Asegura tu viaje

Contrata el seguro que mejor se adapte a las condiciones de tu viaje y a tu bolsillo.

Porque conocemos las mejores ofertas de cada aseguradora En seguros de viaje

Contratar un seguro de viaje con nosotros Es muy sencillo

Cuéntanos las necesidades que tienes y tus preocupaciones en torno a asegurar tu viaje.

Cuentanos todos los detalles de tu viaje, duración, destino y las coberturas que te interesan.

El agente especializado en seguros de viaje te buscará las mejores condiciones.

Estos son los tipos de seguros de viaje que puedes contratar

Seguro de viaje Básico

a partir de20€

Seguro de viaje completo

a partir de45€

Seguro de viaje de trabajo

a partir de100€

Seguro de viaje para estudiar

a partir de120€

¡Dinos cuál es tu caso!

Estaremos encantados de encontrar el seguro que mejor se adapte tu viaje.

Coberturas en los seguros de viaje que puedes contratar

Hay una serie de coberturas en los seguros de viaje que cubren la mayoría de los posibles incidentes o accidentes que pueden ocurrir en cualquier viaje, te listamos algunas de las coberturas más importantes:

  • Cobertura de cancelación o anulación.
  • Gastos por retorno anticipado.
  • Pérdidas o robo de equipajes.
  • Gastos de consulta médica.
  • Gastos de hospitalización.
  • Coberturas de accidente (invalidez o fallecimiento y repatriación).
  • Gastos de tratamientos médicos y transporte de medicinas.
  • Defensa jurídica.
  • Responsabilidad Civil.
  • Servicio de traducción.
  • Desplazamiento y alojamiento de acompañante.

Cosas que tienes que tener en cuenta al contratar Un seguro de viaje

Al contratar un seguro de viaje, damos por hecho algunos detalles que luego podemos echar de menos en caso de tener un incidente, por lo que es mejor aclarar algunos conceptos antes de empezar el proceso.

Tus características como viajero

Se trata de analizar cuáles son nuestras necesidades y qué póliza puede cubrirlas.

¿Viajas solo, en pareja o en familia? ¿Son viajes puntuales de ocio o son desplazamientos habituales por temas de trabajo? Dependiendo de estos factores te convendrá una póliza u otra.

Por ejemplo, si viajas de vacaciones a un lugar en el que no has estado nunca te interesará una póliza con las máximas coberturas posibles para el periodo de viaje. En el caso de que sean desplazamientos rutinarios al extranjero, quizá te convenga una póliza anual que cubra todos tus movimientos.

Como ves, hay muchas situaciones diferentes y hay un seguro específico para todas ellas.

El país al que vas a viajar

Lógicamente, el seguro deberá cubrir los riesgos específicos del lugar que vas a visitar. Hay países que destacan por su seguridad pero puedes encontrarte fácilmente con golpes de calor o intoxicaciones alimentarias. Si viajas a lugares más problemáticos, deberás contratar coberturas que te protejan, por ejemplo, de los robos o de problemas de salud importantes, entre otras.

Debes informarte de cuáles son los riesgos del país al que te desplazas y de esta forma podrás contratar una póliza que se adapte a ellos. Además, debes consultar si la sanidad pública del país cubre una eventual asistencia a los viajeros.

La eficacia de las coberturas del seguro de viaje

Cuando estamos lejos de casa y surge un problema queremos resolverlo inmediatamente. Por eso, conviene revisar bien las coberturas y las soluciones que puedan aportar en caso de siniestro.

Por ejemplo, es recomendable que la aseguradora cubra los gastos de la asistencia sanitaria en el destino en lugar de ofrecer un reembolso a la vuelta, ya que existen hospitales y clínicas que pueden no atenderte hasta que no se aseguren de que van a cobrar, lo cual puede retrasar la asistencia.

Asegurate también de que la cobertura de gastos de cancelación cubre todo el viaje en caso de imprevisto, de que la cobertura sanitaria cubre todo tipo de intervenciones y de que el seguro cubre a toda la familia si viajas con hijos. Solo así evitarás disgustos innecesarios.

Los límites económicos de cada cobertura

Las aseguradoras establecen límites monetarios para cada cobertura de los seguros de viaje. Desde la Responsabilidad Civil hasta los gastos por pérdida de equipajes, por realojamiento o por anulación del viaje.

Muchas de ellas tienen además límites temporales, es decir, coberturas que solo cubren un periodo limitado de tiempo de estancia en hospitales o en hoteles en caso de sufrir un accidente o de tener que buscar un nuevo alojamiento.

Valora cuáles son esos límites y si pueden resultar suficientes para ti y tus acompañantes.

Preguntas frecuentes sobre los seguros de viaje

¿Qué cubre un seguro de cancelación?

Este tipo de pólizas tiene por objeto cubrir los gastos derivados de la cancelación de un viaje debido a situaciones imprevistas, como problemas atmosféricos, huelgas, problemas políticos, atentados terroristas, etc. Los gastos cubiertos pueden ir desde los billetes de avión hasta alojamientos en hoteles u otros servicios de transporte que ya estuvieran contratados.

En un seguro a todo riesgo, ¿qué es valor venal del coche?

El valor venal de un vehículo es, básicamente, el valor de venta del coche en el momento en el que ocurre un siniestro. El valor venal se calcula cuando el coche es declarado en siniestro total como consecuencia de un accidente muy grave. De esta manera, si la póliza lo cubre, el valor venal es la cantidad máxima que la aseguradora pagará al propietario como indemnización. Hay que tener en cuenta que el valor venal es cambiante y depende de factores como el kilometraje, la antigüedad, etc. A partir del tercer año, el valor venal del coche disminuye considerablemente.

Ten en cuenta que en la mayoría de los casos, los gastos del seguro no son reembolsables, y deberás cumplir con los plazos establecidos en el contrato de seguro para tener derecho a los reembolsos.

¿Si me roban algo durante el viaje, me cubre el seguro de robo?

Conviene aclarar que no es lo mismo un robo que un hurto. Si te roban la maleta en un descuido en el aeropuerto o en la recepción del hotel, por ejemplo, se trataría de un hurto, mientras que un robo implica un uso de intimidación y/o violencia por parte del ladrón (por ejemplo, un atraco con arma blanca o la rotura de la puerta de la habitación del hotel).

¿Hay que incluir en el seguro de coche a todas las personas que vayan a conducir el vehículo?

Sí. Si por ejemplo son tus hijos los que van a conducir el vehículo, aunque sea esporádicamente, conviene incluirlos como conductores en la póliza. La mayoría de seguros denominan este aspecto como “conductores ocasionales” al firmar el contrato y muchos de ellos ofrecen descuentos a la hora de inscribir un conductor ocasional. No hacerlo puede suponer que, en caso de accidente, te toque pagar los gastos de los daños materiales y personales causados.

Asegúrate de qué tipo de cobertura de robo deseas y recuerda que para dar parte a tu seguro por un robo será imprescindible la presentación de la denuncia ante la policía del país en el que te encuentres.

¿Cómo y cuándo paga el seguro los gastos de una hospitalización?

En caso de accidente, es posible que no tengas tiempo de llamar a tu seguro y tengas que acudir directamente a un centro médico para ser atendido. Si dispones de coberturas de gastos médicos en tu póliza, es importante que pidas y conserves las facturas de todos los gastos de los tratamientos que precises (traslado al hospital, medicaciones, intervenciones, etc.)

Es importante que te pongas en contacto con tu aseguradora lo antes posible para comunicarles tu situación y enviarles toda la documentación de que dispongas. Aunque al principio es posible que tengas que pagar tú los gastos médicos, si así se acuerda en la póliza, la aseguradora te reembolsará el dinero.

¿Tienes dudas? ¡Contáctanos!

Solicita tu precio
Déjanos tus datos, te llamaremos lo antes posible