Los mejores seguros de salud del 2018 y lo que tienes que saber antes de contratar

Independientemente de si estás trabajando por cuenta propia, ajena o si estás en paro, buscar un buen seguro de salud que se adecúe a nuestra situación puede ser un proceso lento, complejo y que la mayoría de la gente desconoce.

En la mayoría de comparadores y compañías aseguradoras nos intentarán vender sus pólizas médicas con cualquier tipo de reclamo, pero dejarnos llevar por las promociones o por el precio es algo que podemos pagar caro en el largo plazo o que estemos pagando por un servicio de salud complementario a la seguridad social que no es el nosotros creíamos.

Mejores seguros de salud 2018
Mejores seguros de salud 2018

En esta publicación analizaremos aspectos importantes en torno a los seguros de salud que deberías conocer, sobre todo para evitar engaños y conocer detalles que harán que contratemos el mejor seguro posible.

Veremos cómo analizar las promociones, los costes reales de los seguros de salud, explicaremos cada situación, los pros y los contras de las mejores aseguradoras de salud y algunos trucos para estar al día en este tipo de seguros.

Si ya eres un especialista haz clic aquí para ir directamente al listado de las mejores compañías de seguros de salud en España.

Si no es este tu caso y para que sepas todo lo que hay que tener en cuenta antes de contratar un seguro de salud o si te vas a cambiar de compañía, puedes seguir leyendo. Empecemos por como saber elegir un buen seguro de salud.

Temas que se tratan en esta publicación

¿Cómo elegir un buen seguro de salud?

Antes de contratar un seguro de salud, sería conveniente que conocieras estos detalles.

Cuidado con las ofertas de seguros con precios agresivos

Cuidado con las ofertas, un seguro de salud con un descuento inicial, o con un precio fijado suele ir acompañado a una reducción de coberturas, limitación del servicio médico o probables incrementos en las renovaciones.

Las ofertas muy agresivas en sus precios, como por ejemplo, regalar meses de seguro, ofertar precios muy baratos, etc, suelen durar poco tiempo, y en cuanto uses el seguro, lo más probable es que te suban el precio a mucho más del doble.

Algunas compañías de seguros médicos buscan captar clientes con estas ofertas y luego, al año, realizan subidas de precio a los clientes que no les interesan o añaden condiciones de copagos a seguros que no los tenían cuando negociamos el precio en el momento de la renovación.

Conforme vas envejeciendo, que es cuando más vas a necesitar el seguro médico como es lógico, las aseguradoras van aumentando el precio de la mensualidad, para ello es conveniente saber de antemano cuáles serán los incrementos y cómo se te aplicarán y así evitarás problemas.

Recuerda que por lo general, los seguros más económicos suelen ser los que tienen menos coberturas o están limitados en cuanto a prestaciones, por lo que no nos servirá de nada un seguro barato, pero que no cumpla con nuestros requisitos. Al final estaremos pagando por un seguro que en caso de tener un accidente, puede que no nos cubra o que lo haga de una forma muy limitada.

Comparar seguros de salud antes de contratar

Esta es la mejor opción si conoces el funcionamiento de los seguros de salud y tienes tiempo para analizar sus coberturas, cuadros médicos y otras características similares. El problema que puede ocurrirte es que, si eres un desconocedor de este tipo de seguros, te veas abrumado por la cantidad de información y detalles que tienen los seguros médicos. Para ello te recomendamos que hables con una correduría o con un agente de seguros. Puede que te quede la siguiente duda…

¿Es mejor contratar un seguro de salud con un asesor?

Los agentes y las corredurías suelen ser la mejor opción principalmente por dos razones, la primera es que si te abruma la cantidad de situaciones y coberturas posibles o desconoces este tipo de seguros, ellos te harán las preguntas más adecuadas para que tengas todas tus dudas resueltas. La segunda razón es que conocen los diferentes tipos de pólizas del mercado y las características de las aseguradoras.

