Los mejores radiadores o calefactores eléctricos del mercado 2018

Hay mucha gente que se encuentra en la tesitura de no tener un sistema de calefacción en casa y se plantea la opción de comprar calefactores o radiadores eléctricos, ya sean los modelos antiguos de aceite como los más actuales y denominados de “bajo consumo”.

Los mejores radiadores eléctricos del mercado
Los mejores radiadores eléctricos del mercado

Si es tu caso y estás pensando en comprar un equipo de calefacción eléctrica, tendrás que saber que hay una amplia variedad de diferentes opciones a considerar: desde los aires acondicionados, calefactores, paneles infrarrojos o cerámicos, hasta toalleros, es hora de encontrar el mejor sistema de calefacción eléctrica para tu hogar.

De hecho, la lista completa de los tipos de equipos que puedes utilizar como calefacción eléctrica que puedes encontrar  en el mercado son:

  1. Radiadores eléctricos
  2. Radiadores de aceite eléctricos
  3. Convectores eléctricos
  4. Calefactores eléctricos
  5. Calefactores eléctricos de infrarrojos
  6. Paneles eléctricos
  7. Calefactores eléctricos
  8. Toalleros eléctricos
  9. Bombas de calor
  10. Ventiladores con modo calor

Empecemos por los equipos más demandados del mercado. Si lo que estás buscando es un radiador eléctrico, es muy importante que leas todo lo que tienes que saber antes de comprar uno. Te lo enseñamos todo sobre los radiadores eléctricos aquí.

Los mejores radiadores eléctricos de bajo consumo del mercado

Los radiadores eléctricos son los equivalentes eléctricos a los radiadores de una calefacción convencional, los radiadores eléctricos son recomendables para el uso durante todo el día en toda la casa.

Estos radiadores son eficientes, seguros, regulables, de fácil y rápida instalación y no requieren mantenimiento.

Hay dos formatos de radiadores eléctricos, con convector o sin convector. La ventaja de los convectores es que calientan más rápido y de forma más uniforme la habitación. Los radiadores convectores tipo son recomendados cuando es preciso calentar la habitación de forma rápida, por lo que hay que tener cuidado con aquellos modelos que no tienen termostato, tendremos que ir controlando la temperatura manualmente y hacerlo diariamente puede ser un poco tedioso.

Estas son las características más habituales de los radiadores eléctricos que tienes que tener en cuenta:

  • Los radiadores eléctricos vienen en diferentes potencias, tamaños, formas y estilos, tienes tantas opciones que seguro que encuentras alguna que se adecua a tus gustos.
  • Los radiadores eléctricos usan termostatos digitales que leen con precisión las temperaturas dentro de la habitación y pueden estar en el mismo aparato o con un termostato independiente.
  • También existen fabricantes que dan la opción de que todos los radiadores eléctricos de una vivienda estén controlados por un solo termostato, que hará también la función de programador. Esta conexión se suele realizar mediante la propia red eléctrica sin necesidad de un cableado adicional. Este sistema se llama control por corrientes portadoras.
  • Disponer de una regulación permite reducir el gasto energético y mantener el consumo eléctrico al mínimo, haciendo que notemos una diferencia sustancial en nuestra factura de la luz frente a otras opciones de calefacción eléctrica.
  • Los radiadores eléctricos también pueden programarse individualmente, por lo que puedes optar por mantener algunas habitaciones a temperaturas más bajas que otras, según tus necesidades.

Para calcular la potencia de forma rápida, podemos hacer esta sencilla cuenta:

100W por metro cuadrado

Es decir, si necesitamos calefactar un baño de 5 metros cuadrados, necesitaremos un radiador eléctrico de 500W. Si necesitamos calentar una habitación de 12 metros cuadrados, necesitaremos un radiador eléctrico de 1200W.

Este es un cálculo muy general y fácil, pero para hacer un cálculo más real hay que tener en cuenta otros factores, como la zona climática, si hay fugas térmicas, ventanas, puertas, nivel de aislamiento, etc.

Un subcategoría dentro de los radiadores son los calentadores eléctricos de convección, que funcionan de una forma muy parecida a los radiadores convencionales pero calientan redirigiendo el aire a través del radiador constantemente. La única desventaja que tienen los calentadores de convección es que el aire que circula a través de ellos puede ser problemático para algunas personas alérgicas o personas con cierta sensibilidad al polvo. Por otro lado, la gran ventaja es que por lo general son más baratos de operar y pueden calentar una habitación más rápido.

Si es el momento de elegir un radiador eléctrico, estas son algunas recomendaciones.

Mejores radiadores eléctricos de bajo consumo de este 2018

  • Orbegozo RRE
  • Orbegozo RRM
  • Haverland RC4E
  • Bendex LUX
  • Honeywell HZ824E2

Los radiadores o calefactores con más potencia del mercado

Si estas buscando un radiador o calefactor eléctrico que tenga un extra de potencia, los hay de hasta X Kw, ten en cuenta ese valor de consumo máximo para que esté acorde con tu instalación y sobre todo en la caja de protecciones, ya que tendrás que conectarlo a una red que por lo general estará limitada en potencia con un PIA.

También la base eléctrica donde lo conectes tiene que estar preparada. Recuerda que una base de 10A, que son las tomas convencionales, soportan unos 2.200W de potencia. Utiliza una base como que se suele poner en las vitrocerámicas u hornos para conectar estos equipos que son hasta 25A y comprueba también que el cableado tiene una sección adecuada para evitar sobrecalentamientos.

Este es uno de los mejores calefactores o radiadores eléctricos de mucha potencia:

 

Los mejores radiadores de aceite del mercado

El formato de radiador eléctrico de aceite es un elemento que ha evolucionado poco durante estos últimos 20 años. El principio de funcionamiento es muy sencillo. Estos radiadores incluyen un aceite especial que mantiene más la temperatura que los convencionales radiadores de chapa de aluminio. Por lo general son modelos muy asequibles, que se suministran con ruedas y pueden ser un complemento perfecto para habitaciones de invitados o como complemento en otras habitaciones.

Estos son dos de los radiadores de aceite con más presencia del mercado:

  • De’Longhi Dragon TRD40-0615
  • AEG RA 5521

Veamos ahora otro tipo de calefacción eléctrica, los calefactores.

Los mejores calefactores eléctricos

Si lo que estás buscando es una solución rápida para el frió y que lo necesitas sólo para unas horas necesitarás un calefactor eléctrico, un elemento pequeño que está formado por una resistencia y un ventilador que hacer circular el aire a través de ella, consiguiendo calentar una gran cantidad de aire en un tiempo más reducido que un radiador o un convector.

Hay mucha variedad de modelos, pero estos son algunos de los mejores modelos de calefactores que hemos encontrado:

 

Los mejores estufas eléctricas de infrarrojos

Esta es una solución muy habitual que encontraremos sobre todo en bares y terrazas en invierno. Esa luz rojiza es debida a nuestra percepción de la radiación infrarroja que emiten las resistencias, que pueden ser de cuarzo o cerámicas o las lámparas, que por lo general son halógenas. Como verás hay hasta modelos de estufas eléctricas que simulan un efecto de chimenea.

Hay muchos modelos de estufas de infrarrojos en el mercado, pero destacan las siguientes:

Los mejores toalleros eléctricos

Los toalleros eléctricos son perfectos para calefactar el baño y son un componente imprescindible en los baños modernos, que además de proporcionar calor, mantienen secas las toallas.

Podemos encontrar toalleros eléctricos en una variedad de diseños diferentes, que se adecuarán perfectamente a nuestro estilo estético que tengamos.

Algunos toalleros pueden tener el mismo nivel de control que los radiadores eléctricos convencionales, con programadores 24/7, pueden usarse para crear un programa de calefacción específico para el baño.

Por lo general, todos los toalleros tienen una clasificación IP alta especialmente de la entrada de agua.

Ten en cuenta la potencia del toallero, porque hay modelos muy básicos de en torno a unos 100W que no dan para calentar un baño entero pero si para mantener algo calientes las toallas.

Los mejores toalleros que puedes comprar son:

 

Otros tipos de calefactores que puedes utilizar en el baño son los calentadores de infrarrojos.

Tip del profesional: Algunos hoteles y viviendas de alta gama incorporan en sus baños una luminaria que admite lámparas infrarojas, una bombilla que emite luz roja (ondas infrarrojas) y que a la vez te calienta. Son del mismo tipo que las que utilizan los fisioterapeutas. Puedes ver este tipo de bombillas aquí.

Para hacerte todavía más fácil la elección entre los diferentes sistemas y modelos que hay en el mercado, hemos respondido a las preguntas más habituales. Empecemos por aclarar algunas dudas que tiene la gente en torno a estos sistemas de calefacción eléctrica.

¿Cuál es el mejor sistema de calefacción eléctrica para una vivienda?

Esta es una pregunta muy general, hay diferentes criterios para elegir un sistema y poderlo comparar con otros. Los más importantes son: Rendimiento/Eficiencia, Velocidad, Consumo, Sonoridad y Seguridad. No hay un sistema que sea perfecto, pero siempre hay ganadores en cada uno de esos criterios.

La versatilidad que da la calefacción eléctrica es incomparable a cualquier otra calefacción , ya que son elementos de rápida instalación, pueden ser recolocados, permiten un control total, son programables…

Veamos ahora las diferencias a nivel de rendimiento.

¿Cuál es el sistema de calefacción eléctrico más eficiente o con mejor rendimiento?

Los sistemas de calefacción eléctrica son altamente eficientes, ya que casi el 100% de la electricidad que se consume se transforma en calor en los convectores y radiadores eléctricos e incluso el antiguo sistema de suelo por hilo radiante.

En cuanto a rendimiento, el sistema eléctrico que mejor rendimiento tiene son las bombas de calor, siempre y cuando la temperatura exterior no baje de los 5ºC. Una vez baja de esa cifra, llega a coeficientes cercanos a 1 hasta los -5ºC, donde a partir de ese momento baja mucho el rendimiento, incluso puede llegar a suponer un consumo adicional si tiene resistencias antiescarcha en la unidades exteriores.

