Leche para cachorros: recetas caseras de emergencia para perros

Aunque hoy en día podemos encontrar excelentes leches maternizadas para cachorros en el mercado, proponemos unas recetas caseras de emergencia para poder alimentar cachorros huérfanos en cualquier circunstancia.

La leche materna es, sin ninguna duda, insustituible. Todos los nutrientes que los cachorros necesitan para crecer, los tiene la leche de la perra en un perfecto equilibrio. Sin embargo, existen múltiples circunstancias en las que nos podemos encontrar en la necesidad imperiosa de utilizar una leche de reemplazo artificial. Cachorros abandonados, madres fallecidas o enfermas, leche insuficiente o tóxica, camadas muy numerosas… estos son los motivos más habituales que nos pueden obligar a intervenir en la crianza de uno o varios perritos.

Afortunadamente, en la actualidad existen en el mercado leches maternizadas para la lactancia artificial específicamente formuladas para las necesidades nutricionales de los cachorros. Esta leche debe ser siempre la opción elegida para alimentar a los perritos que no tengan acceso a la leche de su madre (o de una nodriza), para garantizar totalmente el correcto aporte de nutrientes y un crecimiento adecuado.

Pero como no debemos perder de vista las leyes de Murphy, vamos a plantear unas fórmulas caseras de emergencia para que podamos salir del apuro en caso de que nos veamos a las cuatro de la madrugada de un domingo con un cachorrillo hambriento del que ocuparnos. Aquí van algunas consideraciones previas sobre la leche materna de los perros.

La leche materna canina

Lo que tendremos que conseguir es una fórmula que se acerque todo lo posible a la leche de la perra a partir de leche de vaca, cabra u oveja. Para ello debemos conocer los valores de los principales nutrientes de la leche materna y enriquecer la leche que tengamos para alcanzar estos valores en la medida de nuestras posibilidades.

Consideraciones iniciales sobre la leche

Existe cierta confusión sobre el tema de la lactosa que aprovechamos para aclarar en este artículo. La lactosa es un azúcar que se encuentra en la leche de todos los mamíferos, incluidas las perras, imprescindible para la correcta nutrición de los lactantes.

Para poder digerir la lactosa durante el tiempo que dura la lactancia, los mamíferos producimos en el intestino una enzima llamada lactasa, encargada de romper la lactosa en glucosa y galactosa. La producción de esta enzima va remitiendo progresivamente durante el destete, ya que biológicamente deja de ser necesaria para la nutrición cuando la leche ya no es suficiente para cubrir los requerimientos nutricionales de los individuos. Este es el motivo por el que los adultos desarrollan intolerancia a la lactosa al haber dejado de producir lactasa tras el destete.

Una vez aclarado este aspecto, vamos a fijarnos en esos niveles ideales de la leche de perra que necesitamos imitar todo lo posible. Un litro de esta energética leche aporta unas 1.200-1.300 kcal, 80 gramos de proteína, 98 gramos de grasa, 35 gramos de carbohidratos (lactosa), casi 3 gramos de calcio y algo más de 2 gramos de fósforo.

En cambio, la leche entera de vaca que habitualmente podemos encontrar en nuestros frigoríficos nos da los siguientes valores por litro: 600kcal, 31g de proteína, 35g de grasa, 47g de carbohidratos (lactosa), menos de 1,5g de calcio y menos de 1g de fósforo. La leche de cabra tiene algo menos de lactosa y la de oveja bastante más grasa pero la misma lactosa.

Debemos insistir en el carácter de urgencia de estas recetas y en la necesidad de adquirir cuanto antes una leche maternizada comercial de buena calidad para cachorros (la marca Esbilac nos parece de las mejores), ya que de forma casera no vamos a poder aportar las proteínas y minerales necesarios ni vamos a poder eliminar el exceso de lactosa. Esto va a producir deficiencias y problemas de absorción de nutrientes.

Recetas caseras de leche para cachorros

Por la dificultad que supondría dividir una yema de huevo, vamos a coger esta medida como referencia para elaborar las fórmulas.

Receta 1

La primera opción consiste en mezclar:

  • 900 ml de leche entera
  • 80 ml de crema de leche con el 40% de grasa (o similar)
  • Una yema de huevo cruda

Con este compuesto conseguimos alcanzar algo más de 900 kcal/litro.

