Listado completo de brotes y germinados, sus beneficios y cómo plantarlos

Aunque no hayan sido parte de nuestra alimentación tradicional, los brotes y germinados son unos de los alimentos más saludables que puedes encontrar.

Estos pequeños vegetales son una fuente excepcional de nutrientes. Si quieres explorar los beneficios de los brotes, es momento de ver que tipos hay y que propiedades nos ofrecen cada uno de ellos.

Tipos de brotes, beneficios y cómo germinarlos
Tipos de brotes, beneficios y cómo germinarlos

Por lo general, las razones por las que los brotes son increíblemente buenos para la salud, principalmente son:

Los brotes o germinados son muy nutritivos

Seguro que te has planteado más de un vez que como es posible que la mayoría de los árboles grandes nazcan de una pequeña semilla. Cada grano o semilla tiene el potencial de convertirse en una planta completamente desarrollada porque tiene todos los nutrientes necesarios para el desarrollo inicial de la misma.

Esta es la principal razón por las que las semillas son nutritivas por defecto, a pesar de esto, las vitaminas y minerales presentes en ellas suelen estar ligadas a la germinación de las mismas. Esta germinación se produce cuando la semilla se humedece y empieza a brotar.

La composición química de la semilla se ve afectada por completo y para aprovechar todo su potencial nutricional, debes consumirla antes de que se transforme en una planta real.

Algunos brotes pueden proporcionar hasta 10 veces más nutrientes que en su estadio anterior en forma de semilla.

Los brotes son más fáciles de digerir

Algunas de las semillas crudas, contienen químicos que interfieren en su digestión, ya que no olvidemos que los frutos de las plantas suelen estar diseñadas biológicamente para atraer a otros predadores y que estos los dispersen cuando defecan.

Estos productos químicos presentes en las semillas interfieren con la digestión. Hay algunos de estos granos que pueden producir irritación, causar dolor de estómago, excesivas flatulencias y otros problemas similares.

Aunque parezca extraño, y como hemos dicho antes, los brotes difieren mucho en su composición, y suelen procesarse fácilmente por nuestro sistema digestivo.

Hay gente con problemas digestivos crónicos que pueden comer algunos tipos de brotes de forma segura.

Los brotes están llenos de antioxidantes

Los brotes son un alimento con un potencial nutricional muy importante y que deberíamos incorporar desde ya a nuestra dieta. En el proceso de germinación se produce un cambio en la composición, ya que aumenta drásticamente en el contenido de vitaminas de la semilla que se ha transformado en brote.

En algunos casos, se produce un incremento de un 30% de vitamina B o incluso un 60% más en el caso de la vitamina C.

La mayoría de las semillas germinadas, granos, frutos secos y legumbres contienen grandes cantidades de diferentes tipos de antioxidantes. Estos antioxidantes son los encargados de proteger a tu cuerpo de los radiales libres a los que estamos expuestos a diario. Además, estos son responsables de debilitar las células del cuerpo y acelerar el proceso de envejecimiento.

Según muchos investigadores, los brotes son el alimento del futuro, ya que son fáciles de obtener, fáciles de plantar, no necesitan mucha luz y su cantidad de nutrientes que poseen hacen que estos alimentos sean la alternativa perfecta para un cambio general en cuanto a alimentación se refiere.

Dicho esto, es momento de ver cuáles son los brotes más nutritivos que podemos añadir a cualquiera de nuestras comidas, cómo plantarlos y sus propiedades nutricionales.

Listado de los brotes más nutritivos que puedes comer

Hay una gran infinidad de brotes que puedes adquirir o plantar tu mismo, el listado de los principales brotes es el siguiente:

  • Brotes de soja
  • Brotes de alfalfa
  • Brotes de lentejas
  • Brotes de trigo
  • Brotes de brócolis
  • Brotes de rábano

Empecemos por los más comunes, los conocidos brotes de soja.

Brotes de Soja

Los brotes de soja son unos de los brotes más fáciles de cultivar, aunque tienen algo de miga al principio y es muy probable que tengas resultados mínimamente satisfactorios en tu primera vez, cuesta un poco hasta que te haces con el método para que te salgan lo más grandes y jugosos posibles.

La selección de la semilla de soja es clave, aunque podamos encontrar unas cuantas variedades en el mercado, no todas son iguales. Entre las más destacadas, son las variedades de soja mungo y soja adzuki.

La capacidad nutricional del brote depende de la variedad, pero por lo general, los brotes de soja son ricos en proteínas, ácido fólico, vitamina C, vitaminas B y hierro en menor medida.

Su contenido en ácido fólico hace que los brotes de soja sean recomendados para embarazadas o madres en etapa de lactancia.

Brotes de Alfalfa

Los brotes de alfalfa son un complemento perfecto para sándwiches, sobre todo porque aportan una textura crujiente. Al contrario que los brotes de soja, que se pueden añadir a sopas y caldos, no se recomienda que cocines los brotes de alfalfa.

Si te has decidido a cultivar los brotes de alfalfa en casa, no te preocupes, el grano de alfalfa es muy fácil de germinar y además se mantienen hasta 4 días en la nevera.

Los brotes de alfalfa aportan muchos nutrientes, son fuente de niacina y minerales esenciales como el calcio, zinc, magnesio y potasio, así como una fuente importante de fibra. Los brotes de alfalfa son ricos en vitamina C y riboflavina.

Los brotes de alfalfa se recomiendan para personas con problemas de osteoporosis por su contenido en calcio y para deportistas, gracias a su aporte de potasio, elemento básico para una buena salud muscular. Tiene componentes que regulan la producción hormonal, por lo que si padeces de algún un trastorno hormonal, debes consultar a tu médico antes de incluir estos brotes en tu alimentación.

Brotes de Lentejas

Los brotes de lentejas, que destacan por su poder nutricional, también son uno de los brotes más fáciles de germinar, necesitan estar en remojo durante 10 horas cada día, durante 4 días y necesitan ser enjuagados un par de veces al día para obtener los mejores resultados. ¿Quién no ha plantado lentejas como experimento de cuando era pequeño?

TE INTERESA:  Las mejores aplicaciones móviles de seguros de salud - 2018

Las lentejas en forma de brote son una fuente muy rica en proteínas, de hecho, es el brote con más porcentaje de proteína de todos.

Los brotes de lentejas también son ricos en vitamina C, tiamina, cobre y hierro, y especialmente ricos en ácido fólico y manganeso.

Se recomienda el consumo de brotes de lentejas en dietas para personas con tendencia hacia la anemia por su alto contenido en hierro. Puedes ver nuestra publicación sobre la anemia ferropénica si tienes problemas con la absorción del hierro.

Brotes de Trigo

Los brotes de trigo tienen un sabor muy suave y rico y son muy fáciles de digerir.

Para obtener germinados de trigo en casa, debes dejar los granos de trigo en remojo durante la noche y luego plantarlos en un pequeño macetero con un tierra, donde debes hechar los granos por encima y regarlos un poco. Tapa el macetero con un papel de periódico y humedécelo de vez en cuando hasta que veas los primeros brotes. De esta manera, los brotes de trigo crecerán de forma fácil, te en cuenta que debes mantener el macetero en un lugar con luz indirecta.

Nutricionalemte, los brotes de trigo son también una fuente alternativa de proteínas, un 23% de su composición son proteínas. Los germinados de trigo son una fuente muy destacada de potasio y hierro, y calcio en menor medida.

Entre sus propiedades más destacadas se incluyen su capacidad antioxidante y su capacidad para normalizar la tiroides.

Brotes de Brócoli

Este es uno de los brotes más curiosos y que adquirieron mucha fama cuando se publicó un estudio de la Universidad Johns Hopkins, donde se indicaba que la composición de los brotes de brócoli era especialmente beneficioso a la hora de aumentar la resistencia del organismo ante los agentes causantes del cáncer.

