Melbourne – Guía de turismo, ocio, restaurantes, hoteles y más cosas que ver

La mejor ciudad del mundo para vivir según el The Economist Intelligence Unit’s. Melbourne lleva cinco años liderando los rankings de ciudades con mayor calidad de vida del planeta. Lo ha conseguido gracias a sus altos niveles educativos, la calidad de su sistema sanitario, una apuesta decidida por la cultura y una gran calidad del empleo que se genera en la metrópoli, con condiciones ventajosas para los trabajadores y un gran respeto por su tiempo de ocio.

Melbourne - Guía de turismo, ocio, restaurantes, hoteles y más cosas que ver
Melbourne – Guía de turismo, ocio, restaurantes, hoteles y más cosas que ver

Es la segunda ciudad más poblada de Australia, solo superada por Sydney, la gran urbe del oeste australiano sobre la que puedes descubrir más en esta “Guía de Sydney. Turismo, ocio, restaurantes, hoteles y más cosas que ver”.

Melbourne mezcla el urbanismo de las ciudades modernas, (grandes edificios de oficinas, amplios parques urbanos o redes de transporte como los tranvías en anchas avenidas) con la tradición de la arquitectura victoriana que, con la fiebre del oro de 1850, hizo crecer desmesuradamente a esta ciudad. El resultado es una mezcla de historia y modernidad al que se une la gran multiculturalidad de sus gentes.

Si quieres descubrir más sobre esta gran ciudad de Australia, no te pierdas ni un solo párrafo de esta guía.

Melbourne – Ubicación, a qué estado o región pertenece y tamaño.

Melbourne se ubica al sureste de Australia. Es la capital del Estado de Victoria y es la segunda ciudad más poblada del país con 4.529.500 habitantes según el Australian Bureau of Statistics (2015), sólo por detrás de Sydney. La ciudad se extiende por un total de 17.153 kilómetros cuadrados que sin embargo no son una única unidad administrativa. El gobierno de la ciudad tiene jurisdicción sobre el centro histórico, lo que se denomina City of Melbourne.

El resto de la ciudad se divide en 30 municipalidades y 5 condados que tienen asambleas propias para los temas municipales que delega el gobierno del Estado de Victoria.
A pesar de todo, estas divisiones administrativas no afectan significativamente al día a día de la ciudad, que en los últimos años se ha convertido en un gran polo económico no solo del sur de Australia sino de toda la región Asia-Pacífico.

Melbourne se sitúa en la desembocadura del río Yarra, en la llamada bahía de Port Phillip, a 876 kilómetros de Sydney, a 723 km de Adelaida y a 663 km de Canberra, la capital del país.

Características de la población de Melbourne

La ciudad de Melbourne llama la atención por su multiculturalidad. Australia, en general, es un país de mezclas raciales y de inmigrantes de todo el mundo, pero es en las grandes ciudades en donde esa mezcla se hace más visible.
La población de Melbourne se ha conformado a base de sucesivos movimientos migratorios desde diferentes partes del mundo.

Antes de 1850, una gran cantidad de europeos llegaron a las costas del Melbourne, especialmente ingleses. Después de esa fecha, con el estallido de la fiebre del oro, decenas de nuevas nacionalidades se instalaron en la ciudad, destacando los grupos de asiáticos, y dentro de estos especialmente los chinos. Ya después de la Segunda Guerra Mundial, a partir de 1945, una tercera oleada de emigrantes llegó a Melbourne y a otras ciudades australianas huyendo de países que habían quedado destruidos por el conflicto bélico.

En las últimas décadas, Melbourne ha recibido a migrantes de numerosos países del mundo entre los que destacan los asiáticos, que proceden de países menos desarrollados como Vietnam o Camboya y que viajan a las ciudades australianas en busca de un empleo y un futuro mejor. También estudiantes de países europeos y norteamericanos han llegado a Melbourne para formarse y han acabado quedándose a vivir.

Teniendo en cuenta todas estas migraciones se entiende que la ciudad de Melbourne tenga, por ejemplo, el barrio chino más antiguo del país en torno a la calle Little Bourke. O un barrio italiano, con restaurantes, fiestas y centros culturales que llevan a esta ciudad australiana la cultura clásica del país de la bota europeo. La calle Lygon es el gran centro italiano de la urbe.

También hay que destacar la gran cantidad de griegos, tanto emigrantes como descendientes de aquellos que llegaron fundamentalmente después de la Segunda Guerra Mundial. Los datos son sorprendentes: Melbourne tiene la población de griegos más importante fuera de Europa, está hermanada con la ciudad de Tesalónica y tiene un importante barrio griego que se denomina Greek Precint.

