Me han robado la moto ¿Me lo cubre el seguro?

Tener una moto favorece la movilidad en las grandes ciudades, es un medio de transporte cómodo y rápido. Pese a ello tener una moto tiene un potencial riesgo de sufrir un robo o un hurto.

Robo moto
Robo de una  moto

En España se producen a menudo robos y hurtos de motos, Cataluña es la comunidad autónoma con más robos de motos ya que sufren el 87 % de los robos de motos de todo el país, la lista continúa con la Comunidad de Madrid con un 7 % de los robos y la Comunidad Valenciana con un 2 % así como Andalucía con un 2 % también, cierra la lista Murcia con un 1% y el resto de comunidades sufren en conjunto el 1 % restante de robos o hurtos.

Las motos más robadas

Según las mismas estadísticas las tres motos con más robos y, por tanto, con más riesgo de robo son:

  1. Honda Scoopy
  2. Yamaha T-Max
  3. Kawasaki Z

La BMW GS se sitúa como la cuarta moto más robada a más distancia que las tres anteriores y cierran la lista la Yamaha YZF R1 Cygnus y Neos, la SYM Symphony y la Honda Vision.

Si se produce una sustracción de la moto es hay dos factores a tener en cuenta, tener un buen seguro que cubra todos los contratiempo y determinar qué tipo de sustracción se ha realizado, es decir, si ha sido un robo o un hurto.

A través de este artículo vamos a enseñarte a determinar la diferencia entre hurto y robo y las posibles situaciones a las que puedes enfrentarte para que te ayude a elegir la mejor póliza de seguros de motos.

Diferencia entre hurto y robo, algo muy a tener en cuenta en tu seguro.

Coloquialmente se llama robar a cualquier acción que te prive de la posesión de una cosa de una forma no legal, si cuando vamos a coger la moto al lugar donde la aparcamos y la moto no está, solemos decir comunmente, me han robado la moto. En material legal y de seguros no las sustracciones se califican de la misma manera, se distinguen principalmente dos, el robo y el hurto.

El robo es el apoderamiento ilegítimo de bienes ajenos en la que se emplea la fuerza, la violencia o la intimidación para lograr la sustracción. Es decir, el ladrón rompe el candado, el garaje, te pega para robarte o te amenaza con hacerte daño si no le entregas la moto estamos en este caso.

En cambio en el hurto no se emplea ninguna de las características del robo, no se realiza ni con fuerza, ni con violencia ni con intimidación.

Esta diferencia es muy determinante pues los seguros cubrirán el coste de la moto, o no, dependiendo del tipo de sustracción que se haya cometido. En general, y dependiendo del tipo de póliza, cuando se produce un robo se cubre pero cuando se produce un hurto no se cubre.

Tipos de robo y ejemplos prácticos

Como hemos dicho, para determinar si se ha producido un robo o un hurto es el uso de violencia, intimidación o fuerza. Pese a ello existen diferentes tipos de robos y, consecuentemente, diversos tipos de pólizas y coberturas. Son el robo parcial, el robo total y el intento de robo. A continuación te enseñamos las diferencias:

  • Robo total. Es el más común, se produce cuando usando la violencia, la fuerza o la intimidación te quitan tu moto. la compañía de seguro suele actuar en estos casos de modo similar a cuando se produce un siniestro total, es decir, se te indemnizará con el valor venal de la moto en el momento del robo.
  • Robo parcial. Se produce cuando se produce un robo a algún elemento de la moto, es decir, los accesorios, sean de serie, elementos que vienen incorporados en la moto en la fábrica, o no sean de serie, los incorporados fuera de la fábrica. Generalmente suelen ser las ruedas, manillar, asientos, espejos retrovisores etc.
  • Intento de robo. Se produce cuando se ha intentado robar la moto peor no lo han conseguido y por ello se han producidos daños y desperfectos en la moto ya sea en la carrocería, ruedas o cualquier parte.

Ahora que tenemos claro cuáles son las diferencias entre hurto y robo y qué tipos de robo hay vamos a proponer diferentes ejemplos:

  • Si tienes las llaves en tu chaqueta, olvidas la chaqueta en algún lugar, te la quitan y con las llaves se llevan tu moto, sería un hurto. En cambio si te roban la chaqueta para quitarte las llaves de la moto sería un robo total.
  • Si te dejas la moto encendida para abrir el garaje y desaparece sería un hurto.
  • Si tiene que forzar la cerradura o hacen un puente, sería un robo porque implica el uso de la fuerza.
  • Si tu moto es metida en otro vehículo o llevado por una grúa sería robo total.
  • Si dejas las llaves puestas en la moto porque se te olvidó cogerlas y al volver no está la moto, estamos ante un hurto.
  • Si no has cerrado bien el asiento donde guardas el casco y te lo roban, sería un hurto. En cambio si rompen la cerradura, es un robo parcial.
  • Si en un semáforo te amenazan con una navaja para que les des la moto, es un robo total.

