¿Es seguro viajar a Túnez? Todo lo que necesitas saber sobre la seguridad allí

Túnez es un destino exótico para los españoles que, paradójicamente, se encuentra muy cerca de nuestro país. Apenas unas horas de vuelo pueden situarnos en una cultura totalmente diferente y hacernos disfrutar de paisajes absolutamente espectaculares.

Seguro viajar a Túnez
Seguro viajar a Túnez

De hecho, durante el año 2017, unos siete millones de turistas (la mayoría de ellos británicos y alemanes) visitaron este país. Sin embargo, a pesar de este repunte de visitantes tras los trágicos atentados terroristas de 2015, Túnez no es, a día de hoy, un lugar completamente seguro para el turismo. Su principal problema es el terrorismo de corte yihadista, aunque como veremos en las siguientes líneas no es el único problema existente.

Si te interesa este pequeño país norteafricano como destino turístico, te invitamos a que leas detenidamente los siguientes riesgos que puedes encontrar y los consejos que te ofrecemos para que tengas un viaje completamente seguro.

Información sobre el clima, terremotos, tormentas y otras catástrofes naturales en Túnez

El clima de Túnez se puede dividir en tres partes según su propia geografía: en el norte, la costa ofrece un clima mediterráneo, con inviernos suaves y lluviosos y veranos calurosos y secos. En el sur del país se encuentra el desierto de Sáhara por lo que el clima es desértico, con días muy calurosos, noches frías y grandes variaciones de temperatura. Por último, en el tercio norte, existe una zona montañosa de la cordillera del Atlas (la cadena montañosa que atraviesa Marruecos y Argelia) que da paso a una llanura central cálida y seca antes de llegar al desierto.

Información sobre el clima y temperatura en las diferentes regiones de Túnez

El invierno en Túnez comprende los meses de diciembre, enero y febrero. Son los meses más fríos del año, en los que de media se pueden encontrar temperaturas entre 10 y 15 grados por el día y entre 5 y 10 grados por la noche. En la zona del Atlas, al encontrarse a más altura, las temperaturas son más bajas a la media y en las zonas costeras el viento del norte que ocasionalmente sopla contra la costa también hace que disminuya la sensación térmica.

Los meses más agradables de Túnez son marzo, abril y mayo que coincide con la primavera, y los meses octubre y segunda quincena de septiembre. Las temperaturas son suaves y coincide con la época en flor de las llanuras y costa. Esta época es la más recomendable para viajar y explorar todo el país.

En verano, durante los meses de junio, julio, agosto e inicios de septiembre las temperaturas son muy altas, con máximas alrededor de los 40 grados que se van acrecentando según se avanza hacia el desierto, donde se pueden alcanzar los 50 grados. Lo peligroso es que caen drásticamente por la noche, en torno a veinte y treinta grados menos, haciendo que el clima sea extremo y resultando una zona de riesgo. Por ello, los viajes que impliquen largos trekkings, caminatas o grandes desplazamientos en esta región no son recomendables por las grandes variaciones de temperatura. El sol está presente durante todo el día y los golpes de calor e insolaciones son comunes en los turistas que no se hidratan y protegen del sol, especialmente entre las horas centrales del día.

Se desaconseja adentrarse en el desierto en estos meses de verano y el resto del año se debe hacer con el equipo y los guías adecuados. Es obligatorio disponer de las autorizaciones y permisos pertinentes de las autoridades locales para viajar a zonas restringidas situadas en el desierto por problemas de seguridad y terrorismo.

En cuanto a las precipitaciones, la lluvia cae principalmente de noviembre a abril, a menudo en forma de trombas de agua. Llueve sobre todo sobre las regiones del norte y en la península del Cabo Bueno. Por término medio la cantidad de precipitaciones se sitúa entre 1.000 mm. y 1.500 mm. anuales en el norte y en el sur se reduce drásticamente hasta 100-200 mm. En la región del Atlas la lluvia no tiene casi presencia en verano pero en invierno pueden llegar a producirse algunas nevadas.

