Sydney – Guía de turismo, ocio, restaurantes, hoteles y más cosas que ver

Sydney es conocida por sus playas, por su emblemático edificio de la Ópera (uno de los grandes referentes de la arquitectura moderna) y por el Harbour Bridge, el gran puente del puerto (con 500 metros de largo) construido en 1932 y al que a día de hoy incluso se puede subir escalando con guías especializados.

Sydney Guia de turismo y ocio
Sydney Guia de turismo y ocio

Sydney es la ciudad más grande y cosmopolita de Australia y también la más antigua del país. Su origen se remonta a la llegada de los colonos británicos en 1787 bajo el mandato del ministro inglés Thomas Townshend, Lord Sydney, que dio nombre a la ciudad.

La ciudad de referencia en Oceanía tiene mucho más que ofrecer. Sus barrios multiculturales se mezclan con el lujo de la zona de negocios y con los impresionantes atardeceres en la bahía del puerto. Dicen que quien pone sus pies sobre ella repite o, directamente, se queda a vivir. Por eso te presentamos una completa guía de turismo y ocio para que puedas disfrutar de Sídney al máximo.

Sydney – Ubicación, a qué estado o región pertenece y tamaño

A pesar de ser la ciudad más poblada de Australia, con 4.921.000 habitantes ( según el Australian Bureau of Statistics, 2015), Sídney no es la capital del país. Es, sin embargo, la capital del estado de Nueva Gales del Sur e incluye una gran área metropolitana (donde se encuentra el Center Bussiness District o centro de negocios) y 33 áreas o barrios periféricos también dénsamente poblados, lo que la convierte, por extensión, en una de las aglomeraciones urbanas más extensas del mundo.

Sídney se sitúa en la costa este de Australia, bañada por el océano Pacífico, en el llamado Port Jackson, más conocido como la bahía de Sídney. Al este de la ciudad se sitúan las denominadas Montañas Azules, al norte el río Hawkesbury de unos 120 kilómetros de largo y navegable, y al sur el conocido Parque Nacional Real.

Características de la población de Sydney

La ciudad de Sídney es una de las más multiculturales del mundo. Atendiendo a los datos proporcionados por el Gobierno Australiano en su web City of Sydney, casi la mitad de la población (49,1%) de los habitantes de Sídney son extranjeros y el 35% de ellos proviene de países en los que el inglés no es la primera lengua. En conjunto, Sídney acoge a personas de hasta 180 nacionalidades diferentes, muchas de ellas estudiantes y trabajadores cualificados llamados por grandes empresas de la ciudad. La mayoría son asiáticos de países como China, Singapur, Japón, Malasia o Indonesia. En cuanto a los europeos, los más numerosos son los grupos de ingleses, irlandeses, italianos y griegos.

Otro dato destacable es que, en 2015, casi la mitad de la población de su área metropolitana tenía entre 18 y 34 años, unas cifras de jóvenes muy por encima de la media de otras grandes ciudades del mundo.

Sin duda, estos datos son un importante aliciente para aquellos jóvenes de otras partes del mundo que quieren viajar para aprender inglés o trabajar en Australia.

Sitios para visitar en Sydney

Sídney muestra con orgullo algunos de sus edificios más emblemáticos. Sin duda, el más conocido es el célebre edificio de la Ópera de Sídney, una maravilla de la arquitectura inaugurada en 1973 y que en 2007 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En este edificio se realizan actuaciones de ballet, ópera y teatro, y dispone también de una gran sala para conciertos y otras salas menores para todo tipo de espectáculos y actos culturales.

Otro de los edificios emblemáticos es el llamado puente de la Bahía de Sídney, una gran construcción finalizada en 1932 que conecta el centro financiero de la ciudad con la zona norte, una zona más residencial. Sus 500 metros de longitud sobre el agua atraviesan toda la bahía de Sídney y cuenta con ocho carriles para coches y dos líneas de ferrocarril.

Sídney también tiene algunas de las playas más conocidas del mundo. Las más populares son las de Bondi Beach y Manly Beach, en las que se practican deportes como el surf y se concentran grandes aglomeraciones de gente en torno a los mercados, restaurantes y tiendas que hay a sus alrededores. La ciudad tiene unas 50 playas, aunque no todas son como las dos anteriores. También hay otras más aisladas y tranquilas, ideales para pasar el día en familia, dando un paseo o montando en bicicleta.

El Darling Harbour es otro de los lugares imprescindibles para visitar. Es el puerto de la ciudad y a día de hoy es una de las zonas más turísticas, con tiendas, restaurantes, bares y otros locales en los que se celebran eventos para todo el público. Es frecuente encontrar aquí músicos callejeros que animan el ambiente y muchos bares y pubs de diferentes nacionalidades, por lo que en sus calles también podemos ver una gran mezcla de culturas. En esta zona también se encuentran el Museo Marítimo Nacional y el gran Acuario de Sídney.