En cifras generales, los inmigrantes representan un 35% de la población de esta ciudad, que proceden de 230 países diferentes y hablan 180 lenguas distintas, incluidas algunas aborígenes. Otro dato destacable es que la media de edad, desde hace más de un lustro, se mantiene en los 36 años, cifra sorprendentemente baja en comparación con otras grandes ciudades del mundo.

Sin duda, estos datos son un importante aliciente para aquellos jóvenes de otras partes del mundo que quieren viajar para aprender inglés o trabajar en Australia.

Sitios para visitar en Melbourne

Melbourne tiene infinitos lugares interesantes para visitar. La oferta es amplísima tanto para los que quieren no perder ni un segundo de su tiempo descansando como para quienes prefieren un plan más tranquilo para disfrutar de la ciudad. Para estos últimos, Melbourne dispone de una amplia red de parques y jardines, cada uno con una decoración y un ambiente diferente, por los que se puede pasear cómodamente en familia y aprender sobre fauna y botánica.

A vista de pájaro, Melbourne tiene decenas de manchas verdes que representan parques visitables. Algunos de los más importantes son los Jardines Fitzroy, los Royal Botanics Gardens, los jardines Edimburg, el Royal Park, el parque Yarra Bend o el Westgate Park.

Sin duda, uno de los más emblemáticos es el parque Fitzroy o Fitzroy Gardens. En él se pueden encontrar decenas de especies vegetales convenientemente explicadas, además de numerosas edificaciones que homenajean a personajes tan importantes como James Cook, descubridor de la costa este de Australia, o de James Sinclair, un botánico inglés nacido en 1913 que después de viajar por todo el mundo investigando en su disciplina se instaló en Melbourne, en una casa que todavía se conserva en este parque.

En medio de la gran ciudad, los parques y jardines de Melbourne son amplios oasis en los que descansar del ruido, dar un paseo, hacer algo de deporte o tomar un helado en familia.

Además de los parques, uno de los lugares más visitados y fotografiados de Melbourne es el Princes Bridge, un puente sobre el río Yarra que mide 30 metros de ancho y 120 de largo. Fue construido en 1888 y todavía hoy es una de las grandes arterias de la ciudad por la que circulan miles de vehículos, bicicletas y peatones.

Federation Square es otro de los lugares emblemáticos. Podría decirse que es el corazón de Melbourne. Esta plaza se encuentra junto al cauce del río Yarra y en ella se puede encontrar absolutamente de todo. En una de sus esquinas se encuentra el Melbourne Visitor Centre, un centro para turistas desde el que se pueden contratar todo tipo de paquetes turísticos o, simplemente, solicitar información y mapas de la ciudad. La plaza dispone de Wi-Fi gratuito a todas horas. Está llena de cafés, tiendas, restaurantes, museos, galerías, centros culturales y muchos más edificios que la convierten en un gran polo de atracción turística desde el que parten excursiones por la ciudad, visitas guiadas a los diferentes edificios o cruceros por el Yarra.

Otro lugar de interés es el Museo de Melbourne, que tiene una enorme oferta de exposiciones itinerantes y permanentes relacionadas con la botánica, la fauna australiana, la paleontología, la investigación médica, el mundo marino, la historia, la cultura aborigen o los secretos de nuestra mente, entre otras. El museo, ubicado en Nicholson Street, en el interior de los Jardines Carlton, abre todos los días desde las 10:00 h de la mañana a 17:00 h. y la entrada general para adultos cuesta 14$.

Justo al lado del museo se encuentra el Palacio Real de Exposiciones, un impresionante edificio que en 2004 fue incluido en la lista de Patrimonio Mundial. Acoge exposiciones y ferias de todo tipo, desde alimentación hasta muestras de tecnología y diseño.

La arquitectura es uno de los grandes atractivos de Melbourne, ya que en medio de una ciudad moderna de altos edificios pueden encontrarse muestras de arquitectura de estilo victoriano. Es el caso de la catedral de St. Patrick, la catedral de St Paul o la estación de ferrocarril de Flinders Street, sin olvidarnos del edificio Manchester Unity, una gran construcción de estilo neogótico en la esquina entre Collins Street y Swanston Street.

Otro de los lugares de interés por el que merece la pena perderse es el Mercado Reina Victoria. Se trata de un lugar de importancia histórica que cuenta con más de 600 pequeñas tiendas en las que se pueden comprar los mejores productos de alimentación y artesanías locales. Más que un mercado, funciona como un centro cultural y social, puesto que además de la venta en las tiendas se organizan jornadas culturales, degustaciones gastronómicas, actividades deportivas, juegos para niños, etc. El mercado abre los martes y miércoles de 6:00 a 14:00, los viernes de 6:00 a 17:00, los sábados de 6:00 a 15:00 y los domingos de 9:00 a 16:00.