Las tormentas eléctricas son comunes en verano, en el norte, en la zona costera y en las montañas, y es más raro que se produzcan en el este y el sur y casi nunca en el desierto.

Cabe destacar, en la región del sur, las tormentas de arena cuando sopla el siroco, el viento del sur procedente del desierto que transporta arena y provoca calima en el norte. Ten en cuenta este problema si decides viajar por esta zona, ya que las tormentas de arena pueden llegar a ser muy fuertes y provocar desorientación o problemas respiratorios.

Actividad Sísmica – Terremotos en Túnez

Túnez no tiene una actividad sísmica remarcable, por lo que la posibilidad de sufrir terremotos no es un riesgo importante. El último seísmo detectado fue de 4,3 grados en la escala de Richter dejando únicamente daños leves.

Información sobre la seguridad y protección en Túnez

Hasta 2010, Túnez fue uno de los destinos turísticos más importantes del Mediterráneo, compitiendo con países como España o Italia. Ese año estallaron en todos los países del norte de África y Oriente Próximo la conocida como Primavera Árabe.

Túnez fue el primer país en el que se desataron las protestas en las que los manifestantes reclamaban mejores condiciones de vida, la eliminación de la corrupción política, el cese de los abusos policiales y unas mejores condiciones laborales.

La protesta se centró en la figura de Ben Alí, el dictador que llevaba desde 1987 en el poder. Tras su derrocamiento en 2011 comenzó un periodo de inestabilidad política que ha afectado a todo el país, abriendo paso al crimen organizado y también a la organización de grupos terroristas de corte yihadista. Estos últimos han llevado a cabo varios atentados en los últimos años con la consiguiente afección para la principal economía del país, el turismo.

Los robos, violencia, estafas y vandalismo en Túnez

A pesar del descenso del flujo de turistas, siguen siendo uno de los grandes motores del país, por lo que ahora mismo, tanto el gobierno como los ciudadanos en general, cuidan enormemente a los visitantes. Existe una sensación de gran acogimiento y amabilidad a lo que se suma la presencia de la policía turística que protege los lugares más concurridos.

Los robos a turistas suceden, aunque no son comunes. Generalmente se producen hurtos de carteras, móviles y equipajes, a menudo por descuidos de los propietarios. Es por ello que se recomienda tener cuidado y estar a atento en todo momento a tus pertenencias, especialmente en zonas concurridas, como entradas a museos o plazas, y en medios de transporte, como autobuses, taxis. Si sufres un robos, debes ponerte en contacto rápidamente con la policía, ya que por norma general atiende perfectamente a los turistas.

A veces se producen, de manera muy esporádica, robos en hoteles. Debido a esto, se recomienda tener fotocopias del pasaporte, billetes de avión u otros documentos importantes en otros bolsillos o en lugares separados para que en caso de robo del original se tenga este modo de identificación. En los últimos años ha aumentado el número de robos por lo que es recomendable que el turista tome precauciones. La Policía turística y la Guardia Nacional prestan asistencia a los turistas lo necesiten. Generalmente las fuerzas de seguridad no entregan copias de las denuncias que se hacen en las comisarías, pero se puede exigir un certificado de robo o de pérdida por si es necesario presentarlo para las reclamaciones al seguro o para la renovación de documentación.

Si se decide viajar a Túnez se debe poner especial atención a la seguridad personal ya que el contexto sociopolítico actual ha provocado un ambiente de inseguridad en todo el país. Como hemos mencionado, en 2010 estalló la denominada Primavera Árabe con la que, tras un año de violentas manifestaciones, Ben Alí huyó a Arabia Saudí y se inició la difícil transición democrática. El país tradicionalmente se consideraba laico, pero con el derrocamiento del régimen se produjeron diferentes conflictos violentos entre partidarios de la laicidad y grupos islamistas que buscaban la instauración de la sharia como ley nacional. A día de hoy, el conflicto religioso entre partidarios de la laicidad y partidarios del conservadurismo islámico sigue latente.

Paralelamente estalló la guerra en la vecina Libia contra Gadafi y las diversos grupos islamistas tunecinos radicalizados participaron en la guerra. Tras la caída del dictador libio las milicias armadas volvieron a Túnez y comenzaron a organizarse como oposición violenta a los grupos políticos laicos, perpetrando diversos atentados terroristas y asesinatos a líderes políticos. Esta inestabilidad hace que los controles policiales y militares a todo tipo de vehículos sean muy comunes.

Si se realizan traslados desde la capital hacia las zonas turísticas de la costa y la isla de Djerba (de mayoría judía) se debe extremar la precaución. Se recomienda realizar los traslados en grupo y con empresas turísticas solventes que garanticen la seguridad en todo momento. Pese a ello, se deben mantener controlados en todo momento nuestros objetos personales y no alejarse del grupo. Se desaconseja viajar al interior y al sur, sobre todo a zonas aisladas y remotas del Sáhara y a las zonas cercanas a las fronteras de Libia y Argelia, con las honrosas excepciones de los departamentos de Tozeur y Kebili.

En las zonas fronterizas es donde se ha detectado una mayor presencia de grupos terroristas ligados principalmente a dos grupos, el Estado Islámico (DAESH) y Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI).

El crimen organizado, narcotráfico, asaltos y secuestros en Túnez

En Túnez cualquier tipo de droga está muy penalizada sin importar si se es local o extranjero. El consumo o posesión de cualquier estupefaciente, que incluye la tentativa de compra de droga, se castiga con una pena de entre 1 y 5 años de cárcel además de con la imposición de una multa que puede oscilar entre los 1.000 y los 3.000 dinares. Si un extranjero es condenado por algún delito relacionado con las drogas deberá cumplir su pena en el país, y al término de la condena será extraditado. Aunque el narcotráfico no está muy presente en las regiones más turísticas conviene tener esto en cuenta para alejarse de cualquier situación peligrosa.

El país tiene diversas explotaciones de extracción de petróleo y gas natural, generalmente cercanas a las fronteras libias. Vinculados a la explotación de estos recursos, se han producido un gran aumento de secuestros en esa zona, cuyos objetivos son generalmente los trabajadores de las factorías, europeos en su mayoría. Sumado a ello, la guerra en Libia está generando una enorme inestabilidad en la parte tunecina que conecta con el país, donde las milicias libias pasaban las fronteras con impunidad cometiendo secuestros. Pese a que la situación se ha calmado en la parte tunecina, se sigue recomendando no acercarse a estas zonas.

Terrorismo en Túnez

Tras la caída del dictador Ben Ali al término de la Primavera Árabe tunecina comenzó un nuevo tiempo en Túnez que destacó por el fin de la represión ideológica y los límites a la libertad de expresión. Muchos intelectuales y exiliados políticos, casi todos residentes en Francia volvieron a su país de origen. El gobierno democrático declaró una amnistía que incluía a activistas políticos, intelectuales o islamistas presos de conciencia, entre los que, paradójicamente, también se incluían un nutrido grupo de yihadistas.

Surgió en esta época un grupo salafista llamado Ansar al Sharia. Este grupo radicalizado potenció la guerra santa en Siria contra Bashar al Assad y en la vecina Libia contra Gadafi, lo que provocó un éxodo de combatientes tunecinos que se integraron en el Daesh o Estado Islámico. Paralelamente fue radicalizando a algunos sectores de la población, amparando el asesinato de líderes políticos partidarios de la laicidad del país. A día de hoy, Túnez es el país que más yihadistas ha enviado a la guerra de Siria e Irak en proporción a su escasa población. Naciones Unidas calcula que al menos 5.500 tunecinos se habrían unido a Daesh y otros grupos yihadistas, aunque tras seis años de conflicto muchos habrían muerto, un gran número de veteranos yihadistas habrían vuelto al país.

Esta radicalización ideológica ha sido la causa de los atentados que ha sufrido Túnez desde 2014. Durante 2015 se produjeron tres grandes atentados que marcaron al país al turismo. El primero de ellos fue el 18 de marzo en el Museo del Bardo, un museo que guarda restos muy importantes y de alta calidad arqueológica y artística de las épocas romanas, griegas y cartaginesas del pasado del país. Este atentado causó la muerte a 23 personas, 21 de las cuales eran turistas extranjeros. El segundo se produjo el 26 de junio en la playa de Susa y costó la vida a 37 personas, todas turistas. Un tercer gran ataque se produjo en una de las principales arterias de la capital, la avenida Mohamad V y provocó la muerte a doce guardias presidenciales.

Estos atentados terroristas marcaron como objetivos prioritarios de los yihadistas al turismo y las fuerzas de seguridad. Pese a que dos de los muertos en el ataque del Museo del Bardo eran españoles y uno de los dos hoteles en los que se produjo el atentado en la playa de Susa era de la cadena española Riu, los españoles no son objetivo prioritario de los yihadistas, aunque por su condición de turista sí puede encontrarse entre los objetivos, aunque a un nivel más amplio.

Desde 2015 las autoridades tunecinas establecieron diferentes medidas para mejorar la seguridad de su principal activo económico, el turismo, pero persiste el riesgo de atentados pese a que han disminuido tanto el número de ataques como el de víctimas. El gobierno estableció el estado de emergencia en todo el país que se ha prorrogado en diferentes ocasiones y que sigue vigente actualmente. El estado de emergencia da más poder a las fuerzas policiales y, excepcionalmente les capacita para controlar los movimientos de población o disolver concentraciones y manifestaciones potencialmente peligrosas.

El ejército y la guardia nacional tienen más presencia en el país y ha aumentado las medidas de seguridad, por ejemplo, en las entradas a los pueblos o determinadas zonas de ciudades es muy habitual tener que sufrir controles policiales o del Ejército, así como en las zonas turísticas.

Si se decide viajar, se subraya la necesidad de tomar precauciones, observar las medidas básicas de autoprotección, así como seguir en todo momento las indicaciones de las autoridades locales. Es importante evitar situaciones de riesgo y desplazamientos innecesarios, especialmente los nocturnos fuera de las zonas urbanas. Deben evitarse, muy en especial, las zonas fronterizas del país, tanto en la frontera libia como en la argelina.

Las zonas del sur de Túnez comprendidas entre las fronteras libias y argelinas se han convertido en los últimos años en lugar de reunión y paso de cientos de yihadistas procedentes de todos los puntos del Sahel y del norte de África que pretenden sumarse a la lucha armada en territorio libio que a continuación detallamos:

Zona de riesgo alto que deben ser evitadas y en las que el Ministerio de Exteriores del Gobierno de España desaconseja cualquier desplazamiento:

  • Zonas aisladas y remotas del desierto del Sahara próximas a las fronteras de Túnez con Argelia y Libia.
  • Zonas montañosas de los departamentos de Kasserine y El Kef que por diferentes operaciones antiterroristas tienen la consideración de zona militar o zona militar cerrada. Destaca en particular el monte Chaâmbi y el área montañosa que lo rodea que comprende los montes Sammeme, Salloum y Mghilla. También se incluye en este área el departamento de Kasserine, la localidad de Sbeitla y sus alrededores.
  • Zona suroriental del departamento de Medenine, zona fronteriza con Libia, en especial la ciudad de Ben Guerdane y sus alrededores.
  • Los desplazamientos a zonas cercanas a la frontera de Argelia, especialmente la zona comprendida entre los departamentos de Jendouba y El Kef.

Zona de riesgo medio:

  • Se recomienda que los viajes a los departamentos de Tozeur, Medenine, Tataouine y Kebili, sobre todo a las localidades de Kebili y Medenine, se efectúen preferentemente en grupos y a través de agencias de viajes especializadas y siempre con gran prudencia.

Zonas sin riesgo:

  • El resto del país no existe, en principio, ninguna zona de riesgo pero no hay que olvidar que se han producido diversos ataques terroristas en zonas turísticas, por lo que hay que mantener la precaución en todo momento.

Información sobre la seguridad de los transportes en Túnez

La seguridad en el transporte por tren, avión y autobús en Túnez

La seguridad en el transporte aéreo es muy alta. Además de los vuelos de grandes compañías, existe la posibilidad de desplazarse con la aerolínea nacional de Túnez, llamada Sevenair. Sus destinos incluyen rutas domésticas en vuelos chárter a Djerba, Sfax, Gafsa, Tabarka, Monastir y vuelos chárter fuera de Túnez con destinos como Francia, España, Malta Libia e Italia.

Viajar en tren por Túnez es una forma eficiente y cómoda de moverse. La red de trenes en Túnez no es muy extensa, pero muchos de los principales destinos turísticos están cubiertos. Existen recorridos entre Túnez, Sousse, Sfax, El Jem, Touzeur y Gabes.

Los autobuses de larga distancia cubren todas las ciudades importantes de Túnez y la red es más extensa que la cubierta por el tren. Los autobuses de larga distancia son cómodos, tienen aire acondicionado y con asientos suficientes para todos los pasajeros. La compañía nacional de autobuses SNTRI tiene un sitio web con horarios y tarifas, en francés. Dentro de las grandes ciudades como Túnez y Sfax hay autobuses urbanos, y aunque son extremadamente baratos a menudo están abarrotados y pueden resultar incómodos.

Recuerda que en viajes en tren o en autobús debes estar atento a tus pertenencias en todo momento para evitar robos o sorpresas desagradables.

La seguridad en el transporte por coche, taxi o tranvía en Túnez

Las carreteras son decentes en la mayor parte de Túnez. Están bien pavimentadas aunque pueden crearse grandes baches después de las lluvias. El mayor problema en la conducción son las normas de circulación, que resultan absolutamente caóticas. No se respetan ni los carriles ni las rotondas, hay pocos pasos de peatones y los semáforos son ignorados en muchas ocasiones.

Se debe tener cuidado al conducir en ciudades porque los peatones tienden a caminar en las carreteras y cruzar por el medio de la calzada. Si te desplazas caminando, hay que tener especial cuidado al cruzar las calles, incluso cuando haya una señal que permita hacerlo.

Si se pretende introducir un vehículo en el país, se necesita un permiso de circulación válido durante tres meses expedido por las autoridades tunecinas. Transcurrido este plazo, hay que regularizar el vehículo ante las aduanas tunecinas. Los turistas tienen prohibido vender su vehículo en el país y se debe tener en cuenta que el permiso de circulación será solicitado a la salida del país.

Todas las principales compañías de alquiler de automóviles están presentes en Túnez y se puede alquilar un coche en cualquiera de los aeropuertos. Se debe recalcar que si se viaja a zonas desérticas es muy recomendable alquilar un 4×4 bien equipado.

Cuando no hay autobuses disponibles o trenes, los locales usan un louage, un taxi compartido de larga distancia, con tarifas y rutas fijas, pero sin horarios de salida prefijados.

Suelen salir cuando sus plazas están ocupadas, generalmente con ocho pasajeros en un vehículo con capacidad para cinco, aunque su ventaja es que viajan bastante rápido. Sin embargo, por sus condiciones de seguridad no deben ser tu primera opción.

En cuanto a los desplazamientos urbanos, los taxis privados son una excelente manera de moverse por las principales ciudades y pueblos. Se debe pedir a todos los taxis que usen su taxímetro, ya que los desplazamientos hacia o desde el aeropuerto son los que presentan mayor número de irregularidades en el precio. Además, se debe intentar negociar una tarifa cerrada con la que podamos estar de acuerdo con el conductor.

Se recomienda viajar solo a través de empresas turísticas que aseguren la protección de sus clientes, debido al clima de inestabilidad y de posible ataques terroristas. Comprueba que la empresa contratada no haga paradas durante su recorrido para recoger a otros turistas y haz todas las preguntas necesarias sobre la seguridad antes de emprender el viaje. Por último, es muy recomendable que contrates un seguro que cubra cualquier imprevisto, especialmente los relacionados con la seguridad personal (robos, ataques, problemas de salud, atracos, etc).

Información sobre el sistema médico y consideraciones sobre la Salud en Túnez

En este apartado vamos a explicar todo lo relacionado con la salud en Túnez. Si estás decidido a viajar, es importante que leas con atención todas las particularidades del sistema sanitario y las precauciones que debes tomar para disfrutar de tu viaje sin problemas.