Paddington es otro de los barrios más visitados, aunque más alejado del centro. Zona en la que predominan las casas victorianas históricas, las tiendas de moda y las galerías de arte. Es uno de los lugares que mejor recuerda el pasado británico de los australianos y en él se pueden encontrar bonitos parques y un famoso mercado todos los fines de semana.

Chinatown, el barrio chino de Sídney, es también otro de los polos de actividad de la ciudad. Es el lugar en el que se han asentado las comunidades chinas desde que comenzaron a llegar a la isla hace ya tres siglos. A día de hoy, con la gran presencia de asiáticos en Australia, Chinatown se ha convertido en un gran barrio comercial y cultural por el que merece la pena pasarse si dispones de suficiente tiempo. Hay un mercado con una gran actividad los fines de semana, el Paddy`s Market.

El Museo Australiano es el más antiguo del país, con una gran reputación internacional en los campos de la historia natural y antropología. Además de exposiciones, el museo también está involucrado en la investigación de estudios y programas de las comunidades indígenas, lo que atrae también la presencia de muchos antropólogos e investigadores. Abierto de 9:30 – 17:00. Precio para adultos 15$, 23$ si accedes al Trailblazers. Niños menores de 16 años gratis.

Sídney también acoge la universidad más antigua de Australia, fundada en 1850. La Universidad de Sydney tiene cerca de 50.000 estudiantes (de los que una quinta parte son extranjeros) y tiene algunos edificios históricos de estilo gótico que pueden verse en su campus.

La llamada Galería de Arte de Nueva Gales del Sur es la galería más antigua de arte de Sídney y tiene una importante colección de arte australiano de los siglos XVIII, XIX y XX. También hay colecciones de arte asiático, europeo y aborigen. La entrada es gratuita y está abierto todos los días de 10:00 – 17:00. El miércoles cierra a las 21:00.

Sitios que no merece la pena visitar en Sydney

Como hemos dicho, la ciudad de Sídney es una de las más extensas del mundo. Por ello, si tienes poco tiempo para visitarla, merece la pena limitarse únicamente a ver el centro de la ciudad que puede ofrecernos prácticamente todo lo que hemos visto en el apartado anterior.

Para los viajeros con más prisas, habrá lugares hasta los que no merecerá la pena desplazarse, puesto que solo en el trayecto perderemos un valioso tiempo para ver otras cosas. Uno de esos lugares es el Parque Olímpico. Está a unos 20 kilómetros al oeste de la ciudad y es el recinto en el que se celebraron los Juegos Olímpicos del año 2000. Aquí se encuentran los estadios y pabellones de los JJ.OO. pero lo cierto es que desde esa fecha, la actividad de la zona ha decaído y a pesar de se organizan eventos para los más pequeños y otras actividades de ocio, la distancia al centro resulta ser un gran hándicap para que este lugar mantenga su atractivo.

Sitios para visitar en familia en Sydney

Sydney ofrece una gran variedad de actividades y lugares para realizar actividades en familia, especialmente pensadas para los más pequeños. Algunos de esos lugares son:

El Zoo Taronga: Es el zoo más grande de la ciudad, situado en Mosman, frente a la bahía. A los niños les encantará viajar hasta allí en ferry y disfrutar de una gran variedad de animales de Asia, África y, por supuesto, Australia. Abierto desde las 9:30 de la mañana hasta las 16:30 o 17:00 dependiendo de la época del año. Los precios de las entradas se consiguen a un mejor precio desde la página del zoo que en taquilla.

Otro de los lugares emblemáticos es el Luna Park, un parque de atracciones con vistas espectaculares del puerto de Sídney inaugurado en 1935 e inspirado en el de Coney Island de Nueva York. Se pueden hacer rutas guiadas en ferry o en el famoso Tren Tango. Desde la entrada del Luna Park puede verse la intensa actividad del puerto y una de sus grandes ventajas es la buena situación que tiene respecto al centro, para que los niños no se cansen en los trayectos.

En Penrith Whitewater Stadium es otro de los lugares que hará las delicias de los más pequeños. Es un centro de deportes acuáticos creado para los Juegos Olímpicos y en él, a día de hoy, se organizan actividades como kayak, rafting o barranquismo. Un guía especializado acompaña a los grupos que deciden practicar estos deportes, aunque también existe la posibilidad de atreverse en solitario. La desventaja, como mencionábamos más arriba, es la situación alejada del centro de la ciudad.

Con más de 30 hectáreas de terreno, los Jardines Botánicos de Sydney es otro de los lugares ideales para visitar en familia. Es un santuario verde en el que se pueden encontrar cientos de especies de plantas y árboles, algunas de ellas muy exóticas, y dispone también de zonas para picnic, barbacoas, etc. Dispone también de amplias zonas en las que se practican deportes como el cricket, el fútbol, la BTT o el lanzamiento de frisbee.

Otro de los planes divertidos para llevar a cabo con niños es acudir al llamado Wet’n’Wild Sydney, el Parque Acuático de la ciudad, a unos 40 minutos en coche del centro de la ciudad. Toboganes, rampas, slalom y saltos a las piscinas harán que los niños suelten toda la adrenalina y se lo pasen en grande. Las instalaciones de este parque son impresionantes, por lo que es una buena opción para las familias que puedan pasar días completos en él.

Por supuesto, las playas son también unos lugares idóneos para ir en familia. Pasear, montar en bici o bañarse (siempre en las zonas marcadas y siguiendo las indicaciones de las autoridades) son actividades que realizan miles de ciudadanos y turistas en Sídney.

Parques naturales cercanos a Sydney

La ciudad de Sídney tiene el privilegio de estar circundada por bellos parques naturales y zonas montañosas que son, además, centros de atracción turística. Todos estos parques se engloban bajo un nombre genérico, el de la Región de las Montañas Azules. Esta gran región, de 10.300 km2, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2000 y cuenta con siete Parques Naturales en su interior, que son: el Parque Natural de las Montañas Azules, Wollemi, Yengo, Nattai, Kanangra-Boyd, Jardines de Piedra y Lagos Thirlmere. Estos siete parques se unen a unas reservas kársticas de gran valor natural, las cuevas Jenolan.

Esta gran zona natural se denomina así porque una de sus principales especies vegetales, los eucaliptos, desprenden una grasa que se evapora y que crea una bruma de color azul.

La región de las Montañas Azules cuenta, en todo su conjunto, con unas 400 especies de animales y decenas de especies vegetales raras o amenazadas. Cuenta además con afloramientos de minerales como el basalto, y con restos fósiles de millones de años de antigüedad.

Playas cercanas a Sydney

Como ya hemos dicho, la costa de Sydney y sus alrededores está jalonada por decenas de playas entre las que se encuentran algunas de las más famosas del mundo.

Sin duda, la más conocida es Bondi Beach. Es, seguramente, la más visitada por turistas extranjeros. A ella se puede llegar en tren desde el centro de la ciudad. Es destacable que en uno de sus extremos tiene una maravillosa piscina de agua marina.

La playa de Manly es también otra de las más famosas. Se puede llegar en ferry desde Circular Quay y además cuenta con un paseo larguísimo (lo que los australianos llaman bushwalk) que te permite ver toda la línea de costa desde una cierta altura.

La playa de Tamarama es una de las más peligrosas pero también una de las más espectaculares. Hay temporadas en las que está cerrada al baño por las fuertes corrientes, pero pasear por sus alrededores es un plan estupendo.

La playa de Cabbage Tree Bay es más tranquila que las anteriores. Está catalogada como reserva natural, por lo que hay que tener especial cuidado en cumplir las normas. Esta playa tiene unas condiciones idóneas para practicar deportes como el buceo o el snorkel.

La playa de Bronte es otra de las más populares, puesto que tiene un Club de Surf y muchos practicantes de este deporte vienen aquí en busca de las mejores olas. También se realizan eventos musicales y celebraciones que le dan mucha vida a este lugar.

La playa de Maroubra es también una de las más populares de Sídney para practicar surf. Tiene aproximadamente un kilómetro de largo y aunque también está lejos del centro de la ciudad, se puede llegar fácilmente en autobús.

Existen, por supuesto, otras muchas playas que merece la pena visitar. En todas ellas, las normativas a seguir son muy estrictas y conviene tener en cuenta las indicaciones de los vigilantes. Puedes leer más sobre los riesgos de las playas de Australia en este enlace.

Las fiestas populares de Sydney

Sydney celebra numerosas fiestas populares que pasamos a listar a continuación:

Año Nuevo: Se celebra el 1 de enero, excepto si cae en sábado o en domingo (en ese caso, se traslada al lunes siguiente). Esta fecha es festiva en toda Australia.

Festival de Sídney: Se trata de un festival de unos 20 días de duración que comienza a mitad de enero y en el que se celebran actuaciones musicales y artes escénicas al aire libre, a cargo de cientos de artistas. El evento inaugural, de carácter gratuito, es una velada conocida como Festival First Night que inunda las calles y los parques de Sydney con espectáculos visuales.

Día Nacional de Australia: Se conmemora cada 26 de enero, el día en el que la flota de Arthur Phillip llegó la costa de Sydney. Los recién llegados formarían parte de la primera colonia blanca en Australia. La jornada es festiva en todo el país.

Sydney Gay and Lesbian Mardi Gras: Este evento de exaltación de los colectivos LGTB es uno de los más famosos del mundo. Se celebra entre finales de febrero y principios de marzo. Las calles de Oxford Street se llenan de colores arcoíris y la oferta de ocio nocturno se multiplica. Miles de personas venidas de todo el mundo se dan cita en este festival.

Fiesta de la Cosecha: Se celebra entre los meses de marzo y abril, y da cabida a un amplio rango de muestras gastronómicas con el vino como protagonista. Los actos se desarrollan en Hunter Valley y en Rothbury Estate.

Festival de Escritores de Sídney: A finales del mes de mayo, el antiguo barrio de The Rocks se convierte en el escenario de conferencias y ciclos de lectura en el que los protagonistas son escritores nacionales e internacionales de gran renombre.

