Brisbane – Guía de turismo, ocio, restaurantes, hoteles y más cosas que ver

En 1823, el explorador inglés John Oxley llegó a la bahía Moreton. Los ingleses habían conseguido por aquel entonces establecerse en muchos puntos de la costa este australiana. Las buenas condiciones de la bahía Moreton hicieron que allí, al año siguiente, el gobernador de Nueva Gales del Sur, Lord Brisbane, fundara una colonia. Lo hizo con presos que fueron obligados a trabajar dándole forma a la nueva ciudad. Unos años más tarde, en 1834, la ciudad pasó a llamarse Brisbane en su honor.

Brisbane - Guía de turismo, ocio, restaurantes, hoteles y más cosas que ver
Brisbane – Guía de turismo, ocio, restaurantes, hoteles y más cosas que ver

Actualmente, Brisbane es la tercera ciudad más grande de Australia, por detrás de Sydney y Melbourne, y en los últimos años está sufriendo un crecimiento impresionante de sus infraestructuras, servicios y habitantes.

Si estás pensando en visitarla, te proponemos en esta guía algunos de los mejores hoteles y restaurantes que pueden adaptarse a tu presupuesto y también buenos planes para aprovechar al máximo tu estancia en Brisbane. Si quieres descubrirlo todo sobre esta ciudad, no te pierdas ni un solo párrafo de esta guía.

Ubicación, a qué estado o región pertenece y tamaño de Brisbane

Brisbane es la capital del estado de Queensland, situado al noreste de la gran isla que es el continente australiano. Como hemos dicho, es la tercera ciudad más grande del país, con 2.308.700 habitantes en Junio de 2015, según el Australian Bureau of Statistics.

El Ayuntamiento de Brisbane se distingue del resto de ciudades de Australia porque acoge en un mismo edificio a todo el gobierno de la ciudad. En otras ciudades, como en el caso de Melbourne, por ejemplo, cada distrito tiene su propia asamblea.
El de Brisbane es, por tanto, el ayuntamiento más grande en términos de población y presupuesto. Controla una gran zona de unos 1367 km² dividida en 26 pedanías que eligen cada una a su propio concejal cada cuatro años.

Brisbane tiene algunas zonas con una alta densidad de población, como los distritos de New Farm, que supera los 6.500 habitantes por km² , Kangaroo Point, con 6.400 hab/km² o Highgate Hill con 5.500 hab/km² en el centro de la ciudad.

Características de la población de Brisbane

Brisbane, como el resto de ciudades australianas, tiene un alto porcentaje de población extranjera que ha llegado en busca de trabajo y un futuro con mejores expectativas. El 30% de la población de la ciudad no ha nacido en Australia.

Las tres principales nacionalidades de los inmigrantes de Brisbane son ingleses, neozelandeses e indios. Aproximadamente el 18% de las familias hablan una lengua diferente al inglés, como son el mandarín, el vietnamita, el cantonés o el español, entre otras.

Los suburbios al sur de la ciudad son los que acogen la mayor parte de estas poblaciones de inmigrantes. Barrios como como Sunnybank, Stretton, Robertson o Calamvale tiene un alto porcentaje de población de origen asiático, como los taiwaneses y los chinos. Es destacable que Brisbane tiene la mayor población de ciudadanos taiwaneses de toda Australia.

También hay numerosas poblaciones de inmigrantes europeos, tanto de los que han llegado en los últimos años en busca de trabajo y formación académica como de los que son descendientes de inmigrantes. Destaca, por ejemplo, la nutrida población de irlandeses. Muchos de ellos descienden de los primeros irlandeses que llegaron a Australia en las décadas de 1830 y 1840.

Sumados a todas estas comunidades encontramos gente de prácticamente cualquier región del mundo. Son, mayoritariamente, estudiantes europeos y americanos, empresarios de cualquier región y trabajadores con todo tipo de cualificación, desde los menos cualificados que proceden de países como Vietnam o Camboya hasta trabajadores con formación académica procedentes de Europa, EEUU, Canadá, o América del Sur.

En definitiva, Brisbane es un cúmulo de mezclas culturales que conviven en paz y convierten esta ciudad en una urbe cosmopolita, abierta al mundo y acogedora con los nuevos inmigrantes.

Sitios para visitar en Brisbane

Listamos a continuación los principales lugares de interés de la ciudad de Brisbane:

The Queen Street Mall: la calle de la Reina es la principal arteria de la ciudad. Esta calle acoge las principales tiendas y centros comerciales de la ciudad, así como restaurantes, bares, pubs, museos y centros culturales.

Pasear por ella y observar a los artistas callejeros, a los músicos y a los vendedores es la mejor forma de dejarse empapar de la cultura de la ciudad. A lo largo de toda la avenida se celebran numerosos eventos, especialmente conciertos los fines de semana. Esta calle es visitada por más de 26 millones de personas cada año.