Contratar un seguro de salud con este asesoramiento no tiene porque repercutir en los precios del seguro, que al final, dependerá de tus necesidades y de la calidad del servicio que necesites. Lo que se consigue de esta manera es que el precio que te costará el seguro de salud, seguro que se ajusta más a lo que necesitas.

Si estás buscando un seguro de salud lo más barato posible, plantéate siempre unas condiciones mínimas que no sean negociables, sobre todo si sueles practicar algún deporte o si piensas ampliar familia en el corto-medio plazo.

¿Es recomendable contratar un seguro de salud a través de un comparador online?

Si lo vas a mirar por tu cuenta, puedes usar los comparadores más habituales de internet, pero hay que tener cierto cuidado con los comparadores, estos suelen mostrar ofertas de precio muy agresivas, aparentemente bajísimas comparadas con otras compañías. Esas ofertas tienen letra pequeña, como copagos muy altos o limitaciones a la hora de hacerte pruebas o acudir a urgencias.

Estos precios no suelen ser los que tiene la compañía, sino que se trata de ofertas creadas para el comparador con limitaciones especiales.

Si vas a hacer uso de ellos, te recomendamos que leas la letra pequeña antes de firmar nada para estar seguro de que los precios y condiciones que te apliquen, no estén sujetas a coberturas más limitadas o que haya muchas situaciones que estén excluidas.

También tienes que tener en cuenta que los precios atractivos que muestran pueden ser para asegurar a toda la familia y no a una sola persona.

¿Pasa algo si ya tengo alguna enfermedad antes de contratar un seguro de salud?

En este sector, las preexistencias son las enfermedades o patologías que tienes antes de contratar el seguro médico. La compañía te hace un cuestionario médico o examen médico y, si tienes enfermedades o patologías, no te las va a cubrir aunque vengas de otra compañía de seguros. Esto hace que cambiarse de compañía de seguro médico resulte tan difícil.

Además tienes que tener especial conocimiento de las carencias. Carencia es el tiempo durante el cual no puedes usar algunos servicios que has contratado. Estás pagando tu seguro, pero no lo puedes utilizar plenamente.

Con esto las compañías de seguros médicos se evitan dar servicio a personas que contratan el seguro solo para realizarse operaciones o hacerse determinadas pruebas médicas.

Un caso típico es el parto. Las compañías no suelen cubrir el parto hasta pasados 10 meses de la contratación del seguro médico.

La importancia de elegir un seguro de salud con un buen cuadro médico

El cuadro médico es el conjunto de hospitales, centros sanitarios y médicos o especialistas a los que puedes acudir gracias a tu seguro. Algunas compañías de seguros médicos, buscando la rentabilidad, han comenzado a reducir su cuadro médico y eliminan en muchas ocasiones hospitales o centros médicos concertados.

Conclusión, busca los mejores médicos.

No todos los médicos quieren trabajar con todas las compañías de seguros; los mejores médicos eligen las compañías con más prestigio y que funcionan de manera adecuada.

Tener un gran cuadro médico que crece día a día es signo de que la compañía es apoyada por los profesionales sanitarios.

Ten en cuenta también que algunas compañías de seguros médicos privados reducen sus cuadros médicos y los hospitales a los que sus asegurados pueden ir; de este modo, los obligan a acudir a sus propios centros y los dejan sin la asistencia con su médico de toda la vida.

¿Incluir varias personas en el seguro de salud hace que este me salga mejor?

Las aseguradoras valoran positivamente que haya varias personas aseguradas en una misma póliza de salud, normalmente son más económicas proporcionalmente que si solo aseguramos a una persona, y a la hora de conceder autorizaciones para determinados servicios médicos de alto coste, también valoran positivamente las pólizas que tienen más de un asegurado. Por lo que tener una póliza de seguro de salud para toda tu familia o para todos los empleados de la empresa es una buena opción, puede suponer una mejora en precio y una mejor atención por parte de la compañía en situaciones puntuales.