Festival de Cine de Sídney: Tiene lugar coincidiendo con el mes de junio, en el State Theatre. Se proyectan películas, y se organizan charlas y cine-fórums de acceso gratuito, entre otras muchas propuestas. El festival se celebra desde 1954 y es una de los más veteranos del mundo en su género. En él se dan cita actores, directores y productores de todo el mundo.

City to Surf: Sídney acoge a principios de agosto esta prueba atlética popular. Su recorrido, de 14 km, se inicia en la intersección entre Park Street y Collage Street, discurre por buena parte de la ciudad y concluye en Bondi Beach.

Mes de la Buena Comida: Por lo que respecta a los amantes de la buena mesa, octubre es el mes más apropiado para visitar Sydney. Durante este mes se organizan múltiples muestras gastronómicas, mercadillos, coloquios y talleres culinarios que se llevan a cabo en distintos puntos de la ciudad.

Día del Trabajador: Coincide con el lunes que sigue al primer fin de semana de octubre. Esta jornada es festiva en todo el país.

Sydney to Hobart Yacht Race: Se trata de una regata de barcos de vela que tiene lugar el 26 de diciembre. En la prueba, los participantes cubren los cerca de 2.000 km que separan Sydney de Hobart, capital de Tasmania. Además, esta jornada coincide con la tradicional celebración anglosajona del Boxing Day, basada en la solidaridad con los más desfavorecidos y festiva en toda Australia.

Fin de Año: Cada 31 de diciembre, las calles de Sídney se convierten en el escenario de un fastuoso espectáculo de fuegos artificiales, similar al que se puede ver en todas las grandes capitales mundiales.

Mejores restaurantes baratos en Sydney

El Apollo es un restaurante griego que llama la atención por su inexistente decoración interior, que hace protagonista a la luz exterior a través de sus enormes ventanales. Esta en la zona de Potts Point, muy cerca del Jardín Botánico y de la Galería de Arte. Comida mediterránea a precios no demasiado desorbitados.

La tradicional comida inglesa llamada Fish and Chips también tiene su templo en Sídney. El Mohr Fish, situado en la zona de Surry Hills es un local muy pequeño pero que se ha granjeado una gran fama por la calidad de su pescado rebozado y sus patatas. Está, además, bien situado entre varios pubs.

También en la zona de Surry Hills hay un pub que cuenta con un bistró, The Cricketers Arms. Es un local para entrar a media tarde, comenzar a tomar unas pintas y salir cuando los camareros anuncian el cierre. Tienen ofertas de platos buenos y económicos que rompen con la media de precios de los establecimientos cercanos.

Mejores restaurantes relación calidad-precio en Sydney

Sydney es una ciudad de contrastes, algo que también se refleja en sus opciones para degustar las mejores comidas. Existen ofertas gastronómicas de prácticamente todos los países en Sídney y, casualmente, algunas de ellas son las mejor valoradas por los clientes para degustar una comida o cena de calidad a un precio razonable. Listamos a continuación algunos de estos locales por los que merece la pena dejarse caer si lo que buscas es una velada agradable por poco dinero.

El Medusa Greek Taverna es uno de los más reputados locales para comer a buen precio. Es un restaurante griego ubicado en la 2 Market Street, entre el Hyde Park y el Darling Harbour. Mezcla la cocina tradicional griega con presentaciones modernas y atractivas en un local que recuerda a las casas del país mediterráneo.

El Nomad es otro local que mezcla calidad y precios asequibles. Se encuentra bien situado en el distrito de Surry Hills y además de una amplia carta y menús tiene una tienda de vinos en la que se pueden realizar degustaciones, cursos y comprar buenos caldos asutralianos.

La cocina asiática se está poniendo de moda en los últimos años en Australia. La llegada de cada vez más turistas, estudiantes y trabajadores asiáticos está popularizando también su gastronomía en Oceanía. En Sídney se pueden encontrar multitud de restaurantes asiáticos de todo tipo y precio, y está previsto que la oferta se amplíe en los próximos años. Uno de ellos, bien valorado por su relación calidad-precio es el Fortune Village, que ofrece la mejor comida tradicional china en un ambiente que te transporta al gigante asiático. Está ubicado en Clarence Street, entre el Darling Harbour y el Hyde Park.

No podía faltar un toque “spanish” en esta lista. El restaurante de cocina española Alegrías Spanish Tapas es un buen lugar para recordar cómo se cocina en la península Ibérica, y un gran descubrimiento para quien todavía no conoce nuestra gastronomía tradicional. A precios razonables (aunque algo más caros en determinados productos más difíciles de conseguir en Australia) se pueden degustar las tradicionales tortillas de patata, buenos embutidos o el mejor marisco cocinado al estilo mediterráneo.

Algo más caro pero con muy buena reputación es el Félix Bar & Bistró, un bar-restaurante en el que ofrecer cocina francesa mezclada con los mejores productos locales. El precio lo encarece la calidad del producto, pero también el local, decorado con mucho gusto, y el ambiente que crean la música y el servicio. Sin duda, uno de los lugares con mejores valoraciones en el centro de Sídney, cerca de los Jardines Botánicos y del Hyde Park.

