Los cánceres que más sufren los perros, sus causas y cómo prevenirlos

Analizamos en profundidad los principales cánceres que afectan a los perros, así como sus causas y los factores de riesgo más importantes. Además, te damos algunos consejos para estar alerta y prevenir a tiempo esta grave enfermedad.

Cada vez es más frecuente encontrarnos casos de cáncer en personas de nuestro entorno o conocidos, pero es posible que no sepas que los perros son diagnosticados de cáncer más a menudo de lo que puede parecer.

Según los datos presentados en el XI Congreso Andaluz de Veterinarios se estima que el cáncer podría estar relacionado con hasta un 50% de las muertes en perros adultos.

Los cánceres que más sufren los perros, sus causas y cómo prevenirlos
Los cánceres que más sufren los perros, sus causas y cómo prevenirlos

Para explicarlo de forma sencilla, el cáncer es una enfermedad que consiste en el crecimiento descontrolado de un tipo de células de nuestro animal. Estas células pueden ser originarias de distintos tejidos, de ahí que existan diferentes tipos de cánceres.

Dentro de los cánceres más habituales que pueden sufrir los perros, el cáncer de mama es el más frecuente en perros, supone un 30% de los casos, seguido por el cáncer de piel con un 25%. Esta proliferación incontrolada da lugar a tumores, que son acumulaciones de células que pueden llegar a formar bultos e impedir el normal funcionamiento de un órgano o tejido.

La malignidad del tumor dependerá de la velocidad de proliferación y la capacidad invasiva que tenga. En algunos casos estas células malignas pueden migrar y colonizar otra parte del organismo, un proceso al que llamamos metástasis

Dada la variedad de tumores con diferentes orígenes, localizaciones y comportamientos, los cuadros que produzcan y sus síntomas serán muy diversos e inespecíficos. Su diagnóstico es difícil y el tratamiento es más efectivo si se descubre en las primeras etapas, por ello conviene conocer las posibles causas de esta enfermedad y los síntomas que deben alertarnos.

Causas del cáncer en los perros

La causa concreta que produce el cáncer, es decir, la razón que impulsa a las células a dejar su función habitual para únicamente reproducirse de manera incontrolada es por el momento desconocida. Hay una serie de factores que parecen ser predisponentes para que se dé la enfermedad.

Causa genética

Alteraciones en el material genético pueden hacer que las células se comporten de manera errónea. Está demostrado que hay cierta predisposición a padecer cáncer en algunas razas o en animales con antecesores que lo han padecido, del mismo modo que ocurre en los humanos.

La raza Boxer es en la que más incidencia tiene el cáncer, especialmente el de piel. También son frecuentes en otras razas como Golden Retriever. Los Dogos, Mastines o San Bernandos suelen sufrir cánceres en los huesos.

Edad

Aunque la enfermedad puede aparecer en cualquier momento de la vida del perro la probabilidad de padecer cáncer aumenta en perros mayores de 10 años. El envejecimiento celular y del sistema inmunológico hace que sea más posible la aparición de este tipo de problemas.

Exposición a químicos

La exposición a ciertos fertilizantes y herbicidas puede ser un factor de riesgo aunque no ha sido demostrado.
Hay una mayor incidencia de cáncer de pulmón en perros que han estado en contacto con humos como los del tabaco o los producidos por tubos de escape.

Exposición a radiaciones

Los animales con pelajes claros o zonas de piel desprotegida como orejas y hocico que han estado sometidos a radiación solar es más probable que sufran melanomas u otros tipos de alteraciones de las células de la piel.

Alteraciones hormonales

La influencia de las hormonas en el desarrollo del cáncer es muy variable, pero si hay estudios que demuestran que el cáncer de mama se produce con menor frecuencia en hembras que han sido castradas en una edad temprana, es decir, que no se han visto sometidas a las variaciones hormonales de su ciclo reproductivo.

Algunos tipos de virus

Algunos tumores como el Tumor Venéreo Transmisible del perro parecen estar relacionados con una infección vírica.

Estos factores no están presentes en todos los casos de cáncer pero si hay una relación entre ellos y la probabilidad de aparición de la enfermedad. A continuación veremos los cánceres más frecuentes en los perros, comenzando por los que afectan a un mayor número de mascotas.

Los cánceres más frecuentes en los perros

Carcinoma mamario

Es un tumor muy frecuente en perras, sobretodo en aquellas que no han sido castradas o que se han castrado en edad avanzada. Aparece como unos pequeños bultos en una o varias mamas que pueden aumentar mucho su tamaño e incluso ulcerarse y quedar abiertos al exterior. Es frecuente que metastatizan y se extiendan a otros órganos y tejidos.

Se eliminan quirúrgicamente y en muchos casos se extirpa la cadena mamaria entera para evitar que el tumor se multiplique.

Melanoma

El melanoma también es bastante frecuente en perros y puede aparecer en diversas localizaciones: boca, entre los dedos y la piel en general. Es un cáncer originado por un tipo de células de la piel, los melanocitos. Parece haber mayor incidencia en perros con piel y pelo oscuro.

Su pronóstico varía mucho en función de la localización y el comportamiento del tumor. El tratamiento indicado será la extirpación del tumor y quimioterapia para evitar que reaparezca.

Linfoma

El linfoma es un cáncer que se produce en el tejido linfático, junto con los cánceres de piel es el de mayor frecuencia en perros.

