Los mejores seguros de alquiler para viviendas – Comparativa 2018

¿Te has preguntado alguna vez si te convendría tener contratado un seguro de alquiler para esa vivienda que tienes arrendada? ¿Crees que tu inquilino puede dejar de pagarte la renta o quieres protegerte frente a los accidentes caseros que pueden ocurrir en cualquier momento? Pues para hacer frente a esos y a otros muchos problemas están los seguros de alquiler.

Dentro de esta categoría de pólizas, las más populares son actualmente los seguros de impago del alquiler. Según el Observatorio Español del Seguro de Alquiler, a día de hoy, uno de cada cuatro contratos de alquiler se firman con un seguro de impago.

Comparativa mejores seguros de alquiler

El propósito de esta guía es aclarar para qué sirve realmente un seguro de alquiler y cuáles son los mejores que ofrecen actualmente las aseguradoras. De esa manera, cuando llegues al final, tendrás una idea mucho más clara de si te conviene contratar una póliza de este tipo.

Además, hemos realizado un estudio comparativo propio con el que podrás comprobar que aseguradora se adaptaría mejor a tus necesidades, así que no puedes perderte nada.

¿Qué es un seguro de alquiler?

Empecemos por el principio. Un seguro de alquiler es, básicamente, una póliza que se contrata para cubrir determinados riesgos de un arrendamiento entre el propietario de un piso y el inquilino. Normalmente, las coberturas de un seguro de alquiler tienen que ver con el impago de la renta por parte del inquilino, con los daños materiales que se pueden producir o con los robos, aunque existen más coberturas.

Es decir, se trata de un seguro que cubre al propietario del piso de los problemas que puede crear el inquilino o de los desperfectos que pueda sufrir el piso. Por ello, no hay que confundir el seguro de alquiler con los seguros para inquilinos. Estos últimos son las pólizas que el inquilino puede contratar para cubrir su responsabilidad en posibles daños a la vivienda, a los vecinos, frente a robos, etc.

Un dato orientativo: el coste de los seguros de alquiler suele estar entre el 3% y el 5% de la renta mensual del alquiler. Es decir, para un alquiler de 650€, el coste del seguro estaría entre 234€ y 390€ anuales.

Las coberturas que tienen los seguros de alquiler las veremos más abajo, pero primero respondamos a una pregunta que mucha gente se plantea a la hora de alquilar: ¿Tener un seguro de alquiler es obligatorio?

¿Es obligatorio contratar un seguro de alquiler?

La respuesta es NO. Lo cierto es que ni la Ley de Arrendamientos Urbanos, ni el Código Civil, ni la Ley de Propiedad Horizontal que rige las comunidades de vecinos, obligan a que se suscriba un seguro de alquiler.

Aunque en realidad sí es recomendable, ya que existe un enorme número de riesgos (daños en la vivienda, impago, responsabilidad civil, daños estructurales, daños al interior del piso, etc), que pueden quedar cubiertos con un seguro de alquiler.

Además, el seguro de alquiler tiene otra ventaja: se puede deducir al realizar la declaración de la renta. Dependiendo de la Comunidad Autónoma, el porcentaje a deducir puede ser de hasta el 100%.

Veamos de forma más detallada cuáles son las coberturas que pueden tener los seguros de alquiler.

¿Qué coberturas tienen los seguros de alquiler?

Como hemos mencionado, las coberturas de los seguros de alquiler están enfocadas a ofrecer tranquilidad al arrendador o propietario del piso, paliando los problemas más frecuentes que pueden sufrir con los inquilinos.

Los principales problemas a la hora de alquilar un piso es que el inquilino deje de pagar las cuotas mensuales o se produzcan daños en el continente o en el contenido del piso, bien sean accidentales o intencionados. Así, la mayoría de seguros de alquiler ofrecen estas coberturas, con límites económicos más o menos amplios.