Receta 2

Otra opción más completa puede ser:

  • 400 ml de leche entera
  • 50 ml de crema de leche con el 40% de grasa
  • 10 g de mantequilla
  • Una yema de huevo
  • 25 g de caseinato de calcio (proteínas de leche)
TE INTERESA:  Guía del seguro de loros, yacos, cacatúas, cotorras y otras aves exóticas

Esta fórmula aporta 1.300 kcal/litro

Receta 3

Si tenemos leche de cabra:

  • 850 ml de leche de cabra
  • 150 g queso crema Mascarpone
  • La leche obtenida tiene 1.100 kcal/litro

Lactancia artificial del cachorro

Los requerimientos calóricos del cachorro, que se estiman de la siguiente manera:

  • Primera semana de vida: 12-13 kcal/100 g de peso/día
  • Segunda semana de vida: 14-15 kcal/100 g/día
  • Tercera semana de vida: 16-17 kcal/100 g/día
  • Cuarta semana de vida: 18-20 kcal/100 g/día

Como podemos ver, las necesidades energéticas de los cachorros se van incrementando rápidamente en pocas semanas. A partir de la tercera semana de vida, la leche no es suficiente para cubrir la demanda nutricional y debemos empezar a introducir alimento seco completo para cachorros texturizado en papilla.

Si bien los cachorros maman de su madre hasta 20 veces al día, nosotros podemos suministrar la leche cada 3 horas (8 tomas) durante la primera semana y espaciar poco a poco las tomas hasta llegar a 4 en la tercera semana, en la que también empezaremos con las papillas de pienso y agua mineral. Además, hay que tener en cuenta que necesitamos una higiene escrupulosa de utensilios y si es posible, esterilizarlos.

¡Atención! La mezcla de leche se debe hacer en frío y se puede conservar en el frigorífico hasta 24-36 horas.

Separamos la cantidad necesaria para cada toma y la calentamos a 37 grados (que no queme en contacto con el interior de la muñeca). Podemos utilizar tetinas, sondas o jeringas, pero siempre sujetando al cachorro sobre decúbito esternal, casi paralelo al suelo como si estuviera mamando de su madre y colocando la cabeza entre el pulgar y el índice. Debemos evitar un suministro de leche demasiado rápido para no correr riesgo de neumonía por aspiración y nunca sujetar al cachorro boca arriba.

Con los datos energéticos de las recetas y el peso y edad del perrito, calcularemos aproximadamente la cantidad necesaria de leche que necesitamos al día. No hay una dosis exacta, el cachorro debe quedar saciado pero debemos tener cuidado de no empacharlo con mucha cantidad, el abdomen debe quedar ligeramente distendido pero sin exagerar. Si lloran mucho y no se quedan tranquilos después de comer, debemos revisar la temperatura ambiental (siempre en torno a 30 ºC) y que las tomas sean correctas.

Ejemplo del cálculo de las tomas

Si el cachorro pesa 400 g y tiene 2 días, sabemos que necesita unas 50 kcal al día (12-13 kcal por 100 g de peso). Si la fórmula que vamos a utilizar tiene 900 kcal/litro, una regla de tres nos da como resultado que 50 kcal corresponden a 55-56 ml. Sólo falta dividir esta cantidad entre el número de tomas al día y obtenemos los ml por toma. Este cálculo en la práctica es aproximado pudiendo variar en cada caso.

Tenemos que pesar al cachorro cada día y ajustar la dosis. Una vez adquirida la leche maternizada comercial, seguiremos la guía de alimentación recomendada por el fabricante y por supuesto, las pautas del veterinario.

Bibliografía

Council, N.R.:Nutrient Requeriments of dogs,1985

Baimes, F.M.:Milk substitutes and han rearing of orphan puppies and kittens.J.S.A.P., 1981

Antes de acabar, queremos que nos cuentes tu experiencia. Deja un comentario y explícanos cómo has cuidado de tus cachorros en los primeros días de su vida o pregúntanos y trataremos de resolver tus dudas. Y si quieres saber más sobre perros, no te pierdas estas guías:

¿Qué comprar cuando tienes un perro por primera vez?

Los perros y el agua, todo lo que debes saber.

Los seguros de Responsabilidad Civil para perros.

Los cánceres que más sufren los perros y cómo prevenirlos.

¿Acabas de adoptar un cachorro y necesitas leche casera para alimentarlo? Aquí van algunas ideas de recetas de leche materna de emergencia.

En esta guía encontrarás todo lo que debes saber sobre la leche materna para perritos, un análisis de sus principales nutrientes y recetas para sustituir temporalmente la leche materna. ¡Toma nota de estos consejos!

Valóranos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.