Tiene diferentes localizaciones, por un lado el linfoma periférico que afecta a los ganglios linfáticos periféricos, en especial a los que se sitúan en la zona mandibular y del cuello. Se pueden ver bultos en el cuello y bajo la mandíbula del perro. El linfoma interno afecta a los ganglios de localización más profunda como el interior del abdomen, es más difícil de diagnosticar ya que los bultos no pueden percibirse desde el exterior.

Normalmente se diagnostica con un análisis de sangre, citología y biopsia. El tratamiento de elección es quimioterapia y su eficacia depende de muchos factores entre ellos la evolución que haya tenido la enfermedad.

Mastocitoma

Es una neoplasia bastante frecuente en perros, en especial en la raza Boxer. Sus síntomas y comportamiento son muy variables, aparecen como lesiones en la piel: máculas, pequeños bultos que pueden confundirse con otros problemas cutáneos. Tras el diagnóstico, el tratamiento suele ser cirugía y quimioterapia.

Carcinoma de las células escamosas

Es otro tipo de cáncer en la piel, normalmente se localiza en piel y boca. Su tratamiento empieza por la eliminación completa del tumor con cirugía lo que es complicado en los casos de carcinoma oral.

Hemangiosarcoma

Es un cáncer que se produce en los vasos sanguíneos. Su diagnóstico es difícil ya que el perro no presenta síntomas hasta que la enfermedad está muy avanzada y el pronóstico suele ser malo. Puede causar hemorragias internas y shock. Hay un mayor número de casos en Perdigueros y Pastor Alemán.

Osteosarcoma

Es el tumor óseo primario más frecuente en el perro. Suele aparecer en huesos largos y es más frecuente en razas grandes y gigantes. Su diagnóstico es difícil dada la localización y se comporta de forma agresiva, lo que hace que su pronóstico no sea bueno. Se trata con cirugía y quimioterapia.

Cáncer de pulmón

El cáncer de pulmón primario no es muy frecuente en perros pero sí es una zona habitual de metástasis, es decir, muchos cánceres que evolucionan suelen extenderse y afectar a pulmón. En este enlace puedes saber más acerca del cáncer de pulmón en los perros.

Como vemos, hay muchos tipos de cánceres y su forma de aparecer y su tratamiento son distintos. Para mejorar el pronóstico en todos ellos es importante una buena prevención, por lo que a continuación te ofrecemos algunos consejos y te damos pautas para reconocer cuanto antes un posible cáncer en tu mascota.

Cómo prevenir el cáncer en los perros

Para una correcta prevención del cáncer en perros es preciso conocer las posibles causas predisponentes y cómo controlarlas. Además para un mejor pronóstico es importante detectar y diagnosticar la enfermedad en sus primeras etapas, que es cuando la aplicación de un tratamiento tiene mejores resultados.

Conviene conocer los posibles síntomas que produce el cáncer. Los síntomas que producen los diferentes cánceres son muy variados dependiendo del tipo y localización del tumor o tumores. Además las primeras fases de la enfermedad suelen tener cuadros poco específicos. Por ello, deberemos prestar atención a:

  • Anorexia o pérdida de peso repentina: es un síntoma que se produce en muchas enfermedades pero en cualquier caso nos indica que el perro tiene un problema.
  • Problemas respiratorios: los tumores en pulmón o zonas cercanas pueden interferir en el normal funcionamiento del sistema respiratorio. Dificultad al respirar o respiración forzada, toses que persisten varias semanas, presencia de sangre en los esputos, etc.
  • Problemas gastrointestinales: vómitos, diarreas, dolor abdominal, dificultad para defecar son síntomas que pueden indicarnos algún problema en el tracto digestivo, no necesariamente serán consecuencia de un cáncer pero es conveniente que lo analice un veterinario.
  • Protuberancias o bultos: dependiendo de la localización se pueden observar tumores bajo la piel, con crecimiento más o menos rápido y que pueden llegar a ulcerarse. Ante un problema de este tipo hay que acudir al veterinario lo antes posible, sin esperar a ver la evolución del bulto y analizarlo si fuese necesario.
  • Mucosas pálidas: si nuestro perro tiene las encías pálidas puede ser un síntoma de anemia o desequilibrio en sus células sanguíneas.
  • Dolor, cojeras: La presencia de dolor se puede manifestar de muchas formas distintas y una cojera sin motivo aparente (como un golpe) puede ser consecuencia de un tumor óseo.
  • Inactividad o intolerancia al ejercicio
  • Cambios de comportamiento
  • Dificultad en la cicatrización de heridas

Conocer la actividad y aspecto normal de nuestro perro nos puede ayudar a saber cuando algo ha cambiado y reconocer los primeros síntomas de cáncer nos ayudará a alertarnos si aparece alguno de ellos. De cualquier forma, el cáncer es más frecuente en perros de edad avanzada, por lo que la mejor prevención es realizar revisiones y análisis frecuentes, con especial importancia en perros mayores de 10 años.

El cáncer es una enfermedad grave que está aumentando su frecuencia en los perros, precisamente porque aparece en animales mayores y la esperanza de vida de nuestras mascotas ha aumentado en los últimos años. Para combatirla lo mejor es estar informado y saber reconocer los primeros síntomas, así como cumplir un calendario de revisiones veterinarias que establezca nuestro veterinario.

Por último, solo nos queda recomendarte que si te ha parecido interesante esta información, la compartas con otros dueños de mascotas y amantes de nuestros amigos peludos. También puedes informarte aquí sobre los cánceres que más sufren los gatos, en caso de que también tengas estas mascotas. Y si te ha quedado alguna duda o crees que puedes añadir algo sólo tienes que dejar un comentario!

Deja un comentario