Pero además de las coberturas de impago de rentas y la de daños materiales, existen otras como las siguientes:

  • Cobertura de gastos derivados de procesos judiciales: con ella, la aseguradora se hace cargo de una parte o de la totalidad de los gastos de un proceso judicial o administrativo derivado de un problema con el inquilino. Estos gastos pueden ser los honorarios de abogados y procuradores, las costas de un juicio, los costes y honorarios de los peritos o indemnizaciones, entre otros.
  • Asistencia jurídica telefónica: la mayoría de aseguradoras ofrecen este servicio de asesoría jurídica para aconsejar al propietario del piso sobre las medidas a tomar en caso de problemas con el inquilino.
  • Reclamaciones por incumplimiento de contrato: se trata de una cobertura que garantiza los derechos del propietario en caso de que el inquilino incumpla el contrato de arrendamiento. Por ejemplo, si el inquilino sub-alquila una habitación aunque por contrato no pueda hacerlo, con esta cobertura el asegurado puede reclamar con asesoramiento jurídico incluido.
  • Estudios de viabilidad del inquilino: las aseguradoras se cubren las espaldas requiriendo que el inquilino presente documentación que acredite su solvencia económica. Este aspecto es uno de los más valorados por los propietarios, ya que ofrece garantías para el mantenimiento del alquiler a largo plazo.
  • Defensa de los derechos relativos a la vivienda: una cobertura que te ofrece defensa jurídica para tus derechos como propietario dentro de una comunidad de vecinos.
  • Cobertura de actos vandálicos: es más habitual de lo que parece. Hay un conflicto entre arrendador y arrendatario y este último acaba abandonando la vivienda por la fuerza. Como venganza, causa destrozos en las paredes o en el mobiliario. Esta cobertura cubre precisamente ese riesgo, los daños causados de mala fe por el inquilino.
  • Servicios de asistencia de profesionales: como otros seguros de hogar, los seguros de alquiler suelen contar con servicios de profesionales de urgencia como electricistas, fontaneros, cerrajeros, etc. Estos servicios suelen estar de guardia las 24 horas.

Recuerda: antes de firmar un contrato con la aseguradora, lee bien la letra pequeña. A veces, las condiciones tienen exclusiones importantes con las que debes contar en caso de siniestro.

Ahora bien, no todos los seguros de alquiler responden ante las mismas circunstancias. De hecho, las aseguradoras ponen una serie de condiciones a la hora de asegurar una vivienda que va a ser arrendada. Incluso para las viviendas que ya tienen un inquilino, las compañías de seguros deben certificar que se cumplen una serie de requisitos. En caso contrario, pueden optar por no ofrecer su cobertura. Veamos cuáles son esas condiciones y entendamos por qué en el siguiente apartado.

¿Qué requisitos exigen los seguros de alquiler?

El trabajo de las aseguradoras es valorar cuáles son los riesgos de que se produzca un siniestro, entendiendo como tal desde un destrozo en el piso hasta un impago o un incumplimiento del contrato. Por eso, las compañías aseguradoras revisan, caso por caso, los regímenes de alquiler de cada persona que desea contratar un seguro de este tipo.

Como veremos en la comparativa, cada aseguradora establece sus propias condiciones, pero en general, tienen en cuenta los siguientes aspectos para asegurar o no una vivienda:

  • No suelen asegurar viviendas compartidas: por norma general, los alquileres que se aseguran son los que corresponden a inquilinos individuales, unidades familiares o parejas de hecho, lo cual excluye las viviendas compartidas tipo piso de estudiantes o pisos para trabajadores.
  • Deben ser viviendas destinadas a uso residencial: lo más común es que se excluyan las viviendas destinadas a oficinas o a pequeños negocios como consultas, despachos, etc.
  • La renta mensual: lógicamente, cuanto mayor sea la renta que pide el propietario, mayor será el precio de la póliza. En muchas ocasiones, la prima que se paga se reduce admitiendo una franquicia, que puede ser de un mes de renta o más.
  • El nivel de ingresos del inquilino: las aseguradoras miran con lupa la capacidad económica del inquilino del piso, exigiendo incluso contratos indefinidos, declaraciones de ingresos u otros datos que demuestren que no caerá fácilmente en impagos de la renta.
  • El tamaño y la situación del piso: las aseguradoras suelen exigir que el piso tenga un tamaño mínimo y que esté en buenas condiciones. Que no esté catalogado como ruinoso, que no sea una vivienda prefabricada o que no tenga más de 50 o 60 años de antigüedad son algunos de los requisitos que con más frecuencia se suelen exigir.

Ahora que ya conocemos los pormenores de los seguros de alquiler, es hora de analizar los seguros que ofrece cada una de las principales compañías en España. Los repasamos en nuestra comparativa a continuación.

Comparativa de seguros de alquiler

El seguro de alquiler de Mapfre

El seguro de alquiler que ofrece Mapfre ofrece, como su cobertura más importante, la protección contra el impago del alquiler por parte del inquilino. Esta cobertura puede alcanzar los 6, 9 o 12 meses de impagos.

También ofrece la cobertura de daños por actos vandálicos causados por el inquilino. Este seguro cubre además los gastos de la defensa jurídica del arrendador en caso de problemas derivados del contrato (desahucio, reclamación de daños, etc.) hasta un máximo de 3000 euros, incluyendo además un servicio telefónico de orientación jurídica.

Por último, hay que destacar que tiene un servicio de asistencia en el hogar que cubre las reparaciones urgentes y los servicios de contacto con profesionales.

El seguro de MAPFRE, como la mayoría de seguros de estas características, tiene una franquicia correspondiente a una mensualidad de la renta.

El seguro de alquiler de Caser

El seguro de Vivienda en alquiler de Caser prioriza el cobro de rentas y los servicios de reparaciones. Por un lado, ofrece una garantía sobre las rentas que exige, como mínimo, una franquicia de un mes de renta.

Por otro lado, ofrece otras coberturas básicas de asistencia 24 horas en caso de urgencia de profesionales (fontaneros, electricistas, cerrajeros y cristaleros). Esta garantía cubre el desplazamiento del profesional y las tres primeras horas de trabajo.

También, como cobertura básica, ofrece la garantía de gastos procesales (hasta un máximo de 3000€) en procedimientos judiciales y administrativos con motivo de reclamación de daños, reclamación de rentas impagadas, reclamaciones a otras aseguradoras, etc. Cuenta además con un servicio de asesoramiento jurídico telefónico.

Como cobertura opcional, Caser ofrece una cobertura de daños en la vivienda alquilada que únicamente responde de los daños causados intencionadamente y de mala fe por el inquilino moroso. Eso si, como cobertura más destacable (ya que es de las pocas aseguradoras que lo ofrecen) Caser puede cubrir los daños al contenido de la vivienda que figure en el contrato de arrendamiento, es decir, el mobiliario. Esta cobertura es muy útil porque una de las principales preocupaciones de los propietarios de pisos es que se produzcan daños en los muebles y electrodomésticos del piso.

Pero a pesar de todas estas coberturas, Caser detalla en su página web las excepciones que tiene este seguro de alquiler, que no son pocas.

Las más importantes son que este seguro no cubre las viviendas compartidas o subarrendadas (es decir, que solo cubre en el caso de que el inquilino sea una persona o una unidad familiar, no si son varias personas sin relación entre ellas, como puede ser un piso de estudiantes); tampoco cubre alquileres de temporada ni alquileres de menos de 12 meses. En cuanto a las condiciones económicas del inquilino, éste debe demostrar solvencia suficiente (si no tiene contrato indefinido, deberá demostrar que lleva más de un año trabajando en la misma empresa). Por último, es destacable que este seguro no cubre alquileres en los que el inquilino sea un estudiante.

Puedes consultar aquí las condiciones generales completas del seguro de alquiler de Caser.

El seguro de alquiler de Arag

El seguro de alquiler de viviendas de Arag es uno de los más completos del mercado. Las cláusulas del seguro de alquiler de Arag comprenden principalmente coberturas frente a:

  • Impago de rentas (con cuantías de hasta 18 meses).
  • Defensa frente a incumplimientos de contrato por parte del inquilino
  • Defensa jurídica.
  • Reclamación por daños ocasionados al inmueble y también al contenido del inmueble .
  • Defensa jurídica frente a la Administración y frente a la comunidad de vecinos.
  • Defensa frente a incumplimientos de contratos con servicios de reparación y mantenimiento.
  • Gastos de cerrajería en caso de desahucio del inquilino o pérdida de alquileres por incendio.

Además, ARAG ofrece una estimación del precio de sus pólizas. En este caso, un seguro de alquiler sobre una vivienda con una cobertura de impago de 12 meses y una renta mensual de 600€ costaría unos 325€ al año.

Puedes consultar aquí las condiciones generales completas del seguro de alquiler de ARAG.

El seguro de alquiler de Mutua de Propietarios

Esta conocida aseguradora de inmuebles fue la que introdujo el seguro de impago de alquiler en España tal y como lo conocemos. Es también una de las mejor valoradas por los clientes en este tipo de seguros.

El seguro de alquiler de Mutua de Propietarios ofrece las siguientes coberturas:

  • Seguro de impago: la compañía responde de las cuotas impagadas por el inquilino (6 o 12 meses) y también de los gastos de suministros impagados. Además, ofrece la posibilidad de adelantar el cobro de las rentas impagadas por parte de la aseguradora.
  • Pérdidas de alquileres por incendio: la compañía puede cubrir la pérdida de las rentas si la vivienda queda inhabitable por incendio, explosión o caída de rayo.
    Actos vandálicos y robos: cubre los daños malintencionados al continente causados por el inquilino siempre
  • que exista un siniestro indemnizado con cargo a la garantía de impago de alquileres. Como garantía adicional, existe la cobertura que cubre también los actos vandálicos al contenido de la vivienda.
  • Asesoría jurídica: defensa y reclamación en conflictos directamente relacionados con el contrato de alquiler así como servicio de asesoría telefónica.
  • Sustitución de cerradura: en caso de robo, intento de robo o desahucio del inquilino, la aseguradora cubre los gastos de sustitución de la cerradura.

En el siguiente enlace puedes consultar las Condiciones Generales del Seguro de Alquiler de Mutua de Propietarios.

El seguro de alquiler de Santa Lucía

La compañía de seguros Santa Lucía lanzó en 2016 el seguro “Alquiler protección total”, priorizando las coberturas de impago de rentas y la protección jurídica del arrendador frente a conflictos con el inquilino.

El seguro de alquiler de Santa Lucía incluye, pues, coberturas contra el impago de 6, 9 o 12 mensualidades; cobertura de gastos por procesos jurídicos, administrativos, arbitrales o de mediación (hasta un máximo de 5000€) así como asistencia jurídica telefónica, defensa penal y reclamación de daños; y coberturas por actos vandálicos y sustracción del continente de la vivienda (hasta 3000€).

Por otro lado, como coberturas opcionales se pueden contratar las siguientes garantías:

  • Responsabilidad Civil del arrendador.
  • Responsabilidad Civil del inquilino.
  • Servicio básico para el mantenimiento de la vivienda (fontanería, albañilería, cerrajería y electricidad).
  • Conexión con profesionales.
  • Sustitución de cerraduras y limpieza por desahucio.

Este seguro tiene un periodo de carencia de dos meses y una franquicia común a cualquier siniestro de una cantidad equivalente a una mensualidad de la renta.

El seguro de alquiler de Ocaso

El seguro de alquiler de Ocaso está más enfocado a la protección de los bienes materiales, priorizando las garantías de los seguros multirriesgo de hogar, aunque también pueden contratarse otras coberturas específicas de los seguros de alquiler.

El seguro de Ocaso ofrece coberturas básicas contra: daños materiales (incluyendo actos de vandalismo, daños por agua, incendios, humo, daños eléctricos, fenómenos meteorológicos, robos y hurtos dentro de la vivienda y el trastero, entre otros); Responsabilidad Civil; Asistencia Jurídica y Legal del arrendador; sustitución de cerraduras; asistencia 24 horas y desalojamiento forzoso, entre otras coberturas.

Como coberturas opcionales, Ocaso ofrece el impago de alquileres y la Derogación de la regla proporcional por infraseguro.

El periodo de carencia de este seguro es de tres meses.

En el siguiente enlace puedes consultar las Condiciones Generales del Seguro de Alquiler de Ocaso.

El seguro de alquiler de DAS

El seguro de alquiler de DAS prioriza la protección jurídica del arrendador así como el impago del inquilino.

Como coberturas principales establece:

  • Asesoramiento legal: Asesoramiento jurídico a distancia y Asistencia en gestión de documentos legales.
  • Defensa del asegurado: Defensa penal del arrendador y Defensa subsidiaria de la Responsabilidad Civil.
  • Resolución de conflictos: Acción de desahucio para recuperar la posesión y reclamación de rentas: Defensa y reclamación de derechos derivados del contrato de arrendamiento distintos de los del desahucio y reclamación de rentas y Conflictos relacionados con la propiedad del inmueble asegurado
  • Reclamación de daños y derechos: Derechos del consumidor; Reclamación por incumplimiento de otros seguros; Reclamación de daños no contractual causados por terceros (opcional); Reclamación de daños no contractual causados por terceros (opcional) e Indemnización por daños al continente por actos vandálicos en caso de desahucio.
  • Conexión de servicios: Conexión de profesionales en siniestros sin cobertura
  • Impago de alquiler: con coberturas de 6, 9 o 12 meses.

DAS ofrece una estimación del precio de su seguro de alquiler: para una renta mensual de 500€ y una cobertura de impago de 12 meses, el precio estimado de la prima es de 270€ anuales.

Y una curiosidad respecto a esta compañía: DAS es el primer grupo asegurador en España que ha comenzado a utilizar el factor de la reputación en webs de economía colaborativa como AirBnB o BlaBlaCar para valorar la idoneidad de un candidato para ser inquilino.

A través de la empresa madrileña Traity, DAS podrá encontrar inquilinos con buena reputación aunque por sus condiciones económicas los hubieran descartado. Es decir, que el análisis de la reputación online, que ya se aplica en el mercado laboral, llega también al sector asegurador.

En el siguiente enlace puedes consultar las Condiciones Generales del Seguro de Alquiler de DAS.

El seguro de alquiler de Reale

Reale es otra de las grandes compañías de nuestro país que ofrece un seguro de alquiler, en este caso bajo el nombre de “Seguro para viviendas en alquiler”, que además de las principales coberturas de un multirriesgo de hogar (daños por incendio, rayo, daños por agua, fenómenos meteorológicos, roturas, inundación, robos, etc.) incluye:

  • Actos vandálicos: los causados de manera intencionada por el inquilino.
  • Responsabilidad civil: del cliente y su familia.
  • Impago de rentas: hasta un plazo máximo de 12 meses.
  • Protección jurídica: Para solicitar defensa legal y resolver conflictos de la vida privada del cliente o, simplemente, para resolver dudas por infracciones administrativas o por incumplimiento de contratos.
  • Servicio Servihogar: Asistencia las 24 horas del día, los 365 días del año.
  • Robo, daños por robo, hurto y expoliación: En caso de destrozo de la cerradura de la vivienda, incluida la del trastero, o forzamiento de la entrada y robo de parte del mobiliario o si utilizan fraudulentamente las tarjetas de crédito, reparamos e indemnizamos.

Además de estas coberturas básicas principales, se pueden contratar otras opcionales:

  • Vivienda en régimen de alquiler: Cubre los gastos de traslado y estancia en guardamuebles del mobiliario asegurado y la pérdida de alquileres por inhabitabilidad temporal de la vivienda.
  • Defensa jurídica del arrendador: Defensa jurídica o reclamación en contratos de arrendamiento así como protección frente al impago de alquileres en caso de desahucio instado contra un inquilino moroso.
  • Robo al continente: Queda cubierto, por ejemplo, el robo de placas solares con capitales que pueden ir de 1.500€ a 10.000€.
  • Soporte para equipos informáticos: Ayuda por control remoto o vía telefónica en la resolución de incidencias que tenga el usuario con el ordenador: problemas de acceso a Internet, correo electrónico, virus, configuración del ordenador u otras incidencias de carácter general.
  • Daños estéticos: Reparación de los elementos dañados, y mantenimiento de la armonía estética de la vivienda.
  • Replantación arboleda y jardín: Indemnización por los daños al jardín y nos retirada de árboles dañados.
  • Ruina total de la vivienda asegurada: Daños por construcción o reforma realizadas por terceros en suelo o subsuelo distinto del edificio donde se halla la vivienda asegurada.

En el siguiente enlace puedes consultar las Condiciones Generales del Seguro de Alquiler de Reale.

Ahora que ya conoces los principales seguros de alquiler que ofrecen las compañías en España y sus características, es hora de que hablemos de cuáles son los mejores.

¡Recuerda! que es fundamental leer la letra pequeña de cada póliza y preguntar a tu agente de seguros en caso de duda. Solo así evitarás sorpresas indeseadas.

Los mejores seguros de alquiler

Desde Sector Asegurador hemos realizado un estudio en el que hemos analizado las condiciones de cada seguro, así como las opiniones que merece cada producto en foros especializados y en organismos como la Organización de Consumidores y Usuarios.

Los resultados a los que hemos llegado arrojan que los mejores seguros de alquiler son:

  1. Seguro de Alquiler de Caser: siendo uno de los más completos del mercado, especialmente con un amplio abanico de coberturas relacionadas con los daños materiales a la vivienda, y sobre todo, por la cobertura de protección del mobiliario. Además, Caser ofrece de forma bastante clara las condiciones de sus contratos, sin demasiada letra pequeña.
  2. Seguro de Alquiler de ARAG: esta compañía es especialista en protección inmobiliaria y eso le otorga un plus de confianza. Las coberturas de su seguro de alquiler son bastante completas y sus comerciales conocen bien el producto. Además, el producto tiene una buena relación calidad-precio.
  3. Seguro de Alquiler de MAPFRE: la solvencia y capacidad resolutiva de esta compañía son el punto más fuerte de este seguro. No ofrece coberturas estrella que le hagan destacar especialmente por encima de sus competidores, pero ofrece garantía de respuesta rápida ante cualquier incidente. Eso sí, el precio del seguro de alquiler de MAPFRE es más elevado que el del resto.

Esperamos que esta guía sobre seguros de alquiler te haya ayudado a resolver tus dudas y tomar una decisión sobre qué póliza se adapta mejor a tus necesidades. ¡Si tienes cualquier duda o sugerencia, no dudes en dejar un comentario y te responderemos lo antes posible!

¡Ah! Y si lo que estás buscando es el mejor piso de alquiler para entrar a vivir cuanto antes, no te pierdas nuestra Guía para alquilar un piso, en la que te ofrecemos algunos trucos y los mejores consejos para encontrar tu vivienda de alquiler ideal.

Y si quieres saber más sobre seguros inmobiliarios, te invitamos a que te des un paseo por nuestra Guía sobre seguros para comunidades. Estamos convencidos de que te ayudará a descubrir algunos aspectos no demasiado conocidos de las comunidades de vecinos y los derechos y deberes de sus propietarios.

Los mejores seguros de alquiler para viviendas – Comparativa 2018
4.3 86.67% 3 votos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.