Guía para comprar un buen patinete eléctrico – 2018

¿Una moda o una gran solución para la movilidad urbana? Ese es el debate en torno a los populares patinetes eléctricos que ya inundan las grandes ciudades. En Sector Asegurador creemos que estos patinetes han llegado para quedarse y por ello hemos preparado esta guía de compra en la que analizaremos sus características y todas sus ventajas e inconvenientes.

Guía de compra de patinetes eléctricos
Guía de compra de patinetes eléctricos

Si estás pensando en comprar un patinete eléctrico pero tienes dudas, te ayudamos a despejarlas con todo lo que viene a continuación. Coge papel y boli y toma nota de todos estos detalles.

Cosas que tienes que tener en cuenta antes de comprarte un patinete eléctrico

Empieza por saber qué es lo que necesitas. No es lo mismo un patinete eléctrico para comprarle a un niño que un patín de cierta potencia para un uso diario en un entorno urbano.

Piensa bien para qué lo vas a utilizar y hazte una lista de los requisitos mínimos que debe tener.

Entremos en detalle de cada una de las características habituales de un patín eléctrico que tendrás que tener en cuenta a la hora de comprarlo:

El peso de los patines eléctricos

El peso de los patines eléctricos depende, básicamente, del material con el que estén fabricados. Hay modelos más baratos y pesados, que están hechos de acero, pero también existen modelos más ligeros y a la vez robustos fabricados en aluminio o incluso en fibra de carbono. Lógicamente, al igual que ocurre por ejemplo con las bicicletas, a menor peso el precio aumenta, especialmente en los patinetes de fibra de carbono.

El peso de los patines eléctricos también depende de lo grande que sea el patín y puede oscilar entre los 7 Kg y los 22 Kg.

La potencia del motor eléctrico del patín

Este es un aspecto importante, ya que si estás buscando un patinete para desplazarte todos los días, o si eres una persona corpulenta, debes buscar uno de cierta potencia. Si es posible, algo superior a 250W. Por contra, si el patinete es para un niño pequeño, tienes modelos económicos con motores a partir de 100W.

En el mercado los motores eléctricos que incorporan estos patines tienen unas potencias que oscilan entre los 100W los más pequeños hasta los 1000w lo más potentes.

La autonomía de los patinetes eléctricos

La autonomía de dependerá siempre del uso del motor, de la velocidad y de la pendiente del recorrido. No tienes porqué fiarte al 100% de lo que marque el fabricante, los valores que muestran son un mero indicativo de referencia en condiciones lineales.

Ocurre algo semejante con otros vehículos eléctricos como los coches o las motos, donde los factores de peso de carga, tipo de recorrido, la pendiente, superficie de rodaje, condiciones climatológicas, etc. influyen en la autonomía final de la batería.

La calidad y capacidad de la batería que incorporan los patines eléctricos

La capacidad de las baterías para patinetes eléctricos se mide por los Amperios que posee, siempre y cuando la tensión sea la misma. A mayor amperaje, mayor capacidad de carga y por tanto mayor autonomía. Sin embargo, no solo hay que valorar su capacidad de carga, sino también su peso y sus materiales de fabricación. En la actualidad, los tres tipos de baterías más comunes son las de gel, las de litio y las de plomo.

  • Baterías de litio: son las más eficientes, ligeras y las que soportan mayor número de ciclos de carga (en torno a 2500-3000 cargas la mayoría). Otra de sus principales ventajas es que no tienen efecto memoria, por lo que pueden cargarse independientemente de su nivel de carga previo, siempre evitando que se descarguen por completo. Sin embargo, también son las más caras, con una diferencia notable respecto a las otras. Los patinetes de calidad incorporan este tipo de baterías.
  • Baterías de gel: Las incorporan la mayor parte de los patinetes eléctricos baratos, ya que son muy resistentes y son más baratas que las de litio, aunque como aspectos negativos hay que decir que soportan muchas menos cargas (en torno a 500 cargas) y que tienen efecto memoria, por lo que se recomienda realizar cargas completas hasta el 100% y no dejar que bajen por debajo del 15/20% de su capacidad. Además, hay que tener en cuenta que las baterías de gel pueden generar problemas con temperaturas altas.
  • Baterías de plomo: Ofrecen la ventaja de que soportan más cargas que las baterías de gel y su precio es mucho más barato que el del resto. Sin embargo, para asegurarnos un buen comportamiento de las baterías, las de plomo deben recargarse completamente después de cada uso, algo que puede suponer un esfuerzo para muchos usuarios. Este condicionante, unido a la mejora de la autonomía de las baterías de litio está haciendo que las de plomo sean cada vez menos populares.

Además de estos factores, debes cerciorarte de que tu patinete eléctrico tiene el sello de calidad europeo SGS, que certifica el buen funcionamiento y la calidad de la instalación eléctrica de tu patín. El sello que asegura la calidad del producto es muy importante, ya que se han producido casos de defectos en las baterías de algunos modelos, dando como consecuencias fallos eléctricos e incluso incendios.

Que el patín eléctrico sea plegable

Que el patín eléctrico sea plegable o no puede ser un aspecto que nos marque la diferencia, pero hay que tener en cuenta que si vamos a hacer un uso intensivo de esta característica, el mecanismo debe ser sencillo, rápido y lo suficientemente resistente como para que aguante con el uso y el paso del tiempo.

Si crees que vas a plegar tu patinete diariamente (para viajar en el metro, para entrar y salir de casa, para subirlo a tu oficina, etc.), te recomendamos que optes por un patinete eléctrico de más calidad.

La carga máxima o peso que soportan los patinetes eléctricos

Los patines tienen sus limitaciones a nivel del peso que pueden soportar. Por ejemplo, uno de los más populares, el Xiaomi Ninebot Mijia soporta hasta 100 kilos, lo mismo que el Razor E300. Aunque hay otros que soportan algo más, como el E-Twow Booster S2, con hasta 125 kilos.

También hay limitaciones en los patinetes eléctricos para niños, como el Razor E100, que soporta hasta 55 kilos. Ten en cuenta estas limitaciones y adapta la compra al peso de la persona que va a utilizar el patinete. Forzar la carga de un patinete o hacer uso de un patinete de niño por parte de un adulto puede generar averías y problemas con la garantía derivados de un mal uso.

Cuanto tardan en cargar los patines eléctricos

Al igual que las bicis eléctricas, los teléfonos móviles o los ordenadores portátiles, los patinetes eléctricos requieren de un tiempo mínimo para tener el 100% de las baterías cargadas. Por lo general los patines tienen un tiempo de carga de entre 2 y 6 horas.

Como hemos señalado más arriba, el tiempo de carga depende del tipo de batería que tenga tu patín eléctrico. Además, si las baterías son de gel o de plomo, deberás tener especial cuidado en hacer cargas completas de tu batería y evitar que se descargue completamente de forma habitual.

Los fabricantes de patines eléctricos

Hay varios fabricantes ahora mismo en el mercado y la mayoría de ellos tienen una reputación considerable, pero en este segmento también se han colado muchos importadores chinos sobre los que debes tener cierta desconfianza.

Si bien la mayoría de los patines se fabrican en China, es importante que el fabricante ofrezca soporte postventa y tenga un servicio técnico en España.

Como los patinetes eléctricos son productos relativamente nuevos en el mercado, los fabricantes van sacando modelos con nuevas características o van mejorando a las anteriores. Si no quieres hacer de cobaya, opta por un modelo que lleve ya un tiempo en el mercado y haya generado buenas opiniones, ya que aspectos como el cierre, los anclajes, la tornillería, el manillar, el sistema de plegado y algunos detalles más se van corrigiendo con las nuevas versiones.

El sistema de frenado que tiene el patín eléctrico

Existen dos tipos principales de frenos para patinetes eléctricos: los frenos de disco y los frenos de tambor. El funcionamiento de ambos es parecido ya que la frenada se realiza a través del rozamiento producido entre una superficie fija y otra que es móvil.

Así, en los frenos de tambor la superficie fija son las zapatas de freno y la parte móvil es el tambor que es un cilindro concéntrico situado en el interior de la rueda que gira a la vez que ésta. Por otro lado, en los frenos de disco, la parte móvil es el disco que gira unido a la rueda y es sometido al rozamiento de las pastillas, que ejercen la fuerza suficiente para detener el patinete.

Ambos sistemas de freno generan calor al frenar, ya que ejercen una fuerza de rozamiento suficiente como para transformar la energía cinética del patinete en calor, hasta reducir su velocidad. En este sentido, los frenos de disco disipan mejor ese calor y son más seguros y fiables a la hora de eliminar los fallos por recalentamiento en las frenadas.

Por otro lado, algunos modelos actuales ofrecen ya frenos regenerativos en patines eléctricos. Los frenos regenerativos funcionan de tal manera que transforman la energía cinética de las ruedas en energía eléctrica que se almacena en las baterías. Así, con cada frenada, las baterías recuperan una pequeña parte de su carga, lo que contribuye a alargar la autonomía del patinete.

El tamaño de las ruedas del patín eléctrico

Los tamaños de las ruedas son variables dentro de unos rangos que se sitúan entre las 4’’ y las 10’’, aunque las más habituales son las que tienen 8,5’’. En realidad, cada marca monta sus propios modelos de ruedas, aunque se pueden cambiar por otras diferentes según nuestras necesidades.

Las ruedas más grandes permiten alcanzar una velocidad mayor y absorben mejor los pequeños baches, las grietas y los golpes que pueden producir los pequeños saltos como los de un bordillo. Son, en general, más cómodas que las ruedas más pequeñas, aunque reducen la aceleración del patinete y hacer que pierda un poco de maniobrabilidad. Ocurre lo mismo que con las diferentes ruedas en las bicicletas eléctricas, en las que las ruedas de 29 pulgadas tienen algunas ventajas sobre las de 26 y 27,5 pulgadas.

Volviendo a los patinetes eléctricos, también hay que tener en cuenta si las ruedas son hinchables o si son macizas. Las ruedas hinchables convencionales (con o sin cámara interior de aire) contribuyen a reducir las vibraciones, ejerciendo como amortiguador que mejora la comodidad en trayectos largos. Sin embargo, tienen dos problemas: el primero es que pueden pincharse y dejarte tirado a mitad de camino. El segundo, consecuencia del anterior, es que las ruedas son difíciles de desmontar en algunos modelos para reparar el pinchazo o incluso tener cierta dificultad en el proceso de hinchado. Si no tienes práctica, este proceso de desmontado para sustituir la cámara puede resultar muy complicado.

Por otro lado, con las ruedas macizas evitan los pinchazos, aunque no absorben los golpes de la superficie de rodaje y transmiten más las vibraciones al cuerpo y, especialmente, a los brazos, por lo que no son tan recomendables si vas a utilizar tu patinete a diario o para trayectos largos.

Otras características interesantes

Actualmente los patines eléctricos incorporan una serie de accesorios o prestaciones que pueden ser interesantes. Te ofrecemos un pequeño listado con ellas:

  • Iluminación delantera y trasera
  • Aplicación para el móvil
  • Pata para que se sostenga en posición vertical
  • Guardabarros
  • Timbre
  • Soporte para el móvil, con opción a conectar el cargador.
  • Antirrobo integrado vía GPS

Ahora que ya sabes todo lo que debes valorar a la hora de comprar un patinete eléctrico, te invitamos a que visites nuestra guía sobre los mejores patinetes eléctricos, distribuidos por tipos, pesos y edades que hemos preparado para ti. Además, te recomendamos que visites nuestra guía sobre cómo circular con un patinete eléctrico en España, con todos lo datos sobre leyes y ordenanzas municipales para que sepas por dónde debes moverte.

En cualquier caso, si tienes alguna duda o quieres contarnos tu experiencia de compra de un patinete puedes dejar un comentario justo aquí abajo. ¡Te leeremos encantados!

Guía para comprar un buen patinete eléctrico – 2018
5 100% 5 votos

Un comentario sobre “Guía para comprar un buen patinete eléctrico – 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.