The Story Bridge: el puente más emblemático de la ciudad. Une los barrios del norte y del sur de la ciudad sobre el río Brisbane. Fue inaugurado en 1940 y tiene una longitud total de 777 metros.

Por este puente pueden circular vehículos, bicicletas y peatones. Pero sin duda, uno de sus mayores atractivos es que en él se organizan actividades de escalada y rápel por su estructura metálica.

Para los más atrevidos es una de las mejores opciones para ver la ciudad de Brisbane desde una perspectiva diferente, desde las alturas.

The Myer Centre: un gran centro comercial ubicado entre las calles George, Elizabeth, Albert and Queen Street. Es uno de los grandes centros de ocio y entretenimiento en el corazón de Brisbane.
Acoge más de 180 tiendas especializadas en moda, artículos de hogar, regalos, belleza o electrónica, entre otras.

QueensPlaza: situado en la esquina entre Adelaide Street y Edward Street, es otro de los centros comerciales insignia de Brisbane. En este caso, esta gran superficie llena de pequeñas tiendas es la exaltación del lujo. Aquí se encuentran tiendas como David Jones, Tiffany & Co., Louis Vuitton, Aesop, Mimco o Alannah Hill.

Cathedral of St Stephen: es uno de los grandes edificios históricos de la ciudad. Esta catedral, ubicada en el centro de Brisbane, fue construida entre los años 1864 y 1922, para dar cabida a una población cada vez mayor de inmigrantes católicos.

Es curioso que hasta un edificio histórico como este refleja los diferentes estilos de la población de Brisbane, que a lo largo de los años ha ido añadiendo acabados y decoraciones, así como acondicionando nuevos espacios dentro del templo. El resultado es un edificio que no se puede catalogar en un único estilo arquitectónico y que, a día de hoy, sigue funcionando como centro de reunión de los católicos de la ciudad.

Los Jardines Botánicos: es otro de los lugares emblemáticos de la ciudad. Los jardines botánicos de las ciudades australianas, al menos la mayoría de ellos, como el de Brisbane tienen su origen en la conquista inglesa de la isla durante el siglo XIX.

Muchos naturalistas, biólogos, científicos y exploradores crearon estos parques para realizar estudios sobre la flora local de Australia y a día de hoy son grandes extensiones de terreno que llaman la atención de los turistas porque en un solo espacio se puede conocer la mayor parte de la vegetación del país.

El jardín botánico de Brisbane no es una excepción e incluye, además, numerosos ejemplares de plantas exóticas de todo el mundo. Cuenta con cerca de 25 hectáreas de terreno abiertas al público que pueden visitarse tanto de día como de noche. Siempre está lleno de gente, porque está al lado de la Universidad.

SouthBank: es el nombre de uno de los barrios más conocidos de Brisbane. SouthBank es el lugar ideal para relajarse y pasar el día entero disfrutando de todo lo que ofrece. Está junto al río Brisbane, apenas a diez minutos del centro.

Aquí se ubica un gran parque creado para la Exposición Mundial que se celebró en la ciudad en 1988. Se pueden encontrar grandes zonas verdes de bosque y con césped para tumbarse a tomar el sol; también un parque de atracciones con una gran noria, numerosos restaurantes y cafés, un templo budista (construido para la World Expo’88) llamado Nepal Peace Pagoda y, por supuesto, el mayor atractivo de la zona, una playa artificial en pleno corazón de la city llamada Streets Beach, donde acuden miles de personas cada verano.

West End: es otro de los barrios por los que merece la pena dejarse caer. Es el barrio más colorido y más natural, más hippie si se quiere llamar así.

Hay graffitis por las calles que son auténticas obras de arte, se pueden ver edificios con decoraciones impresionantes en madera y muchos pequeños jardines entre las casas e incluso dentro de los edificios. Es frecuente encontrar música en sus calles, terrazas al aire libre, tiendas de artesanías y un ambiente pintoresco que invita a pasear tranquilamente por él.

Monte Cootha: Algo apartado del centro se encuentra este gran monte desde el que se pueden apreciar unas increíbles vistas de la ciudad de Brisbane desde un mirador. Aquí también encontrarás un planetario y otro jardín botánico que también merece la pena visitar, los Mount Coot-tha Botanic Gardens.

Sitios para ir en familia en Brisbane

Repasamos a continuación los mejores lugares para visitar en familia en Brisbane. Planes especialmente pensados para los niños y lugares para que disfruten realizando decenas de actividades con la que además de divertirse pueden aprender:

Wintergarden: Se encuentra en el pleno corazón del Queen Street Mall. El Wintergarden es un centro comercial que ofrece experiencias para toda la familia como ningún otro centro de la ciudad.

