Cosas que puedes comprar para ir más seguro en tu bici

A veces salir a pasear o a hacer ejercicio con tu bici puede convertirse en una odisea. Si eres de los que les gusta la carretera, los problemas vienen con el tráfico en las ciudades, los conductores irresponsables, las caídas sobre el asfalto o la mala iluminación de algunas zonas que impide que los coches te vean bien. En el monte las caídas, las averías o quedarte incomunicado pueden ser tus principales preocupaciones.

Cosas que puedes comprar para ir más seguro en tu bici
Cosas que puedes comprar para ir más seguro en tu bici

Para prevenir todos estos riesgos a los que se exponen los ciclistas, en los últimos años muchas empresas han desarrollado nuevos equipamientos de seguridad, herramientas y gadgets que pueden ahorrarte un buen susto cuando vas en bicicleta y, literalmente, salvarte la vida.

A continuación te presentamos algunos de estos llamativos artículos. No te pierdas ninguno, porque si eres un amante de la bici seguro que dirás… ¡por fin el producto que necesitaba!

Un airbag para ciclistas

El casco es el principal elemento de seguridad para los ciclistas pero, a pesar de ello, todavía hay muchas personas que se resisten a utilizarlo, especialmente en vías urbanas. Según las cifras de la DGT de los últimos años, el 40% de los ciclistas muertos en accidentes de tráfico no llevaba el casco.

Por eso, pensando en todos esos amantes de la bicicleta que todavía no se acostumbran a llevar el casco cuando pedalean por la ciudad, ha aparecido este curioso airbag para ciclistas. Si alguna vez te habías preguntado si una bicicleta podía llevar un airbag para proteger al ciclista en caso de que se produzca un choque o una caída, aquí está tu respuesta.

Hövding es la empresa sueca que lanzó al mercado el casco-airbag, un dispositivo que se despliega rápidamente en caso de accidente, cubriendo la cabeza para evitar el impacto contra el suelo o contra otro vehículo.

Hovding - Un airbag para ciclistas
Hovding – Un airbag para ciclistas

El sistema consiste en un pequeño (y discreto) collar y que se activa uniendo la hebilla de la cremallera a un pequeño botón que se sitúa junto a ella. Cuando la cremallera unida, el sistema está activado, por lo que cuando no estamos rodando en bici, debemos desactivarlo separando la cremallera del botón. El collar pesa 635 gramos, aunque se le puede añadir una capa protectora para impedir que se manche.

El sistema garantiza su buen funcionamiento gracias a los sensores que monitorizan la actividad habitual del ciclista. Así, cuando está activado y se produce un movimiento brusco y anormal, el airbag se despliega para prevenir el golpe. Se trata de un algoritmo que la empresa ha desarrollado comparando decenas de situaciones en las que se puede ver envuelto un ciclista, incluyendo accidentes.

Así, el collar tiene en cuenta movimientos habituales como la parada para recoger algo que se ha caído al suelo, impidiendo que se active el sistema de airbag sin que haya un choque. Incluso el sistema cuenta con una pequeña “caja negra” que registra la actividad de los segundos previos al choque y los segundos posteriores. A través de esa caja negra se pueden establecer patrones que ayudan a la compañía a mejorar su producto, pero también se puede conocer información sobre el accidente o la respuesta del ciclista ante el impacto.

En este vídeo, difundido en inglés por la empresa desarrolladora, podrás comprobar su funcionamiento. El airbag se despliega instantáneamente, antes de que el ciclista toque el suelo. ¿No te lo acabas de creer? Pues compruébalo por ti mismo:

Según el test elaborado por la compañía sueca de seguros Folksam, el airbag para ciclistas ofrece una capacidad de absorción de los impactos que es hasta tres veces superior que los cascos tradicionales. Está diseñado únicamente para ciclistas urbanos, por lo que la empresa no ofrece garantías si se utiliza en otras variantes del ciclismo, como en BTT, en descenso o en BMX. Tampoco debe usarse en otros deportes como el esquí o el patinaje, ni por supuesto en el coche.

Como se puede comprobar, las ventajas de Hovding son muchas, aunque también tiene algún inconveniente que hay que comentar: no pueden utilizarlo menores de quince años, no es posible utilizarlo si se ha desplegado el airbag en un choque y su precio no es para todos los bolsillos. En la página web se ofrece un único modelo, el Hovding 2.0, por 299€ (+ gastos de envío). Además, se ofrecen coberturas con diferentes diseños para el collar, que están entre los 15€ y los 40€.

¡Ah! Ten en cuenta que si tienes contratado un seguro para bicicletas tu compañía podría cubrirte la sustitución del Hövding en caso de accidente. No todas las compañías ofrecen esta cobertura, pero te recomendamos consultarlo con tu aseguradora.

¿Qué te parece este casco-airbag? ¿Has tenido la oportunidad de probarlo? ¡Te animamos a que nos cuentes lo que estás pensando en un comentario!

Puedes comprar el casco Hövding aquí:

Casco Hövding para ciclistas

El casco luminoso para ciclistas

Si los ciclistas deben llevar luces cuando circulan por la noche o por zonas poco iluminadas, ¿por qué no añadir luces también al casco y aprovechar para que indiquen que el ciclista va a girar hacia un lado o hacia el otro?

Básicamente eso es lo que han planteado en Lumos, un casco con luces led delanteras, traseras y laterales. Estas últimas son, seguramente las más llamativas y novedosas, ya que funcionan como los intermitentes de un coche.

Lumos - El casco luminoso para ciclistas
Lumos – El casco luminoso para ciclistas

Las luces laterales se activan desde el manillar, con un dispositivo sin cables que consta únicamente de dos botones, izquierda o derecha. Por supuesto, el ciclista debe indicar siempre que va a girar con sus brazos, no solo con las luces. El casco funciona pues como un complemento para la seguridad del ciclista por la noche, ya que por el día, en determinadas situaciones, las luces apenas serán visibles.

En este vídeo, la compañía demuestra su funcionamiento y su efectividad:

Otra de las novedades es que dispone de una función para que se activen todas las luces traseras del casco cuando el ciclista frena. El casco dispone de este sistema que detecta cuándo el ciclista reduce su velocidad, y avisa al vehículo que va tras él. El problema es que esta función consume la batería mucho más rápido, aunque existe la opción de activarla o desactivarla según nos convenga.

Según la información que proporciona el fabricante, para un uso normal diario de 30 minutos, la batería del casco dura una semana. Otra de las características es que todo el conjunto es resistente al agua.

El precio que ofrece actualmente la marca en su propia web es de 158’36€. Está disponible en tres colores (blanco, negro y azul) y solo en una talla para adulto con un tamaño craneal de entre 54cm. y 62cm.

Un spray reflectante

Se llama LifePaint y es un curioso producto desarrollado por Volvo. Básicamente, es un spray que convierte una prenda de vestir en reflectante cuando es enfocada por una luz intensa, como los faros de un coche.

Efecto del spray reflectante
Efecto del spray reflectante

De día, el spray es invisible pero cuando la luz solar comienza a desaparecer, el producto se hace mucho más vistoso, llamando la atención de los conductores sobre la presencia de un ciclista. Esta “pintura” invisible tiene la capacidad de reflejar la luz directa, es decir, en la misma dirección en la que recibe los rayos de la fuente de luz.

Esto significa que, si por ejemplo, rociamos el spray en nuestra espalda podrá verlo un coche que nos enfoque con sus faros desde atrás, pero apenas lo verá un vehículo que nos enfoque lateralmente. Por eso, la empresa recomienda rociarlo en pequeñas proporciones por diferentes partes del cuerpo, especialmente por las piernas.