¿Hay alguna deducción fiscal en los seguros de salud?

Para trabajadores autónomos por cuenta propia, para seguros contratados a nombre de empresa hay deducciones fiscales, y para seguros contratados por una persona física puede haberlas en función de las deducciones autonómicas.

Los trabajadores autónomos por cuenta propia pueden imputarse como gasto hasta 500 € por asegurado y año, extensible a cónyuge e hijos, es decir, una persona que esté como trabajadora autónoma por cuenta propia, con cónyuge y dos hijos podría imputarse 2.000 € como gasto en seguro de salud y toda la familia estaría asegurada aprovechándose de pagar la póliza de seguro de salud antes de descontar el impuesto del IRPF, lo que supone un ahorro fiscal directo por esos 2.000 €.

Las empresas se imputan como gasto el 100% de la prima del seguro de salud de todos los trabajadores asegurados en la póliza, y a los trabajadores no se les imputa como salario en especie los primeros 500€ de su prima como asegurado. Es decir, la empresa se imputa el 100% del coste del seguro de salud como gasto, con la consiguiente reducción en el impuesto de sociedades, y a los trabajadores no se les imputa, por lo que no les afecta en el IRPF. Por eso es habitual que se facilite la contratación de seguros de salud para los trabajadores a través de la empresa.

Las personas físicas que contraten seguros de salud, a nivel estatal no hay ninguna reducción en el impuesto sobre la renta de las personas físicas, pero hay que estar atento a  las deducciones autonómicas, ya que algún año fiscal puede existir alguna deducción a nivel autonómico, por lo que hay que estar informado sobre las deducciones autonómicas a la hora de hacer la declaración de la renta.

Cuidado con los seguros de salud para complicaciones a corto plazo

Las pólizas de seguros de salud son anuales, aunque fraccionamos el pago de forma mensual, contratamos la cobertura de forma anual y se renueva automáticamente. En algunas compañías de seguros el vencimiento de sus pólizas de salud siempre son el 1 de enero, por lo que el año que contratamos la póliza puede tener una duración menor de un año, desde el día que la contratamos hasta la renovación el 1 de enero, pero en el momento de la renovación se hará de forma anual, renovable automáticamente.

Aunque las pólizas sean anuales, se recomienda no contratar pólizas de salud a corto plazo, ya que podemos encontrarnos sin cobertura debido a las carencias de las pólizas de nueva contratación, la preexistencias que pudiésemos tener, y también porque las compañías de seguros de salud, durante el primer y segundo año de contratación de la póliza “miran con lupa” todos los actos médicos a los que nos sometemos, las visitas médicas a las que acudimos y las autorizaciones que solicitamos, siendo durante el primer y segundo año especialmente insistentes en que aportemos documentos médicos en determinados servicios para demostrar que no estamos tratándonos ninguna preexistencia o enfermedad crónica que pudiese manifestarse con la póliza recientemente contratada.

La mejor recomendación es escoger una buena póliza de seguro de salud, mantenerla con el paso de los años para que la compañía aseguradora nos considere un cliente de confianza.

Incluir un seguro dental en el seguro de salud

Los seguros dentales que incluyen las pólizas de seguros de salud son seguros que normalmente nos dan cobertura en servicios básicos como extracciones dentales, limpiezas bucales, empastes sencillos, radiografías, etc. Pero para actos más costosos como un implante dental por ejemplo, las compañías de seguros tienen precios máximos concertados con los dentistas del cuadro médico, que nos ofrecen un descuento sobre el precio de mercado del mismo acto.

Hay seguros de salud que incluyen directamente el seguro dental y otras lo dan de forma opcional para poder incluirlo o no en la póliza y que esta sea más económica si ya tenemos nuestro dentista de confianza y no está incluido en el cuadro médico.

Antes de contratar un seguro médico privado, pide que te expliquen muy bien los plazos de carencia y los copagos, si los tiene; no sea que luego te lleves sorpresas desagradables. También, infórmate sobre la política de subida de precios de la compañía.

¿La localización es importante para el precio?

El precio de un seguro de salud puede verse afectado dependiendo de la zona donde vivamos, no pasa siempre y depende de la compañía de seguros, pero los costes sanitarios privados no son iguales en todas las zonas del país, por lo que el precio puede variar de una zona a otra dependiendo de la compañía aseguradora, es algo que no podemos evitar y tampoco nos debe preocupar puesto que las variaciones en precio no son importantes y vamos a tener que atenernos a los precios de la zona donde tenemos nuestra residencia habitual, que es donde haremos la mayoría de las visitas médicas habitualmente. En todo caso, seguiremos disfrutando de un cuadro médico de ámbito nacional, por lo que si estamos de vacaciones en cualquier punto del país y necesitamos atención médica la tendremos con las mismas condiciones en en nuestro lugar de residencia.

Ejemplos de seguros de salud para distintas situaciones personales

Ahora que ya tenemos claros algunos de los aspectos más importantes de este tipo de seguros, puede ser interesante que ver algunos ejemplos de seguros de salud en diferentes circunstancias de la vida cotidiana.

Seguro de salud para una persona joven de 30 unos años sin hijos

Para personas jóvenes que quieran un seguro de salud y no puedan contratarlo de forma familiar ni a través de la empresa, es recomendable elegir una compañía que acepte un solo asegurado a un precio razonable, y hay que valorar si en el futuro existe la posibilidad de incluir más personas en la misma póliza y elegir una aseguradora que este cambio lo mantenga a buen precio con unas buenas condiciones.

Para esta situación podemos encontrar una póliza desde 23€/mes con copagos hasta 76 €/mes con todos los servicios incluidos y sin copagos.

Seguro de salud para una pareja joven de unos 30 años

Para parejas jóvenes de unos 30 años es habitual que se contrate un seguro de salud pensando en ampliar la familia, por lo que habrá que elegir un seguro de salud que ofrezca buenas coberturas durante el embarazo y nos ofrezca buenas condiciones conforme vaya aumentando la familia.

Para esta situación hay pólizas desde 22€/mes por persona con copagos hasta 67 €/mes por persona sin copagos con una póliza completa.

Seguro de salud para una pareja 35 años con 1 hijo

Para familias jóvenes habrá que buscar un seguro de salud que de un buen servicio pediátrico, y que lo haga a un buen precio, la mayoría de las veces que se hace uso del seguro de salud en estos casos es para dar respuesta a las necesidades médicas de un hijo pequeño, revisiones periódicas, probablemente la familia acudirá a urgencias ante cualquier indicio de malestar de la niña o el niño.

Para esta situación podemos encontrar pólizas desde 21€/mes por persona con copagos hasta 60€/mes sin copagos con una póliza completa.

Seguro de salud para una pareja de 40 años con 2 hijos

Para familias con más de un hijo los cuales probablemente ya no sean bebés, podemos encontrar seguros de salud con un precio por cada asegurado muy competitivo, son el público objetivo principal de las aseguradoras de salud, los padres son jóvenes y no requieren demasiadas atenciones médicas, y los hijos han superado la edad temprana en la que los actos médicos son más frecuentes. Habrá que hacer una valoración de la relación entre la calidad de la póliza y el precio que estamos dispuestos a pagar por ese seguro familiar para tener todos los servicios que nos interesen en la póliza que contratemos.

Para esta situación podemos encontrar póliza desde 20€/mes por persona con copagos hasta 60€/mes por persona sin copagos con una póliza completa.

Seguro de salud para una pareja de 50 años con 2 hijos

Para familias de edades más avanzadas podemos encontrar pólizas con buenos servicios con un buen precio por cada asegurado. Tendremos que tener en cuenta las preexistencias (enfermedades o secuelas que tengamos antes de contratar la poliza) de las personas de mayor edad puesto que al contratar la póliza, seguramente estas preexistencias no tendrán cobertura de la póliza, las aseguradoras controlan muy bien estas situaciones con informes médicos. Los servicios hacia las personas mayores tienen que ser de calidad para que las personas de mayor edad de la póliza tengan una buena atención ante todas sus necesidades: revisiones preventivas, enfermedades crónicas, atención domiciliaria, etc

Habrá que valorar también que si alguno de los hijos de la familia forma la suya propia, algo probable por la edad de los hijos, tengamos la posibilidad de mantener condiciones para la nueva familia formada por alguno de los hijos.

Para esta situación podemos encontrar pólizas desde 23€/mes por persona con copagos hasta 60€/mes sin copagos con una póliza completa.

Si necesitas un seguro de salud, nosotros te asesoramos!

Información Seguros de Salud

Ahora que somos conocedores de todos los detalles de los que se compone un seguro de salud y has visto algunos ejemplos, es momento de ver cuales son las mejores aseguradoras.

Listado de las mejores aseguradoras de Salud 2018 en España

Para realizar un ranking de los mejores seguros de salud y que sea lo más fidedigno posible, hemos analizado datos en torno a la calidad de la atención médica, coste de sus primas, su reputación y

Las fuentes de los cuales se han extraído datos para analizar los mejores seguro médico han sido los cinco estudios de mercado más relevantes que analizan el mercado español de los seguros, entre los que se incluyen:

  • Estudio de las reclamaciones efectuadas en el sector asegurador en España según la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones 2017
  • Última encuesta publicada de la OCU que analiza el grado de satisfacción de 13.000 usuarios de seguros.
  • Ranking de la reputación de las aseguradoras Españolas de MERCO (Monitor Empresarial de Reputación Corporativa)
  • Cifras del sector asegurador según el último estudio del ICEA (Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras y Fondos de Pensiones)
  • Estudios de reputación como marca, Brand Finance e Interbrand.

También se ha tenido en cuenta una comparativa de las coberturas incluidas en las pólizas de cuadro médico sin copago más completas de cada compañía aseguradora.

Este es el resultado de la selección de las mejores aseguradoras de salud en España 2018:

  1. AXA
    PROS:  Seguro de salud con el precio más competitivo del mercado, tanto la compañía como sus agentes de seguros están bien valorados a nivel internacional y por su preparación técnica.
    CONTRAS: Seguro dental opcional y algunas exclusiones muy concretas en prótesis internas
  2. CATALANA OCCIDENTE
    PROS: Buena póliza con cuadro médico sin copago en el mercado, sin copagos en asistencia médica, hospitalizaciones e intervenciones quirúrgicas, sin límite en prótesis internas con precio competitivo en pólizas familiares. Compañía solvente y bien valorada por los profesionales sanitarios.
    CONTRAS: Baja cuota de mercado, poco competitiva en precio para pólizas de un solo asegurado.
  3. ADESLAS
    PROS: Alta cuota de mercado y gran volumen de contratación en todo el país, buena póliza de seguro de salud con cuadro médico. Sin límites en prótesis internas.
    CONTRAS: La satisfacción global de los clientes con la compañía es menor que en otras compañías de seguros de salud. Sin cobertura en accidentes y enfermedades laborales. Cobertura dental no incluída por defecto.
  4. CASER
    PROS: Buena póliza de seguro de salud sin copago, buena previsión de desarrollo de la compañía aseguradora. Sin copagos en prótesis internas
    CONTRAS: Baja cuota de mercado, pequeña red de agentes de seguros. Copagos en psicología.
  5. GENERALI
    PROS: Buena póliza de seguro de salud sin copagos, buena valoración de los usuarios en su satisfacción global con la compañía. Cobertura en fecundación in vitro incluída en la póliza.
    CONTRAS: Baja cuota de mercado, no tiene el precio más competitivo del sector. Cobertura dental no incluida por defecto.