Posee tiendas de ropa de las mejores marcas como Lee o Tommy Hilfiguer, así como restaurantes, boleras, barbacoas, zonas de juegos, recreativos, etc.

Se trata, en resumen, de un centro comercial en el que puedes pasar todo el día. Eso sí, no es demasiado recomendable para quienes quieren ajustar al máximo su presupuesto.

El Zoo de Brisbane: es otro plan muy recomendable si viajas en familia. Es el zoológico más grande de Australia y tiene fama mundial gracias a la figura de Steve Irwin, el conocido como “el cazador de cocodrilos” en su papel de estrella televisiva en un programa que llevaba el mismo nombre. Se encuentra al norte de la ciudad, a unos cuarenta minutos en autobús.

Abre diariamente desde las 9:00 hasta las 17:00 horas, y los precios de la entrada general son 59$ para los adultos y 35$ para niños entre 3 y 14 años. Hay también descuentos para estudiantes y jubilados (47$).

Sea World Aquatic Zoo: También a las afueras de la ciudad, al sur, se encuentra otro de los destinos preferidos para los turistas que viajan en familia. No se trata de un acuario al uso, ya que también hay animales que no son marinos. Aquí se pueden ver delfines, focas y otros animales que realizan espectáculos.

Además, se pueden reservar desde aquí experiencias como la navegación entre tiburones, que se realiza con barcos que tienen el fondo de cristal. El horario es de 9:30 a 17:00 horas y la información sobre precios puede consultarse en el enlace adjunto.

Queensland Museum: es otra de las buenas opciones para realizar turismo activo con los más pequeños. El museo Queensland tiene una amplia oferta de exposiciones para niños y adultos, especialmente en los campos de biología, paleontología, medicina e historia, entre otras.

Hay exposiciones permanentes sobre insectos, dinosaurios, ciencia, inventos contemporáneos o historia de la región de Queensland. El museo abre diariamente desde las 9:30 de la mañana hasta las 17:00 de la tarde. La entrada general es gratuita, aunque tiene una zona reservada llamada Sciencentre, donde se celebran las exposiciones científicas más relevantes cuya entrada cuesta 14,50$ para adultos y 11,50$ para niños entre 3 y 15 años, que deben ir acompañados de un adulto.

Además de estos planes, cualquiera de los lugares que hemos mencionado en el punto “Sitios para visitar en Brisbane” es apto para visitar con niños. Brisbane es una ciudad en la que se le da gran importancia al ocio y disfrute de los más pequeños, por lo que prácticamente en todos los lugares turísticos hay opciones para que los niños no se aburran.

Parques naturales cercanos a Brisbane

D’Aguilar National Park: Este parque nacional se encuentra a unos 30 kilómetros al noroeste de la ciudad de Brisbane. La parte situada más al sur se denomina Brisbane Forest Park, mientras que la zona más al norte pertenece al Monte Mee.

Desde este promontorio se pueden observar unas vistas espectaculares de la bahía Moreton, la bahía en la que se asienta Brisbane. Este parque natural tiene unos extensos bosques de eucaliptos y acoge a más de 240 especies de pájaros. Sin duda, un lugar imprescindible para los amantes de la naturaleza, del cicloturismo y del senderismo.

Lamington National Park: se encuentra situado a unos 110 kilómetros al sur de Brisbane. Su mayor virtud es que tiene una gran cantidad de rutas que se pueden recorrer caminando, excursiones que pueden alargarse varios días y todos los servicios de camping, guarda forestal, lugares donde aprovisionarse, etc.

Si tu plan es hacer algo de deporte y disfrutar de la naturaleza, el Parque Nacional de Lamington es el lugar adecuado. Además, en lugares indicados dentro de este parque se pueden llegar a ver ornitorrincos. Eso sí, déjate guiar por un especialista y ármate de paciencia porque son animales muy esquivos y no son fáciles de ver.

Moreton Island: en el centro de la bahía Moreton se encuentra la isla con el mismo nombre, una gran masa de arena (la tercera isla de arena más grande del mundo) que ha conformado un paraíso de playas y bosques muy cerca de Brisbane. A la isla solo se puede acceder por mar, mediante los ferrys que viajan periódicamente. El recorrido dura aproximadamente 75 minutos y cuesta 52$ para personas a partir de 16 años y 35$ para niños entre 5 y 15 años.
Los ferrys también permiten el transporte de vehículos con reserva previa.

En la isla se pueden realizar actividades como buceo, deportes acuáticos, pesca o senderismo. La isla Moreton es, sin duda, una de las joyas naturales de Brisbane.

Bribie Island y North Stradbroke Island: estas dos islas son las compañeras de Moreton Island en la bahía Moreton. Las dos islas tienen buena parte de su territorio declarado como parque nacional y por tanto el turismo está muy controlado. Aun así, adentrarse en sus bosques o practicar deportes como el submarinismo o el surf en sus playas es un buen plan para sacarle todo el partido a estas maravillas naturales.

Estas dos islas, junto con Moreton, ejercen como guardianes de la bahía de Melbourne. Frenan los vientos y las grandes corrientes que llegan desde el mar del Coral, por lo que la bahía y la desembocadura del río Brisbane se convierte en un lugar apacible para pasear o para admirar el paisaje. A North Stradbroke Island solo se puede acceder en ferry, mientras que a Bribie Island se accede a través de un puente que conecta la isla con el continente.

La ventaja de visitar Brisbane es que, aparte de estas grandes reservas naturales, no hace falta salir de la ciudad para disfrutar de la naturaleza. En plena ciudad se pueden encontrar decenas de parques y jardines, algunos de ellos enormes como el Roma Street Parkland o los Minnippi Parklands.

Playas cercanas a Brisbane

Este es quizá uno de los apartados en los que Brisbane tiene menos que ofrecer. A pesar de estar junto a la costa, la ciudad no tiene tan buenas playas como en el caso de Sydney o Melbourne. Hablamos a continuación de las playas cercanas a Brisbane:

Nudgee Beach: es una de las playas más cercanas al CBD, el distrito central de negocios de Brisbane aunque no tiene vigilancia. La característica principal de esta playa es que tiene unas aguas muy tranquilas y la zona está rodeada de humedales (como los de Boondall), lo que le da un aspecto más salvaje que una playa convencional. Dispone también de un largo paseo para recorrer andando o en bicicleta.

Suttons Beach: es una de las playas más populares para familias que buscan un lugar tranquilo junto al mar para ir con los más pequeños. En esta playa los niños pueden jugar y correr sin peligro. Es también un lugar popular para los amantes del surf y de otros deportes acuáticos. Está equipada con atracciones para niños, barbacoas, mesas, carriles bici para los ciclistas y baños públicos. La playa solo está vigilada por socorristas los fines de semana.

Woorim Beach: Hemos mencionado antes que una de las islas de la bahía Moreton es Bribie Island. Allí, relativamente cerca del puente que une la isla con Brisbane se encuentra Woorim Beach. De las playas de la zona que están patrulladas por vigilantes es la más cercana a Brisbane. Es el lugar preferido para nadadores, surfistas, caminantes, pescadores y familias que acuden a hacer picnic.

Home Beach: esta playa se ubica en la isla de North Stradbroke y tiene más de un kilómetro de largo. No está vigilada, pero es, sin duda, una de las playas más bonitas de Brisbane.

La desventaja de todas estas playas es que están fuera de la ciudad. A algunas se puede llegar en autobús y a otras hay que llegar con nuestro propio vehículo, por lo que se pierde bastante tiempo en los trayectos.

Por eso, si quieres aprovechar el tiempo al máximo, la opción más recomendable para disfrutar de la arena, de los pequeños chiringuitos y del sol es la playa artificial Streets Beach, en el barrio de SouthBank. Se puede llegar andando o en transporte público desde cualquier punto de la ciudad y tiene todo lo que se le puede pedir a una playa sin salir del centro.

Fiestas populares de Brisbane

Brisbane celebra algunas fiestas populares que resultan también un atractivo turístico para la ciudad. Las listamos a continuación:

Año Nuevo: Se celebra el 1 de enero, excepto si cae en sábado o en domingo (en ese caso, se traslada al lunes siguiente). Esta fecha es festiva en toda Australia.

Día Nacional de Australia: Se conmemora cada 26 de enero, el día en el que la flota de Arthur Phillip llegó las costas de Australia. La jornada es festiva en todo el país, es una fiesta patriótica, en la que las ciudades se llenan de banderas y todo el mundo va a los parque a comer una barbacoa y a beber cervezas con la familia.

Día del Trabajador: En el estado de Queensland, este día se celebra el día 2 de Mayo, siendo día festivo en todo el estado.

Día de ANZAC: El Día de Anzac es el día en que Australia recuerda a quienes sirvieron al país durante la guerra. Se celebra para conmemorar a los soldados de las Fuerzas Armadas de Australia y Nueva Zelanda (ANZAC) que lucharon en la batalla de Gallipoli, en Turquía, durante la Primera Guerra Mundial.

Es un día de exaltación patriótica y en las ciudades de todo el país se realizan servicios conmemorativos, desfiles, marchas y homenajes a los militares, tanto a los actuales como a los veteranos de guerra. Se celebra el 25 de abril en todo el país.

Festividad del cumpleaños de la Reina: En Australia se celebra el cumpleaños de la Reina de Inglaterra porque este país forma parte de la Commonwealth, por lo que oficialmente la Reina Isabel es la jefa de estado. En todos los estados y territorios excepto Australia Occidental, se celebra el cumpleaños de la Reina el segundo lunes de junio.