El spray debe aplicarse siempre sobre superficies secas, y dependiendo del material sobre el que se aplica puede durar más o menos. En unos vaqueros que se usan a diario el efecto del spray puede durar en torno a una semana, aunque en prendas deportivas que no se usan todos los días el efecto puede durar más. Lógicamente, el producto desaparece cuando la prenda se lava en la lavadora, no afectando o destiñendo otras prendas. Por supuesto, también se puede aplicar sobre la propia bicicleta, sobre el casco, una mochila, etc.

Para ilustrar mejor el funcionamiento de este spray reflectante, mejor que veas el vídeo que ha publicado la propia empresa. Si circulas habitualmente por una gran ciudad con tu bici, seguro que alguna vez te has sentido como estos ciclistas londinenses:

En cuanto a las medidas de seguridad del producto, hay que tomar las mismas precauciones que con un spray de laca para el pelo. Es extraño que se produzcan reacciones alérgicas, aunque podría ocurrir de la misma manera que puede pasar con otros productos en spray que utilizamos a diario. No debe aplicarse sobre los ojos, sobre heridas y no debe dejarse al alcance de los niños. Tampoco se debe aplicar sobre animales y no se debe acercar al fuego, ni siquiera cuando el bote se ha agotado.

Aunque su precio es asequible, 13 libras (unos 15,20€), su principal problema es que solo se distribuye en Reino Unido.

Los guantes con intermitentes

Este invento también puede ayudarte a dejarte ver cuando circulas con tu bicicleta de noche. Se trata de unos guantes con luces led en la parte dorsal de la mano con los que se puede indicar la dirección a la que va a girar el ciclista.

Zackees - Los guantes luminosos
Zackees – Los guantes luminosos

Se llaman Zackees y funcionan con una pequeña batería y dos sensores de activación, uno en el pulgar y otro en la parte baja del dedo índice. Al juntarlos, la señal luminosa se activa. Lógicamente, el momento de mayor visibilidad de esta luz es cuando el sol desaparece y la ciudad comienza a oscurecer.

Según la información del fabricante, la batería puede durar hasta tres semanas con un uso diario normal. No tienen botón de encendido y apagado, sino que simplemente se encienden cuando los sensores de los dedos entran en contacto. Para prevenir que los sensores se toquen innecesariamente al llevar los guantes, por ejemplo, dentro de una mochila, el sistema hace que la luz se apague tras un breve periodo de tiempo.

Otra de las ventajas es que pueden lavarse en la lavadora con agua fría, tan solo retirando antes la batería. Están disponibles en tres tallas y hay modelo de invierno y de verano (que no cubre los dedos). En cuanto a su precio, tanto el modelo de invierno como el de verano se venden en Estados Unidos por 74’95 dólares, unos 70’70€. Si los compramos desde España, deben añadirse los gastos de envío, que son de 20 dólares.

Te dejamos un video a continuación que ilustra muy bien su funcionalidad. Como verás, a pesar de que los leds son pequeños, ofrecen una luz bastante brillante:

Puedes comprar aquí los guantes Zackees:

Guantes luminosos Zackees para ciclistas

La silueta que avisa de tu llegada

Seguimos con las señales luminosas. En este caso, se trata de un foco que se sitúa sobre el manillar de la bicicleta, hasta ahí todo normal. La diferencia es que Laserlight (que es su nombre oficial) emite una silueta con el dibujo de una bici sobre el suelo, unos cinco o seis metros por delante del ciclista. La empresa que la fabrica es Blaze.

Laserlight y la silueta que proyecta sobre el suelo
Laserlight y la silueta que proyecta sobre el suelo

Puede parecer una tontería, pero esa silueta de color verde brillante advierte a otros, especialmente a los conductores de vehículos, de que se aproxima una bicicleta. Puede resultar muy útil cuando se circula en paralelo a los coches o cuando se va a llegar a un cruce. Además, el láser con la silueta puede activarse o desactivarse según nos convenga, y en cualquier caso tendremos un foco de luz blanca LED con 300 lúmenes de potencia.

En cuanto a la batería, tiene un tiempo de uso de 13 horas con una carga completa. Su tiempo de carga es de cuatro horas para una carga del 100% y apenas una hora para conseguir una carga del 50%. Otra de las ventajas es que es totalmente resistente al agua. Además, está tiene un cierre muy fácil, por lo que se puede quitar y poner rápidamente cada vez que bajemos de la bicicleta. Eso nos evitará robos si dejamos nuestra bici en la calle o en lugares públicos.

Un sensor que avisa en caso de accidente en bicicleta

Si habitualmente sales solo en bicicleta, esto te va a gustar. ICEdot es un sencillo aparato que se coloca en el casco y se conecta mediante bluetooth con una app que debemos instalar en nuestro móvil. Aunque tiene funciones secundarias como proveer información sobre la ruta que traza el ciclista, su principal función es la de alertar a otra persona en caso de que el deportista sufra un accidente.

El sensor de ICEdot puede detectar cuando el ciclista sufre una caída
El sensor de ICEdot puede detectar cuando el ciclista sufre una caída

Básicamente, se trata de un sensor que se coloca en el casco y que es capaz de detectar cuándo el ciclista ha sufrido una caída. En ese momento, el sensor envía una señal bluetooth a la aplicación móvil y comienza una cuenta atrás de emergencia acompañada de una alarma sonora. Si el impacto ha sido leve, el ciclista puede apagar manualmente la alarma.

Pero si el impacto ha sido más grave y el ciclista necesita ayuda, cuando acaba la cuenta atrás la aplicación envía un mensaje de emergencia a los contactos que tengamos predeterminados acompañado de las coordenadas GPS, para que puedan encontrarlo con facilidad. Y como una imagen vale más que mil palabras, veamos en este vídeo cómo funciona este sensor:

En cuanto a sus especificaciones técnicas, el sensor de impactos ICEdot cuenta con una batería que tiene una duración aproximada de 20 horas en activo y unos 30 días en modo reposo. El tiempo de carga completa de la batería es de 4 horas. La app es compatible con iPhone 4S o superior y Android 4.3 o superior.

En cuanto a su precio, el sensor se vende por 98€, a los que hay que sumar 9’90€ del adaptador para el casco.

Puedes comprar aquí el sensor ICEdot:

Sensor de impactos ICEdot para ciclistas

Un cinturón luminoso para dejarte ver cuando vas en bici

Se llama HALO Belt 2.0 y es un cinturón con luces LED incorporadas que hacen que seas visible en tu bicicleta cuando cae la noche. Se trata de una compañía de San Francisco que ha desarrollado este cinturón que, además de para ciclistas, puede ser muy útil para otros deportistas e incluso para mascotas, y que se ha hecho tremendamente popular en poco tiempo.

El cinturón HALO hace que otros vehículos te vean más fácilmente
El cinturón HALO hace que otros vehículos te vean más fácilmente

Además de que los LEDs están disponibles en varios colores, el material con el que está fabricado es altamente reflectante. Lleva incorporada una batería de ión-litio que se recarga mediante micro-USB. Puede durar hasta 36 horas en activo y también es resistente al agua. Existen dos modos de uso de los LEDs, bien con una luz fija o bien parpadeantes.

Incluso, como se muestra en este vídeo, se pueden combinar varios cinturones a la vez para hacer al ciclista todavía más visible si las condiciones de circulación lo exigen:

¿Te han gustado todos estos productos? ¿Cuál te comprarías hoy mismo? ¿Has probado alguno de ellos? ¡Responde a estas preguntas dejando un comentario y cuéntanos tu experiencia como ciclista!

Y si estás pensando en cambiar tu bicicleta por un modelo más novedoso o que se adapte mejor a tu ritmo de vida, no te pierdas estas guías:

Guía para comprar una bicicleta plegable
Guía para comprar una bicicleta eléctrica

Cosas que puedes comprar para ir más seguro en tu bici
5 100% 1 voto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *