Los mejores consejos para no marearte en el coche

Marearse en el coche es para algunos el pan nuestro de cada día. La mano inexperta del conductor, el mal estado de las carreteras o simplemente nuestra propia fisionomía hace que muchos lo pasen verdaderamente mal en los trayectos en coche (especialmente en viajes largos). Esta incomodidad provoca que en muchas ocasiones el factor psicológico haga aparición y que acabes aborreciendo el momento de subirte en el coche. Es precisamente en este momento cuando poco o nada puedes hacer para acabar con el mareo que tanto te molesta.

Pero no te preocupes. Antes de que llegues a ese límite, te dejamos estos consejos para que reduzcas al máximo las posibilidades del mareo durante tus viajes.

Consejos para no marearte en el coche

Abre la ventanilla

Apoyar la cabeza en el reposacabezas en una posición lo más cómoda posible. A continuación, baja un poco la ventanilla y deja que el aire fresco te de en la cara. Sin duda, aliviará tu agobio.

La vista en el horizonte

Con el vicio que la mayoría de nosotros tenemos al móvil es difícil cumplir este consejo. Tras leer esto, puedes imaginar que no hay nada peor que mirar el móvil, leer, escribir o fijar la mirada en un punto fijo dentro del vehículo. Lo ideal es fijar la mirada fuera del coche, en un punto alejado, en el horizonte.

Siéntate delante

Aunque todos los asientos del coche tienen estabilidad, es cierto que en los traseros se notan mucho más los vaivenes durante el trayecto. Por este motivo te recomendamos que si tiendes a marearte te sientes en el asiento del copiloto. Además en este lugar, te costará menos fijar la vista en el horizonte.

Hidrátate

En todo trayecto en coche es muy importante que tanto el conductor como los pasajeros estén hidratados. Bebe mucha agua (tampoco es necesario que tu estómago se convierta en una balsa), pero si lo suficiente para sentirte fresco durante el viaje.

Come algo

Igual de malo es llenar el estómago de comida antes de salir de viaje, que no comer nada. Por lo que, toma un refresco y algún tentempié ligero que te ayude a sentar el estómago. Esto se debe a que es bueno ejercitar el estómago, eso sí en su justa medida.

Duerme

Aunque en un primer momento pienses lo contrario, cerrar los ojos ayuda (y mucho). Te recomendamos en encarecidamente que intentes dormirte durante el viaje. No solo conseguirás que el trayecto se te pase volando sino que estamos seguros (al 99%) de que no te marearás.

Con estos sencillos consejos evitarás el mareo durante tus trayectos vacacionales y diarios. Si por el contrario eres tú el que normalmente va al volante, te dejamos estos trucos para que tus pasajeros se mareen menos.

Cómo debes conducir para evitar los mareos

Para evitar los mareos, la faceta del conductor es muy importante. Los volantazos, adelantamientos indebidos e ir a una velocidad por encima de la recomendada, hacen que los pasajeros se mareen con más facilidad. Si te toca conducir y quieres que no acaben manchando la tapicería de tu coche, sigue estos consejos:

TE INTERESA:  Guía para contratar seguros para coches eléctricos

Ten una conducción suave

Es de vital importancia que la conducción sea suave durante todo el viaje. Esto requiere aceleraciones y desaceleraciones tranquilas. Quedan fuera de este apartado todas aquellas en las que tu cabeza acaba pegada al reposacabezas como una pegatina. Recuerda que los pedales no son botones y cuentan con diferentes posiciones con las que puedes ir reduciendo o aumentando la posición de forma escalonada.

Mueve el volante suavemente

Mover el volante con suavidad es igual de importante que conducir de forma relajada y suave. Si lo movemos de forma brusca, los pasajeros notarán esos tirones provocando una sensación de inestabilidad en sus sentidos. Una impresión que se traduce en un posterior mareo agudo.

Cuidado con las curvas

Si parte del trayecto transcurre en una zona de curvas, ve con especial mimo y cuidado.

Haz paradas de más

Aunque normalmente se aconseja hacer una parada cada dos horas, cuando uno de los pasajeros se marea con facilidad, la cosa cambia. Esto quiere decir, que quizá tengamos que hacer alguna parada extra para que la persona en cuestión se refresque y camine un rato. De este modo, la travesía no se le hará tan pesada y larga.

Ten el coche limpio

Antes de iniciar el viaje asegúrate de que el interior del coche está limpio. Un ambiente enrarecido y maloliente provoca mareos a todo pasajero. Tampoco es recomendable usar ambientadores de coche con olores demasiado fuertes. Como en la mayoría de las ocasiones, la virtud está en un punto medio.

El conductor se libra

Si eres de los que te mareas y tienes el carné de conducir no te lo pienses dos veces ¡conduce tú! Mientras conducimos es difícil sufrir mareos (a no ser que tu tensión arterial sea muy baja). El conductor sabe cuando acelera, frena… por lo que la tendencia al mareo se ve claramente reducida gracias a esa información extra.

Estos sencillos trucos harán que tus pasajeros se sientan más cómodos durante el viaje. Te invitamos a compartir tus experiencias y trucos para no marearte en la caja de comentarios.

Los mejores consejos para no marearte en el coche
5 2 voto[s]

Compártenos en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.