Royal Queensland Show: esta festividad, comunmente conocida como Ekka, se celebra en agosto en Brisbane. Es el evento más grande que organiza la ciudad durante todo el año, una feria cuyos orígenes se remontan hasta 1876. La feria se nutre de todo tipo de actividades que tiene que ver con la agricultura, la ganadería, los deportes, la educación y la cultura, entre otras cosas.

Se organizan competiciones deportivas, degustaciones gastronómicas, compra-venta de todo tipo de productos locales, exhibiciones con animales, actividades para los más pequeños, conciertos, exposiciones, etc… La feria está presente en el centro de la ciudad durante diez intensos días.

Riverfestival: es otro de los acontecimientos más importantes del año en Brisbane. Se celebra en Septiembre, con la llegada de la primavera, en el barrio de SouthBank junto al río.

Se organizan espectáculos increíbles de fuegos artificiales y un intenso programa cultural que incluye obras de teatro en las calles, conciertos, exposiciones en los principales edificios de la ciudad, lecturas de poemas, proyección de cine, etc.

El Riverfestival, también llamado simplemente Festival de Brisbane, es uno de los acontecimientos en los que la ciudad de Brisbane acoge mayor número de turistas.

Fin de Año: Cada 31 de diciembre, las calles de Brisbane se convierten en el escenario de un fastuoso espectáculo de fuegos artificiales, similar al que se puede ver en todas las grandes capitales mundiales. Todo el mundo sale a la calle para dar la bienvenida a un nuevo año.

Mejores restaurantes baratos en Brisbane

La cocina de Brisbane es el resultado de la mezcla de orígenes de su población. Más que hablar de productos típicos de la ciudad, podemos hablar de restaurantes que combinan el estilo de la cocina australiana con recetas de otros lugares del mundo, entre las que destacan, por ejemplo, la comida asiática, los productos típicos de la dieta mediterránea o las especias más populares de países como India o Tailandia.

Hablamos en este punto de algunas opciones para comer barato en Brisbane:

Double Shot New Farm: un restaurante que ofrece productos clásicos, pero bien combinados, frescos y bien presentados. Es la virtud de hacer mucho con muy poco y ponerlo a disposición de todos los mortales a precios muy asequibles.

Fat Noodle: es otra opción barata para quienes les gusta la comida asiática. Las mejores tradiciones de la comida china, vietnamita y tailandesa se dan cita aquí. Se pueden degustar bastantes raciones con precios que solo tienen un dígito, algo difícil de encontrar (si hablamos de comida con un mínimo de calidad) en el conjunto de las grandes ciudades australianas. Y también tienen platos principales más contundentes por precios entre 12$ y 15$.

Pando Café: en pleno centro de Brisbane, en el corazón del CBD se encuentra este restaurante-cafetería en el que puedes tomarte un buen café para desayunar o un comer alguna de sus elaboraciones. Ofrecen platos como ensaladas, tortillas, sopas, hamburguesas, wraps, patatas, repostería, etc. Es una buena opción para reponer fuerzas por poco dinero si estás por el centro.

Rincones como estos hay por todo Brisbane. Y especialmente en algunos barrios, como el de New Farm, en el que se pueden degustar platos de todas partes del mundo e, incluso, algunas delicias exóticas por poco dinero, como las carnes de canguro o de cocodrilo. Otra de las opciones para comer barato es comprar carnes o pescados en algún supermercado y acudir a alguno de los infinitos parques públicos que disponen de barbacoas al aire libre. Haciendo esto, además de ahorrarte unos cuantos dólares en la comida, te sentirás como los auténticos australianos, que aman las barbacoas.

Mejores restaurantes relación calidad-precio en Brisbane

Los restaurantes que listamos a continuación no son tan baratos como las opciones anteriores. Son lugares que, por un precio algo mayor (en la media del gremio de la restauración en Brisbane) ofrece comidas de calidad y con toques extranjeros de los que hablábamos antes. Estos son algunos de los mejor valorados:

Bella Tiarnie Italian Restaurant: un pequeño rincón de Italia en Brisbane. Buena pasta, buenas pizzas, buenos productos mediterráneos. Una buena opción para cenar o comer y quedarse a gusto a precios razonables.

Vapiano: es otra de las buenas opciones si te gusta la comida italiana. Ofrece dos de las cosas más importantes en un restaurante, productos de calidad a un precio normal para estar en pleno centro de Brisbane.

The Guilty Rogue: un lugar donde comer, estilo pub, especialista en carnes a la brasa, hamburguesas, etc. El paraíso para los carnívoros, vamos… Tiene fama por la buena calidad de sus carnes, por lo que siempre hay gente en sus mesas.

Estas son nuestras opciones, pero estamos seguros de que hay muchas más opciones para comer bien en Brisbane a precios no demasiado desorbitados. Si conoces algún rincón para comer que no hayamos mencionado, ¡no dudes en dejarnos un comentario y lo añadiremos a la lista!

Mejores restaurantes caros, exóticos o exclusivos en Brisbane

Brisbane, como todas las grandes ciudades, tiene también una importante oferta de establecimientos de lujo, que incluyen restaurantes, hoteles (que veremos más abajo) y tiendas de ropa de primeras marcas como las que hemos mencionado anteriormente.

Para los sibaritas gastronómicos y los amantes de la alta cocina nos centramos aquí en algunos de los restaurantes de mayor renombre entre la comida de alta calidad de esta ciudad:

E’cco Bistro: en un local con cierto tono rústico, este restaurante ofrece una de las mejores cocinas de la ciudad. Platos sofisticados, con productos exóticos y precios no aptos para todos los bolsillos. Se sitúa en el barrio de West End, en Boundary Street.

Urbane: es otro de los restaurantes que llama la atención por su elegancia y por la sofisticación de sus presentaciones. Tiene menús “omnívoros” y “herbívoros”, como ellos mismos lo definen en su web. Por mostrar una pequeña parte de sus opciones, el menú general de degustación de 5 platos cuesta 110$. Se encuentra en el 181 de Mary Street, en pleno centro de Brisbane

Cinco Bistro: algo más alejado del centro, en el 589 de Old Cleveland Road, en el suburbio de Camp Hill se encuentra este restaurante que ha ganado fama en los últimos años. Está entre los 500 mejores restaurantes de Australia y en febrero de 2016 fue galardonado con el premio a la mejor selección de vinos del mundo. Ofrece todo tipo de platos a la carta que acompañados con buenos caldos encarecen notablemente la cuenta. Eso sí, los productos son de la mejor calidad.

Hay otros restaurantes de calidad que también merece la pena mencionar en este apartado. Es el caso del Aria, del Squire o del Public. Todos ellos han sido reconocidos con diversos premios y están en la lista de los mejores restaurantes de Brisbane.

Cabe destacar que, en la mayoría de restaurantes, especialmente en los más exclusivos como los anteriores, el acompañamiento de un buen vino encarece (y mucho) la cuenta final. En algunos casos, el ticket puede subir 100$ al pedir un vino.

Mejores hoteles baratos en Brisbane

Pasamos ahora a hablar de los alojamientos. Empezamos con los más modestos y económicos. Son los famosos backpackers, hostales pensados para mochileros, viajeros de paso y estudiantes. Suelen tener habitaciones comunitarias con literas y baños compartidos, aunque todos ellos tienen también habitaciones privadas con baños particulares. Es decir, que aunque estén pensados para mochileros (muchos hacen referencia a ello en su propio nombre), pueden servir como hotel perfectamente si lo que queremos es ahorrar algo de dinero en el alojamiento.

Quienes regentan estos hoteles suelen ser muy amables especialmente con los extranjeros y ejercen también como oficinas de turismo en las que te recomiendan los mejores planes para disfrutar de la ciudad. Por lo general, son bastante escrupulosos con la limpieza. La mayoría de ellos, a pesar de no ser estancias de lujo, están muy cuidados y limpios y el personal es bastante atento.

Estos son algunos de los más populares:

Summer house backpackers
Brisbane Manor Hotel
Eton Hostel
Somewheretostay Backpackers
Nomads Brisbane Hotel
Some Room Backpackers

Los backpackers con habitaciones compartidas pueden estar bien para una temporada corta, unos días de paso en la ciudad o mientras buscas un alojamiento definitivo, pero al final resulta un poco agobiante compartir habitación con desconocidos.

La recomendación: si tienes que permanecer en uno de estos hoteles durante una temporada más larga de lo deseado, trata de ser abierto y adaptarte a las diferentes situaciones con gente que no conoces. Al final, acabarás haciendo buenos amigos de cualquier parte del mundo.

Mejores hoteles relación calidad precio en Brisbane

Brisbane también cuenta con una amplia oferta de hoteles de gama media que son ideales para aquellos que no desean gastarse demasiado en el alojamiento, pero quieren disponer de un lugar silencioso y cómodo en el que descansar.

La mayoría de estos hoteles se encuentran cerca del centro de la ciudad, aunque no en el llamado Center Bussiness District. El precio de estos alojamientos es muy variable según la época del año, pero hablamos de precios entre 80€ y 140€ en la mayoría de los casos por una noche para dos personas. Algunos de estos hoteles son:

George Williams Hotel: Algo más barato que el anterior es este alojamiento que se encuentra apenas a cinco minutos andando de Queen Street Mall. Sus habitaciones son más sencillas y la decoración es más sobria, pero cuenta con aire acondicionado, calefacción, WiFi gratuito o posibilidad de Late Check Out hasta las 12 del mediodía, entre otras comodidades.

Alpha Mosaic: Un hotel moderno, con mobiliario renovado y todas las comodidades. Tiene habitaciones muy bonitas de todo tipo, desde la básica para dos personas hasta apartamentos residenciales para alquilar por varios días o semanas. Una ventaja: si reservas con más de dos semanas de antelación te aplican un 15% de descuento.

Mantra Richmont Hotel: un buen hotel de cuatro estrellas en pleno centro de Brisbane. Habitaciones modernas y camas muy amplias. Y lo mejor de todo, grandes ventanales y terrazas con buenas vistas.

Rendezvous Hotel Brisbane on George: Otra buena opción en pleno CBD. Un hotel con piscina cuyo precio general no baja de los 125$ australianos. Resulta más caro que los anteriores, pero el precio incluye una posición privilegiada dentro de la ciudad.

Brisbane Internacional: Esta cadena cuenta con tres hoteles en Brisbane. Uno cerca del centro, el Windsor; otro al norte, el llamado Virginia; y otro al sur de la ciudad llamado Rocklea. El Windsor, situado a unos tres kilómetros del centro, cuenta con varios tipos de habitaciones modernas y sencillas, un restaurante italiano, piscina, gimnasio y sauna.

Mejores hoteles 5 estrellas o de lujo en Brisbane

Brisbane posee algunos hoteles de lujo en pleno centro financiero pensado para los visitantes más exigentes y, por supuesto, con más recursos. Son hoteles que disponen de los mejores servicios (sauna, jacuzzi, gimnasio, baños de lujo, suites amplísimas, servicio de habitaciones con comidas gourmet, etc. Además, prácticamente todos tienen un restaurante asociado que ofrece menús exquisitos para los paladares más exigentes.

Listamos a continuación los mejores hoteles de 5 estrellas en Brisbane:

Hilton Hotel
The New Inchcolm Hotel
Emporium Hotel
The Point Brisbane – Hotel
Gambaro Hotel Brisbane
Brisbane Riverview Hotel
Spicers Balfour Hotel

El precio de la mayoría de estos hoteles por una noche para dos personas no suele bajar de los 200$. Algunos cuestan incluso más en temporada alta o en fechas señaladas.

Mejores pubs de Brisbane

Los pubs son, quizá, los locales más completos, puesto que abren desde la hora de comer hasta bien entrada la madrugada y ofrecen comidas, meriendas y cenas, así como todo tipo de bebidas.

Uno de los barrios más concurridos en las noches de Brisbane es Fortitude Valley, también llamado simplemente The Valley. Es uno de los centros de la vida nocturna ya que en sus calles se concentran pubs, discotecas, fiestas, música en directo, etc.

Repasamos aquí algunos de los mejores pubs de Brisbane.

Statler and Waldorf: puede decirse que es uno de los pubs más importantes de Brisbane. Ofrecen una amplia carta con platos de buena calidad y bebidas de todo tipo. Se encuentra en Caxton Street, a unos 20 minutos del centro, y aunque no es barato siempre hay ambiente, especialmente las noches de los fines de semana y lo días entre semana en los que ofrecen promociones especiales y “happy hour”.

The Embassy: durante años fue un local maravilloso para tomar una cerveza en pleno centro de la ciudad, pero es que ahora también ofrece menús para comer y cenar. Productos como las hamburguesas de ternera a la brasa, el búfalo, el jamón ahumado o el pan de maíz lo han convertido en uno de los pubs más populares para llenar el estómago en compañía de unos amigos.

The Plough Inn: es otro de los pubs de moda. En su estética recuerda a los típicos pubs de estilo inglés. Y no solo eso, también su carta y su oferta de bebidas recoge el testigo de la tradición británica. Sin duda, un buen lugar para acudir a tomar algo en cualquier momento del día.

Por cierto, si te gustan los pubs de estilo inglés, o mejor dicho irlandés, no puedes perderte estos: Mick O’Malleys, Gilhooleys o Murphy’s. Pubs irlandeses en el corazón de esta ciudad australiana donde las cervezas, con la clásica Guiness a la cabeza, son las protagonistas.

Otro pub muy conocido (varios, en realidad) es el Pig ‘n’ Whistle. Hay seis en toda la ciudad, prácticamente uno en cada barrio de los que rodean al centro. Ofrecen apetitosos menús para cenar y bebidas de todo tipo, entre ellas una amplia carta de cervezas.

Zonas más peligrosas de Brisbane

Las ciudades de Australia tienen fama de estar entre las más seguras del mundo. Lo cierto es que urbes como Sydney o Melbourne tienen niveles de criminalidad asombrosamente bajos, y Brisbane está en la misma línea. Con todo hay ciertas zonas que los visitantes consideran más problemáticas. Es el caso, por ejemplo, del barrio de Logan, un barrio especialmente afectado por la pobreza e incluso con problemas de alcoholismo y drogas.

Ello no quiere decir que sean zonas intransitables o que convenga evitar, ya que no presentan mayores problemas de los que se pueden encontrar en cualquier gran ciudad de España o de Europa. Hay que tener en cuenta que el concepto “inseguro” no se puede comparar a otras grandes capitales del mundo. En Brisbane es difícil encontrarse con una situación verdaderamente peligrosa y la mayoría de problemas tienen que ver con delitos menores.

Lo cierto es que muchos extranjeros eligen esta ciudad para vivir por tener una mezcla de una altísima calidad de vida y unos bajos índices de criminalidad, lo cual no impide que puedan generarse problemas esporádicos como en todas las grandes ciudades.

Otro de los peligros que presenta Brisbane tiene que ver con la madre naturaleza. La ciudad se asienta sobre la desembocadura del río Brisbane en la bahía Moreton, por lo que el terreno tiene cierto riesgo de inundaciones que se agudiza cuando hay fuertes lluvias. Barrios como Oxley, Bulimba, Rocklea, Coorparoo y New Farm han sufrido en las últimas décadas inundaciones que han causado daños en casas y enormes gastos de reparaciones. No son fenómenos que se repitan con frecuencia, pero conviene tener en cuenta este factor a la hora de, por ejemplo, buscar una casa para vivir.

Algunas recomendaciones adicionales para visitar Brisbane

Si tienes pensado viajar a Brisbane, lo mejor es que organices tu viaje desde España teniendo en cuenta el tiempo que vas a permanecer allí y los acompañantes con los que vas a visitar la ciudad.

No es lo mismo visitar Brisbane en solitario o en pareja a hacerlo con niños. En función de esto deberás adaptar tus planes y priorizar lo que te interesa ver, puesto que Brisbane tiene tantas cosas que ofrecer que es difícil poder llegar a todo.

La segunda recomendación es que aproveches tu estancia en Brisbane para acudir a conciertos, obras de teatro, etc. La ciudad tiene un intenso programa cultural que merece la pena descubrir. Y si puedes visitar la ciudad durante la celebración de alguno de los festivales que hemos mencionado más arriba, mejor que mejor.

Conclusiones

Como puedes comprobar Brisbane es una ciudad con infinidad de posibilidades turísticas. Hay planes para los más jóvenes y también para familias con niños. Hay actividades durante todo el día en zoos, museos o acuarios, y también una amplia oferta de ocio nocturno. Brisbane cuenta con una extensa oferta de alojamientos y restaurantes para prácticamente todos los bolsillos y lo mejor de todo es que puedes encontrar comida de todo tipo y con el estilo diferente de otros países.

La desventaja es que, como el conjunto de ciudades australianas, Brisbane es una ciudad cara. Comer, dormir y visitar los principales lugares de interés sale mucho más caro que en otras grandes ciudades, especialmente si se viaja con niños.

A pesar de todo, Brisbane es una ciudad integradora y que, sobre todo, está creciendo a pasos agigantados. Por eso muchos españoles piensan no solo en viajar de turismo sino en quedarse y tratar de buscarse una nueva vida dentro de las inmensas oportunidades que ofrece Australia.

Un ejemplo es el proyecto que durante los próximos años modificará varias calles y edificios del CBD. El proyecto se centra en William Street y los grandes edificios adyacentes, y costará casi diez millones de dólares, generando una gran demanda de puestos de trabajo relacionados con la ingeniería y la construcción.

Por eso, si tú también estás pensando en emigrar a Brisbane o a cualquier otra ciudad australiana para trabajar, no puedes perderte nuestra “Guía para trabajar en Australia”. En ella obtendrás información sobre los visados necesarios, el estilo de vida en el país y muchos otros asuntos que tendrás que tener en cuenta para viajar. Y si tu objetivo es estudiar en Australia, no te pierdas esta macro-guía con toda la información relevante para estudiantes: “Guía para estudiar en Australia“.

En cualquier caso, si vas a visitar este país, te recomendamos que le eches un vistazo a esta guía: ¿Es seguro viajar a Australia?, así como este apartado con las últimas noticias sobre la seguridad en Australia, con las que podrás hacerte una idea de la situación general del país y los riesgos a los que puedes exponerte.

Esperamos que esta guía turística te haya sido útil para descubrir una de las ciudades más potentes de Australia. Si crees que falta algún dato o crees que puede haber algún error, no dudes en dejar un comentario. Y si ya has viajado a Brisbane y has descubierto algún sitio que te ha sorprendido, ¡no dudes en compartirlo con nosotros! Seguro que sirve de ayuda para otros turistas.

Brisbane – Guía de turismo, ocio, restaurantes, hoteles y más cosas que ver
5 100% 2 votos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.