Riesgos laborales provocados por el estrés psicosocial

El estrés es uno de los problemas psicosociales más comunes entre los trabajadores de una empresa. Normalmente todos somos susceptibles de sufrir este problema en algún momento de nuestra vida laboral.

El estrés es algo que nos puede mejorar nuestro rendimiento laboral si se produce en pequeñas dosis, pero es algo perjudicial si ocurre en una cantidad excesiva.

Tener estrés en el trabajo evita que podamos ofrecer un buen rendimiento laboral, por lo que es importante conocer en qué situaciones podemos llegar a sufrir este riesgo psicosocial.

Estrés psicosocial-en el trabajo
Estrés psicosocial-en el trabajo

No hay ningún colectivo que sea más o menos propenso a tener estrés o ansiedad, por lo que estos son los factores los que pueden llegar a desencadenar estrés psicosocial.

Factores del estrés psicosocial

  • Vida cultural y social: Nuestra vida privada es uno de los factores que más estrés nos puede originar. Desde una ruptura sentimental pasando por un cambio de vivienda o un problema con nuestros hijos, la vida familiar de una persona puede condicionar su ánimo y su ansiedad en gran medida. Se produce un cambio que nos exige atención y modifica nuestro modo de vida, por lo que debemos prestarle muchas horas y saber adaptarnos a él. Sentir estrés o ansiedad en este tipo de situaciones es algo totalmente justificado.
  • Medicamentos y otras sustancias: En nuestra vida cotidiana en ocasiones consumimos algún tipo de sustancia que, sin saberlo, nos puede originar estrés. Es el caso de algunos medicamentos que, aún siendo recetados por un especialista, puede cambiar nuestro organismo y provocar algún tipo de estrés o ansiedad. De igual forma, otras sustancias poco beneficiosas como el alcohol o el tabaco también son propensas a originar ansiedad o estrés.
  • Factores económicos: Este factor es uno de los más importantes a la hora de causar este tipo de riesgo psicosocial. La situación económica de una persona puede provocar que modifique su estado de ánimo, lo que a largo plazo le originará una tensión que puede ser perjudicial. Un cambio económico provoca una modificación del estilo de vida, lo que afecta al individuo en cuestión.

Factores que influyen en la valoración de los riesgos psicosociales

De acuerdo con los estudios realizados, la valoración de los riesgos psicosociales varían en función de las características personales del sujeto que los sufre, puesto que de ellas depende la incidencia en la salud. Aunque las tres fases para interpretar un problema psicosocial son los mismos, cada persona tiene unas condiciones personales que le provocan ser más susceptible a un determinado problema. Algunas de tales características son:

  • Perfil psicológico del trabajador: No todos somos iguales ni tenemos el mismo comportamiento. Una persona más segura de sí misma puede ser menos proclive a sufrir una depresión que otra que no se valora a sí misma. A pesar de ello, esto no es un factor determinante, ya que el perfil psicológico de alguien no es una variable que condicione al resto, pero sí hay que tratarla con la importancia que tiene.
  • Sexo: Según numerosos estudios, las diferencias biológicas y físicas de las personas también influyen a la hora de la valoración. La forma de pensar de un hombre es muy diferente a la que puede llegar a tener una mujer. Nuestras diferencias biológicas condicionan la forma que tenemos de afrontar una situación o hacer frente a un problema. Es por ello que el sexo también resulta un factor a tener en cuenta.
  • Edad: Hay determinadas personas que por su edad son más susceptibles de caer en un problema psicológico ante la presión de los riesgos psicosociales. Cada edad tiene una etapa, por lo que no es igual la forma de ver la vida de una persona que acaba de entrar al mundo laboral que la de una que lleva veinte años en el sector.
  • Antecedentes Psicológicos: Normalmente, este factor es uno de los más importantes en este sentido. Ciertas personas son más propensas a sufrir determinados problemas psicosociales, por lo que es importante conocer el historial psicológico de cada persona individualmente.
    Todos estos factores han de tenerlos en cuenta para medir el impacto de los riesgos, así como para evitarlos o prevenirlos.

Valoración de los riesgos laborales psicosociales

En la actualidad, los riesgos psicosociales que se pueden encontrar en nuestro entorno laboral son uno de los principales problemas psicosociales que se encuentran en nuestra sociedad. La evaluación de estos riesgos es clave si deseamos encontrar una solución satisfactoria que realmente nos solucione nuestro problema. Una evaluación de los riesgos psicosociales requiere el análisis de, fundamentalmente, tres elementos:

  • Identificar el riesgo y los trabajadores que pueden sufrirlo: Este factor resulta muy determinante. Si logramos descubrir que tipo de riesgo psicosocial pueden sufrir nuestros trabajadores, que tipo de trabajadores sufren este problema y porqué lo sufren, tendremos mucho recorrido hecho. Un buen análisis del riesgo psicosocial que se puede producir nos permite conocer las soluciones que se pueden aportar.
  • Valorarlo cualitativa y cuantitativamente: No es lo mismo un riesgo psicosocial que sufre de manera aislada un trabajador que un problema generalizado entre los empleados de una empresa. De la misma manera, no es lo mismo que este problema se convierta en algo grave que impida el desarrollo laboral de una persona o que, por el contrario, sea algo leve que puede superarse con un tratamiento convencional. El análisis cuantitativo y cualitativo de la situación puede mostrarnos el problema real.
  • Ver de qué modo puede evitarse, controlarse o reducirse el riesgo: Por último, una vez que se han analizado los problemas psicosociales que se pueden tener en una empresa y de que forma afectan a los empleados, tenemos la facultad para evitar que este riesgo psicosocial vaya a mayores y origine un verdadero problema en la productividad.

Los riesgos laborales se clasifican en función del agente que los origina en riesgos físicos, como pueden ser los problemas de higiene, ruido, etc. Otro agente es el nivel de valoración de la tarea por el grupo al que pertenece y por quien realiza la tarea.

Deja un comentario