Pero, sin duda, el gran protagonista de la ciudad de Melbourne es el río Yarra. El puerto y la bahía de Port Phillip es un lugar privilegiado para admirar las vistas y pasear por la desembocadura del Yarra. Se trata de un río navegable, por el que se realizan cruceros que atraviesan la ciudad pasando por delante de los edificios más emblemáticos.

Sitios para ir en familia en Melbourne

Melbourne ofrece también muchas actividades pensadas para niños y padres. Una de ellas es la visita al Parque Real, donde se encuentra el Zoológico de Melbourne. En el interior, niños y mayores podrán ver orangutanes, tigres, leones, lemures, cocodrilos, tortugas gigantes, gorilas, focas o pelícanos, entre muchos otros. El zoo ofrece también visitas guiadas, talleres para que los más pequeños aprendan sobre fauna y demostraciones en las que se puede alimentar a algunos animales o jugar con ellos.

Abre todos los días del año desde las 9 de la mañana hasta las 5 de la tarde. Las entradas son gratuitas para niños menores de 15 años durante los fines de semana, y de lunes a viernes cuestan 16.30$. Las entradas generales para adultos cuestan 32.50$

El Moonlit Sanctuary Wildlife Conservation Park es una reserva natural situada a unos 50 minutos al sureste del centro de Melbourne. Es un magnífico lugar para visitar con niños puesto que se puede aprender sobre la fauna local y ver de cerca animales como los koalas, los canguros o los wallabies. Además, el espectáculo se extiende también por la noche. Cuando el sol ha desaparecido, se organizan tours turísticos que, alumbrados con linternas, permite observar especies animales, como búhos o lechuzas, en su hábitat natural.

Continuando con los animales, el Acuario de Melbourne es otra gran opción de turismo en familia. Se encuentra en el corazón de la ciudad y se puede visitar diariamente desde las 9:30h hasta las 18:00h. A través de sus pasillos acristalados y de sus numerosas galerías se pueden ver animales como los pingüinos rey, los tiburones toro o el ejemplar de cocodrilo de agua salada más grande del mundo. Las entradas pueden conseguirse por internet por un precio de 36.45$ para adultos y 23.40$ para niños entre 4 y 15 años.

Otro plan en familia, completamente diferente a los anteriores, es la visita al Eureka Skydeck 88. Con 297 metros de altura, es el mirador más alto del hemisferio sur. Se trata de un enorme rascacielos que en su cumbre posee un mirador formado por un cubo de cristal anclado a la fachada y suspendido en el aire. En apenas cuarenta segundos, un ascensor sube hasta la planta más alta y te da la oportunidad de observar Melbourne desde el cielo. Eso sí, se trata de una aventura no apta para quienes sufren de vértigo. El horario es de 10:00 a 22:00 horas todos los días, y la última entrada es a las 21:30 horas. La entrada general cuesta 19,50$ para adultos y 11$ para niños.

La llamada Capital City Trail es una ruta circular por la ciudad de Melbourne que puede recorrerse a pie o en bicicleta. Tiene 29 kilómetros de largo y resulta ideal para conocer los lugares más emblemáticos de la ciudad sobre dos ruedas o con los más pequeños.

Por último, uno de los planes más famosos para realizar en familia es la visita a la Isla Phillip. No está estrictamente en Melbourne, sino a 140 kilómetros de la ciudad. Se llega a ella por carretera y es un lugar privilegiado para fusionarse con la tranquilidad de la naturaleza y del mar. Cuenta con una numerosa colonia de pingüinos que pueden verse diariamente en sus playas y es uno de los lugares preferidos para los amantes del surf.
La isla también acoge el circuito de motociclismo que es lugar de competiciones como el Mundial de SuperBikes o el V8 Supercars.

Parques naturales cercanos a Melbourne

Junto a la ciudad de Melbourne se pueden encontrar numerosos parques naturales, reservas y bosques de gran tamaño e importancia ecológica. Pero además, existen cinco parques nacionales en los que merece la pena detenerse para conocerlos en profundidad. Pasamos a describirlos a continuación:

Parque Natural de los Montes Grampianos (Grampians National Park). Declarado como tal en 1984, está situado a 235 kilómetros al noroeste de Melbourne. Tiene casi 1700 kilómetros cuadrados y en él se pueden observar especies animales australianas como los canguros o los koalas, entre otras, además de decenas de especies de árboles y plantas exclusivos de este país. Desde Melbourne se organizan habitualmente excursiones de dos o tres días para disfrutar al máximo todo lo que esta reserva natural ofrece, incluyendo rutas senderistas, visitas guiadas a lugares clave como las cataratas Mackenzie o el mirador Reeds, excursiones en bicicleta o talleres educativos para niños.

