Seguros para empresas que manejen mercancías peligrosas, qué debes saber

¿Sabes a qué corresponden las siglas ADR? ¿Conoces la normativa que regula el transporte de mercancías peligrosas por carretera? ¿Quieres asegurar tu empresa de mercancías peligrosas?

Veamos qué regulación afecta tanto a los directamente involucrados en el transporte como a los fabricantes de elementos y materiales relacionadas con el transporte, embalaje y manipulación de mercaderías peligrosas y en qué consisten los seguros para este tipo de actividades.

 

Seguros para empresas de mercancías peligrosas
Seguros para empresas de mercancías peligrosas

 

Si tienes un negocio de transporte de mercancías que también se dedica a las mercancías peligrosas, has de saber que necesitas un seguro; pero, ¿Cuál? ¿Dónde contratarlo? ¿Qué coberturas incluir?

No te preocupes: vamos a asesorarte y a ponerte al día de las claves y los aspectos que debes tener en cuenta si estás buscando un seguro para mercancías peligrosas.

¿Qué son los seguros para mercancías peligrosas?

El seguro Responsabilidad civil mercancías peligrosas te ofrece protección ante los eventuales daños a terceros causados durante el ejercicio de la actividad de transporte de mercancías peligrosas por carretera.

Pero, ¿es necesario? ¿por qué existe regulación al respecto? Antes de entrar en detalle en cada producto, debes saber que dentro del sector del transporte por carretera, el de mercancías peligrosas es sin duda el más regulado. El objetivo es controlar la seguridad de los camiones que transportan sustancias o gases que puedan llegar a suponer un riesgo tanto para las personas como para el medio ambiente. Además, el espectro normativo que regula tanto la distribución por carretera, como los procesos de carga y descarga de estas mercancías es bastante amplio y, por ello, se deben tomar todas las precauciones posibles.

En este sentido, debes recordar que la ley sanciona duramente el incumplimiento de las normas de seguridad que se establecen para esta actividad. Si tienes claro que necesitas un seguro porque tu negocio se dedica, en parte o por completo, al transporte de mercancías peligrosas, nuestra recomendación es que dada la complejidad de este tipo de pólizas, la contratación de este tipo de seguro debe realizarse siempre con un especialista.

¿Cuál es el condicionado de los seguros para mercancías peligrosas?

Ya te has decidido: necesitas un seguro para el transporte de mercancías peligrosas. Pero, ¿conoces los condicionados? Te vamos a contar algunos de los aspectos más importantes, para que, aunque contrates con un experto, tengas claro qué necesitas y qué no.

Recuerda que, aunque la póliza no es un seguro obligatorio, la ley establece una responsabilidad del transportista respecto a la carga que traslada, por tanto, esta es la primera garantía que debes cubrir. Es la empresa de transporte la responsable de la mercancía desde el momento en que la carga se deposita en su camión hasta que se distribuye en el destino estipulado en el contrato. Este cubre los riesgos derivados de accidentes, averías y actos delictivos, en cualquiera de las vías de transporte aérea, marítima y terrestre.

Por todos estos factores, se pueden contratar diferentes modalidades para uno o múltiples embarques. Por tanto nuestra póliza podría responder ante los daños que sufra la carga transportada durante su traslado y descarga. La cobertura del seguro empieza en el momento en que la mercancía se entrega al transportista.

El coste del seguro de carga depende de los riesgos que conlleve su traslado y del valor de la carga. Por ello, llevar mercancías frágiles o peligrosas (de las que estamos hablando) como es el caso del combustible, cristal o porcelana tendrán diferentes valor y peligrosidad.

Los seguros para transportes ICA y LOTT

Como ya hemos visto, antes de llevar a cabo cualquier tipo de transporte de mercancías, es necesario saber que existe una obligación por ley de cubrir una serie de responsabilidades en relación a la mercancía transportada, desde el momento en que esta es cargada en el medio de transporte correspondiente hasta la recepción de la misma en el punto de destino.

Pero, ¿sabes qué es el ICA y a qué hace referencia?

