Los trucos de los restaurantes para que gastes más dinero

Descubre en este artículo las técnicas que utilizan los restaurantes para conseguir que gastes más dinero en cada comida. ¡Muchas de ellas te sorprenderán!

Seguramente después de leer este artículo vayas con los ojos más abiertos a tu restaurante de confianza. Porque si pensabas que los restaurantes son sólo lugares apacibles donde se le puede dar gusto al estómago estás bastante equivocado. Y es que es bastante fácil que tengamos anulado nuestro sistema de alerta cuando nos rugen las tripas, por eso es muy importante estar siempre pendiente de pequeños detalles.

Los restaurantes, como cualquier negocio, aprovechan nuestras debilidades y nos cuelan por los ojos la comida que más nos apetece en ese momento, aunque a nuestra cartera no le apetezca tanto.

Los trucos de los restaurantes para que gastes más dinero
Los trucos de los restaurantes para que gastes más dinero

Utilizan trucos para hacernos creer que no estamos pagando tanto por el plato que nos vamos a comer y para dirigir las elecciones de los comensales hacia los platos más rentables. ¿No te lo crees? Pues pasa y lee.

Poner productos en la mesa en forma de aperitivos o para picar

Es muy común que te ubiquen en una mesa y al minuto siguiente, te pongan unas olivas, unas patatas, pan y algún otro elemento para picar. Podemos pensar, que bien, que mientras me atienden y pido puedo matar un poco el hambre.

Nada más lejos de la realidad, en muchas situaciones los restaurantes se aprovechan de que como personas, evitamos situaciones de tensión y desconfianza. Lo normal sería preguntar si nos van a cobrar un extra por esos productos, sobre todo el pan, pero solemos pensar que pareceremos tacaños, sobre todo si es una cita o si vamos con otras personas.

Muchas veces el precio de la ración de pan puede llegar a 1€, y si es especiado o condimentado hasta 2€.

Nota mental: Esto también nos puede ocurrir con el vino o con agua que dejan en las mesas.

Los precios de los menús no siempre son lo que parecen

Es muy importante no dejarse llevar por las ofertas de las pizarras que hay en las entradas de los restaurantes, porque la mayoría de las veces, incurren en las típicas trampas, como menú a 9€, pero pueden no incluir pan, bebida, postre o café.

Esta técnica la utilizan mucho los restaurantes asiáticos donde luego aplican precios mucho más altos de lo normal en las bebidas.

Usan descripciones muy elaboradas para los platos

Cuando más descriptivo sea el título de un plato más atractivo resulta. Un ejemplo: Fabada asturiana o Fabada asturiana con chorizo y morcilla al estilo tradicional. ¿Cual resulta más atractivo? La respuesta es bastante sencilla.

Los adjetivos para los platos de un menú funcionan a la perfección, especialmente si le dan un toque exótico, un halo de misterio o una descripción extravagante que le otorgue a los ingredientes cualidades que no tienen. Por ejemplo, un solomillo puede acompañarse con un toque de vino tinto o con perlas de vino tinto. La segunda siempre será más atractiva que la primera.

Relacionan la comida con la familia

Seguramente no hay unas croquetas o una tortilla mejor que las que hace tu madre o tu abuela. Los restaurantes saben que no pueden imitarlas, pero no se resignan a hacerte pensar que sus platos son los más parecidos a los que comes con tanto gusto en casa.

Lo habrás visto muchas veces. Por ejemplo, las rosquillas de la abuela se venden mucho más que las rosquillas normales. Y es que los postres son uno de los objetivos principales de este truco, con recetas tradicionales que se solían hacer en casa, como los flanes, las cuajadas o las tartas.

No utilizan los símbolos del euro (€)

Lo habrás visto en muchas cartas de restaurantes. Aparece el nombre del plato y, seguido de una línea de puntos, aparece el precio. Pero no aparece el símbolo del euro. Es algo que muchos restaurantes tratan de evitar porque cuando el cliente lo lee le hace pensar automáticamente que está gastando dinero.

Incluso en algunos casos escriben los precios con letras en lugar de números, un truco que está demostrado que funciona porque los clientes tienden a gastar más.

Juegan con las tipografías de las letras

Subrayar algunos platos, poner su nombre en negrita, remarcarlos con otro color, poner las letras más grandes o más pequeñas, cambiar las minúsculas por mayúsculas, hacer figuras o curvas con las palabras, son solo algunos de los cambios que se aplican a la tipografía de las cartas para hacer que un plato llame más la atención que otro.

También las letras que están dentro de cajas o cerca de dibujos o fotografías llaman mucho más la atención que el resto.

Juegan con las cifras

Esto ocurre en todas las tiendas y comercios que pretenden vender algo. Quienes diseñan los buenos menús de los restaurantes saben que los precios que acaban en ‘99 tienden a significar poca calidad. Por el contrario, las cifras que acaban en ‘95 son más efectivas para captar la atención del cliente, e incluso las que acaban en ‘50 todavía más. Estos juegos de números también los aplican los supermercados, algo que puedes descubrir en este artículo: los trucos de los supermercados para que gastes más dinero.

