Usa la magia para motivar a los niños pequeños

La motivación es el primer paso y quizás uno de los más fundamentales para el proceso de enseñanza-aprendizaje.
Es tan sencillo como pensar que un alumno motivado estará más predispuesto a aprender, y si el profesor denota que sus alumnos lo están, estará a su vez más motivado a la hora de enseñar. Para ello, la magia puede ser uno de los grandes aliados.

Usa la magia para motivar a los niños pequeños
Usa la magia para motivar a los niños pequeños

Los trucos de magia son siempre sorprendentes y divertidos. Y son, por encima de todo, una forma de estimular la mente de los más pequeños. Por eso te planteamos algunas ideas de trucos de magia que puedes utilizar para captar la atención de los niños pequeños.

La magia aplicada al aprendizaje de los niños

El aprendizaje depende de la voluntad del sujeto que aprende, de ahí que sea mucho más fácil enseñar a aquellos que desean aprender. Pero en muchas ocasiones, el aprendizaje implica dificultades, asumir retos y enfrentarse a obstáculos.

Sin embargo, la gran ventaja es que nada de esto está en la consciencia de los niños de Educación Infantil. Funcionan por el principio del placer, aprenden y realizan por el placer de ser evaluados positivamente por sus figuras de referencia. Por ello, si los niños no están motivados o no encuentran un motivo de placer en lo que están aprendiendo, no podremos enseñar adecuadamente.

Para motivar a los niños de Educación Infantil debemos programar actividades que sintonicen con sus centros de interés. El centro de interés de los niños a estas edades es principalmente el juego y no cabe duda que si utilizamos la magia como un juego, vamos a conectar con los intereses de nuestros alumnos.

Con la magia podemos potenciar el desarrollo de las funciones cognitivas y las áreas emocionales, afectivas y sociales de nuestros pequeños. Este método lúdico promueve, entre otras cosas, la atención y la curiosidad de quien la realiza y de quien observa.

Veamos ahora algunas recomendaciones para practicar trucos de magia con niños.

¿Qué debemos tener en cuenta al realizar trucos de magia para niños?

La magia frente a los ojos de los niños parece una tarea sencilla. Al menos, más sencilla que la magia para las mentes de los adultos. Sin embargo, no hay que subestimar sus capacidades, porque aunque se trata de niños no por ello son menos observadores. Por eso, conviene tener en cuenta algunas recomendaciones antes de plantarse frente a un grupo de pequeños curiosos:

  • Es muy importante que mientras que hagamos los trucos miremos a nuestros espectadores, que deberán siempre estar sentados enfrente y no a los lados para que no descubran nuestros secretos.
  • Para tener éxito es muy importante un poco de entrenamiento y ensayo previo en casa. Hay que ensayar también nuestras reacciones y nuestros “planes B”, por si un truco se tuerce.
  • Los niños son creativos y su imaginación no conoce límites. Por eso puede estar bien corresponderles con un disfraz que nos meta en situación y nos ayude a actuar, y con objetos típicos de un mago, como una chistera, una varita mágica e incluso una capa.
  • No debemos realizar trucos que puedan generar miedo. Nada de trucos con sangre o ideas similares. Lo más llamativo para los peques son las cartas, las monedas, las varitas mágicas, los globos o, incluso, los animales.
  • Hay que tener en cuenta su capacidad comprensiva, por lo que en el transcurso de los trucos debemos utilizar instrucciones y vocabulario básico.
  • Debemos motivar a nuestros alumnos para que realicen sus propios trucos en clase y que aprendan a hacerlos delante de otros.

Algunos trucos de magia para niños

Listamos a continuación algunos trucos de magia sencillos que se pueden poner en práctica en clase para dejar a los niños con la boca abierta:

Truco de magia donde multiplicamos el dinero:

En la preparación previa al truco, pegamos una moneda con plastilina debajo de la mesa y ponemos tres encima. Decimos que conseguiremos que nuestro dinero se multiplique. La mano izquierda la llevamos debajo de la mesa (con el pretexto de ir recogiendo las tres monedas de encima de la mesa), momento en el cual aprovechamos para coger la moneda escondida debajo. A continuación, vamos dejando caer una a una las tres monedas en nuestra mano. Cuando las enseñemos de nuevo, habrá 4, no 3.

Truco de magia donde no podemos levantarnos de la silla aunque queramos:

Esto sucederá si, una vez sentados, juntamos los pies en posición plana sobre el suelo y mantenemos la espalda recta en contacto con el respaldo de la silla y con las manos en nuestro regazo. Pruébalo, en esta posición es imposible levantarse. Es algo que podemos utilizar, adornándolo con algo de imaginación, para sorprender a los niños.

El truco del cordel y la pajita:

Pasamos un trozo de cordel por dentro de una pajita de beber. A continuación, doblamos la pajita por la mitad y la cortamos con las tijeras. Sorprendentemente el cordel sigue entero.
¿Cómo lo hemos hecho? El truco está en que la pajita está preparada de antemano. Tienes que hacerle un corte vertical en el centro y, en el momento en el que la doblas, tirar del cordel hacia abajo para que salga de la parte que vamos a cortar. Una vez hecho el corte, al tirar de uno de los extremos la cuerda sale entera.

Truco de magia para adivinar tu carta:

De una baraja de cartas, un niño escoge una. A continuación partimos la baraja en dos montones y el niño pone la carta elegida encima de uno de ellos.
Nosotros miramos la última carta que hay debajo del otro montón (sin que el público se dé cuenta, mientras ascendemos el montón para juntarlo con el otro) y ponemos éste encima del otro montón que contiene la carta seleccionada. Finalmente, la carta elegida estará a continuación de la que hemos visto previamente.

Truco de magia donde las cerillas están vivas:

Para realizar este truco necesitamos un recipiente de plástico (ancho y poco profundo), una docena de cerillas de madera, un trozo de jabón puntiagudo, un poco de agua, una mesa y un terrón de azúcar. Puesto el recipiente con agua encima de la mesa y las cerillas en el agua en posición circular comprobaremos el gusto de las mismas. Si ponemos la punta del jabón en el centro de las cerillas, éstas huirán. Si por el contrario es el terrón lo que utilizamos, se acercarán.

Truco para adivinar el número que estás pensando:

Es un truco pensado para niños más mayores, que dominan las sumas y restas mentales. Pedimos a un niño que piense un número y a continuación le pedimos que vaya sumando y restando cantidades aleatorias. La clave es la pregunta final: hay que pedirle que reste el número que estaba pensando. Con esa operación, nos desvelará sin darse cuenta la cifra que tenía en mente desde el principio.

Si te has quedado con ganas de más magia, échale un vistazo a este video y comprobarás que la imaginacion de los niños no tiene límites:

Y si ya has puesto en práctica tus trucos de magia con niños, ¡deja un comentario y descúbrenos tus trucos más divertidos!

Por cierto, si buscas otras formas de motivar a los niños y fomentar su aprendizaje no te pierdas el artículo “Cómo hacer que los niños aprendan cocinando“, en el que nos ponemos el delantal y el gorro de cocina y nos convertimos en chefs en compañía de los más pequeños.

 

Usa la magia para motivar a los niños pequeños
5 100% 1 voto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.