Que diferencias hay entre los seguros de salud entre las diferentes aseguradoras

En términos generales, dos seguros de salud con pólizas similares suelen tener un coste parecido, lo que cambiará en la mayoría de los casos es el tipo de coberturas, copagos, y accesos a especialistas y descuentos entre los aspectos más destacados.

¿Qué debes tener en cuenta para cambiarte de seguro de salud?

Es importante que leas detenidamente toda esta información, ya que te va a explicar la realidad de los seguros médicos y cómo trabajan las compañías. Te ayudará a tomar una decisión.

¡CUIDADO CON LOS CAMBIOS DE COMPAÑÍA!

Cambiarse de compañía de seguro médico privado por una oferta con un precio menor es algo que a la larga puede salir muy caro, ya que las ofertas de precios en este tipo de seguros suelen ser solo por un año; enseguida las compañías aumentan el precio del seguro hasta casi el doble.

Los seguros médicos no son los seguros de coche, donde te puedes cambiar de seguro todos los años por uno más barato. Cambiarse a otro seguro médico más barato puede representar la no aceptación por parte de la nueva compañía de las enfermedades o patologías que tengas previamente y, por tanto, corres el riesgo de quedarte sin seguro médico. Las ofertas que lanzan algunas compañías suelen tener letra pequeña o son para familias de muchos miembros o te suben el precio al siguiente año.

Un seguro de salud es un seguro que debería ser para siempre, tener unas buenas condiciones, un buen servicio y una estabilidad en los pagos es el objetivo.

Asegúrate de que el seguro médico privado que contrates lo vas a poder tener para siempre, cuando seas mayor y cuando más lo necesites. Hay compañías con precios inicialmente muy económicos que suben exageradamente los precios cuando llegas a la vejez o incluso que pueden cancelarte el seguro por hacer un alto uso.

El coste de no estar asegurado

Cuando contratamos un seguro de salud hay un periodo de carencia de 6 meses. Esto quiere decir, que durante este periodo ….., es decir, no podemos esperar a tener un problema de salud para hacernos un seguro.

Ten en cuenta algunas cifras que sobre la salud a nivel estadístico:

  • Según un estudio de la WebMD Americana, Una de cada cinco personas, usan el servicio de emergencias entre los 25 y 44 años.
  • En España, más del 27% de las familias tiene un seguro de salud, aunque hay comunidades como Cataluña o Madrid donde superan el 40%.
  • Mas de 11,5 millones de españoles tienen un seguro de salud.
  • Sólo en el primer trimestre de 2018 los seguros de salud crecieron un 5,6% respecto al mismo periodo del año anterior.

Conclusiones para buscar el mejor seguro de salud

Esperamos que ahora ya tengas una visión mucho más amplia sobre los seguros de salud.

Te recordamos lo más importante para que no se te olvide:

  • Ten en cuenta si hay copagos
  • Cual es el cuadro médico y qué limitaciones tiene
  • Si tiene coberturas en atención primaria, hospitalaria e intervenciones quirúrgicas
  • Qué política de precios tiene la compañía aseguradora

Si necesitas un seguro de salud, nosotros te asesoramos!

Información Seguros de Salud

Si hay algún detalle que no hayas comprendido, o no te ves reflejado en alguno de los ejemplos anteriores y quieres que analicemos tu caso al detalle, no dudes en dejarnos un mensaje o contactar con nosotros.

Y por supuesto, si te ha gustado la publicación o si conoces a algún familiar, amigo o conocido que vaya a contratar un seguro de salud, no dudes en compartirle esta publicación si le puede servir de ayuda.

Los mejores seguros de salud del 2018 y lo que tienes que saber antes de contratar
4.5 89.09% 11 votos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.