Mejores restaurantes caros, exóticos o exclusivos en Sydney

Como todas las grandes urbes, Sydney tiene también una importante oferta de establecimientos de lujo, que incluyen restaurantes, hoteles (que veremos más abajo) y tiendas de ropa. Para los sibaritas gastronómicos, nos centramos aquí en algunos de los restaurantes de mayor renombre entre la comida de lujo:

Seguramente, uno de los más elitistas es el Guillaume at Bennelong, situado en el edificio de la Ópera de Sídney, que ofrece una amplia carta de productos selectos a precios también muy selectos.

En la zona de la playa de Bondi Beach hay otro restaurante, el Icebergs Dining Room, que ofrece, junto a la tranquilidad de la costa, la mejor selección de mariscos y pescados. Por poner solo un ejemplo, tienen un menú degustación por 130$.

El Altitude Restaurant es otra opción de lujo y en una inmejorable situación en el centro de la ciudad. Desde su ubicación en un piso 36, a través de sus amplios ventanales se tiene una vista privilegiada de la bahía, el puente y el edificio de la Ópera. El precio de un menú oscila entre los 100$ y los 150$, e incluyen mariscos, ostras, carnes y algunos productos locales australianos que se mezclan con la mejor tradición de comida europea.

Otro lugar ideal para una cena elegante con las mejores vistas del puerto de Sídney es el restaurante Aria. Cocina creativa y sofisticada con los mejores productos de la zona. Eso sí, su privilegiada ubicación y los menús degustación que son auténtico arte en la cocina encarecen notablemente el precio.

Cabe destacar que en la mayoría de restaurantes, especialmente en los más exclusivos como los anteriores, el acompañamiento de un buen vino encarece (y mucho) la cuenta final. En algunos casos, el ticket puede subir 100$ al pedir un vino.

Mejores hoteles baratos en Sydney

Pasamos ahora al gremio de los alojamientos. Empezaremos con los más modestos, que a pesar de sus bajos precios no están nada mal. La mayoría son albergues pensados para mochileros y estudiantes de paso. Por ello, suelen tener habitaciones comunitarias con literas y baños compartidos, aunque todos ellos tienen también habitaciones privadas con baños particulares. Es decir, que aunque estén pensados para mochileros (muchos hacen referencia a ello en su propio nombre) pueden servir como hotel perfectamente si lo que queremos es ahorrar algo de dinero en el alojamiento. Quienes regentan estos hoteles suelen ser muy amables especialmente con los extranjeros y, por lo general, son bastante escrupulosos con la limpieza. La mayoría de ellos, a pesar de no ser estancias de lujo, están muy cuidados y limpios.

El Base Sydney es uno de los albergues económicos más céntricos de Sídney, muy cerca de la zona del Darling Harbour y bien rodeado por pubs, cafeterías y locales de ocio nocturno. Uno de ellos es el Scary Canary, un punto de encuentro de jóvenes extranjeros y residentes. Sirven comidas de calidad (hamburguesas, ensaladas, pizzas, wraps, tostadas…) y por la noche organiza actuaciones de DJ y conciertos.

El Wake Up Sydney Backpackers está situado en Centro de Negocios de Sídney, a 5 minutos a pie de Chinatown y a 15 minutos a pie de Darling Harbour. Está muy bien comunicado para llegar a prácticamente cualquier punto turísitico de la ciudad.
Hay habitaciones privadas y habitaciones compartidas mixtas o femeninas. Se organizan actividades divertidas y gratuitas, como paseos por la ciudad, concursos de preguntas y respuestas, y noches de pizza. El Side Bar del establecimiento ofrece un gran ambiente de fiesta, con actuaciones de grupos de música y DJ en directo. También tiene servicio de cocina compartida y lavandería.

El 790 on George Backpackers está a 15 minutos a pie de Darling Harbour y a 30 minutos a pie de Circular Quay, de la Ópera de Sídney y del puente de la bahía de Sídney. Además, está prácticamente al lado de la Estación Central de la ciudad. Es un albergue para mochileros, pero también tiene habitaciones privadas y otras comodidades como WiFi gratuito, TV, aire acondicionado, etc.

Muy cerca de la estación, también se puede encontrar el Big Hostel. Tiene habitaciones privadas o compartidas, así como un jardín en la azotea con zona de barbacoa y solárium. Tiene también instalaciones comunes, como cocina, salón con TV, lavandería, etc.

El Home Backpackers es otro de los alojamientos conocidos para mochileros, estudiantes y trabajadores de paso. Además de ofrecer todos los servicios que prestan en los anteriores, el personal del hotel puede echarte una mano con la tramitación de los visados para entrar o salir del país o con la búsqueda de empleo.

Dispone de habitaciones privadas y comunes, desde las más básicas hasta otras más completas con nevera, caja fuerte, etc. Además, está en pleno centro de la ciudad, muy cerca de otros locales, como bares, restaurantes, salas de fiesta, entre otros.

Además de estos ejemplos, existen otros alojamientos baratos en la ciudad que son ideales para viajeros temporales y personas solas o parejas. Es el caso del Central Perk Backpackers, el Blue Parrot, el King Cross o el Arden House Cogeen. Todos ellos ofrecen alojamiento por precios muy inferiores a la media de los hoteles convencionales, que suele estar en unos 60$-80$. Algunos de estos albergues y hostales que hemos visto ofrecen camas por unos 15$-25$.

Mejores hoteles relación calidad precio en Sydney

Sydney también cuenta con una amplia oferta de hoteles de gama media que son ideales para aquellos que no desean gastarse demasiado en el alojamiento pero quieren disponer de un lugar silencioso y cómodo en el que descansar. La mayoría de estos hoteles se encuentran cerca del centro de la ciudad, aunque no en el llamado Center Bussiness District. El precio de estos alojamientos es muy variable según la época del año, pero hablamos de precios entre 50€ y 100€ en la mayoría de los casos.

Uno de los más destacables es el Springfield Lodge. Situado en el barrio de King Cross, muy cerca de la estación central, este hotel cuenta con todas las comodidades por un precio razonable. Además, está bien rodeado de bares y restaurantes y la estación te permite acceder a prácticamente cualquier punto de la ciudad.

El Y Hotel Hyde Park es otra buena combinación calidad-precio. Un hotel de tres estrellas en el corazón de Sídney, ubicado enfrente del Hyde Park y de Oxford Street. Lo mejor es que dispone de habitaciones modernas y con estilo para todos los bolsillos, desde las más básicas y baratas hasta las suites.

The Great Southern Hotel tiene un toque más clásico pero también es uno de los mejor valorados por los precios que ofrece. Está situado en George Street, muy cerca del Darling Harbour, de Chinatown y de la amplia oferta de ocio y restauración de esta zona.

Otro de los hoteles que, sin prometer grandes lujos, responde bien a las exigencias de los clientes por un precio razonable es el Mariners Court, situado en McElhone Street, en el barrio de Woolloomooloo , muy cerca de la Galería de Arte y de los Jardines Botánicos.

Algo más caras, pero también con mejores servicios, son las habitaciones del Cambridge Hotel Sydney. A partir de 105$ existen habitaciones para entre 2 y 4 personas, con camas cómodas, baño privado, buenas vistas y mejor ubicación (en el distrito de Surry Hills, prácticamente cerca de todo).

Estos son solo algunos de los hoteles mejor valorados por los turistas, pero la oferta en Sídney es inabarcable. Para elegir un buen hotel en esta ciudad conviene valorar la ubicación (tener cerca la Estación Central para poder desplazarse a cualquier punto de la ciudad es una buena idea) y, por supuesto, valorar que existan cerca lugares de interés para visitar, bares y restaurantes. A partir de aquí, las comodidades que deseemos aumentarán o disminuirán el precio, pero para eso habrá que perder algo más de tiempo en encontrar la mejor oferta.

Mejores hoteles 5 estrellas o de lujo en Sydney

Sydney posee algunos hoteles de lujo en pleno centro financiero pensado para los visitantes más exigentes y, por supuesto, con más recursos. Listamos a continuación los mejores hoteles de 5 estrellas en Sídney:

Swisshotel Sydney: Situado en pleno corazón de Sídney, en un lugar perfecto para ir de compras, hacer turismo y disfrutar de los acontecimientos culturales como las actuaciones de la Ópera. Ofrece habitaciones de lujo con vistas espectaculares. También cuenta con un spa, dos piscinas, bar y restaurante. El espacio Spa & Sport ofrece los tratamientos de belleza más novedosos y el centro de fitness está equipado con sauna y bañera de hidromasaje. Desde la piscina al aire libre se contemplan bonitas vistas a la ciudad. Sin duda, uno de los hoteles más llamativos de Sydney.

El Sheraton on the Park está situado en el centro de Sídney. Tiene vistas al Hyde Park y cuenta con restaurante, bar, gimnasio en la azotea abierto las 24 horas, piscina cubierta con techo de cristal y habitaciones de lujo con todo tipo de comodidades y baños de mármol. Algunas tienen bañera de hidromasaje y terraza privada. El restaurante Feast es famoso por su bufé de marisco y ofrece almuerzos y cenas todos los días. En el Gallery Tea Lounge se ofrecen meriendas inglesas tradicionales y en el bar Conservatory se ofrece una gran carta de vinos y aperitivos, además de conciertos y espectáculos en directo por las noches.

El Fraser Suites Sydney ofrece apartamentos de lujo en pleno centro financiero de la ciudad. Además de las comodidades que puede ofrecer un hotel para dormir, estos apartamentos cuentan con cocinas de diseño de última generación y salones amplios con televisiones de lujo. Ofrece también una carta de comidas y cenas que incluyen productos de cultivo ecológico y productos gourmet. Además, este edificio tiene acceso directo al Regent Place, un centro comercial con boutiques y tiendas de moda de primera línea.