Kinglake National Park: está situado a tan solo 50 kilómetros al norte de Melbourne. Es uno de los más visitados ya que tiene fáciles accesos por pistas y zonas habilitadas para realizar picnics y acampadas, como la zona de cascadas de Masons Falls. El Parque Nacional Kinglake está habitado por animales como los canguros, los wallabies, los wombats o los equidnas, un pequeño mamífero semejante a los erizos que, aunque amamanta a sus crías, las gesta en un huevo y no en su vientre, tratándose de un caso excepcional en los mamíferos.

French Island National Park: se trata de una isla en la bahía de Melbourne a la que únicamente se puede acceder mediante un viaje en ferry que dura unos 30 minutos. En 2011, el censo de personas indicaba que vivían en esta isla 116 personas, de las cuales solo 60 eran residentes permanentes. El motivo es que la isla es considerada un parque nacional y se ha tratado de promover solo un turismo ecológico y respetuoso con las maravillas naturales del terreno. Apenas hay un centro de población junto a la carretera principal que recorre la isla con algunos servicios básicos y algunos alojamientos que incluyen camping, “bed and breakfast” y “guesthouses”.

Yarra Ranges National Park: este parque nacional está situado a poco más de 100 kilómetros al noreste de Melbourne. Es increíblemente grande (760 km2) y en él habitan todo tipo de especies de flora y fauna, entre las que se incluyen, por ejemplo, más de 120 especies de pájaros diferentes. Tiene también una importante reserva de los llamados Mountain Ash Trees (eucalyptus regnans), uno de los árboles más altos del mundo. Algunas zonas son de difícil acceso, incluso para la población local, y el turismo irresponsable unido al cambio climático está haciendo desaparecer algunas especies. Es recomendable, por tanto, seguir las indicaciones de las autoridades y actuar con responsabilidad si se visita el Yarra Ranges National Park.

Great Otway National Park: este parque está en la costa, a 160 kilómetros al sureste de Melbourne. Es un gran centro de atracción turística tanto por sus costas, en las que se pueden observar ballenas y delfines dependiendo de la época del año, como por la gran población de koalas que habitan en el parque. También las numerosas especies de pájaros que viven aquí son una atracción, que ha llevado a declarar la zona como IBA (Important Bird Area) por el comité de BirdLife International.

Playas cercanas a Melbourne

St. Kilda Beach: posiblemente la más conocida de la ciudad. Enorme, limpia, tranquila y con un paseo que te permite observar unas vistas increíbles de la ciudad. Es también el paraíso para los amantes de los deportes acuáticos.

Brighton Beach: es también una de las más populares y, a la vez, una de las más pintorescas. La imagen de esta playa se asocia con las casetas de baño de colores que pueblan toda la línea de costa. Es también una playa muy frecuentada por surfistas, pues en los días de viento se forman olas enormes ideales para la práctica de este deporte.

Williamstone Beach: más pequeña que las anteriores, esta playa está bien comunicada y relativamente cerca del centro de la ciudad, por lo que funciona también como centro de reunión social. En ella se organizan eventos e incluso fiestas de año nuevo.

Altona Beach: relativamente cerca de la anterior está la playa de Altona. Es una playa de aguas tranquilas perfecta para nadar o para practicar deportes acuáticos como el kitesurf.

Elwood Beach: está más lejos del centro, a unos 20 minutos en coche, pero es el lugar idóneo para acudir en familia. Dispone de barbacoas, zonas de picnic y zonas de juegos para los más pequeños. También es una zona muy popular entre deportistas que practican windsurf, cricket o ciclismo.

Además de estas, existen muchas otras playas que, aunque algo más alejadas del centro de la ciudad, son lugares espectaculares para pasear, observar el atardecer, tomar una copa en una terraza o hacer algo de deporte. Algunas de estas playas son Rye, Sorrento, Portsea, Half Moon Bay, Aspenvale o Sandringham Beach.

Fiestas populares de Melbourne

Melbourne celebra numerosas fiestas populares que pasamos a listar a continuación:

Año Nuevo: Se celebra el 1 de enero, excepto si cae en sábado o en domingo (en ese caso, se traslada al lunes siguiente). Esta fecha es festiva en toda Australia.

Día Nacional de Australia: Se conmemora cada 26 de enero, el día en el que la flota de Arthur Phillip llegó las costas de Australia. La jornada es festiva en todo el país, es una fiesta patriótica, en la que las ciudades se llenan de banderas y todo el mundo va al parque a comer una barbacoa y a beber cervezas con la familia.

St Kilda Festival: Durante siete días cada febrero se puede disfrutar de este festival de música que incluye también actuaciones de danza, teatro, poesía y otras programaciones culturales.

Día del Trabajador: En el estado de Victoria, este día se celebra el primer lunes del mes de Marzo, siendo día festivo en todo el estado.

Festival Moomba Waterfest: coincide con el fin de semana en el que se celebra el día del trabajo. El festival Moomba es un encuentro social en la ciudad de Melbourne que reúne cada año a un millón de personas y que gira en torno al río Yarra. Durante el festival se organizan concursos, carnavales, fuegos artificiales, conciertos, desfiles, exposiciones y degustaciones gastronómicas, entre otras actividades.

Festival Spring Fling: Esta celebración anual cuenta con la participación de la comunidad local, así como de los cafés, restaurantes y bares del entorno de la Calle Victoria. Se celebra a mediados de Octubre y se organizan conciertos, competiciones deportivas, exhibiciones de animales, talleres, cursos, etc.

Festividad del cumpleaños de la Reina. En Australia se celebra el cumpleaños de la Reina de Inglaterra porque este país forma parte de la Commonwealth, por lo que oficialmente la Reina Isabel es la jefa de estado. En todos los estados y territorios excepto Australia Occidental, se celebra el cumpleaños de la Reina el segundo lunes de junio.

Fin de Año: Cada 31 de diciembre, las calles de Melbourne se convierten en el escenario de un fastuoso espectáculo de fuegos artificiales, similar al que se puede ver en todas las grandes capitales mundiales.

Grandes competiciones deportivas en Melbourne

Melbourne es también una ciudad en la que se celebran importantes eventos deportivos de repercusión mundial. Hablamos de ellos a continuación:

Abierto de Australia: es el primero de los cuatro torneos que conforman el Gran Slam de tenis. Cada enero, se dan cita en el Melbourne Park los mejores jugadores mundiales de este deporte como Novak Djokovic, Rafa Nadal o Roger Federer.

Australian Cup Carnival: en noviembre tienen lugar este campeonato de carreras de caballos que reúne a los mejores jinetes del mundo. La ciudad se paraliza para este evento, que además de espectáculo deportivo ofrece decenas de actividades relacionadas con la moda o el arte. Se trata de un evento elitista y que mueve una enorme cantidad de dinero. Se celebra en Flemington, en el Victoria Racing Club.

Gran Premio de Moto GP: la ciudad de Melbourne acoge cada año el gran premio de motociclismo en el clásico circuito de Phillip Island donde se dan cita los mejores pilotos de la categoría reina del motociclismo. Aficionados de todas partes del mundo acuden a este evento en un circuito en el que se pueden llegar a alcanzar velocidades de 348 km/h.

Gran Premio de Fórmula 1: Junto al GP de Motociclismo es la competición de motor más importante del país. El circuito de Albert Park de Melbourne acoge este gran premio que atrae a miles de aficionados al motor. El despliegue de medios técnicos, escuderías, exposiciones y demostraciones de coches paraliza la ciudad.

Rip Curl Pro: esta competición de surf se encuadra en la Liga Mundial de Surf y se celebra en Abril en la histórica playa de Bells Beach. Miles de visitantes se acercan hasta este lugar para admirar las enormes olas sobre las que mantienen el equilibrio los mejores surfistas del mundo.

Mejores restaurantes baratos en Melbourne

Hablamos ahora de sitios para comer en Melbourne. Analizamos, en primer lugar, algunos de los sitios más económicos:

Lentil as Anything: No es un restaurante al uso. Ofrece sólo comida vegetariana y vegana, pero se trata de un local sin ánimo de lucro donde literalmente pagas por lo que crees que vale la comida. Es la filosofía “Pay as you feel”. Te sirven el menú y depositas “la voluntad”.

Crossways: Cerca de la plaza de Federation Square este restaurante gestionado por unos Hare Krishna ofrece menús vegetarianos con bebida y postre a precios que oscilan entre los 5$ y los 7$. Además de ser barato, tiene fama de que la comida está muy buena.

Tiamo: en Lygon Street, corazón del barrio italiano, este restaurante ofrece típica cocina italiana a base de pizzas, pasta, tostadas y otros productos mediterráneos. Todo a precios asequibles.

Otra buena opción para comer barato en Melbourne es acudir a los mercados como el de Reina Victoria o el de South Melbourne. Normalmente, al mediodía, cuando las tiendas van a cerrar, rebajan los precios de los productos que no han vendido y el mercado se convierte en una especie de puja por ver quién consigue el mejor producto por solo uno o dos dólares.

Mejores restaurantes relación calidad-precio en Melbourne

Los restaurantes que listamos a continuación no son tan baratos como las opciones anteriores. Son lugares que, por un precio algo mayor (en la media del gremio de la restauración en Melbourne) ofrece comidas de calidad y con toques extranjeros que definen muy bien el ambiente de la ciudad. Estos son algunos de los mejor valorados:

The Press Club: es un coqueto restaurante de cocina griega. Los precios son razonables para comer, aunque más caros para cenar.

Estelle Bistró: Cocina moderna y exclusiva en el distrito de Northcote.

Dinkum Pies: Un lugar donde comer bollería, empanadas y tostadas muy característico de Melbourne. Un lugar icónico por el que hay que pasar si visitas esta ciudad.

Restaurantes MoVida, MoVida Aqui y Movida Next Door: Comida Española para sentirse como en casa. Ubicado en el centro de la ciudad, ofrecen productos típicos españoles como la tortilla de patata, embutidos, cordero, jamón, cecina o arroz caldoso, entre otros. Todo a precios razonables, teniendo en cuenta el nivel de vida del centro de Melbourne.

Naked for Satan: Se trata de un local en la zona de Fitzroy donde poder comer “pintxos” y tapas al estilo taberna vasca. La comida se combina con bebidas como cerveza, vino o vodka, una mezcla muy popular en este restaurante que hunde sus raíces en la historia de León Satanovich, un exiliado que huyó de los pogromos rusos y acabó buscándose la vida en Melbourne. La filosofía de este local es bastante curiosa y buena muestra de ello es su página web.

Mejores restaurantes caros, exóticos o exclusivos en Melbourne

Melbourne, como todas las grandes urbes, tiene también una importante oferta de establecimientos de lujo, que incluyen restaurantes, hoteles (que veremos más abajo) y tiendas de ropa. Para los sibaritas gastronómicos, nos centramos aquí en algunos de los restaurantes de mayor renombre entre la comida de lujo:

Attica es, sin duda uno de los más exclusivos de la ciudad. Premiado como uno de los mejores 50 restaurantes del mundo, ofrece menús degustación de los productos más típicos con un toque de creatividad. El menú degustación de fin de semana cuesta 250$.

Vue de Monde. Se ubica en una posición privilegiada, en el piso 55 de la torre Rialto, y está considerado uno de los mejores restaurantes del país. Eso sí, los precios de sus menús (que cambian cada día) oscilan entre los 230$ y los 275$.

Taxi Dining Room es otro de los lugares populares de cocina contemporánea en Melbourne. A precios algo menos privativos que los anteriores (95$ un menú degustación), este restaurante ofrece cocina moderna con productos locales y de temporada mezclada con influencias asiáticas.

Cabe destacar que en la mayoría de restaurantes, especialmente en los más exclusivos como los anteriores, el acompañamiento de un buen vino encarece (y mucho) la cuenta final. En algunos casos, el ticket puede subir 100$ al pedir un vino. En el caso del Attica, en el menú degustación no ofrecen vinos por menos de 150$.

Mejores hoteles baratos en Melbourne

Pasamos ahora al gremio de los alojamientos. Empezaremos con los más modestos, que a pesar de sus bajos precios no están nada mal. La mayoría son albergues pensados para mochileros y estudiantes de paso. Por ello, suelen tener habitaciones comunitarias con literas y baños compartidos, aunque todos ellos tienen también habitaciones privadas con baños particulares. Es decir, que aunque estén pensados para mochileros (muchos hacen referencia a ello en su propio nombre), pueden servir como hotel perfectamente si lo que queremos es ahorrar algo de dinero en el alojamiento.

Lo cierto es que Melbourne, como el resto de grandes ciudades australianas, no es el mejor destino para los mochileros que viajan “al día” por los precios de todos los servicios. Sin embargo, existen opciones como las que mencionamos a continuación que están muy cerca de lo que un viajero de este tipo busca.

Quienes regentan estos hoteles suelen ser muy amables especialmente con los extranjeros y, por lo general, son bastante escrupulosos con la limpieza. La mayoría de ellos, a pesar de no ser estancias de lujo, están muy cuidados y limpios.

Mejores hoteles relación calidad precio en Melbourne

Melbourne también cuenta con una amplia oferta de hoteles de gama media que son ideales para aquellos que no desean gastarse demasiado en el alojamiento, pero quieren disponer de un lugar silencioso y cómodo en el que descansar. La mayoría de estos hoteles se encuentran cerca del centro de la ciudad, aunque no en el llamado Center Bussiness District. El precio de estos alojamientos es muy variable según la época del año, pero hablamos de precios entre 60€ y 120€ en la mayoría de los casos.

Best Western Hotels: La cadena “Best Western” tiene 15 hoteles repartidos por toda la ciudad de Melbourne. Algunos de ellos resultan caros por estar cerca del centro, pero otros que están situados en barrios más periféricos bien comunicados son una buena opción en relación calidad-precio.

Jasper Hotel: Desde 109$ ofrece habitaciones amplias y modernas, con mucha luz y algunas de ellas con zonas de jardín.

Causeway 353 Hotel Melbourne: La decoración de sus habitaciones es algo más sobria, pero su buena ubicación cerca del centro y el buen servicio hace de este hotel uno de los mejores por un precio razonable, en torno a 100-120 dólares australianos.

Melbourne Central YHA: se trata de un Youth Hostel, un alojamiento para jóvenes que se parece más a un albergue que a un hotel propiamente dicho. Sin embargo, es uno de los alojamientos más populares entre los jóvenes. Por eso, si buscas un plan tranquilo de pareja o en familia, este no es tu sitio. Pero si lo que buscas es empaparte de la cultura local, divertirte con otros viajeros como tú y dormir bien por un precio más barato que en cualquier otro sitio, este es tu hotel. Tiene habitaciones compartidas (por 35$) y habitaciones privadas que se van hasta los 100$.

Estos son solo algunos de los hoteles mejor valorados por los turistas, pero la oferta en Melbourne es inabarcable. Para elegir un buen hotel en esta ciudad conviene valorar la ubicación (tener cerca los lugares clave como la estación de tren para poder desplazarse a cualquier punto de la ciudad o Federation Square son buenas ideas) y, por supuesto, valorar que existan cerca lugares de interés para visitar, bares y restaurantes.

A partir de aquí, las comodidades que deseemos aumentarán o disminuirán el precio, pero para eso habrá que perder algo más de tiempo en encontrar la mejor oferta.

Mejores hoteles 5 estrellas o de lujo en Melbourne

Melbourne posee algunos hoteles de lujo en pleno centro financiero pensado para los visitantes más exigentes y, por supuesto, con más recursos. Listamos a continuación los mejores hoteles de 5 estrellas en Melbourne:

Crown Towers Melbourne
Grand Hyatt Melbourne
Quay West Suites Melbourne
The Langham Melbourne
Adelphi Hotel
Crown Metropol Melbourne
Sofitel Melbourne on Collins

Todos ellos cuentan con vistas privilegiadas del Centro de Negocios de Melbourne y con servicios de la máxima calidad (baños de lujo, suites amplísimas, bañera de hidromasaje, servicio de habitaciones con chef las 24 horas, etc.) Prácticamente todos tienen un restaurante asociado que ofrece menús exquisitos para los paladares más exigentes. E incluso hay opciones para quienes buscan apartamentos de lujo porque una habitación se les queda pequeña. Lugares como los Platinum Apartments son la mejor opción para tener una vista privilegiada de la ciudad desde un apartamento deluxe.

Mejores pubs de Melbourne

Los pubs son, quizá, los locales más completos, puesto que abren desde la hora de comer hasta bien entrada la madrugada y ofrecen comidas, meriendas y cenas, así como todo tipo de bebidas. Repasamos aquí algunos de los mejores pubs de Melbourne.

Siglo: Es un bar situado en una terraza superior, sobre los tejados, con vistas a Spring Street y el Parliament House. En él se pueden tomar tapas y pequeños bocados para acompañar una buena cerveza, un vino o uno de los sofisticados cócteles que preparan los camareros. No es el pub más barato para tomar algo, pero pagas por un buen servicio y una buena calidad de los productos.

Northcote Social Club: otro de los lugares ideales para pasar un buen rato entre amigos. En este club se puede cenar una pizza, una hamburguesa o un plato para compartir escuchando la mejor música en directo. Por aquí pasan al año decenas de artistas nacionales e internacionales. Si quieres escuchar música en directo, este es tu sitio.

The Black Pearl: ubicado en la calle Brunswick, este local acogedor es famoso por sus cócteles y bebidas exóticas. Merece la pena dejarse caer por aquí cuando llega la noche, aunque también ofrece menús para comer y cenar.

Cookie: es otro de los típicos pubs de estilo inglés que se pueden disfrutar en la ciudad. Es un sitio muy popular para comidas y cenas entre los más jóvenes. Ha recibido varios galardones y ha sido reconocido como “bar del año” en múltiples ocasiones. Merece la pena observar bien la decoración y la fisonomía del edificio que nos transporta hasta tierras inglesas.

The Emerson: es otro de los lugares de moda en el centro de Melbourne. Ofrece prácticamente de todo. Comidas, cenas, cócteles, tapas, cervezas, vinos y eventos de todo tipo.

Cuando los pubs cierran la fiesta no acaba. En Melbourne también hay algunas grandes discotecas como la Melbourne Metro Nightclub o la QBH, donde se reúnen miles de jóvenes.

Zonas más peligrosas de Melbourne

Melbourne, como Sydney, está considerada una de las ciudades más seguras del mundo. Es por ello que el concepto de peligroso no es el mismo que en otras grandes capitales del mundo. Los índices de criminalidad son sorprendentemente bajos, aunque, como en toda gran ciudad, hay que ir con precaución en algunas zonas.

No existen barrios peligrosos como tal en Melbourne. Más bien se puede hablar de zonas en las que puede haber problemas relacionados con el alcohol (en cualquier zona de bares de cualquier ciudad pueden encontrarse borrachos problemáticos) o con los enfrentamientos raciales.
En Melbourne las comunidades de inmigrantes están bastante separadas por sus lugares de origen, por lo que algunas zonas en las que se asientan los inmigrantes con menos recursos son, en ocasiones, zonas de disputas o de pequeños delitos.

A pesar de todo, el riesgo en esta ciudad no es, ni de lejos, el que se puede sufrir en otras capitales del mundo. Sin embargo, como en cualquier otro lugar conviene estar atento en las grandes aglomeraciones de gente, pues son el escenario ideal para que actúen los amigos de lo ajeno.

Algunas recomendaciones adicionales para visitar Melbourne

Si tienes pensado viajar a Melbourne, lo mejor es que organices tu viaje desde España teniendo en cuenta el tiempo que vas a permanecer allí y los acompañantes. En función de esos dos condicionantes, conviene hacer un plan para no perderse ninguno de los lugares y edificios que hemos mencionado al principio de esta guía. Melbourne es una ciudad enorme, por lo que si no te organizas bien puedes perder mucho tiempo en los trayectos entre un lugar de interés y otro.

La segunda recomendación es que aproveches tu estancia en Melbourne para acudir a conciertos, obras de teatro, etc. La ciudad tiene un intenso programa cultural que merece la pena descubrir.

Conclusiones

Como puedes comprobar Melbourne es una ciudad con infinidad de posibilidades turísticas. Hay planes para los más jóvenes y también para familias con niños. Hay actividades durante todo el día en parques de atracciones, zoos, museos o acuarios, y también una amplia oferta de ocio nocturno. Melbourne cuenta con una extensa oferta de alojamientos y restaurantes para prácticamente todos los bolsillos y lo mejor de todo es que puedes encontrar comida de todo tipo y con el estilo diferente de otros países.

Las desventajas es que Melbourne es tan grande que uno puede sentir que pierde el tiempo viajando en tranvía o en autobús de una zona a otra de la ciudad. Afortunadamente, los transportes públicos ofrecen, por norma general, un servicio de calidad y en ocasiones gratuito para turistas extranjeros.

Otro de sus defectos es que Melbourne es una ciudad cara. Comer, dormir y visitar los principales lugares de interés sale mucho más caro que en otras grandes ciudades, especialmente si se viaja con niños.

A pesar de todo, Melbourne es una ciudad acogedora. Por eso muchos españoles piensan no solo en viajar de turismo sino en quedarse y tratar de buscarse una nueva vida dentro de las inmensas oportunidades que ofrece Australia.

Si tú también estás pensando en emigrar a Melbourne o a cualquier otra ciudad australiana para trabajar, no puedes perderte nuestra “Guía para trabajar en Australia”. En ella obtendrás información sobre los visados necesarios, los riesgos, el estilo de vida de los australianos y muchos otros asuntos que tendrás que tener en cuenta para viajar.

Además, si vas a visitar este país te recomendamos que antes leas con atención esta guía: ¿Es seguro viajar a Australia?, así como este apartado con las últimas noticias sobre la seguridad en Australia. Con ellas conocerás al detalle la situación actual del país en materia de seguridad y los riesgos a los que puedes exponerte.

Esperamos que esta guía turística te haya sido útil para descubrir una de las ciudades más increíbles de Australia. Si crees que falta algún dato o crees que puede haber algún error, no dudes en dejar un comentario. Y si ya has viajado a Melbourne y has descubierto algún sitio que te ha sorprendido, ¡no dudes en compartirlo con nosotros! Seguro que sirve de ayuda para otros turistas.

Melbourne – Guía de turismo, ocio, restaurantes, hoteles y más cosas que ver
5 100% 5 votos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.