Elegir la mejor póliza de seguros

Si te han sustraído la moto, la respuesta de la compañía aseguradora dependerá de la naturaleza de la sustracción, si ha sido un hurto o un robo y qué tipo de robo.

Lo primero en lo que debes fijarte es en las condiciones de tu póliza de seguro ya que dependiendo de lo que ponga en tu póliza cubrirán todas o sólo alguna de las situaciones. En las condiciones se detallan todos los casos en los que el seguro responderá y te indemnizará ya uqe hay muchas compañías o hay modalidades de seguro que no cubren todos los tipos de sustracción.

TE INTERESA:  Madrid Central - Todo lo que debes saber

Debe figurar expresamente que el seguro cubre los robos totales, es decir cuando se ha producido el robo utilizando fuerza, violencia o intimidación. También debe aparecer que cubre los robos parciales de la moro, como norma general, la mayoría de seguros sólo cubrirán el robo de los accesorios que vengan de serie en el coche (los de fábrica) o que figuren explícitamente en la póliza, si quieres incluir otros accesorios deben detallarse marca, modelo color etc.

Si sufres un hurto es muy habitual que el seguro de moto no cubra ese riesgo o lo haga con muchas limitaciones pues es un tipo de sustracción que se suele considerar negligente por parte del propietario de la moto .

Como es lógico, un seguro que incluya el robo total, parcial, intento de robo y hurto será algo más caro que otro que se limite al robo total. Sin embargo, hay que prestar atención porque contar con esta cobertura no implica estar cubierto en todos los casos de robo,  sino que cada aseguradora especificará cuáles son sus condiciones que vendrán muy detalladas en la póliza de seguro.

El seguro de Moto a todo riesgo es el más amplio y común del mercado. Las coberturas varian de una compañía a otra pero generalmente incluyen el robo total. La cobertura de robo total no es exclusiva de los seguros a todo riesgo también se pueden incluir en las pólizas a terceros ampliado. Cualquier compañía de seguro cuando te ofrecerá diferentes paquetes de coberturas con los que podrás ampliar la cobertura, ya sea por robo parcial, hurto, incendio etc.

Esta modalidad suele ser elegida por aquellas personas que no pueden asumir el precio de un seguro a todo riesgo pero quieren contar con algunas de sus garantías, teniendo en cuenta que ,la cobertura de daños propios es exclusiva de los seguros a todo riesgo.

¿Cuánto me pagará el seguro por mi moto?

Las compañías de seguro determinan el coste de una forma diferente a lo que solemos tener en cuenta. Para ello hay que tener en cuenta tres conceptos, valor venal, valor de nuevo y valor de mercado.

  • Valor nuevo. Es el valor de la moto antes de que sea sacada del concesionario, es decir, el precio de venta al público.
  • Valor de mercado. Es el precio al que puedes venderlo en el mercado normal, e incluiría los impuestos que se pagan así como el posible beneficio del vendedor. A veces se le denomina valor de reposición.
  • Valor venal. Es el dinero que se recibe si se hubiera vendido la moto justo antes del robo pero sin el beneficio ni los impuestos asociados a la venta del coche. Para calcular el valor venal se tiene en cuenta la marca y modelo de la moto y su antigüedad. Generalmente se usa el valor oficial que le haya otorgado Hacienda y se paga un porcentaje del mismo según la antigüedad de la moto.

El valor nuevo es mayor que el valor de mercado y este es mayor que el de valor venal.

En los detalles de la póliza debe aparecer el tipo de valor que se estimará en caso de que se pague la indemnización por robo, la mayoría de seguros indemniza con el valor a nuevo durante el primer e incluso el segundo año de matriculación pasando a ser el valor venal.

Las mejores coberturas el segundo y tercer año cubre el valor de mercado después el valor venal. Una cobertura de robo muy básica suele indemnizar siempre con el valor venal.

Si la moto robada aparece después de haber cobrado la indemnización, depende de cada póliza de seguros el resultado pero generalmente podrás elegir entre recuperar la moto previo arreglo de cualquier desperfecto o quedarte con la indemnización.

La precaución como mejor sistema antirrobo

Si se quiere evitar sorpresas con el seguro y la indemnización por robo, es fundamental contratar un buen seguro y estar muy pendiente de las cláusulas comprendidas en la póliza del seguro.

Pese a ello recomendamos contar con diferentes dispositivos de seguridad para que elimine riesgos de robo como comprar un bloqueo del disco de freno, una alarma de robo, un anclaje de moto, un arranque codificado y un GPS para poder localizar tu moto.

También es aconsejable aparcar la moto en lugares frecuentados y no olvidar nunca bloquear la dirección antes de sacar la llave.

Me han robado la moto ¿Me lo cubre el seguro?
5 100% 3 votos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.