Otros restaurantes, simplemente dejan los precios con cifras redondas, sin céntimos, porque le dan al menú una apariencia más simple y limpia.

Ofrecen platos en dos tamaños

Siempre vemos esta opción en los menús de raciones, la sencilla y la doble. Este truco de poner dos tamaños con dos precios diferentes para un mismo producto se denomina bracketing, y hace que instintivamente nos lancemos al tamaño más pequeño simplemente porque es más barato. Sin embargo, la ración pequeña suele ser más cara en proporción a la grande, con lo cual es más rentable para el restaurante.

Usan nombres exóticos o en otro idioma

Aunque no estemos en un restaurante que ofrece cocina de otro país es frecuente encontrar en la carta platos con nombres en otro idioma o platos que son típicos y famosos en otros países. Ocurre con los productos típicos italianos (nombres de pastas, pizzas, etc. en italiano), con definiciones de productos asiáticos (como fideos al estilo oriental o las especias indias, por ejemplo), o nombres de salsas exóticas que invitan a probarlas aunque no se sepa muy bien qué contienen. Es una técnica para llamar la atención del comensal y despertar su lado más aventurero.

Usan platos muy caros para llamar la atención sobre los más baratos

Es otra de las técnicas que también se utilizan en otros comercios. Son especialmente efectivas en las grandes superficies de tecnología y electrodomésticos, en las que nos ofrecen, por ejemplo tres televisores, uno de 250€, otro de 800€ y otro de 2000€. El más caro no está ahí para ser un éxito de ventas, sino para hacer que el de 800€ no parezca tan caro respecto al de 250€.

En los restaurantes ocurre algo parecido. Es habitual encontrar algunos platos o productos muy caros junto a otros que no lo son tanto. De los más caros se servirán pocas raciones, pero cumplirán la misión de hacer que el resto de precios no parezcan tan abultados.

Utilizan los patrones de lectura humanos

Quizá no lo hayas pensado, pero cuando vemos un texto por primera vez trazamos instintivamente un recorrido para hacernos una idea general de lo que estamos viendo. En nuestra cultura occidental estos patrones están muy condicionados por la lectura de izquierda a derecha, y la mayoría de estudios sugieren que el patrón más común a la hora de leer un texto (como la carta de un restaurante) tiene una forma de Z. Es decir, nos fijamos primero en la parte superior y bajamos en diagonal hasta hacer un repaso de la parte baja del papel.

Los restaurantes aprovechan estos estudios para situar sus productos estrella en las zonas claves, especialmente en las esquinas superiores derechas.

Y es que estos patrones se aplican en muchos ámbitos como la publicidad, la prensa o las webs. Especialmente en este último campo, las teorías de Jakob Nielsen, uno de los gurús de la usabilidad web, han sido determinantes para conocer los patrones de lectura humanos.

Limitan tus opciones en los menús

Es algo bastante común en los “menús del día”, la limitación a cinco o seis platos que se ofrecen como primeros y otros tantos como segundos. Esto responde a la capacidad de cada cocina para preparar cada menú, pero también condiciona la elección si ninguna de las opciones es de nuestro agrado. Si eso ocurre, la opción que nos queda es tirar de carta y, por lo general, dejarnos algo más de dinero.

Modifican los precios en festivos y fines de semana

Más que un truco, este punto es una evidencia que también afecta a nuestro bolsillo. Aunque los precios de las cartas suelen permanecer fijos, los precios de los menús del día o de temporada varían en función de la demanda, de si es fin de semana o si es un día festivo.

Cuidado con las condiciones de los precios en las ofertas online

Muchas veces habremos visto muy buenos descuentos en aplicaciones online, como El tenedor, Atrápalo, Just Eat, y compañía, pero luego es muy importante que las apliquen al llegar al restaurante. Es fundamental que leamos la letra pequeña de las condiciones, porque muchas veces van asociadas a platos de la carta, importes mínimos o durante la semana.

Juegan con el ambiente del restaurante

Es otro de los trucos que afectan a nuestro estado mental sin apenas darnos cuenta. Entre los factores que nos afectan física y psicológicamente están la temperatura de la sala (después de comer solemos sentir más frío y podemos llegar a sentirnos incómodos), el ruido (un exceso de ruido impide que escuchemos bien a otras personas y nos disgusta), el olor (el olor de los platos puede resultar muy sugerente, pero no así el olor que puede salir de la cocina o el olor a fritanga que se nos impregna en el pelo y en la ropa) o la música (está demostrado que la música clásica es la mejor compañera para una comida o una cena, mientras que otros tipos de música acaban por hacer que los comensales se agobien o coman más rápido de la cuenta).

Ahora que ya sabes qué trucos usan los restaurantes para hacer que gastes más dinero, te invitamos a que la próxima vez que vayas a comer fuera estés atento a todos ellos. Tu cartera te lo agradecerá. ¡Y si conoces alguno más no dudes en compartirlo con nosotros!

Los trucos de los restaurantes para que gastes más dinero
5 100% 1 voto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.