Otro de los hoteles con acceso a tiendas y boutiques es el Sofitel Sydney Wentworth, que cuenta con dos plantas de centro comercial solo para este tipo de tiendas especializadas. Además de habitaciones de lujo, dispone de un restaurante francés tipo brasserie, un amplio bar y un gimnasio. Otra de sus ventajas es su ubicación privilegiada, en pleno centro a solo quince minutos a pie de la Ópera.

Otro de los hoteles más llamativos por sus impresionantes vistas de la bahía de Sídney es el Pullman Quay Grand Sydney Harbour. Dispone de apartamentos lujosos con bañera de hidromasaje y un balcón con impresionantes vistas al puerto y al Real Jardín Botánico. Además, hay piscina cubierta, bar y restaurante de cocina australiana con una extensa carta de vinos y cócteles de diseño.

Pero sin duda, el que mejores vistas de la ciudad ofrece es el Meriton Serviced Apartments World Towers. Se trata de suites de lujo situadas a partir de la planta 61 del World Tower, un edificio de gran altura en el centro de la ciudad. Tienen enormes ventanales con vistas panorámicas no aptas para los que sufren de vértigo. El establecimiento cuenta con piscina cubierta en las plantas superiores que convierten el baño en una experiencia increíble al estar a esa altura. Las suites cuentan con todo tipo de lujos y comodidades, así como un servicio de cocina gourmet, saunas e hidromasaje.

La lista de hoteles de lujo en esta ciudad parece interminable. Además de estos ya mencionados, no podemos dejar de listar otros que también destacan por su lujo y por su buena ubicación en el centro metropolitano. Algunos de estos hoteles son el QT Sydney, el InterContinental Hotel, el Park Hyatt Sydney, el Hilton Hotel o el Primus Hotel Sydney.

Todos ellos ofrecen las máximas comodidades para los clientes más exclusivos. La mayoría tiene habitaciones sencillas a precios caros pero no desorbitados, aunque todos ofrecen estancias deluxe y servicios adicionales que pueden alcanzar precios verdaderamente escandalosos.

Mejores pubs y sitios para salir de fiesta en Sydney

La zona del Darling Harbour es también una zona de marcha para los jóvenes y no tan jóvenes de Sydney. Allí puedes encontrar, bares, pubs y discotecas de todos los estilos. Los pubs son, quizá, los locales más completos, puesto que abren desde la hora de comer hasta bien entrada la madrugada y ofrecen comidas, meriendas y cenas así como todo tipo de bebidas. Repasamos aquí algunos de los mejores pubs de Sídney.

The Baxter Inn. Es uno de los mejores y más conocidos pubs de la ciudad. Un local estilo old school que abre durante toda la tarde hasta la madrugada. Impresiona su decoración, la enorme cantidad de whiskies diferentes de los que disponen (decenas y decenas de botellas) y su ambiente. Es un local pequeño pero ofrece buena música, buena comida y maravillosos cócteles. Se ha convertido en uno de los locales más reputados de la ciudad, ubicado entre el Hyde Park y el Darling Harbour.

Justo al lado del anterior se encuentra el PJ O’Brien’s, un clásico pub irlandés en una zona privilegiada de la ciudad. Ofrece multitud de cervezas, entre las que no pueden faltar las pintas de Guinness, una amplia variedad de platos irlandeses como los pescados, y actuaciones de música en directo, monólogos o concursos.

The Fortune of War es otro de los locales por los que merece la pena dejarse caer. Se sitúa muy cerca de la Ópera de Sídney y del puente del puerto. Es uno de los pubs con más historia de la ciudad y la tradición cuenta que era el primer lugar que pisaban los marineros y los soldados al atracar sus barcos en la bahía y el último por el que pasaba antes de zarpar de nuevo. Hoy, un local modernizado que cuenta también con alojamiento, ofrece una gran variedad de comidas y bebidas de todo tipo. Ofrece también música en directo y otros espectáculos como demostraciones de cócteles o de cocina.

El Forest Lodge Hotel cuenta también con un pub frecuentado por estudiantes de diferentes nacionalidades. Está situado muy cerca del campus de la Universidad de Sídney y además de ofrecer una amplísima variedad de cervezas y de platos, organiza jornadas y campeonatos de juegos como billar, parchís o juegos de cartas.

Mr. Fox es otro pub conocido en la ciudad. Tiene un toque cool complementado con una amplia gama de platos para tapear o cenar, un amplia gama de bebidas y lo mejor de todo, los cócteles. Tiene varias plantas con diferentes temáticas en la decoración y en la música; desde una sala más íntima y sofisticada hasta otra más funky y fiestera.

Un rincón que merece la pena mencionar es el “Café del Mar”, un local con un estilo distinto a los anteriores pero en el que se pueden degustar comidas y bebidas de calidad aunque a precios ligeramente superiores. El Café del Mar está inspirado en un local homónimo de la costa de Ibiza y dispone de una gran zona chill-out con la música más actual de la isla española. Además, buena parte de la carta ofrece platos españoles y productos de otros países mediterráneos.

Zonas más peligrosas de Sydney

Sydney, a pesar de ser una de las ciudades más seguras del mundo, también tiene algunos lugares que no son demasiado recomendables para vivir. Aunque hay que reconocer que el concepto “inseguro” no se puede comparar a otras grandes capitales del mundo. En Sydney es difícil encontrarse con una situación verdaderamente peligrosa. Con todo, hay dos barrios que los foros y las comunidades de extranjeros valoran negativamente, como son King Cross y Redfern. Este último ha mejorado en los últimos años y se ha ido convirtiendo en una zona residencial con menos problemas, aunque permanece su fama de ser un lugar problemático e incluso peligroso. En cuanto a King Cross, es la llamada zona roja, pues en ella se sitúan los clubs y locales para adultos. A ello debe sumarse la presencia de prostitución y alcoholismo en las calles, aunque se trata de una zona muy concentrada y que no suele generar mayores problemas.

Lo cierto es que muchos extranjeros eligen Sídney para vivir por tener una mezcla de una altísima calidad de vida y unos bajos índices de criminalidad, lo cual no impide que puedan generarse problemas esporádicos como en todas las grandes ciudades.

Algunas recomendaciones adicionales para visitar Sydney

Si tienes pensado viajar a Sydney, lo mejor es que organices tu viaje desde España teniendo en cuenta el tiempo que vas a permanecer allí y los acompañantes. En función de esos dos condicionantes, conviene hacer un plan para no perderse ninguno de los lugares y edificios que hemos mencionado al principio de esta guía. Sídney es una ciudad enorme, por lo que si no te organizas bien puedes perder mucho tiempo en los trayectos entre un lugar de interés y otro.

La segunda recomendación es que aproveches tu estancia en Sídney para acudir a conciertos, obras de teatro, etc. La ciudad tiene un intenso programa cultural que merece la pena descubrir. Para ello, la web que impulsa el gobierno llamada What’s On es de gran utilidad para encontrar todos los eventos culturales y la programación de decenas de actividades interesantes.

Conclusiones

Como puedes comprobar Sídney es una ciudad con infinidad de posibilidades turísticas. Hay planes para los más jóvenes y también para familias con niños. Hay actividades durante todo el día en parques de atracciones, zoos, museos o acuarios, y también una amplia oferta de ocio nocturno. Sídney cuenta con una extensa oferta de alojamientos y restauración para prácticamente todos los bolsillos y lo mejor de todo es que puedes encontrar comida de todo tipo y con el estilo diferente de decenas de países. Es máxima expresión de esta mezcla cultural que se da en las calles de esta gran ciudad de Oceanía.

Las desventajas es que Sídney es tan grande que uno puede sentir que pierde el tiempo viajando en tren o en autobús de una zona a otra de la ciudad. Afortunadamente, los transportes públicos ofrecen, por norma general, un servicio de calidad. Otro de sus defectos es que, a grandes rasgos, Sídney es una ciudad cara. Comer, dormir y visitar los principales lugares de interés sale mucho más caro que en otras grandes ciudades, especialmente si se viaja con niños.

A pesar de todo, Sydney es una ciudad acogedora e integradora. Por eso muchos españoles piensan no solo en viajar de turismo sino en quedarse y tratar de buscarse una nueva vida dentro de las inmensas oportunidades que ofrece Australia. Si tu también estás pensando en emigrar a Sydney o a cualquier otra ciudad australiana para trabajar, no puedes perderte nuestra “Guía para trabajar en Australia”. En ella obtendrás información sobre los visados necesarios, los riesgos de viajar, el estilo de vida en el país y muchos otros asuntos que tendrás que tener en cuenta para viajar.

En cualquier caso, si vas a visitar este país, te recomendamos que leas antes esta guía: ¿Es seguro viajar a Australia?, así como este apartado con las últimas noticias sobre la seguridad en Australia. Con ellas descubrirás la situación actual del país en materia de seguridad y los riesgos a los que puedes exponerte.

Esperamos que esta guía turística te haya sido útil para descubrir una de las ciudades más increíbles de Australia. Si crees que falta algún dato o crees que puede haber algún error, no dudes en dejar un comentario. Y si ya has viajado a Sydney y has descubierto algún sitio que te ha sorprendido, ¡no dudes en compartirlo con nosotros! Seguro que sirve de ayuda para otros turistas.

Pero ¡eh!, esta guía para turistas en Australia no acaba aquí. Si tienes tiempo para viajar a otras ciudades no te pierdas nuestra guía para visitar Melbourne, la segunda ciudad más grande del país. Descubre los mejores hoteles, restaurantes y lugares que visitar aquí: “Melbourne – Guía de turismo, ocio, restaurantes, hoteles y más cosas que ver”

Sydney – Guía de turismo, ocio, restaurantes, hoteles y más cosas que ver
5 100% 3 votos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *