales fuerzas políticas se dividen en:

  • Fine Gael: Partido republicano conservador, etiquetado como demócrata cristiano. Actualmente es el partido en el Gobierno.
  • Fianna Fail: Republicanos conservadores de centro derecha. En Europa están asociados a la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa.
  • Partido Laborista: Socialdemócratas.
  • Sinn Fein: Partido a la izquierda de los laboristas, nacionalista y tradicionalmente catalogado como el brazo político del IRA, el Ejército Republicano Irlandés, una organización terrorista que reclamaba la adhesión de Irlanda del Norte a la República de Irlanda, para dejar de depender del gobierno británico.

Irlanda es un Estado miembro de la UE donde el poder ejecutivo reside en un gabinete o consejo de ministros; el legislativo que le corresponde al parlamento bicameral, Oireachtas, el cual está dividido en Cámara alta y Cámara baja; y el judicial que es independiente a los otros dos.

El sistema político irlandés cuenta con dos tipos de presidentes. Por un lado, el Taoiseach encargado de las relaciones exteriores, desarrollo interno social y económico, y las relaciones con la UE e Irlanda del Norte. Y por otro, elegido cada 7 años con una duración máxima de dos términos, el Presidente de Irlanda.

Cultura y religión en Irlanda

Irlanda cuenta con una cultura muy amplia. Su música tradicional se puede escuchar en pubs irlandeses o incluso en las calles de algunas ciudades. Ha contado con grandes escritores como Jonathan Swift, Bram Stoker, Oscar Wilder o Samuel Becktt.

Además de todo esto, Dublín alberga una de las joyas más importantes del arte religioso medieval, el Libro de Kells. También llamado el Gran Evangeliario de San Columba, es un manuscrito ilustrado con ornamentos realizado por monjes de origen celta hacia el año 800.

Irlanda ha sufrido históricamente grandes conflictos en cuanto a la religión, habiendo una gran separación entre católicos y protestantes. Actualmente, en la constitución irlandesa se establece la libertad de religión.
Hoy día, se profesa principal y mayoritariamente el Cristianismo, concretamente la católica y tan solo un 4% se identifica como protestantes.

Veamos ahora algunas de las razones que te pueden convencer para quedarte a vivir y trabajar en Irlanda.

Razones por las que viajar a Irlanda

Irlanda es un país de rincones verdes y con mucho encanto. Los paisajes tan espectaculares te harán sumergirte en un cuento de hadas. De hecho, son muchos los escenarios de películas y series de televisión que han elegido Irlanda para dar vida a sus guiones. Desde reconocidas series como Juego de Tronos, Los Tudors, Vikings y Sons of Anarchy, hasta películas como Braveheart, Salvar al soldado Ryan, Tristan e Isolda o incluso Harry Potter. De hecho, existen rutas turísticas diseñas para visitar escenarios de series y películas.

Otra razón por la que viajar a Irlanda son sus gentes. Los irlandeses suelen ser por general muy educados y siempre dispuestas a ayudar; de hecho, es típico de ellos colaborar en organizaciones benéficas y estar muy concienciados socialmente. Son personas hospitalarias con las que te será fácil entablar amistad. Por otro lado, conduciendo tienen una educación impecable y admirable.

Un motivo muy importante por el que te plantearás vivir allí es su seguridad. Irlanda presume de ser según el Institute for Economics and Peace, el 13º país más seguro del mundo. España, por su parte, ocupa el 26º puesto.

El ambiente de los pubs irlandeses hará que quieras quedarte horas escuchando su música en directo, mientras disfrutas de una pinta y del buen trato. Estos pubs suelen estar organizados de tal forma que la barra está dispuesta justo en medio, y alrededor hay diferentes cuartos o zonas, todas recubiertas de madera. Todas ellas son buenas razones para plantearse vivir en Irlanda, pero no todo es un cuento de hadas. También hay algunos inconvenientes que conviene tener en cuenta. Te los contamos a continuación, para que puedas ponerlos en el otro lado de la balanza.

Razones por las que no viajar a Irlanda

Si eres una persona bastante cosmopolita de las que les gustan las ciudades grandes y los ambientes bulliciosos, Irlanda te resultará pequeña y rural. Sus ciudades son pequeñas, de edificios bajos y se podría decir que son pueblos grandes, aunque con muchísimo encanto. Incluso Dublín, que es la ciudad más grande, su centro se recorre en un día. Por lo tanto, si eres una persona de urbes grandes, Irlanda se te quedará pequeña en pocos meses.

Otra razón por la que no viajar a Irlanda, y mucho menos vivir, es por su clima. La gran cantidad de lluvia que cae por día es enorme y sobretodo en los meses de verano. Ha habido algunos años que ha podido llover seguidos hasta 50 días. Irlanda es un país húmedo que puede afectar a tus músculos, articulaciones, huesos… así que si padeces de este tipo de problemas, puedes pasarlo mal. Los meses de invierno son también duros, al igual que en otros países de Europa. Aunque a su favor, Irlanda cuenta con edificios bien aclimatados y en casi todos los pubs hay chimeneas.

Por otro lado y en lo que a gastronomía se refiere, Irlanda no es España. Los productos de alimentación suelen tener peor calidad y proporcionalmente más caros. Viven más de productos prefabricados que de comida cocinada, incluso es muy normal encontrarte en los supermercados comida tales como arroz con pollo, tallarines con salsa, o incluso varios platos en el mismo envase ya fabricados listos para destapar y comer directamente. El ritmo de vida es diferente que en España. Si eres de los que gustan de cocinar y comer bien, te va a costar encontrar muchos ingredientes.

Otro caso es la comunicación entre ciudades y pueblos. Existe red de ferrocarril, autobuses y tranvías, pero solo a determinadas ciudades. Además las carreteras, quitando autovías y autopistas que son de alta calidad y largas rectas, son baste abruptas, con muchas curvas y muy pocas cuentan con arcenes. Algunas no están ni siquiera asfaltadas, y pasan autobuses por ahí. Lo llamativo de todo esto es que puedes y sueles encontrarte en este tipo de carreteras con un límite de velocidad de 100km/h, cuando en España estaría en 50 o 60 km/h, o incluso más bajo. Además, hay que añadir otra dificultad para los conductores españoles, el hecho de que en Irlanda se circula por la izquierda.

Por último, si te decides a vivir en una casa típica de familia irlandesa, podrías percibir descuidos en la higiene del hogar. No es una regla general, ni mucho menos, pero se dan muchos casos. Además, cocinan todo a base de mantequilla y el aceite rara vez lo utilizan, al igual que las especias.

Resumen de la documentación necesaria en Irlanda

Si vas a viajar a Irlanda, independientemente de si es por trabajo o por turismo, debes tener al día y revisada la siguiente documentación, así como tener en cuenta estos consejos previos:

  • DNI y otros documentos identificativos como pasaporte y carnet de conducir.
  • Tarjeta Sanitaria Europea o seguro médico de viaje, los cuales se pueden ir renovando temporalmente.
  • Documento PPS Number, necesario para poder trabajar.
  • Dinero en efectivo, Los cajeros te cobran 4’5%/5% de interés, pero si haces compras con tarjeta de crédito o débito, no te cobran comisión.

Cómo sentirse como en España viviendo en Irlanda

Sentirse español en Irlanda puede ser relativamente fácil si te lo planteas bien. Los horarios de comida sí es cierto que son diferentes, además de que su plato fuerte es la cena a partir de las 17 – 18h. y antes solo comen sándwich o algo bastante ligero. Sin embargo, hay restaurantes que están abiertos hasta las 20 h. Los centros comerciales y tiendas suelen cerrar a las siete de la tarde, algunos a las ocho, por lo que este horario también es diferente al español.

Sin embargo, gracias al carácter irlandés te será fácil poder mantener conversaciones con casi cualquier persona. Son muy amables y siempre dispuestos a ayudar, por lo que te dará la sensación de estar como en casa. Se trata de un país muy hospitalario.

Pero si quieres sentirte como en tu tierra realmente, Irlanda es un país lleno de españoles, los cuales se reúnen a menudo en pubs irlandeses para charlar y recordar su vida en España. Además, incluso algunos de estos pubs se animan a poner música en nuestra lengua. Es fácil saber cuándo se van a reunir puesto que existen páginas de Facebook específicas de españoles en determinadas ciudades. Y hay muchos que siempre están dispuestos a quedar o salir a recorrer las ciudades.

Incluso si eres de los que acabas de llegar y aún no dominas el inglés, existen tours organizados por agencias tanto españolas como irlandesas, que contratan a hispanohablantes para darlos. Son realmente interesantes y muchos de ellos son gratuitos.

Lo que sí puedes echar de menos de España es el sol; pero en todos los días despejados, ya sea invierno o verano, los pubs están a rebosar de gente y suelen salir a la calle a beber cerveza. Algo bastante español.

Eso sí, aunque existen muchos restaurantes que se venden como tapas españolas y puedas echar de menos tu tradicional comida, porque no suelen conseguir la esencia. Además, suelen ser bastante caros. Un ejemplo sería una pequeña tapa de patatas bravas por 6€, cuya salsa es una mezcla de tomates. Aunque hay algunos llevados por españoles que, por supuesto, hacen verdadero honor a nuestra tierra.

Las fiestas españolas también se celebran en Irlanda, incluso se hacen pequeñas ferias con casetas para disfrutar de las típicas sevillanas y rebujitos. En sí, Irlanda ofrece una amabilidad intrínseca que hace que nos sintamos especialmente arropados y, en cierto modo, podamos sentirnos como en nuestro país.

Enlaces importantes que son interesantes para trabajar en Irlanda

A continuación te resumimos los enlaces indispensables para los trámites que debes hacer a la hora de trabajar en Irlanda, y otros de interés que te serán de gran utilidad:

Para conseguir la Tarjeta Sanitaria Europea.

Para conseguir el PPS Number, a través de la Oficina de Intreo.

Para conseguir el Certificado de antecedentes penales

Listado de empresas con sede en Irlanda

Servicio público de empleo en Irlanda

Ministerio de Empleo y Seguridad Social, referente a trabajar en Irlanda.

PDF del Ministerio de Empleo y Seguridad Social sobre Trabajo en Irlanda

Sitio muy recomendable sobre los derechos y servicios públicos en Irlanda

Consulados en Irlanda

Cuando ya te hayas instalado en un domicilio, deberás inscribirte en el Registro de Matrícula Consular en el condado que te corresponda. De esta forma, puedes acreditar que eres residente en el extranjero, renovar tu documentación y participar en las elecciones que se convocan en España. Por otro lado, en caso de necesidad podrás solicitar asistencia consular. A continuación te dejamos la lista de Consulados de España en Irlanda:

Embajada de España en Dublín
17 A, Merlyn Park, Ballsbridge.
Dublín 4. Irlanda.
Teléfonos: +353 (1) 269 1640/2597; 283 8827/9900.
Fax: +353 (1) 269 1854.
E-mail: [email protected]
Teléfono de emergencia consular (únicamente para situaciones de emergencia fuera del horario de atención al público de la Embajada): +353 (86) 174 1318.

Consulado Honorario en Castletownbere
Condado de Kerry y demarcación electoral West-Cork
Honorary Consul of Spain
Mediterranean House
Castletownbere, Co. Cork
Telefono: 02770104

Viceconsulado Honorario en Waterford
Condados de Waterford y Tipperary
Honorary Viceconsul of Spain
River Lodge South
Quay Carrick-on-Suir, Co. Tipperary
Teléfono: 051373294

Viceconsulado Honorario en Galway
Condados de Galway y Clare
Honorary Viceconsul of Spain
58 Dominick Street Lower Galway
Teléfono: 0872203863

Viceconsulado Honorario en Cork
Condado Cork excepto demarcación electoral West-Cork
Honorary Viceconsul of Spain
5 Bruach Na Loi Union Quay Cork
Teléfono: 0214316022

Viceconsulado Honorario en Sligo
Condados de Mayo, Donegal y Leitrim
Honorary Viceconsul of Spain
30 Kestrel Drive Kevinsfort Strandhill Road Sligo
Teléfono: 0719171178

Viceconsulado Honorario en Limerick
Condado de Limerick
Honorary Viceconsul of Spain
Bedford House Bedford Row Limerick
Teléfono: 061204444

Conclusiones sobre el trabajo en Irlanda

Irlanda no se parecerá a nada que hayas visto antes, sobre todo con sus bellos paisajes. Si eres de los que le gusta la naturaleza, te cautivará y no te dejará indiferente.

Pero además de sus verdes parajes, Irlanda ofrece un gran abanico de posibilidades para asentarte en un buen trabajo y vivir en alguna de sus ciudades, quizás temporalmente o incluso indefinido. De hecho, es uno de los países más elegidos por los extranjeros para aprender a hablar inglés, y esto se remarca en la gran cantidad de españoles que viajan allí cada año.

Si tienes un nivel de inglés medio no te resultará demasiado difícil encontrar un trabajo que se ajuste a tus preferencias y podrías tardar entre 4 semanas y 3 meses. Si encima te dedicas al sector tecnológico, podrías trabajar en grandes empresas multinacionales de la talla de Google, Facebook o Twitter. También se precisan otras profesiones en áreas de ventas y comercialización, y en el área sanitaria.

Además de esto, Irlanda ofrece mucho movimiento en los meses de verano para trabajos temporales de 3 o 4 meses, por si eres de los que solo se ven viviendo allí durante un tiempo.

Si estás pensando viajar a otros países para trabajar y/o perfeccionar tu nivel de inglés, Irlanda será una opción muy aconsejable. Gracias a la gentileza típica de su población, a sus hábitos, al buen ambiente que se respira y a su encantadora tierra, Irlanda será un destino que, como poco, deberías conocer.

Si te ha resultado útil esta guía, ¡háznoslo saber! Déjanos un comentario aquí abajo y aprovecha para recomendar este país como destino laboral o para preguntar cualquier duda. ¡Entre todos podemos ayudarnos!

Deja un comentario