Cómo ponerse la protección solar correctamente y elegir un buen protector

Hoy por hoy hay muchos mitos sobre la aplicación de protección solar, sobre cada cuanto tiempo debemos ponernos protector, si son resistentes al agua, si hay que esperar para que haga efecto el protector, así hasta un largo etcétera.

Como ponerse crema solar correctamente
Como ponerse crema solar correctamente

Los rayos UV (rayos ultravioleta) que provienen del sol comienzan a causar daños en la piel tan solo a los 15 minutos desde la exposición, pudiendo sufrir quemaduras y en el peor de los casos derivar en cáncer de piel a partir de ese momento.

Para prevenir que se produzca ese deterioro de la piel o quemaduras es necesario que nos apliquemos un protector solar cada vez que vayamos exponernos.

Los dermatólogos recomiendan como norma general que se use protector solar cada vez que se vaya a estar expuesto más de 15 minutos.

Como sabemos que una imagen vale más que mil palabras, nada como ver la foto del famoso camionero canadiense que tras 28 años de conducción y una exposición solar en el mismo lado para demostrar el impacto que tiene en nuestra piel una exposición al sol continuada.

Ahora que ya estas seguro de que el sol no sólo es una causa de cáncer de piel sino que también provoca un deterioro prematuro de la piel, es el momento perfecto para reponder a tres de las preguntas más tipicas que hace la gente y las indicaciones que hacer en cada caso.

¿Tengo que usar protección solar en invierno?
Si, incluso en invierno. Debemos recordar que en el hemisferio norte, en invierno es cuando más cerca está el planeta tierra del sol y por lo tanto, aunque no percibamos tanto calor como en verano, eso no quita que estemos recibiendo tasas de radiación solar menores.

¿Tengo que ponerme protector solar si esta nublado?
Por supuesto, es recomendable usar protector solar incluso cuando esté nublado.

¿Cuáles son las horas del día más peligrosas para tomar el sol?
Entre las 10:00 y las 15:00 son las horas donde hay una mayor radiación, siendo la franja de las 12:00 a las 14:00 cuando es el pico de mayor incidencia en verano, que es cuando el sol es más vertical. Evita exponerte a esas horas y si no tienes más remedio, ponte una buena capa del protector con más SPF más alto que encuentres, y usa un gorro, gorra o sombrero, o en su defecto cúbrete con algo de ropa.

Mantenerse a cubierto o en la sombra y usar protector solar es lo más seguro que puedes hacer para protegerte contra el cáncer de piel y el envejecimiento prematuro. Sin embargo, usar protección solar no resultará efectivo a menos que te lo apliques correctamente. Sigue estas 5 reglas que nos recomiendan los dermatólogos cuando te apliques protector solar:

Conoce como elegir un buen protector solar

Elije un protector solar que tenga un grado de protección solar de 30 o más, y si es posible, que tenga una cobertura de amplio espectro, que proteja tanto de los rayos UVA como de los UVB. En caso de que vayas a la playa o a la piscina, adquiere uno que tenga resistencia al agua.

Recuerda que el SPF se refiere solo a la capacidad de bloquear los rayos UVB, que son lo que causan quemaduras solares. El sol también emite rayos UVA, esta radiación también daña a la piel y es la causante de los signos de envejecimiento, arrugas y manchas.

Un protector solar de amplio espectro proporciona protección contra los rayos UVA y UVB.

Lee bien la etiqueta o el envase que contiene el protector, ya que es posible que no se indique expresamente que sea de “amplio espectro”. Busca que proteja expresamente frente a los rayos UVB y UVA.

La mayoría de los filtros solares de amplio espectro suelen tener componentes “inorgánicos” como el dióxido de titanio o el óxido de zinc, así como otros componentes “orgánicos” como la Avobenzone (filtro de rayos UVA), Cinoxate (filtro de rayos UVB) o el Oxybenzone (filtro de rayos UVB y UVA).

Si estas en pleno proceso de compra de un protector solar visita nuestra guía sobre como elegir un buen protector solar.

Ah, y ten cuidado con no ponerte un protector solar que esté caducado.

Aplícate generosamente el protector solar por todo tu cuerpo

No escatimes en el uso de protector solar. La mayoría de las personas adultas necesitan alrededor de 30 ml de protector solar para protegerse completamente. Para que nos hagamos una idea rápida, es lo que puede caber en la palma de una mano cerrada. Es necesario que cubramos todas las partes del cuerpo concienzudamente para que el protector penetre en la piel de forma correcta.

Ponte el protector si puedes entre 30 y 15 minutos antes de salir, ya que la piel suele necesitar de 15 minutos en absorber el protector solar. Si esperas hasta el momento de llegar al sol para aplicarte el protector solar, y si encima, coincide con las horas de mayor radiación, tu piel estará desprotegida durante unos minutos críticos en ese momento de máximo riesgo.

Hay zonas del cuerpo más sensibles que necesitan de un extra de protección solar y algo mas de previsión, como es el caso de los labios, donde deberías aplicarte un protector solar especial para los labios entre 45 y 60 minutos antes de salir al sol.

Estas recomendaciones también están indicadas para proteger a los niños. Hay que enseñarles desde pequeños a que hay que ponerse crema, y como suelen ser impacientes, intenta aprovechar ese momento para jugar con ellos, transformando esa situación en algo educativo o divertido. Puedes hacerles dibujos con la crema o dejarles a ellos que los hagan.

Recuerda que solemos olvidar zonas críticas como las entradas del pelo, las orejas, los párpados, la nariz, los labios, el cuello, los dorsales, la parte interior de la espalda, las piernas y los pies. Para aquellas zonas que son más difíciles de alcanzar, como es el caso de la espalda, no dudes en pedirle ayuda a alguien o trata de comprar un protector solar en forma de spray, aunque que te lo ponga alguien seguro que es más efectivo y además te ganas un pequeño masaje. Si eres de los que siempre se deja alguna zona sin cubrir, visita nuestro artículo sobre los 13 lugares del cuerpo que solemos olvidar de ponernos crema solar.

Si tienes poco pelo o lo tienes muy fino, usa un sombrero o cualquier cosa que te proteja.

Ponte protección solar cada dos horas como máximo

Hay dos reglas básicas que tienes que aprender para saber cada cuanto tienes que ponerte crema solar, cada dos horas máximo o cada 30 minutos si te bañas o estas sudando demasiado.

Las personas que suelen quemarse con el sol generalmente es por tres razones, porque o bien no usan protector solar o compran uno con muy baja protección, o porque no vuelven a aplicarse protección de forma correcta, o porque están utilizando un protector caducado.

Recordemos que la piel siempre está expuesta a los rayos UV cada vez que salimos al exterior, independientemente si hace sol, esta nublado o es invierno.

TE INTERESA:  Deficiencia de Zinc en la alimentación, todo lo que tienes que saber

Pese a que en la mayoría de los protectores indican en sus envases el tiempo recomendado, ten en cuenta el tipo de actividad que estés realizando.

Evita el sol directo y quédate en la sombra

Como hemos comentado al principio, hay que evitar las “horas cáncer”, especialmente la franja que va desde las 12:00 a las 14:00. Incluso cuando uses un protector solar, recuerda que todavía estarás bajo los poderosos rayos del sol y como tengas algún descuido u olvides ponerte crema en alguna zona, vas a sufrir las consecuencias.

Nada como quedarse a la sombra o usar una sombrilla para estar protegidos del daño que puede producir el sol en esos momentos.

Ten mucho cuidado con los niños, que se pasan el día correteando por cualquier lado y son los que más apuran estas horas tan críticas bajo el sol. Cuantas veces nos habrán llamado para comer! Ten siempre control sobre donde están y si puede ser, que se tomen una siesta después de comer para evitar que vuelvan a jugar cuando el sol sigue en lo más alto.

Usa ropa protectora

Ten en cuenta que no toda la ropa protege igual del sol. Sabemos que hace mucho calor en verano y que a casi nadie le apetece ponerse ropa de manga larga, pero es sin duda la que más protección puede ofrecerte. Elige ropa fresquita, de tejidos naturales que transpiren, pero que tampoco sea demasiado fina, ya que esta no suele ofrecer mucha protección solar. Por ejemplo, una camiseta de algodón de colores claros tiene un SPF aproximado de 7.

Si no tienes donde esconderte de los rayos del sol, utiliza cualquier cosa para protegerte especialmente la cabeza, nada como un sobrero o en su defecto una gorra.

En caso de que seas una de esas personas que son conscientes del peligro y que van siempre protegidas hasta las cejas, sólo decirte que hay ropa especial con protección solar disponible en tiendas especializadas.

No te dejes las gafas de sol, ya que por si todavía no eras consciente, los rayos UV pueden causar cataratas. Así que si todavía no tienes unas o no las tienes a mano, compra un modelo bueno, que bloquee los rayos UVB y UVA.

Ahora que ya eres un experto, veamos un resumen a modo de recordatorio para que no se te pase nada bajo el sol:

  • Elije un producto con al menos 30 SPF. A mayor SPF, mayor grado de protección.
  • Aplícate el protector solar al menos de 20 a 30 minutos antes de salir, aunque vayas a hacerlo por poco tiempo y no esperes a aplicarte protector solar hasta que llegues a la playa o a la piscina.
  • Vuelve a aplicarte el protector solar cada 2 horas mientras estés fuera, incluso si en las indicaciones del producto dicen que es apto para “todo el día”. Reduce estos intervalos si estás tomando mucho sol, te duchas o te bañas o si estás sudando mucho.
  • Cubre todas las áreas expuestas, incluyendo tu cara y otras zonas de riesgo. No seas tímido a la hora de pedir ayuda para cubrir la espalda.
  • Cúbrete con una generosa capa de protector solar.
  • En caso de usar maquillaje, busca uno que ya tenga protector en su formulación o aplícate uno debajo del maquillaje.

A partir de aquí, aplicar estos principios es cosa tuya! Tanto si te han sido útiles nuestros consejos y o si ya te has quemado con anterioridad o si has tenido algún problema grave, no dudes en compartir tu experiencia con nosotros y el resto de usuarios para que pueden estar lo más sensibilizados con este problema que nos afecta a todos por igual.

Cómo ponerse la protección solar correctamente y elegir un buen protector
5 100% 1 voto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.