Las diferencias entre los convectores, radiadores o termoventiladores o radiadores de infrarrojos, a nivel de rendimiento son muy similares, lo que los diferencian son sus características, que hacen que sean más adecuados en algunas situaciones.

Además, los calefactores o radiadores eléctricos más modernos cuentan con programadores y termostatos digitales inteligentes, con funciones de ahorro de energía.

Si nos estamos haciendo la pregunta de cuál es el sistema de calefacción que menos consume… aquí tienes la respuesta.

¿Cuál es el sistema de calefacción eléctrico que menos consume?

No debemos confundir el rendimiento eléctrico con el rendimiento económico, sobre todo cuando lo comparamos con otros sistemas de calefacción como puede ser con una caldera de gas o gasoil, biomasa, geotermia, etc…

Siempre que la temperatura exterior sea mayor de 5º, la bomba de calor gana siempre en rendimiento. A partir de aquí, entre los diferentes sistemas eléctricos, serán más eficientes cuanto mejor sea su regulación o cuando mejor se adapte a las necesidades del medio a calefactar.

Si ponemos un radiador de bajo consumo en una terraza, es muy probable que no notemos el calor cuando salgamos afuera, pero si ponemos un calefactor de infrarrojos si.

Es un ejemplo sencillo y hay situaciones algo más complejas, sobre todo si la superficie en metros cuadrados a calefactar es amplia y de uso frecuente.

¿Cual es el sistema de calefacción eléctrico más rápido?

Los convectores o calefactores que incluyen un ventilador son los que más rápido calientan, en cuanto a sensación térmica se refiere, eso no quiere decir que mantengan el calor, ya que lo que estamos notando es la temperatura del aire, pero las paredes y el suelo, que todavía no han cambiado su temperatura pueden hacer que cuando se apaguen, baje la temperatura y se note que el calor que se ha generado desvanece. Esto no debería ocurrir si hemos mantenido el calefactor encendido durante un tiempo.

Tenemos que pensar que los calefactores que incluyen ventilación suelen ser de alta potencia y su consumo hora es más elevado que el resto de equipos.

Los sistemas más lentos, son por lo general de menor consumo o incluyen algún elemento que retiene el calor. Esto ocurre con los antiguos radiadores de aceite, que al calentar el fluido, este se mantiene caliente durante más tiempo.

Los radiadores de “bajo consumo” son radiadores muy grandes, con mucha superficie de disipación y que tienen un elemento

¿Cuáles son las ventajas de la calefacción eléctrica?

En resumen, las ventajas de la calefacción eléctrica son las siguientes:

  • Son eficientes, transforman casi todo su consumo eléctrico en calor.
  • Son muy seguros, no tienen problemas de humos o de combustión.
  • Hay modelos regulables, programables y con control con termostato
  • Su instalación es fácil y sencilla, no precisan de una reforma de la vivienda
  • No requieren mantenimiento.
  • Su vida últil es muy larga.

Ahora que conocemos las ventajas, no estaría de menos tener en cuenta algunas de sus desventajas.

¿Cuáles son las desventajas de la calefacción eléctrica?

Pese a que son bastante eficientes, su consumo y coste eléctrico puede ser más alto que si lo comparamos con otros sistemas como la biomasa, la bomba de calor o geotermia.

Consumen mucha energía, este es un aspecto que tienes que tener en cuenta si tienes poca potencia contratada, ya que si tienes mucha potencia y tu instalación eléctrica no está preparada puedes sufrir apagones constantes.

Otra desventaja es que hay gente que no tolera el calor de las bombas de calor o de los convectores, ya que como hemos comentado antes,  puede ser un problema para aquellas personas con alergia al polvo.

5 consejos a la hora de adquirir un calefactor eléctrico para utilizarlo como calefacción

  • No utilizar un calefactor pequeño para estar muchas horas encendido, no están preparados para ello.
  • Mantenerlos a una potencia adecuada y si es posible, compra uno que incluya termostato o programador.
  • Compra marcas reconocidas que te puedan dar un servicio postventa adecuado.
  • Dimensiona bien el radiador, adecua la potencia con la superficie que quieres calentar.
  • Ten en cuenta que si vas a hacer un uso del radiador principalmente durante la noche puedes cambiar tu tarifa a una tarifa nocturna.

Brico-consejo: Si en invierno acercas los labios a las ranuras de la ventana sin llegar a tocarla y notas algo de aire frío, es mala señal, está entrando aire frío. Revisa lo que en arquitectura se denominan coyunturas, procura que los marcos de las ventanas estén bien colocados y que no se esté colando aire frío.

Esperemos que te haga sido útil nuestra guía de compra y que pases un inverno [email protected] ya que ahora tienes toda la información necesaria para hacer una buena adquisición.

Los mejores radiadores o calefactores eléctricos del mercado 2018
5 100% 3 votos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.