Nosotros te lo contamos. El término ICA hace referencia al impuesto de industria y comercio en actividades de transporte; este debe pagarse en el municipio donde se ejerce la actividad gravada, de conformidad con lo establecido en el Decreto Ley 1333 de 1986. Por lo tanto, los contribuyentes que realicen actividades de transporte deberán pagar el impuesto donde se despacha la mercancía.

Ahora bien, los seguros que cubren la responsabilidad del transportista respecto a las mercancías que transporta son los de Responsabilidad Civil de la Carga. Así las cosas, existen varias alternativas a la hora de contratar un seguro para el transporte de mercancías peligrosas.

Otro término que no debemos ignorar es el de LOTT / LCTTM para el transporte nacional: se refiere al seguro que cubre la responsabilidad exigible al transportista en un transporte nacional. La indemnización por la responsabilidad de la mercancía está establecida por ley.

El seguro cubrirá esta indemnización, si la pérdida es responsabilidad del transportista, pero si la mercancía se pierde por otras causas como por robo o por causas mayores, este tipo de seguro no responderá por los daños.

En caso de que nuestra mercancía atraviese nuestras fronteras es necesario contratar un seguro CMR para el transporte internacional: en este caso, la indemnización por la pérdida de la carga se calcula sobre las condiciones de un convenio internacional.

Sin embargo, no son los dos únicos seguros que podemos contratar, estas son algunas de las alternativas de que disponemos:

Seguro de daños a la mercancía: la garantía de esta póliza no depende de la responsabilidad del transportista, sino de las circunstancias que ocurran en la pérdida o daños de la mercancía durante el transporte.

Por otra parte y, según el grado de protección que ofrecen las garantías de los seguros de mercancías, nos encontramos con:

Seguro de cobertura básica: ¿tu mercancía no tiene un valor muy elevado? Este es tu seguro: cubre los daños que sufra la mercancía en caso de incendio, explosión y robo, además de las consecuencias que pueda tener sobre la carga un accidente o problema del medio de transporte. Se trata de una protección básica para la mercancía y es la más indicada para aquellos transportes con mercancías de poco valor.

Seguro con coberturas ampliadas: esta póliza amplía las coberturas de la póliza de la carga y puede cubrir otros riesgos como roturas, choque entre las mercancías, mala estiba, robo, hurto, extravío y otros riesgos que puedes añadir si quieres pagando un plus en la póliza.

Seguro todo riesgo: este tipo de pólizas incluyen cláusulas inglesas difundidas internacionalmente. Concretamente, las pólizas ICC “A” cubren todo riesgo de pérdida o daño de la mercancía, salvo algunas exclusiones como el dolo del asegurado, desgaste, embalaje y acondicionamiento inadecuados, vicio propio, demoras, pérdidas de peso o volumen normales,  radioactividad y otras causas como una guerra.

¿Qué es el ADR?

El ADR o Acuerdo Europeo sobre el transporte internacional de cargas peligrosas por vía terrestre regula el embalaje, transporte, documentación y demás aspectos del transporte por carretera de las mercancías peligrosas, incluyendo la carga, descarga y almacenaje de las mismas, sea que el transporte se realice entre varios países o dentro del territorio de uno solo.

Pero, ¿desde cuándo existe esta normativa? Debes saber que este acuerdo europeo se firmó en 1957 y España se adhirió en 1972. La normativa contiene una lista detallada con epígrafes para la mayor parte de las mercancías consideradas peligrosas (codificadas según una numeración establecida por la ONU) y los requisitos normativos que se aplican a cada caso.

Las mercancías peligrosas, de acuerdo con los Reglamentos ADR y RID, se clasifican en clases de materias. Se trata de un aspecto muy importante si estamos pensando en contratar el Seguro de Responsabilidad Civil de Mercancías Peligrosas. Como muestra, merece la pena conocer que casi todas las compañías de seguros incluyen en sus pólizas de mercancías generales todas las materias peligrosas, a excepción de las incluidas en las Clases 1 y 7. Son aquellas mercancías que para ser transportadas, deben estar específicamente nombradas y autorizadas por la Autoridad competente.

¿Sabes cuáles son? Toma nota:

Clase 1. Materias y Objetos Explosivos

Incluye todo el tipo de los explosivos y sustancias peligrosas que pueden causar una explosión (por ejemplo algunas sales metálicas etc.). Estas mercancías, además de estar reguladas por los reglamentos de ADR y RID deben cumplir aspectos relativos al transporte recogidos en el Reglamento de Explosivos. Se clasifican en:

  • Materias explosivas y materias pirotécnicas
  • Objetos explosivos
  • Objetos no incluidos en a) ni en b) y han sido fabricados para producir un efecto de explosión.
  • Esta clasificación se subdivide a su vez en una gran cantidad de divisiones, grupos y subgrupos.

Clase 7: Materias Radiactivas

Son sustancias que emiten partículas alfa, beta y radiaciones nucleares gamma, como isótopos radiactivos, combustibles nucleares y todos los compuestos que contienen materiales radiactivos.

Según la intensidad de radiación que emiten se clasifican en:

  • Categoría I, Blanca
  • Categoría II, Amarilla
  • Categoría III, Amarilla

Ahora ya tienes mucho más claros los conceptos básicos que debes tener en cuenta a la hora de contratar un seguro para tu empresa en el caso de que maneje mercancías peligrosas. Pero, no ha terminado aquí la exposición de conceptos, ¿quieres saber qué es un consejero de seguridad y cuándo necesitas contratarlo? Sigue atento a este post.

¿Cuándo es necesario contratar los servicios de un consejero de Seguridad?

El servicio del Consejero de Seguridad ADR es de obligado cumplimiento para las empresas de carga y descarga y transporte de mercancías peligrosas. Esta figura ofrece asesoramiento en ADR, mediante la Directiva 96/35/CE del año 1996. El marco legislativo español, hace referencia a la figura del Consejero de Seguridad ADR en el Real Decreto 1566/1999. Posteriormente, en la normativa 97/2014 vuelve a sentar las bases del citado Consejero de seguridad ADR.

El asesoramiento ADR lo ofrece una persona con formación acreditada en la materia, que contribuye a la prevención de los riesgos relacionados con el transporte, carga o descarga de mercancías peligrosas que durante el transcurso de la actividad puedan afectar a las personas, los bienes o el medio ambiente. Entre sus funciones, se encuentran:

  • Velar por el cumplimiento legal de la identificación de los camiones cisternas, la existencia a las cartas de portes, las fichas de seguridad, verificar la no existencia de pérdida de ducto durante la descarga.
  • Tener implantados protocolos de actuación en caso de emergencia de derrame o vertido del producto.
  • Realizar formación en ADR a los trabajadores que se encarguen de descargar el producto, y/o responsables de la supervisión durante las tareas de descarga.
  • Realización del pertinente informe anual a remitir a la autoridad competente.

Pero, ¿tengo que contratar un consejero? Es posible que esta labor la desempeñen:

  • El titular o el director de la empresa.
  • Los miembros del personal de la empresa designados por el titular o el director de esta.
  • Las personas no pertenecientes a la empresa o dependientes de entidades, empresas o instituciones públicas o privadas, que estén unidas a la empresa por una relación contractual, convenio o cualquier otra fórmula de colaboración para desarrollar dichas actividades.

Hay varias empresas que ofrecen estos servicios de consejero seguridad ADR, lo conveniente es contratar una que esté especializada.

¿Cómo contratar a un Consejero de Seguridad?

Existen dos modos de disponer de un consejero como servicio externo:

  • Realizando un contrato en el Régimen General de la Seguridad Social, como trabajador cualificado.
  • Contratando el servicio, siempre y cuando se compruebe mensualmente (adecuación de proveedores de servicios externos) que ese consejero mientras preste servicios como tal, se encuentra de alta en Hacienda, con su IAE respectivo, y en la Seguridad Social correspondiente.

¿Cuáles son las coberturas en los seguros de transporte?

Ahora que ya conoces los términos que debes tener en cuenta a la hora de plantearte cómo debe ser tu seguro de transporte de mercancías peligrosas, es posible que estén pensando en cuáles son las coberturas que no debes olvidarte en su contratación. En ese caso, consulta esta lista, en la que te indicamos la coberturas básicas de la mayor parte de compañías que llevan a cabo la contratación de pólizas de estas características:

– Incendio, rayo o explosión.

– Accidente del medio de transporte.

– Robo (opcional).

– Roturas ocasionadas durante el transporte (opcional).

– Daños durante la carga y/o descarga (opcional).

– Varada, embarrancada, hundimiento o naufragio del buque o embarcación (en caso de transporte por mar).

– Descarga de la mercancía en el puerto de refugio.

– Caída de la aeronave (si el transporte es aéreo).

– Colisión, choque o incendio.

– Hecho accidental o fortuito que sufra la aeronave.

¿Cuáles son las mejores aseguradoras para el transporte de mercancías peligrosas?

Con toda esta información, quizás te estés preguntando cuáles son las compañías que mejores coberturas, productos, etc. ofrecen. No te preocupes, te proponemos las que, según las características analizadas, cuentan con las pólizas más completas y con la mejor relación calidad/precio:

Seguros para mercancías peligrosas de Plus Ultra

El seguro Responsabilidad civil mercancías peligrosas de Plus Ultra ofrece protección ante los eventuales daños a terceros causados durante el ejercicio de la actividad de transporte de mercancías peligrosas por carretera.

Entre los beneficios que ofrece se encuentran:

  • Protección específica: protección diseñada para el transporte de mercancías peligrosas, incluyendo los daños por contaminación accidental.
  • Elevados límites de indemnización: garantizando amplios límites de indemnización para facilitar el ejercicio de la actividad con tranquilidad.
  • A medida: ofrece protección a medida, adaptando la póliza al tipo de vehículos de cada empresa y a las mercancías peligrosas transportadas.
  • Atención Personalizada: ponen a disposición del contratante un equipo de profesionales cualificados y especializados en seguros de responsabilidad civil para resolver cualquier duda.

Entre las coberturas principales se encuentran:

  • Responsabilidad civil derivada del transporte de mercancías peligrosas.
  • Responsabilidad civil por contaminación accidental.
  • Defensa y fianzas.
  • Este seguro ofrece dos modalidades de contratación, que se adapta a tus necesidades y las de tu empresa:

– Según el número de vehículos identificados en el seguro por su matrícula.

– Según la facturación de la empresa.

Seguros para mercancías peligrosas de Allianz

La compañía Allianz oferta un seguro práctico y sencillo a precios muy competitivos.

Podrás elegir entre dos modalidades:

  • Por matrícula
  • Por facturación

Y, dentro de las dos anteriores, la selección puede ser entre Riesgos Nominados o Todo Riesgo. Además, ofrece la posibilidad de crear un producto a la medida de las necesidades de cada usuario y así puedes elegir entre coberturas básicas y coberturas ampliadas.

Entre sus coberturas, destacan:

  • Daño Material: cubre los eventos de incendio, rayo, explosión o hechos tendientes a extinguir el fuego originado por tales causas, así como por los accidentes que sufra el vehículo que efectúa el transporte.
  • Huelga: cubre las pérdidas o daños materiales de los bienes asegurados causados directamente por huelga, suspensión de hecho de labores, suspensión de trabajo por cierre patronal, disturbios de trabajo, asonada, motín, conmoción civil o popular y actos terroristas.
  • Gastos de preservación de bienes de atención de salvamento: la compañía reconocerá los gastos hasta un 10% del valor total del despacho, sin aplicación de deducible, en que incurra el Asegurado para preservar los bienes asegurados de una pérdida o daño o de la agravación de dicha pérdida o daño o para atender el salvamento.

Asegurar empresas que manejen mercancías peligrosas es imprescindible para evitar que cualquier imprevisto tenga peores consecuencias. La oferta es aún limitada por lo que merece la pena conseguir conocer todas las pólizas que son adecuadas y se ajustan a tu caso. En este post te hemos contado algunas de las claves fundamentales para aclarar tus dudas, pero recuerda que la mejor solución es consultar a un experto o una correduría.

Si quieres que tus necesidades y las de tu empresa sean valoradas de forma particular pídenos consejo y te pondremos en manos de nuestros expertos que encontrarán para ti el mejor seguro para tu empresa.

Contacta ya con nosotros o déjanos un mensaje. Además, comparte este post si te ha gustado y recomienda este contenido para que haya otros empresarios que sepan cómo asegurar sus mercancías peligrosas.

Seguros para empresas que manejen mercancías peligrosas, qué debes saber
Valóranos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.