Cultivar tus propios brotes de brócoli también es muy sencillo. Sumerje las semillas en agua durante la noche. Al día siguiente prepara un macetero con un par de dedos de tierra, riégala un poco y hecha las semillas encima. Cubre el macetero durante cuatro días en un lugar sin luz, humedeciéndolo cada día. A partir de ese momento, ya podrás exponer los brotes a la luz.

Según un estudio de la Idaho State University, los brotes de brócoli obtienen su mayor potencial de nutrientes cuando se plantan en compost, pero también puedes hacerlos crecer sólo con agua.

Su gran cantidad de componentes básicos hace que los germinados de brócoli sean un complemento perfecto para aquellas personas con déficit nutricional, siendo un sustituto natural a los complementos minerales que encontramos en farmacias.

Los brotes de brócoli son una fuente perfecta para obtener fósforo, potasio, magnesio, manganeso, zinc y hierro en nuestra

Brotes de rábano

Si los brotes de brócoli eran un complemento perfecto a nivel mineral, los brotes de rábano son uno de los complementos perfectos para aportar un extra de vitaminas. Sin embargo, una de la mayor aportación de estos brotes, es ayudar a mejorar la función del hígado y la vesícula biliar, concrétamente destaca su capacidad para ayudar a eliminar la bilirrubina. Dicho esto son una un complemento perfecto para aquellas personas que sufren de ictericia o sus consecuencias. Su consumo también es recomendable para las mujeres durante la menopausia.

Cómo y dónde conseguir los brotes

Actualmente puedes comprar en cualquier supermercado y es la forma más fácil de adquirirlos, pero cultivarlos en casa es muy sencillo, tan sólo se necesita un pequeño recipiente, agua, papel de film y una goma. También puedes hacerlo sobre turba y conseguir brotes con más nutrientes.

Problemas de salud que puedes tener con tus brotes si no lo haces bien

Sobre todo tienes que ser cuidadoso con la preservación y limpieza de los brotes antes de consumirlos, ya que si el entorno donde se realiza la germinación no es muy salubre, puede ser un lugar prefecto para el desarrollo de bacterias con el Ecoli o la Salmonela.

Una vez cortados, si no vamos a consumirlos en el momento, te aconsejamos que los guardes rápido en la nevera para evitar su rápida oxidación.

Puedes seguir estas sencillas reglas de seguridad en el consumo y cultivo de brotes más importantes

  • Guarda los brotes que no vayas a consumir en el momento en la nevera, donde se pueden se mantienen durante hasta 5 días. Revísalos antes de comérterlos, si ves que cambian de color, están blandos o no huelen muy bien, es mejor que no los consumas.
  • Compra semillas orgánicas certificadas para tener unos germinados de máxima calidad. Incluso aunque sean de calidad, si vas a plantarlos en tierra, esta puede contener bacterias, por lo que nada mejor que lavarlos muy muy bien primero.
  • Elimina los restos de las cáscaras de las semillas, ya que al comerte el germinado crudo, es allí donde se almacenan todos los químicos que la semilla puede tener.
  • Ten cuidado con el moho en la germinación, si te excedes en el proceso de retención de humedad, se puede producir moho entre la semillas o en el recipiente.
  • Enjuaga las semillas antes de su germinado con agua abundante y limpia.

Siga estas reglas básicas de seguridad alimentaria en con los brotes y germinados y de esta manera podrás consumir todo tipo de brotes sin riesgo.

Esperamos que te haya parecido interesante nuestra selección de brotes. Te animamos a que pruebes a cultivarlos o si ya lo haces, nos puedes darnos tu opinión, contarnos algunas sugerencias y animar a otros usuarios a probar esta nueva forma de alimentos. Por supuesto puedes valorar y compartir esta publicación en las redes.

Listado completo de brotes y germinados, sus beneficios y cómo plantarlos
5 100% 1 voto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.