5 Consejos para contratar un buen seguro de alquiler

Si eres propietario de una vivienda y quieres ponerla en alquiler, ¡esto te interesa! Te ofrecemos algunos buenos consejos para contratar un seguro de alquiler, una de las pólizas más demandadas últimamente por el auge del alquiler en nuestro país.

Consejos para contratar un seguro de alquiler
Consejos para contratar un seguro de alquiler

Los seguros de alquiler te protegen principalmente frente a daños intencionados que puedan causar los inquilinos y te ofrecen defensa jurídica en caso de problemas judiciales con el arrendamiento. Además, la mayoría ofrecen una cobertura de impago del alquiler, que se encarga de cubrir el riesgo de que el inquilino deje de pagar.

De hecho, este seguro de impago del alquiler es de los más demandados actualmente en el ramo de hogar. Las cifras hablan por sí solas: en 2017 se contrataron un 31% más de estas pólizas respecto al año anterior.

Los 5 mejores consejos para contratar un buen seguro de alquiler

El Observatorio Español del Seguro de Alquiler (OESA) señala que en 2017 se duplicó la comercialización de seguros de impago del alquiler no regulados.

Es decir, que existe un mercado fraudulento que ofrece como pólizas de impago de alquiler lo que no lo son.

1. Contratar un seguro de alquiler con una aseguradora de confianza

Por tanto, el primer consejo para contratar un seguro de alquiler general es hacerlo siempre con una entidad legal, reconocida oficialmente y leyendo detenida y completamente las cláusulas del contrato que se va a firmar.

Además, podemos hablar de otras recomendaciones para contratar un seguro de alquiler:

2. Piensa en la temporalidad

Nos referimos al tiempo que deseas tener en alquiler tu vivienda. Ten en cuenta que las condiciones del contrato que firmes con el inquilino te atan como propietario de la vivienda, lo que puede afectar también a tu seguro de alquiler. Así, si deseas alquilar tu vivienda por un periodo corto (durante las vacaciones de verano, por ejemplo), necesitarás unas condiciones diferentes que si es un alquiler a largo plazo.

3. Estudia a tus futuros inquilinos

Aunque la aseguradora hará una valoración para conocer el riesgo de impago que puede crear un inquilino (estudiando, por ejemplo, su nómina o su contrato de trabajo), como propietario debes conocer a tu inquilino para valorar si conviene contratar coberturas más o menos amplias. Así, si tus potenciales inquilinos te generan desconfianza o crees que pueden causar daños materiales a tu vivienda, podrás elegir coberturas específicas por si se da el caso.

4. Ten en cuenta tus obligaciones

Como propietario de la vivienda, tienes algunas obligaciones que debes conocer respecto a los seguros de alquiler. La primera de ellas es, precisamente, el pago del mismo, que siempre recae sobre el propietario, nunca sobre el inquilino.

Además, debes tener en cuenta que en los seguros de impago del alquiler tendrá que haber una resolución judicial a tu favor para que la aseguradora haga efectivo el pago de las rentas atrasadas o pendientes.

Por supuesto, para contratar un seguro de alquiler debes tener toda la documentación del piso en regla, es decir, la escritura, el contrato debidamente firmado, el depósito de la fianza, tus obligaciones fiscales al día, etc.

5. Ten en cuenta el periodo de carencia

En algunos seguros, puede existir un periodo de carencia en el que la aseguradora no se hace cargo de los gastos de un siniestro. Ese periodo de carencia viene definido en el contrato del seguro y comienza a contar desde el momento en el que se firma el mismo. Una vez finalice ese periodo de carencia, las coberturas del seguro comenzarán a ser efectivas. Así pues, deberás tener esto en cuenta si tu objetivo es contratar un seguro para un alquiler de corto plazo.

Consejo Extra – Cúbrete las espaldas

De cara a facilitar la tarea de la aseguradora a la hora de contratar un póliza de alquiler, es recomendable que ofrezcas todos los detalles posibles sobre el piso o la casa que quieres asegurar.

Incluso es recomendable que cuentes con fotografías o un vídeo del estado de la vivienda antes de alquilarla. En caso de que la vivienda sufra daños intencionados por parte del inquilino, será más fácil demostrar lo que ha ocurrido realmente en un proceso judicial si tienes la documentación preparada. Ten en cuenta que las reclamaciones vía juzgado pueden eternizarse o complicarse cuando se entrecruzan las acusaciones de los abogados, por lo que como propietario es recomendable que seas precavido.

Resumen de los consejos para contratar un buen seguro de alquiler

  1. Contrata un seguro de alquiler con una aseguradora de confianza
  2. Piensa en cuanto tiempo vas a alquilar el inmueble
  3. Estudia a tus futuros inquilinos
  4. Como propietario, eres quien contrata el seguro
  5. Ten en cuenta el periodo de carencia

En definitiva, nuestra recomendación es que valores detenidamente a tus posibles inquilinos y contrates un seguro de alquiler que se adapte a tu situación. En realidad, un seguro de este tipo tiene grandes ventajas y la mayoría de ellos ofrecen una buena relación calidad-precio.

Y es que además de protegerte frente a impagos de la renta o daños en la vivienda, puede sustituir a los famosos avales bancarios, facilitando el proceso de arrendamiento.

Por ello, si quieres contratar un seguro de alquiler, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Un agente especializado en este tipo de seguros se pondrá en contacto contigo para estudiar tu situación personal y tus necesidades, ofreciéndote un seguro con las mejores condiciones.

5 Consejos para contratar un buen seguro de alquiler
5 100% 1 voto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.