Conducir con nieve – Trucos y consejos para circular seguros

Conducir con nieve es una de las actividades más peligrosas que se pueden realizar al volante ya que existen numerosos riesgos asociados a esta circunstancia que debemos conocer para anticiparnos y no sufrir las consecuencias.

Conducir con nieve - Trucos y consejos para circular seguros
Conducir con nieve – Trucos y consejos para circular seguros

Conducir con nieve, lluvia, niebla o viento puede poner a prueba al conductor más experimentado. En invierno la conducción suele ser más complicada debido a la climatología adversa.

Aproximadamente el 25% de los accidentes de automóviles son causados ​​por el mal tiempo, y gran parte de ellos ocurren de forma inesperada.

Concretando más, se estima que el 70% de las muertes atribuidas a la nieve y al hielo durante el invierno implican accidentes de vehículos de motor.

No importa qué región del país vivas, cuando el clima invernal se endurece, es importante mantenerse a salvo siguiendo estas pautas para evitar los peligros de conducción invernal más comunes.

Recopilamos una lista de factores y riesgos en torno a la conducción en nieve:

  • Riesgo de salirse de la calzada por deslizamiento.
  • Reducción de la visibilidad y menor número de horas de luz.
  • Posibilidad de encontrarse zonas con hielo o alternancia con lluvia.
  • Posibilidad de tropezar con un obstáculo inesperado.
  • Pérdida de referencias.
  • Disminución de la capacidad de anticipación.
  • Se incrementan las posibilidades de retención.
  • Inexperiencia por falta de práctica, estrés o el nerviosismo.

Durante el invierno, es recomendable seguir las siguientes pautas de seguridad antes de empezar el viaje, no te pierdas nuestro checklist:

  • Neumáticos de invierno: Si prevemos que vamos a circular durante cierto tiempo con nieve, es recomendable utilizar neumáticos especiales de invierno, que si bien son más caros que los convencionales, la seguridad que ofrecen compensa el gasto. Esta opción es muy aconsejable para los conductores que han de conducir con nieve durante un tiempo prolongado o que viven en lugares en los que la nieve es un fenómeno habitual.
  • Deberíamos comprobar el estado de las retenciones y del tiempo antes de realizar el viaje, nada como google maps o cualquier otra app para avisarnos sobre cualquier incidente que ocurra en nuestra ruta.
  • Asegurarse de que la batería del coche está en buenas condiciones, ya que a medida que la batería envejece, pierde su capacidad para proporcionar corriente a bajas temperaturas. Esta es la razón por la que los fallos de la baterías son uno de los peligros más comunes de la conducción en invierno, particularmente a temperaturas bajo cero.
  • Usar un anticongelante de buena calidad que proteja al menos hasta -35 para evitar que el agua se congele. Si no lo hace, sus limpiaparabrisas pueden ser inútiles en condiciones extremas.
  • Circular con el depósito de combustible lo más lleno posible.
  • Deja una rasqueta en el maletero, no ocupa nada y te ahorrará mucho tiempo.
  • Además conviene llevar el teléfono móvil con la batería cargada completamente.
  • Llevar las cadenas por si acaso fuesen necesarias y asegurarnos de que sabemos colocarlas antes de iniciar la marcha.
  • Llévate unas mantas para evitar la tediosa capa de hielo en el cristal delantero si vas a aparcar en el exterior, en el peor de los casos las puedes utilizar para mantener el calor corporal de los integrantes del vehículo.
  • Compra comida calórica por si acaso, algo de chocolate, frutos secos, patatas fritas, barritas energéticas y bebidas azucaradas puedes encontrarlas en cualquier gasolinera cercana.
  • Ten a mano una linterna, cuanto más potente mejor, te ayudará a poner y quitar las cadenas o andar con cierta seguridad en caso de que se te haga de noche.
  • Asegúrate de desconectar cualquier control del limpiador automático antes de girar la llave de encendido, ya que podrías quemar el fusible de control del limpiaparabrisas si se congelan.

Como conducir sobre nieve o hielo de forma segura:

Velocidad, marchas, aceleración y frenado sobre nieve: Reduzca la velocidad, pero con las marchas mas largas posibles, evitar el uso del embrague todo lo posible y no frenar ni acelerar demasiado rápido. Esto podría bloquear tus frenos y provocar la pérdida de tracción por completo. En lugar de ello, desacelera quitando el pie del acelerador lentamente.

Utilizar la dirección en nieve: Hacer movimientos de dirección suaves, nada de giros bruscos, y en el caso de perder el control del coche, o si el coche ya está patinando, gira el volante en la misma dirección hacia donde vaya el coche.

Como frenar en la nieve: Si tu coche tiene algún sistema de frenado asistido (ABS o similares), no quites el pie del pedal del freno. Este sistema evita que los frenos se bloqueen mientras que le permite dirigir y seguir para reducir la velocidad del vehículo.

Anticipación y distancia de seguridad: Anticípate a los semáforos e intersecciones y mantén una distancia de seguridad hasta 10 veces mas de lo normal. Presta especial atención a las zonas mas profundas, con árboles o posible acumulación de agua o hielo.

Qué luces utilizo cuando hay nieve: Recuerda que no debes utilizar las luces antiniebla a menos que la visibilidad sea muy pobre, ya que puedes deslumbrar a otros usuarios de la carretera, y el efecto se intensifica cuando hay partículas de nieve derretida que salen de la parte trasera del coche. Los faros antiniebla delanteros tienen el mismo efecto, pero para los coches que circulen por delante, especialmente cuando el blanco de la nieve en la carretera reflejan la luz hacia ellos. El código de circulación dice que sólo se deben utilizar los faros antiniebla cuando la visibilidad desciende por debajo de 100 metros. Si no está seguro de cuándo encenderlas, una buena regla para averiguarlo es si se puede ver las luces traseras del vehículo que circula delante de ti. Si no puedes, es muy probable que deberías utilizar las luces antiniebla traseras. Sin embargo, si puedes verlas, es probable que no las necesites.

Nieve acumulada en el techo: Quita la nieve de la parte superior de su coche de vez en cuando, de lo contrario esta puede caer bruscamente sobre la luna delantera y obstaculizar tu visión o la del otro conductor.

Conclusión sobre la conducción segura sobre nieve o hielo

Si al ponerse al volante siempre hay que tomar precauciones, éstas han de extremarse en el caso de que los riesgos sean mayores como ocurre al conducir con nieve, lluvia o condiciones de baja visibilidad. La seguridad ha de ser siempre la máxima en cualquier ocasión y circunstancias.

El mejor consejo
Si hace muy mal tiempo, a veces es mejor quedarse en casa, o, si vas a viajar, reserva una habitación de hotel si empieza a nevar. Al menos, permanece donde estés hasta que las máquinas quitanieves y las máquinas de echar sal hayan hecho su trabajo.

No dudes en compartir este artículo con tus seres queridos o imprimirlo, ya que se podría ahorrar una gran cantidad de frustración y tal vez incluso una vida.

 

Deja un comentario