Vacunas que necesitas para viajar a Túnez

Para viajar a Túnez se debe estar al día de las vacunas incluidas en la cartilla de vacunación española, que incluye la de la hepatitis A. No hay ninguna vacuna estrictamente obligatoria para entrar en el país, pero sí se recomienda la vacunación contra la fiebre tifoidea si se va a realizar un viaje largo y especialmente si se va a circular fuera de los principales circuitos organizados.

Enfermedades más habituales que puedes tener en Túnez

Afortunadamente Túnez no tiene enfermedades importantes a nivel epidemiológico. No tiene presencia de malaria, pero sí existen algunos tipos de enfermedades a tener en consideración como las siguientes:

  • Leishmaniosis: Transmitida a través de la picadura de insectos y tiene más presencia en la región central durante los meses de octubre a marzo. Es una enfermedad con más virulencia en la población infantil, la mayoría de los casos ocurren en menores de 10 años.
  • Rabia: Existe riesgo de infección en todo el país y es transmitida por la mordeduras de animales. Para evitar el contagio se debe evitar dar de comer a cualquier animal y si se produce la mordedura, lavar y desinfectar la herida durante 15 minutos y buscar consulta médica urgente.
  • Tuberculosis: Tiene una tasa de incidencia de más de 25 casos por cada 100.000 habitantes. Los viajeros que tengan prevista una estancia de más de 3 meses en el país, deben realizarse el test de Mantoux antes de la salida del país.
  • Hepatitis A: Esta enfermedad transmitida por un virus está muy presente en el país, por lo que es conveniente estar al día con sus vacunas.
  • Fiebre tifoidea: esta enfermedad está provocada por la bacteria Salmonella Typhi (S. Typhi) y se suele transmitir por alimentos contaminados. Sus síntomas son la fiebre, que empieza baja y aumenta diariamente, de manera frecuente hasta 40 °C, cefaleas, debilidad y fatiga, tos seca y persistente, pérdida del apetito, dolores abdominales, diarrea y erupciones cutáneas.
  • Diarrea del viajero: es el problema de salud más frecuente cuando se viaja a países con menores condiciones higiénico-sanitarias. Alrededor del 40% de los viajeros experimentan diarrea durante o poco después de su viaje. La mayoría de las veces la diarrea no es un problema grave porque el cuerpo acaba acostumbrándose a los cambios de microorganismos y de medio ambiente. Tiene como síntomas las náuseas, vómitos, calambres o dolores abdominales, fiebre y, por supuesto, diarrea intensa.

Alimentación y bebidas problemáticas en Túnez

Al igual que con la mayoría de los destinos en África se debe tener cuidado con lo que bebe y come para evitar molestias estomacales y evitar la llamada diarrea del viajero.

Comprar comida a vendedores ambulantes conlleva cierto grado de riesgo, especialmente ensaladas y alimentos crudos. El agua del grifo se puede beber en las principales ciudades, pero es preferible el agua embotellada para estar totalmente seguro y evitar riesgos.

A continuación enumeramos un listado de recomendaciones para evitar riesgos con alimentos bebidas:

  • Beber siempre bebidas embotelladas y cerradas, compruebe antes de beber que ha roto el precinto que asegure que no ha sido la botella rellenada. No se debe beber agua del grifo, aunque si no queda más remedio se debe usar agua para cepillarse los dientes o para lavar alimentos que se van a comer crudos. Por supuesto, no trague agua cuando se bañe o se duche.
  • Lavarse las manos con frecuencia y usando jabón.
  • Evitar las ensaladas y vegetales crudos.
  • Evitar los cubitos de hielo en las bebidas.
  • Evitar carnes y pescados crudos o poco cocinados.
  • Evitar leches, quesos y derivados lácteos no pasteurizados.

