La enfermedad de Crohn explicada al detalle

La enfermedad de Crohn es un trastorno digestivo complejo que no sólo afecta físicamente a las personas que la sufren, sino que tiene un componente emocional que altera la calidad de vida de los pacientes. En esta guía te explicamos qué es y cómo se combate actualmente la enfermedad de Crohn y te damos algunas pistas para que esta patología altere tu vida lo menos posible.

Según la Sociedad Española de Patología Digestiva, en España hay unos 110.000 pacientes diagnosticados de enfermedad de Crohn. Y esa cifra aumenta cada año entre 50 y 100 nuevos casos por cada millón de habitantes.

La enfermedad de Crohn al detalle
La enfermedad de Crohn al detalle

Se trata, por tanto de una patología bastante común que afecta no solo al estado físico de las personas que la sufren, sino también a su estado emocional. A pesar de que miles de pacientes la sufren, buena parte de la sociedad desconoce qué es la enfermedad de Crohn, cuáles son sus síntomas y qué estilo de vida tienen que llevar las personas afectadas.

Por todo ello, en esta guía te explicaremos todo sobre esta enfermedad que afecta al aparato digestivo, para que resuelvas todas tus dudas. Comenzamos.

¿Qué es exactamente la enfermedad de Crohn?

La enfermedad de Crohn es una patología crónica que afecta a nuestro sistema digestivo y generalmente se localiza en la zona del colon (intestino grueso) y en el íleon (intestino delgado). Estas zonas se inflaman de forma anormal, aumentando su tamaño considerablemente y desarrollando úlceras. Junto con la llamada colitis ulcerosa, la enfermedad de Crohn es una de las enfermedades inflamatorias de intestino más comunes.

La enfermedad aparece normalmente en la adolescencia tardía, aunque en realidad puede desarrollarse en cualquier momento. De hecho, a pesar de que el pico se sitúa en personas que están en torno a los 35 años, cada vez se están detectando más casos de enfermos de Crohn menores de 16 años.

Dependiendo de la zona del aparato digestivo a la que afecta, hay varios tipos de enfermedad de Crohn. Veamos en el siguiente apartado cuáles son sus diferencias.

¿Qué tipos de enfermedad de Crohn hay?

La enfermedad de Crohn, como la mayoría de las patologías, se puede clasificar en distintas variedades. En el caso de esta enfermedad, se la clasifica según el lugar del cuerpo donde se produce la inflamación:

  • Ileocolitis: Cuando la enfermedad afecta la parte inferior del intestino delgado y el intestino grueso. Es la variedad más habitual de la enfermedad.
  • Colitis de Crohn: También denominada colitis granulomatosa, se produce cuando la enfermedad afecta directamente al colon.
  • Enteritis de Crohn: Se denomina de esta manera cuando la enfermedad afecta por completo al intestino delgado.
  • Ileítis de Crohn: Cuando la enfermedad ataca a la parte inferior del intestino delgado, denominada íleon.
    Enfermedad de Crohn gastroduodenal: El duodeno (parte superior del intestino delgado) y el estómago son los afectados en esta variedad de la enfermedad.
  • Yeyunoileítis: Cuando se produce una inflamación sectorizada en distintas partes del intestino delgado, aproximadamente en la zona media. A esta zona situada entre el duodeno y el íleon se la conoce como yeyuno, de la cual deriva el nombre de esta variante de la enfermedad.
  • Crohn en estado crítico estenosante: Es cuando la enfermedad no responde a tratamiento alguno, independientemente de la parte del tracto digestivo afectada. Sólo se puede atacar con cirugías, sin garantía de que no vuelva a aparecer. Se trata de una variante muy rara de la enfermedad, siendo muy pocos los casos diagnosticados en todo el mundo.

Ahora que ya conocemos los distintos tipos de enfermedad de Crohn que existen, veamos cuáles son sus síntomas.

¿Cuál es la sintomatología de la Enfermedad de Crohn?

Los síntomas de la enfermedad de Crohn son los siguientes:

  • Diarreas crónicas y persistentes
  • Úlceras intestinales
  • Dolor abdominal
  • Sangrado en intestinal
  • Fiebre
  • Pérdida de apetito

Las diarreas pueden producirse de forma aguda durante unos días y también de forma crónica sin respuesta a los tratamientos. Estos trastornos intestinales pueden generar complicaciones más graves, como la anemia o la ferropenia, ya que el organismo no es capaz de absorber los nutrientes necesarios para un buen funcionamiento. De igual manera, las inflamaciones intestinales pueden bloquear el sistema digestivo, impidiendo que el paciente pueda alimentarse correctamente.

Como consecuencia, los enfermos de Crohn sufren de forma crónica déficit de nutrientes, pérdida de peso y fatiga.

Asimismo, pueden producirse otras complicaciones a causa de las úlceras que produce esta enfermedad. Las úlceras son heridas que aparecen en las paredes interiores de los intestinos, generando pérdidas de sangre, dolor intenso, y abriendo la puerta a posibles infecciones y abscesos.

También se han diagnosticado casos en los que la enfermedad de Crohn afecta a las articulaciones, a la piel y a los ojos, generando inflamaciones y dolores crónicos.

Como vemos, la enfermedad tiene una variante crónica que hace que los síntomas se alarguen en el tiempo durante años, pero a la vez causa brotes que afectan al paciente duramente durante períodos de varios días. Esos brotes son los más dolorosos y peligrosos porque son los que pueden derivar en un problema de salud más grave.

Por todo ello, vivir con una enfermedad como esta requiere ayuda de nuestros familiares y amigos, comprensión y apoyo durante los brotes y cuando no podemos realizar actividades o asistir a compromisos.

¿Cuáles son las causas de la enfermedad de Crohn?

En realidad, el origen de esta patología no está todavía claro, aunque sí que se han determinado algunos factores que son fundamentales a la hora de desarrollar o no la enfermedad.

Entre ellos, el factor genético influye si se tienen familiares directos con enfermedad de Crohn. En ese caso, la posibilidad directa de sufrirla aumenta diez veces.

También influye el factor inmunitario, ya que las mucosas del intestino juegan un papel protagonista y los cambios que pueden sufrir determinan la aparición o no de la enfermedad.

En ocasiones, la reacción de nuestro sistema inmunitario puede ser “desproporcionada” frente a los agentes patógenos externos, lo que puede contribuir a agravar el problema en lugar de darle solución. Así pues, el factor inmunológico no es descartable, aunque las investigaciones no han precisado la relación exacta entre el sistema inmunitario y el desarrollo de la enfermedad de Crohn.

Por último, se ha demostrado que el tabaco es el factor más determinante para desarrollar este trastorno del aparato digestivo.

En el siguiente apartado profundizaremos en el perjuicio que puede causar el tabaco en el organismo y su relación con la enfermedad de Crohn.

Fumar: una posible causa de la enfermedad de Crohn

Todos sabemos que fumar es un hábito nocivo para la salud, ya que ocasiona desde consecuencias muchas veces mortales, como el cáncer de pulmón o de garganta, hasta incomodidades para la vida cotidiana, como el mal aliento, la pérdida del sentido del gusto parcial y los dedos y uñas amarillos.

Las investigaciones han demostrado que el tabaco tiene también una gran vinculación con la enfermedad de Crohn. Los componentes del humo de un cigarrillo como pueden ser el alquitrán y nicotina en mayor grado, causan irritaciones en el intestino y el estómago, además de afectar a la sangre y a los pulmones.

Lo que se ha demostrado en estudios recientes es que el la prevalencia de la enfermedad es mucho mayor en pacientes que fuman y, lo que es peor, la enfermedad ataca con más virulencia los organismo de pacientes fumadores. La recomendación para los enfermos de Crohn es, obviamente, que dejen el tabaco, pero en caso de querer hacerlo con la ayuda de tratamientos de nicotina como parches o chicles, deben consultar a su médico, puesto que estos tratamientos afectan en muchas ocasiones al sistema digestivo.

Como ves, la enfermedad de Crohn justifica por completo el esfuerzo para dejar de fumar. Pero si todavía te resistes a abandonar este hábito insano, te invitamos a que uses nuestra calculadora para saber cuánto ahorrarías si dejaras de fumar. Las cifras de ahorro a largo plazo seguro que te convencen. 😉

Ahora que ya hemos analizado las causas y los síntomas de esta enfermedad, pasemos a los tratamientos. Porque a pesar de los síntomas que produce esta patología, existen algunos tratamientos que pueden ayudar a paliar sus consecuencias.

¿Qué tratamientos hay contra la enfermedad de Crohn?

Hay cuatro tratamientos usuales para la enfermedad de Crohn, que varían dependiendo de la fase en la que se encuentre la enfermedad.

El tratamiento farmacológico es el más usual. Corticoides e inmunosupresores son las clases de medicamentos que usualmente se prescriben, para aliviar la inflamación del aparato digestivo y mantener los efectos al más largo plazo posible.

En los casos más graves y en los que la inflamación está muy localizada, se puede aplicar un tratamiento quirúrgico. En quirófano se extirpa la zona del intestino afectada, aunque esta medida no garantiza la desaparición de la enfermedad. A largo plazo, los síntomas suelen reaparecer en las zonas más cercanas a la parte extirpada del intestino. Sin embargo, es una posibilidad que se aplica con frecuencia combinada con el tratamiento farmacológico.

Por supuesto, existen fármacos para controlar y aliviar de forma sintomática las consecuencias de la enfermedad de Crohn. Bajo control médico se recetan antidiarreicos, antiinflamatorios o antibióticos en caso de que el doctor detecte que se ha producido una infección.

Otro de los tratamientos con los que se está investigando en los últimos años es la llamada fotoféresis. La fotoféresis extracorpórea es una técnica de aféresis (separación de los diferentes componentes de la sangre) que consiste en tratar una parte de los leucocitos de sangre periférica con 8- methoxypsoralen y exponerlos a rayos UVA induciendo la llamada muerte celular programada o apoptosis. Estas células apoptóticas se reinfunden a los pacientes con enfermedad de Crohn, causando una respuesta por parte de los linfocitos T y aumentando su respuesta frente a la inflamación. Se trata de una técnica que ya se ha probado con éxito en otras enfermedades que alteran el sistema inmunitario, aunque en el caso de la enfermedad de Crohn todavía está en proceso de estudio. En cualquier caso, la fotoféresis podría ser una buena alternativa a los tratamientos con fármacos, que no siempre son bien tolerados por todos los pacientes.

Por último, la dieta es otro de los tratamientos que debe tenerse en cuenta, aunque más que un tratamiento es un hábito que debe controlarse para aliviar algunos síntomas. Muchos de los pacientes con enfermedad de Crohn han desarrollado también intolerancia a algunos alimentos por lo que un análisis médico detectará cuáles son esas alergias y obligará a eliminar esos alimentos de la dieta.

No se ha demostrado que una dieta específica logre un mayor alivio a largo plazo. Es sólamente una buena opción para mantener un estilo de vida lo más saludable posible padeciendo esta enfermedad. A pesar de todo, en el próximo apartado te ofrecemos algunas indicaciones para mejorar tus hábitos alimenticios si sufres enfermedad de Crohn.

¿Cuál es la mejor dieta para la enfermedad de Crohn?

Hacer una dieta, ya sea para perder peso o para aliviar los síntomas de una enfermedad es algo que debemos llevar con mucho cuidado, y siempre con el visto bueno de nuestro médico, a quien deberemos asistir para controles periódicos y para revisar que a nuestro organismo no le esté faltando ningún nutriente por estar sometiendo nuestro cuerpo a un régimen alimenticio especial.

En el caso de la enfermedad de Crohn, evitar las fibras en exceso es clave para disminuir las dolencias intestinales, así como también todos aquellos alimentos que son conocidos por afectar a los procesos digestivos, como las bebidas gaseosas y refrescos o las verduras crucíferas como las coles o el brócoli. También hay que evitar el consumo de sustancias como el café, el alcohol, los alimentos picantes y los que contienen sorbitol, como algunos caramelos o chicles.

Relacionadas con las intolerancias alimenticias que mencionamos más arriba, alimentos que contienen gluten o lácteos son también poco recomendables en la mayoría de casos.

Por otro lado, los alimentos que poseen grasas con omega 3 y omega 6, como el pescado azul, son recomendables ya que ayudan a que el intestino genere la flora intestinal que se ve tan afectada en quienes padecen esta enfermedad. También las carnes blancas, el aceite de oliva y otros alimentos con un alto valor nutritivo, como los aguacates, pueden suplir los déficits nutricionales que genera esta enfermedad.

En cualquier caso, si sufres enfermedad de Crohn, antes de iniciar una dieta debes consultar con tu médico. Él te aconsejará cuáles son los alimentos que mejor pueden sentarle a tu organismo y cuáles son los complementos vitamínicos que pueden suplir tus carencias nutritivas.

Ya hemos visto cuáles son los problemas que genera esta enfermedad y cómo afecta física y anímicamente a las personas que la padecen. Lo más importante es sentir que no estás solo y que las personas que te rodean comprenden lo que te ocurre.

Para finalizar, a modo de curiosidad, hablaremos a algunos famosos que sufren la enfermedad de Crohn.

Famosos con la enfermedad de Crohn

La enfermedad de Crohn se llevó por delante la vida de Dan O’Bannon en 2009, un conocido guionista y director de cine norteamericano que trabajó en películas tan conocidas como Star Wars o Alien.

Dwight D. Eisenhower, presidente de Estados Unidos entre los años 1951 y 1963 también sufría la enfermedad de Crohn.

Mike McCready, guitarrista del famoso grupo de rock Pearl Jam, también padece la enfermedad de Crohn, sufriendo en su caso la dolencia en la parte inferior del tracto digestivo.

También en el mundo de la música, la cantante Anastacia aseguró en varias entrevistas que sufría Crohn, habiendo pasado incluso por el quirófano para extirparse una parte de su intestino delgado.

Asimismo, dentro de nuestras fronteras, el cantante Sergio Dalma también sufre esta enfermedad, por la que se ha visto obligado a cancelar algunos conciertos a lo largo de su carrera musical.

La enfermedad de Crohn, como cualquier otra patología grave, es fundamental detectarla pronto. La detección temprana es el primer paso para una cura o un tratamiento acertado que nos permita tener una vida saludable y cómoda dentro de nuestras posibilidades.

Si necesitas un seguro de salud, nosotros te asesoramos!

Información Seguros de Salud

Hemos llegado al final y esperamos haber resuelto todas tus dudas sobre esta enfermedad. Si es así, déjanos un comentario para hacérnoslo saber. Y si quieres contarnos tu experiencia o tienes alguna cuestión que quieras plantear, ¡simplemente hazlo aquí abajo!

La enfermedad de Crohn explicada al detalle
5 100% 1 voto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.