Todo lo que tienes que saber sobre el testamento vital

La incertidumbre sobre el final de nuestras vidas es algo común a todos los seres humanos, nadie sabe cómo y cuándo sucederá, pero siempre se han querido decidir ciertos aspectos antes de que llegue ese momento. Aunque no sea un tema que nos guste tratar, sobre todo cuando planificamos cosas en torno a la muerte, hay ciertos trámites que podemos dejar atados antes.

Al igual que podemos contratar un seguro de decesos para que nadie se tenga que preocupar de nuestro entierro, podemos hacer un testamento en vida y dejar nuestras últimas voluntades adelantadas ante cualquier percance que nos pudiera suceder.

Testamento en vida
Testamento en vida

Desde hace unas décadas, aspectos como la decisión de donar órganos después del fallecimiento o cómo actuar en caso de depender de la conexión a una máquina han tomado mucha relevancia. Para evitar estos problemas se planteó el llamado testamento vital, documento de voluntades anticipadas o de instrucciones previas. A través de este artículo te explicaremos de una manera detallada todo lo que debes saber sobre el testamento vital, en qué consiste y cómo se puede realizar.

¿Qué es el testamento vital y cómo se hace?

El testamento vital, llamado oficialmente documento de voluntades anticipadas o de instrucciones previas, es un documento el que una persona deja constancia por escrito de qué debe hacerse si la persona no cuenta con poder de voluntad antes de morir.

Este documento se utiliza cuando el que lo realiza se encuentra en una condición física o mental incurable o irreversible y sin expectativas de curación y no tiene lucidez mental a causa de una enfermedad u otro motivo para decidir sobre los cuidados que se desean tener y el tratamiento de la salud y definir cómo quiere se produzca su muerte si se dieran esas circunstancias irreversibles. Esta declaración se usa también en situaciones de coma irreversible o pérdida de consciencia definitiva.

El testamento vital recoge cómo se deben proceder en esas situaciones y también otros aspectos sobre si autoriza a la donación de órganos a su muerte.

Puede decirse que el testamento vital, documento de voluntades anticipadas o de instrucciones previas, define lo que es una muerte digna para la persona que lo realiza en un contexto del final de la vida sin tener voluntad para decidir sobre el final de la misma.

El documento es de obligado seguimiento para los profesionales sanitarios y hospitales y familia del que lo firma. Es una forma de ayuda a los médicos para determinar las mejores decisiones del paciente ante situaciones clínicas en las que este no puede expresar su voluntad

Para que sea siempre efectivo y no haya problemas el documento deberá registrase en el  Registro de instrucciones previas correspondiente y adjuntarse en la historia clínica del paciente para facilitar su acceso por los profesionales médicos.

En cualquier momento el paciente puede revocarlo oralmente, es decir, transmitir a su familia o médico que no quiere que se aplique y también en cualquier momento puede eliminarlo del registro o cambiarlo.

La importancia del testamento vital

La importancia del testamento vital es importante para aquellas personas que quieren que su voluntad se acate si llega el final de su vida y no puede expresarlo porque una enfermedad o una situación delicada se lo impide. También elimina la responsabilidad de decidir a su familia.

Además, en agosto de 2017 el Gobierno central modificó la Ley de Autonomía del Paciente quitando la decisión a los familiares de un enfermo terminal que no puede expresar su voluntad y no ha realizado un testamento vital. Con esta ley los médicos pueden acudir a un tribunal si no están de acuerdo con la voluntad del paciente por índole personal, moral o religiosa.

Con la nueva ley no importa que el enfermo haya trasladado su voluntad previamente expresada si no hay un documento que lo acredite, y este es el testamento vital, documento de voluntades anticipadas o de instrucciones previas

Así pues, la importancia de este documento es muy relevante, ya que con él se puede determinar cómo proceder en estos casos sobre:

  • La instrucción sobre los cuidados o tratamientos que deseemos o no recibir.
  • Nombrar uno o varios representantes de confianza que actúen como interlocutores ante el equipo médico responsable para garantizar que se cumple el testamento vital o las voluntades anticipadas.
  • El deseo de ser enterrados o incinerados; de recibir atención religiosa o no, si se quieren hacer ritos religiosos o no. El epitafio y texto de la inscripción que se desea poner en la lápida, etc.
  • Si se acepta la donación de órganos.

Este documento puede otorgarlo una persona mayor de edad, capaz y libre, y con la misma libertad y requisitos se puede revocar o modificar su contenido.

Si el paciente no ha realizado este testamento vital, la responsabilidad sobre estas decisiones caen en los familiares

Si la decisión es sobre situaciones de especial relevancia como la de desconectar una máquina que lo mantiene con vida o realizar una transfusión a testigos de Jehová, etc. y no se ha expresado cómo proceder en un documento como el testamento vital, la decisión recaería sobre los tribunales.

Requisitos para realizar el testamento vital

Para realizar el testamento vital se deben cumplir cuatro requisitos:

  • Ser mayor de edad, es decir tener cumplidos los 18 años en España.
  • Tener capacidad de obrar, es decir, que no se haya inhabilitado por medio de un tribunal y adjudicado un tutor legal.
  • Manifestar su voluntad libremente, es decir, que no haya sido realizado por amenazas o coacciones.
  • El documento debe tener constancia fehaciente, es decir, que haya sido realizado ante notario o ante tres testigos en la que dos de ellos no deben tener relación parentesco de hasta segundo grado ni ser cónyuge de la persona que realiza el testamento vital.

Para realizar un Testamento Vital o documento de Instrucciones Previas no es necesario tener alguna patología o enfermedad previa.

Además de estos requisitos se recomienda que, para garantizar el cumplimiento total del testamento vital, los profesionales médicos que atiendan al paciente tengan conocimiento de la existencia de este documento. Para que se tenga en cuenta se debe adjuntar a la historia clínica del que realiza el testamento vital o que sus familiares o personas de confianza nombrados como garante en el testamento vital lo entreguen al personal médico.

También se recomienda inscribir el documento en el registro correspondiente de su comunidad autónoma para que pueda transmitirse al resto de instituciones médicas estatales.

Pasos para realizar el testamento vital

Una vez realizado el documento que detalla las últimas voluntades, procedimientos a seguir en cada caso y personas de confianza que son garantes del cumplimiento del mismo, se debe realizar ante notario, ante tres testigos o bien registrarlo en un registro oficial de instrucciones previas.

La Ley 41/2002 de 14 de Noviembre “Ley básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica”  es la reguladora del llamado testamento vital, documento de voluntades anticipadas o de instrucciones previas.

Cada comunidad autónoma comenzó a aplicar esta ley creando su correspondiente Ley Autonómica  y creando sus registros de instrucciones previas. En 2013 se creó el Registro Nacional para sincronizar los datos de todas las Comunidades Autónomas.

La importancia del registro es notable. Si solo se realiza el documento y es firmado por un notario o tres testigos como antes detallamos, es válido pero puede tener dificultades su aplicación por el desconocimiento de los profesionales médicos. Gracias al Registro se tiene la seguridad de que las voluntades del paciente pueden ser obtenidas y consultadas de una forma rápida por el médico que las tiene que aplicar, en el momento necesario sin importar en qué comunidad autónoma se encuentre.

Los Registros de Instrucciones Previas recopilan y custodian las Instrucciones Previas registradas, garantizan que en el momento de necesitar el testamento vital se va a tener acceso rápido por parte de quien las tiene que aplicar, generalmente el médico encargado de la asistencia sanitaria y facilita que todos los profesionales sanitarios que prestan asistencia sanitaria respeten los derechos del paciente y voluntades que ha expresado en el documento del testamento vital.

Cuestiones legales sobre el testamento vital

Si se ha realizado el documento, el equipo médico tiene la obligación de cumplir las voluntades así como la familia. Si algún profesional médico pide su derecho a la objeción de conciencia, el hospìtal deberá procurar otro profesional médico que garantice las voluntades del paciente inscritas en su testamento vital. Las Instrucciones Previas o Testamento Vital será respetado a no ser que sea contrario al ordenamiento jurídico o a la lex artis, caso que puede llevarse a tribunal para que decida el juez competente.

Si no se está consciente, ningún familiar puede anular las Instrucciones Previas. Como ya hemos mencionado, para evitar problemas y garantizar el cumplimiento del contenido del testamento vital es aconsejable registrarlo oficialmente en un Registro de Instrucciones Previas, porque esto supone la garantía de que el médico tenga conocimiento de él y pueda aplicar la voluntad del paciente.

No obligatorio que el médico de cabecera y su enfermera sepan que se ha otorgado un testamento vital pero es aconsejable que lo sepan aunque no las precise en ese momento.

Si no se ha registrado el testamento vital pero lo ha otorgado (realizado ante notario o tres testigos), es la familia, el representante legal o personas de confianza designadas en el testamento vital quién tiene que poner en conocimiento al médico encargado de la asistencia la existencia de este documento.

Si lo ha registrado, el médico encargado de la asistencia, lo obtendrá directamente en el momento en que sean necesarias para su aplicación y procediendo a incorporarlas en ese momento a la historia clínica.

El uso del testamento vital sólo se lleva a cabo en situaciones en que el paciente no pueda expresar su voluntad libremente, bien por enfermedad física o mental, inconsciencia o coma irreversible y se prevé irreversible la recuperación.

El testamento vital no tiene validez mientras la persona pueda expresarse, y en todo momento puede revocarlo.

Modelos de testamento vital

La realización de un testamento vital a través de un modelo evita la amplitud de interpretaciones que pudieran darse tanto por los profesionales médicos como los familiares y hace valer la posición única del signatario.

Aquí te indicamos algunos de los modelos más utilizados para realizar un testamento vital:

Fuentes:

Ley 41/2002, de 14 de noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica (BOE 15.11.2002) Descargar pdf (55 KB)

Ley 3/2005, de 23 de mayo, por la que se regula el ejercicio a formular Instrucciones Previas en el ámbito sanitario y se crea el registro correspondiente (BOE 10.11.2005) Descargar pdf (83,2 KB)

Ley 4/2017, de 9 de marzo, de Derechos y Garantías de las Personas en el Proceso de Morir (BOE 22.03.2017) Descargar pdf (415 KB)

Decreto 101/2006, de 16 de noviembre, del Consejo de Gobierno, por el que se regula el Registro de Instrucciones Previas de la Comunidad de Madrid (BOCM 28.11.2006) Descargar pdf (1,2 MB)

Orden 2191/2006, de 18 de diciembre, por la que se desarrolla el Decreto 101/2006, de 28 de noviembre, por el que se regula el Registro de Instrucciones Previas de la Comunidad de Madrid y se establecen los modelos oficiales (BOCM 20.12.2006) Descargar pdf (1,19 MB)

Todo lo que tienes que saber sobre el testamento vital
5 100% 1 voto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.