Riesgos en la práctica de deportes en Túnez

Si tu objetivo es visitar Túnez para practicar algún tipo de actividad deportivo, ten en cuenta los siguientes consejos:

Los deportes que se practican a la luz del sol como fútbol, senderismo, bicicleta de montaña o golf tienen en común el mismo riesgo, la insolación y deshidratación. Túnez ofrece muchas horas de sol y unas temperaturas medias-altas que pueden provocar golpes de calor, deshidratación o insolaciones si te expones a una actividad física intensa durante muchas horas seguidas al sol y sin tomar medidas como una protección solar alta, beber abundante agua o descansar en zonas de sombra cada poco tiempo.

Ante todo en verano se debe evitar realizar cualquier actividad al sol en las horas centrales del día, pues las temperaturas alcanzan fácilmente los 40 grados y los riesgos de insolación, deshidratación y sobre todo, el golpe de calor, se incrementan enormemente.

Uno de los deportes más populares entre los turistas europeos es el submarinismo en las costas tunecinas. Si decides practicarlo debes asegurarte de que contratas una empresa con las certificaciones correspondientes y de que su material esta en perfectas condiciones. Igualmente, los deportes de vela son muy practicados en el país, por lo que si se realiza esta actividad se debe tener siempre en cuenta el estado de la mar y del tiempo para evitar accidentes lejos de la costa.

Animales peligrosos en Túnez

Los animales peligrosos de Túnez son principalmente dos: los escorpiones y las víboras cornudas. Ambos se encuentran en el sur, en el desierto del Sáhara, generalmente en zonas de arena y desierto medio de arena y roca.

Entre los escorpiones más peligrosos del mundo destacan los del desierto del Sáhara. Estos escorpiones viven principalmente en las dunas pero también en las zonas áridas y rocosas y no es extraño que se acerquen a las casas habitadas.

Su tamaño varía de 5 a 12 centímetros, son animales nocturnos y solo atacan si se sienten amenazados. Los ataques se pueden producir al meter los pies desnudos en la arena o en zonas pedregosas. Si realizas excursiones por esta región, trata de llevar siempre calzado adecuado. No sólo te evitará una picadura gravísima, sino que te servirá para proteger tus pies de quemaduras, de heridas o de las famosas ampollas.

Su veneno tiene casi la misma toxicidad que el de una cobra. Es capaz de matar a un perro en apenas siete segundos y en los seres humanos la muerte puede producirse en un par de horas si no se acude a un médico.

Por otro lado la víbora cornuda es una serpiente pequeña, con un promedio de menos de 50 centímetros, fácilmente reconocible por tener una especie de cuerno en el centro de su cabeza. Vive en las zonas arenosas y no es muy agresiva, salvo cuando se siente amenazada. Aunque su veneno no tan peligroso como el de los escorpiones, sí puede provocar la muerte si no se trata la herida correctamente o si se produce alguna reacción alérgica.

Consideraciones adicionales sobre la seguridad en Túnez

Túnez es un país de mayoría musulmana pese a que es uno de los países musulmanes más abiertos es recomendable ser modesto con su ropa.

Las relaciones entre personas del mismo sexo lamentablemente están mal consideradas y perseguidas penalmente, son consideradas un ultraje público al pudor y pueden ser penadas con hasta 3 años de prisión. Por este motivo evite las muestras de afecto en lugares públicos.

Aspectos culturales a tener en cuenta si viajas a Túnez

Túnez ha sido tradicionalmente un país bastante liberal, a lo largo de su historia han sido frecuentes los intercambios culturales con el resto de los pueblos mediterráneos y su arte y cultura ha estado muy influenciada por todas las culturas mediterráneas.

Como pueblo de mayoría musulmana, la hospitalidad es una parte muy importante de su cultura. Si se le ofrece un té, resulta de mala educación rechazarlo. De igual forma, si se regatea y se fija un precio está mal visto rechazar la venta y marcharse, pues se considera una falta de educación.

En materia religiosa, Túnez es un país mayoritariamente musulmán pero con pequeñas minorías judías, principalmente en la isla de Djerba, y algunas agrupaciones católicas. El movimiento arabista laico de los años cincuenta prohibió la poligamia y el divorcio por repudio, así como el uso del hijab en las administraciones del estado, por lo que el país tradicionalmente se ha encontrado más abierto en el tema. Pese a ello, tras la caída de la dictadura de Ben Alí, se ha producido un incremento en la ortodoxia musulmana que ha chocado con la mentalidad laica de una parte muy importante de la población. Por todo ello, se recomienda no abordar temas relacionados con la religión para evitar problemas con la población autóctona.

Resumen de los riesgos y peligros que debes conocer

Actualmente Túnez es un país que no ofrece todas las garantías de seguridad para ser un destino turístico de primer orden. La lacra del terrorismo está muy presente, en los últimos tres años se han producido varios ataques terroristas muy graves que han causado cientos de víctimas y la población turística es objetivo clave de los terroristas. Solo hay que recordar el atentado del Museo del Bardo que se saldó con 23 asesinatos de extranjeros o el de la playa de Sosa con 37 asesinatos de turistas. Además, hay partes del país, fundamentalmente las zonas fronterizas con Argelia y Libia, que se han convertido en territorio de paso de grupos terroristas como Daesh o AQMI.

La inestabilidad política también se deja sentir en la seguridad y en la población. En los últimos años se han producido asesinatos de líderes políticos y hay varios movimientos sociales contrarios al presidente electo.

Si decides visitar el país debes extremar las precauciones: viaja siempre en grupo, contrata guías y servicios de transporte con experiencia que garanticen en todo momento la seguridad en el alojamiento, en visitas turísticas y en los desplazamientos.

Resumen Riesgos para Viajar a Túnez debido al clima

El principal problema climático de Túnez es el calor extremo que puede sufrirse en algunas zonas, especialmente en el centro-sur del país. Ten en cuenta que en el desierto las temperaturas pueden superar fácilmente los 40ºC durante el día y que por la noche desciende bruscamente. También debes prestar atención a las conocidas tormentas de arena.

Resumen de los Riesgos sobre la seguridad personal en Túnez

El mayor riesgo sobre la seguridad personal en Túnez atiende a los posibles atentados terroristas que se pueden sufrir en el país, un peligro muy real si atendemos al crecimiento que ha tenido el yihadismo desde el año 2014.

Resumen de los Riesgos sobre la salud en Túnez

No existen riesgos sanitarios en particular. Túnez dispone de una buena red de centros sanitarios y personal médico cualificado, así como buenos suministros farmacéuticos. Sin embargo, en las zonas más apartadas del país los medios son más limitados, por los que se recomienda contratar un seguro de viaje con una buena cobertura sanitaria, incluyendo repatriación para poder ser atendido en caso de problemas graves.

Se debe tener cuidado con los alimentos crudos o poco cocinados, tomando la precaución de lavar siempre frutas y verduras frescas y bebiendo siempre agua embotellada.

Resumen de los riesgos en los Transportes de Túnez

Las carreteras tienen buenas condiciones, pero el riesgo más grande como peatón y conductor son las erráticas normas de conducción del país. Otro riesgo a destacar son los posibles secuestros y ataques a vehículos en el sur del país y las zonas cercanas a las fronteras con Argelia y Libia, zonas que se deben evitar en todo momento.

Para garantizar la seguridad en todos los desplazamientos, se deben hacer con una empresa de turismo solvente, que ofrezca garantías de seguridad y siempre en grupo.

Esperamos que la información recogida en este artículo responda a todas tus dudas sobre este pequeño país norteafricano. Como has podido leer, Túnez no es el destino más seguro para viajar fuera de España, aunque tiene algunas ventajas que lo hacen especialmente atractivo para los españoles (cercanía a la península Ibérica, similitudes climáticas, su pequeño tamaño, etc.).

Ahora queremos que nos cuentes tu opinión si has tenido la oportunidad de viajar a Túnez o que dejes un comentario para consultar cualquier otra cosa que hayamos pasado por alto. Y si te ha gustado esta guía, ¡no dejes de compartirla en tus redes sociales!

¿Es seguro viajar a Túnez? Todo lo que necesitas saber sobre la seguridad allí
5 100% 1 voto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *